EL PECADO, SIEMPRE LLEVA OSCURIDAD.

Confidencias de Jesús a un Sacerdote

Mons. Ottavio Michelini

30 de diciembre de 1975

ALBA DE RESURRECCIÓN

Te he hablado de fuerzas tenebrosas, de nubes que envuelven mi Iglesia.

Estas expresiones ¿son sólo formas de decir, o una realidad en la que es necesario creer?

Hijo, quiero aclararte bien esto, por eso traigo a tu mente al Profeta Isaías: “Levántate, revístete de luz porque viene tu Luz. La Gloria del Señor brilla sobre ti, porque he aquí que las tinieblas recubren la tierra, tupida niebla envuelve a las naciones pero sobre ti resplandece el Señor”.

Yo vine al mundo en una noche oscura.

La noche de los tiempos había caído sobre la humanidad.

Yo nací en el corazón de la noche para indicar las tinieblas que envolvían a toda la humanidad, provocadas por Satanás con la insidia tendida a los primeros padres.

La luz de la Gracia, fue suplantada en Adán y Eva y sus descendientes por la noche del pecado, de la ignorancia, del mal, de todo el mal.

No por nada fue anunciado mi Nacimiento por la aparición de una estrella en el cielo, y un resplandor prodigioso aclaró las tinieblas del establo en que Yo nací.

Yo, Luz del mundo, vine para hacer huir las tinieblas en las que la humanidad estaba envuelta.

Oscuridad intensa se hizo también en el Calvario. Era pleno mediodía cuando fui alzado de la tierra, pero desde aquel momento la luz del día se hizo cada vez más tenue; a ella sucedieron las profundas tinieblas cuando exhalé mi espíritu.

Tinieblas exteriores para indicar las tinieblas interiores de sacerdotes y escribas, fariseos y doctores y de todo el pueblo que, con malvado sadismo, habían querido asistir a mi Pasión y Muerte.

El pecado de soberbia

El pecado, hijo, lleva siempre oscuridad; de modo especial el pecado de Satanás. El pecado de soberbia espesa las tinieblas y las transforma en oscuridad total por lo que el alma contagiada no ve nada más.

No valieron los milagros realizados por Mí durante mi Pasión, como no valieron los milagros realizados durante mi vida pública. Ni siquiera la resurrección de Lázaro, a la que asistieron no pocos sacerdotes y doctores de la ley, sirvió para disipar la oscuridad en el espíritu de los presuntuosos sacerdotes del templo.

Así, hijo, tantas almas, tantos sacerdotes no ven ahora los milagros que Yo realizo a continuación en mi Iglesia. Mi Muerte fue acompañada por hechos preternaturales:

— Un violento terremoto hizo tambalearse la tierra.

— El templo de Jerusalén fue sacudido desde sus cimientos.

— El velo del templo se rasgó y algunos muertos resucitaron.

Ellos, los soberbios del Templo, nada vieron y nada entendieron, pero el Centurión, pagano, golpeándose el pecho dijo: “Verdaderamente éste era el Hijo de Dios”.

Oscuridad produjo entonces y oscuridad produce hoy el rechazo de Dios.

He aquí porqué te repito que muchos no aceptarán estos mensajes.

¿Por qué, hijo mío, he querido decirte esto?

Hay una gran analogía entre los tiempos actuales y aquellos de mi vida terrena, porque la Pasión sufrida por Mí está por renovarse en mi Cuerpo Místico.

¿Por qué te he dicho esto?

Porque escribas, sacerdotes y fariseos no faltan hoy tampoco y no son menos hipócritas que los de entonces.

Tú, no ves sino muy poco de la realidad en mi Iglesia: formalismo, mucho formalismo… ¡Y cuánta oscuridad!

¡Sí! No tardará la hora de las tinieblas.

¡No tardará el Viernes Santo para Mi Iglesia!

Pero Yo a él lo haré seguir una radiante, luminosísima alba de Resurrección.

Te bendigo, hijo mío.

(Confidencias de Jesús a un Sacerdote – P. Ottavio Michelini)

Un comentario sobre “EL PECADO, SIEMPRE LLEVA OSCURIDAD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s