BAYSIDE. LOURDES DE AMERICA.

#113 – PENITENCIA Y SACRIFICIO, PARTE I

“Haced penitencia, porque está cerca el reino de los cielos.” – San Mateo: 3:2

——————————————————————————–

COMO EN EL PASADO

“En la pasada historia del tiempo terrenal, hija Mía, Mi voz ha implorado por penitencia, expiación y sacrificio. He sido ahora arrojada a un lado en vuestra presencia, tal y como lo fui en el pasado.
“He venido a vosotros, hijos Míos, como una Mediadora del Padre Eterno, para traeros una gran advertencia. A menos que enmendéis vuestras maneras y hagáis un retorno completo de vuestro camino actual de destrucción, se permitirá que cosechéis vuestra recompensa en sufrimiento. Vuestra nación será purificada por medio de una prueba. Las lágrimas de los padres de familia caerán, ¡pero será demasiado tarde!

“Vuestra nación ha sido colocada bajo Mi protección, hijos Míos, pero tenéis una libre voluntad. Si tan sólo pudiese poner ante vosotros un cuadro completo de vuestro futuro, ¡regresaríais de rodillas al Padre Eterno! Es, hijos Míos, un cuadro de muerte.” – Nuestra Señora, 18 de Marzo, 1975

MATAN DE INANICIÓN EL ESPÍRITU

“Es, hija Mía, debido a que el mundo ha perdido la necesidad de sacrificio y penitencia, que ellas han llegado a este punto de asesinato de los no nacidos y de los pequeños. Ellas se preocupan más por las cosas materiales de su mundo, y matan de hambre el espíritu. Ellas acumulan todo lo que satanás ha puesto delante de ellas, pero no acumulan nada de lo que el Padre les ofrece sin costo alguno. Satanás ha puesto un precio sobre todo lo que os da. Su precio es vuestro espíritu eterno.” – Nuestra Señora, 18 de Marzo, 1975

FORZADOS A VUESTRAS RODILLAS

“El futuro, sí, las páginas deben dar vuelta, pero podéis aliviar el sufrimiento y las pérdidas a Nuestro adversario, satanás, si deseáis, si hacéis a un lado vuestro egoísmo y los placeres del cuerpo para rezar y hacer sacrificio por los días por delante cuando seréis forzados a rezar y sacrificar. ¡No se les pedirá—series forzados a vuestras rodillas!” – Nuestra Señora, 20 de Noviembre, 1971

ALMAS VÍCTIMAS

“Y he pedido, Mi Hijo ha pedido, muchas almas víctimas. El camino a la santificación será con sufrimiento. La penitencia y el sacrificio por la expiación para vuestro Dios por las ofensas cometidas contra Él deben sumarse y balancear la balanza más parejamente, hijos Míos.” – Nuestra Señora, 30 de Diciembre, 1972

CUÁN ENDURECIDOS LOS CORAZONES

“¡Cuán endurecidos (están) los corazones de muchos! Oh, pobre hombres ciegos que preferirían ver morir a muchos para que puedan ser rescatados de sus dudas, que verían a otros morir ¡para ser probados ciertos en su juicio! ¡Orgullo! El orgullo es propio de la última caída. ¿No podríais sacrificar vuestro orgullo destructivo para buscar en las moradas de Satanás sobre vuestra tierra para salvar a vuestros prójimos, vuestros hermanos y hermanas?” – Nuestra Señora, 10 de Abril, 1972

HA PRODUCIDO FRUTA

“Hija Mía, Nosotros recibimos los miles de Rosarios de tu nación que Nos fueron enviados por corazones amorosos. Vuestra prueba obediente ha producido fruta, ya que estos Rosarios y actos de sacrificio por almas víctimas quienes vienen a Nosotros como víctimas de amor por la salvación de almas en el conocimiento de lo que iba ser, Nuestro Padre reunió en apaciguamiento. Por lo tanto, el Castigo, tan justamente merecido, ahora será postergado.” – Nuestra Señora, 10 de abril, 1972

GUERRA DE LOS ESPÍRITUS

“Hijos Míos, es realmente una batalla de los espíritus. Recordad los ángeles. No los desechéis por la burla de los ignorantes y de aquellos quienes se han entregado a los caminos y modos del mundo y de Lucifer. ¿Es que no vale la pena el sacrificio por el corto tiempo permitido a la humanidad antes de la gran destrucción? ¿Es que no vale el sacrificio recibir el rechazo del mundo y ganar la vida eterna en el Reino del Cielo?” – Nuestra Señora, 26 de Mayo, 1979

CARDENALES Y OBISPOS

“Les he pedido a los cardenales y los obispos de Mi Iglesia pasar más tiempo en oración y meditación y sacrificio de los sentidos para obtener las gracias necesarias para conseguir más conversiones para Mi Iglesia, Mi Casa sobre la tierra. Pero Mis ruegos y el consejo de Mi Madre han caído sobre oídos sordos que, debido al orgullo y la arrogancia, se han hecho duros en sus corazones, insensibles en sus caminos, indiferentes a los lamentos de Mis ovejas. Oh, pastores Míos, qué grandes pruebas se os enviarán, ya que Yo os grito ahora desde el Cielo ¡que una Iglesia en oscuridad lleva una banda de muerte alrededor de Ella!” – Jesús, 26 de Mayo, 1979

PURIFICAD VUESTRAS ALMAS

“La Advertencia que vendrá sobre el hombre, y el gran Castigo, pronto estarán sobre vosotros. Es por el Corazón Misericordioso del Padre que vuestro tiempo ha sido prolongado, un tiempo para hacer enmiendas por vuestras vidas, para purificar vuestras almas de todo pecado, mortal y venial. Rezad mucho; sacrificad vuestros sentidos.” – Nuestra Señora, 24 de Marzo, 1974

PODER DE LA ORACIÓN

“El poder de la oración es grande. Debéis rezar por aquellos quienes se han puesto en contra de Mi Hijo. Aún ellos pueden ser devueltos por vuestras oraciones y vuestros actos de sacrificio.” – Nuestra Señora, 10 de Febrero, 1975

RESCATE

“Es sólo con el sufrimiento, hija Mía, que aprenderás la compasión por el que sufre. El mundo, hijos Míos, ha olvidado el valor del sufrimiento. Cuántas gracias ganáis cuando hacéis buen uso de vuestros sufrimientos y de vuestras pruebas, porque tenéis dentro de vuestro poder las gracias que pueden recuperar a muchas almas que esperan, del Purgatorio. Vuestros actos de sacrificio y sufrimientos también pueden rescatar a vuestros hermanos y hermanas quienes, de otra manera, caerían rápidamente en el abismo, porque no tienen a nadie quien se sacrifique ni quien haga penitencia por ellos, hija Mía. Pedimos muchas almas víctimas, hija Mía, víctimas para el misericordioso Corazón de Mi Hijo, víctimas quienes se ofrecerán para el equilibro para la humanidad.” – Nuestra Señora, 10 de Febrero, 1975

III GUERRA MUNDIAL

“Comprendes, hija Mía, la gran advertencia que le he dado recientemente al mundo. Sin el número contado de conversiones por el Padre; sin oraciones, sacrificio, y mucha expiación, que en este momento son dolorosamente necesitados, vuestro mundo estará inmiscuido en una tercera guerra de tan gran magnitud, hija Mía, que casi ninguna carne será salvada.” – Nuestra Señora, 29 de Marzo, 1975

“¡SUPLICAMOS VUESTRAS ORACIONES!”

“No llores por Mí, hija Mía, sino llore por tus hijos. Pero, madres, llorad por vuestros hijos, porque ellos son las verdaderas víctimas.

“Os He regado que remováis la corrupción en vuestra nación que ahora cubre, como la oscuridad del abismo, a vuestro gobierno, vuestras escuelas, y ahora la Casa de Mi Hijo. Pero sois apáticos a Mis advertencias. ¿Qué haréis ahora? La hora se acerca.

“Expiación, oración sacrificio—¡Nosotros os rogamos vuestras oraciones! Los de buen espíritu llevarán esto con gran corazón y coraje, hija Mía, pero tengas piedad de los que han descendido a la oscuridad. Ten piedad de la realización que ellos reciben—¡muy tarde, muy tarde!” – Nuestra Señora, 28 de Septiembre, 1971

EXPIACIÓN PÚBLICA

“¡Exigimos—el Padre ordena—expiación pública! La balanza debe ser equilibrada, porque a menos que logréis esto a través de vuestro sacrificio y actos de penitencia, ¡recibiréis un juicio mucho más severo que cualquiera que la humanidad haya tenido en la historia de vuestra creación!” – Jesús, 29 de Marzo, 1975

“MI VOZ HA CLAMADO”

“Sabed que en Su providencia, Él es todo-conocedor y busca la redención de la humanidad. El gran Castigo será un bautismo de fuego sobre la humanidad. Oración, expiación, y sacrificio—Mi voz ha llorado, ha implorado, ha suplicado para que la humanidad regrese ahora de su camino, o reciba un justo castigo del Padre.

“Vuestro país, América, los Estados Unidos—Yo he prometido protegerlo y extender Mi manto de amor sobre vosotros. Aún ahora muchos conspiran y planean destronar a Mi Hijo y desecharme a un lado. ¡Qué tontera la de la humanidad de rechazar las gracias del Padre que El os da con abundancia! Reunidlas, hijos Míos, Yo os pido. Reunid estas gracias ahora. Guardadlas como a un tesoro y dadlas a vuestros hijos, porque grandes pruebas se acercan a la humanidad. Vuestro país, por sus muchas abominaciones y pecados de inmoralidad, no estará libre del castigo.” – Nuestra Señora, 22 de Mayo, 1974

LOS EE.UU. CAERÁN

“Vuestro país, los Estados Unidos, y muchas naciones del mundo ahora están bajo el dominio de un gobierno sin dios. Como tal, sin oración, ni expiación ni sacrificio, Yo os digo ahora, como Madre vuestra, que vosotros, también, una nación orgullosa y arrogante como lo sois, los Estados Unidos caerán. Muchos sufrirán.” – Nuestra Señora, 30 de Mayo, 1981

NEGAOS

“Mi Hijo ha visto la contaminación que el hombre malo ha creado. La penitencia será severa. Pocos han escuchado Mis ruegos. Yo he ido por todo el mundo con lágrimas. ¿Quién ha buscado consolar Mi Corazón angustiado?

“Ahora podéis ver dentro de vuestros propios corazones y encontrar la respuesta de los días venideros, porque habéis hecho vuestra selección. Mi Hijos y Yo os hemos rogado por expiación, por sacrificio—que os neguéis a sí mismos estos placeres temporales de vuestra vida terrenal. En muchos lugares, en muchas maneras, Nosotros los hemos hecho a un lado.

“La carga de salvar a todas las almas ha caído sobre los pocos de verdadera fe. Todavía ha tiempo para reunir las almas. Por favor, os ruego ahora a que paséis cada momento, aparte de vuestras necesarias mundanas obligaciones, en oración y haciendo sacrificio. No hace mucho que Yo clamé esta advertencia, pero, también, pasó desapercibida.” – Nuestra Señora, 3 de Abril, 1971

SOLAMENTE AMOR Y ORACIONES

“Rezad, hijos Míos, por vuestros sacerdotes, vuestros obispos, vuestros cardenales. Demasiados pocos oran por ellos, porque en su admiración temerosa y su conocimiento, ellos creyeron en el pasado, hijos Míos, ¿pensáis que esta Jerarquía ten’a un pasaporte especial para el Cielo? No, hijos Míos, también tienen una naturaleza humana, y flaquezas humanas, y deben ser protegidos por la oración y la penitencia y el sacrificio, y esto significa la oración, penitencia y sacrificio de otros (nosotros los Católicos) para ellos.

“En vuestra caridad de corazón, en vuestro amor por la naturaleza humana de lo que Nosotros escuchamos al hombre hablar conforme caen en los errores del modernismo y del humanismo—El Verdadero Amor está en las oraciones y en el sacrificio que hace un individuo, porque cuando paséis el velo, os aseguro, sólo el amor y las oraciones os podrán seguir.” – Jesús, 20 de Mayo, 1978

RESCATAD

“Os doy Mi Corazón, hijos Míos, a todos los que se han unidos a Nosotros en esta batalla. Sostengo muy fuertemente a Mi Corazón a todos a quienes nos ayudan en esta batalla para salvar a Nuestros hijos. Os recompensaremos con las más grandes de las expectaciones. El reconocimiento más grande de vuestro Dios sería el de salvar a Sus hijos. Reunid a vuestros hermanos y hermanas—no perdáis a uno solo—y construid un enlace fuerte hacia Nosotros. Sí, rescatad a estas almas a quienes Lucifer ha comprado.” – Jesús, 28 de Septiembre, 1971

SOSTIENE LA BALANZA

“Penitencia, expiación, sacrificio, os He pedido y clamado. Vuestra nación ahora sostiene la balanza de la destrucción del mundo.” – Nuestra Señora, 10 de Febrero, 1973

ANTECEDENTES – “El Lourdes de América”

Verónica Lueken, la vidente de Bayside, fue esposa y madre de cinco hijos. Ella se fue a su eterna recompensa el 3 de agosto de 1995. Santa Teresita, la Pequeña Flor, le había prometido que la recibiría con un ramo de rosas rojas cuando llegara al Cielo.
Nuestra Señora se le apareció a Verónica en su casa el 7 de abril de 1970 para informarle que Ella se aparecería en los terrenos de la antigua iglesia de San Roberto Belarmino en Bayside el 18 de junio de 1970; que vigilias de oraciones fueran sostenidas allí (ahora se llevan a cabo temporalmente en el Pabellón Vaticano en el Parque Flushing Meadows), y que fueran dadas instrucciones completas al clero de su parroquia para prepararse para la primera visita de Nuestra Señora allí.
Nuestra Señora también pidió que un Santuario y Basílica fueran construidos en ese Sagrado Sitio, escogido por Ella, y que debía llamarse “Nuestra Señora de las Rosas, María, Auxilio de Madres.” Ella prometió venir en las vísperas de las grandes fiestas de la Iglesia. La Santísima Madre también le dio instrucciones a Verónica que divulgara los mensajes dados a ella por todo el mundo.

Nuestra Señora ha pedido que el Rosario sea rezado en voz alta por la multitud durante todas las Vigilias. Se les pide a todos arrodillarse ante la presencia de Jesús. Los Mensajes fueron repetidos palabra por palabra por Verónica. Ella también describía lo que veía. Todo ha sido grabado en cintas magnetofónicas.

Siguiente Directriz – #114 Penitencia y Sacrificio, Parte 2

Para comunicarse con nosotros, escriba a:
sonia@nuestrasenoradelasrosas.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s