DIVINA VOLUNTAD ORACIONES.

ORACIONES LUISA PICARRETA.
Oración de Ofrecimiento del Día
Esta oración fue copiada de un libro de oración y no fue escrita por Luisa, pero sí recoge el espíritu de su oración y de sus escritos. Puede decirse en cualquier momento del día, pero se les invita a hacerla al inicio del día, pues expresa nuestra voluntad de vivir en la Divina Voluntad.
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.
Oh Trinidad Santísima, este nuevo día lo iniciamos en tu presencia, haciendo la señal de la Cruz e invocándote. Que tu bendición renueve en mí el don de tu gracia, con la que me consagraste a Ti en mi bautismo, confirme en mí el don de tu semejanza, y llame la Vida de tu Voluntad a reinar en mi alma. Quiero renovar esta consagración, y la total entrega de todo cuanto soy, repitiendo junto con María nuestra Madre: “Hágase en mí según tu Palabra”; y junto con Jesús en el momento de su Encarnación: “Heme aquí Padre, que vengo para hacer tu Voluntad”. Pues quiero como Ellos, vivir sólo y siempre en tu Voluntad, y que sea Ella mi Vida, mi alimento, y mi Todo.
Oh Buen Jesús, ya que quiero que tu Voluntad sea mi Vida, y sabiendo que Ella tiene su Reino en tu Humanidad, te pido que me hagas entrar, me unas y transformes en tu Humanidad, y puesto que sin Ti nada puedo, tómame de tu Mano y ponme en la inmensidad de tu Voluntad, enséñame sus secretos, para que la ame y la posea, y así reinando Ella en mí, todo mi obrar sea efecto de tu Santísimo Querer. Ahora, unido a Ti y a María Nuestra Madre en la Luz de tu Divino Querer, donde todos y todo se encuentran, quiero cumplir con mi primer deber como criatura; quiero reconocer, acoger y corresponder a tu Amor y a tu Voluntad en sus tantas manifestaciones en la obra de la Creación, Redención y Santificación.
Padre Santo, en tu Santo Querer te repito: “Te amo y Gloria a mi Creador”, por todo cuanto has creado y hecho por mí y por todos. Te amo, te adoro, te bendigo y te agradezco”, por cada uno de mis hermanos y hermanas, pasados, presentes y futuros; por cada pensamiento, afecto y deseo; por cada latido, respiro, y movimiento; por cada mirada, palabra y obra; y por todo lo que se ha hecho, se hace y se hará.
Jesús, Hijo del Padre, en la Luz de tu Querer te ofrezco el beso, la correspondencia de amor, la adoración y la gloria, que todos te debemos por el Don de tu Vida y la de María nuestra Madre; por tu Encarnación y tu Nacimiento, por tu Infancia y tu Vida Oculta; por tu Vida Pública; por tus palabras y ejemplos; por tus milagros y los Sacramentos instituidos; por tu Pasión, Muerte y Resurrección. ¡Espíritu Santo, Amor del Padre y del Hijo!, Te alabo y agradezco por el Don de la vida, y por todas las gracias que has derramado en la Iglesia, dándole vida y santificándola.
Señor, al cumplir este deber de amor, paseando por cada una de tus obras, te pido que me reveles tu Voluntad y Amor en todas ellas, y las encierres en mi corazón. Quiero llevarlas todas a tu presencia, ofrecértelas, y pedirte junto con ellas a nombre nuestro y de todos, que “Venga tu reino, y que tu Voluntad se haga en la tierra como en el Cielo”.
Señor, quiero también recordar, poner mi “te amo”, y ofrecerte, el perfecto amor, la alegría y la fiesta, que al vivir y obrar en la Unidad de tu Voluntad, te dieron nuestros primeros padres Adán y Eva inocentes. Quiero unir mis pequeños actos a los suyos, y a los que han hecho y harán, todos los que hacen y viven en tu Adorable Voluntad, pidiéndote que restablezcas en la familia humana el orden primero de la Creación.
Oh mi Jesús, es mi intención y deseo, hacer todo en este día junto Contigo y en tu Voluntad, y que todo mi ser y todos mis actos, pequeños y grandes, naturales y espirituales, sirvan para hacer crecer la Vida de tu Voluntad en mi persona y en tu Iglesia, y sean una oración continua que te repita: “Salva a las almas” y “Venga tu Reino, tu Voluntad se haga como en el Cielo en la tierra”.
Oh Trinidad Santísima, para vivir siempre en tu Voluntad, te pido que me llenes del Espíritu Santo, me mantengas unido a Jesús nuestro Señor y a María nuestra Santísima Madre, y me concedas la ayuda y protección de los Santos Ángeles y de todos los Santos. Y ya que a Luisa, “La Pequeña Hija de tu Voluntad”, le manifestaste las grandes maravillas de “Vivir en tu Querer”, concédeme la gracia de imitarla en el amor a Ti y a tu Voluntad, y en su fidelidad y atención a cuanto le enseñabas; y haz que como en ella, el vuelo de todos nuestros actos sea continuo en tu Querer. ¡AMEN!
Consagración a la Divina Voluntad
Oh Voluntad Divina y adorable, heme aquí delante de la inmensidad de tu Luz, para que tu eterna bondad me abra las puertas y me haga entrar en ella, para formar mi vida toda en Ti, Voluntad Divina. Por eso, postrado ante tu Luz, yo el más pequeño entre todas las criaturas, vengo, oh adorable Voluntad, a la pequeña hilera de los hijos de tu FIAT Supremo.
Postrado en mi nada, suplico, ruego a tu Luz que quiera investirme y eclipsar todo lo que no Te pertenece, de modo que no haga otra cosa que contemplar, comprender y vivir en Ti, Voluntad Divina. Ella será me vida, el centro de mi inteligencia, la que me arrebate mi corazón y todo mi ser. En este corazón quiero que no tenga más vida el querer humano, lo desterraré de él y formaré el nuevo Edén de paz, de felicidad y de amor. Con Ella estaré siempre feliz; tendré una fuerza única y una santidad que todo santifica y todo lleva a Dios.
Postrado aquí invoco la ayuda de la Trinidad Sacrosanta, que me admita a vivir en el claustro de la Divina Voluntad, a fin de que retorne a mi el orden primero de la Creación, tal como fue creada la criatura.
Madre Celestial, Soberana Reina del FIAT DIVINO, tómame de la mano y enciérrame en la Luz del Querer Divino. Tú serás mi guía, mi tierna Madre, y me enseñarás a vivir y a mantenerme en el orden y en los recintos de la Divina Voluntad. Celestial Soberana, a tu Corazón confío todo mi ser. Tú me darás clases de Divina Voluntad y yo estaré atento a escucharte. Extenderás tu manto sobre mí, para que la serpiente infernal no ose penetrar a este sagrado Edén para seducirme y hacerme caer en el laberinto del humano querer.
Corazón de mi Sumo bien, Jesús, Tú me darás tus llamas para que me quemen, me consuman y me alimenten, para formar en mí la Vida del Supremo Querer.
San José, tú serás mi protector, el custodio de mi corazón, y tendrás las llaves de mi querer en tus manos. Custodiarás mi corazón celosamente y no me lo darás más, a fin de que yo esté seguro de no hacer ninguna salida de la Voluntad de Dios.
Ángel mío Custodio, hazme de guardián, defiéndeme, ayúdame en todo, a fin de que mi Edén crezca florido y sea el señuelo de todo el mundo a la Voluntad de Dios.
Corte Celestial, ven en mi ayuda, y yo viviré siempre en la Voluntad Divina.
¡AMEN!
Consagración de la voluntad humana a la
Reina del Cielo
Madre dulcísima, heme aquí postrado a los pies de tu Trono. Soy tu pequeño hijo, que quiero darte todo mi amor filial, y como hijo tuyo quiero entretejer todas las florecillas, las jaculatorias, mis promesas que tantas veces he hecho de no hacer nunca mi voluntad y, formando una corona, quiero ponerla en tu regazo como testimonio de amor y de agradecimiento a mi Madre.
Pero esto no basta, quiero que la tomes entre tus manos como señal de que aceptas mi don, y al toque de tus dedos Maternos me las conviertas en otros tantos Soles, al menos por cuantas veces he tratado de hacer la Voluntad Divina en mis pequeños actos.
Ah sí, Madre Reina, este hijo tuyo quiere darte los homenajes de luz y de Soles fulgidísimos. Sé que Tú tienes muchos de estos Soles, pero no son los Soles de este hijo tuyo; en cambio yo quiero darte los míos, para decirte que te amo y para comprometerte a amarme. Madre Santa, Tú me sonríes y con toda bondad aceptas mi don, y yo te doy gracias de corazón… Pero quiero decirte muchas cosas, quiero encerrar en tu Corazón Materno mis penas, mis temores, mis debilidades y todo mi ser como en el lugar de mi refugio; quiero consagrarte mi voluntad.
¡Ay, oh Madre mía, acéptala, haz de ella un triunfo de la Gracia y un campo donde la Divina Voluntad extienda su Reino! Esta mi voluntad consagrada a Ti, nos hará inseparables y nos tendrá en continuas relaciones; las puertas del Cielo no se cerrarán para mí, porque habiéndote consagrado mi voluntad, en cambio me darás la Tuya. De modo que o la Madre vendrá a estar con este su hijo, o el hijo irá con su Madre al Cielo. ¡Oh, que feliz seré!
Escucha Madre queridísima, para hacer más solemne la consagración de mi voluntad a Ti, llamo a la Trinidad Sacrosanta, a todos los Ángeles, a todos los Santos y delante de todos prometo, y con juramento, hacer solemne consagración de mi voluntad a mi Madre Celestial.
Y ahora Soberana Reina, para cumplimiento te pido tu Santa Bendición, para mí y para todos. Tu bendición sea el celestial rocío que baje a los pecadores y los convierta, a los afligidos y los consuele, baje sobre el mundo entero y lo transforme en el bien; baje sobre las almas purgantes y apague el fuego que las quema. Tu bendición materna sea prenda de salvación para todas las almas. ¡AMÉN!
Oración Actual Antes de cada acto mayor durante el Día
Oh Dios Todopoderoso y Eterno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, he aquí a tu hijo(a). He venido para hacer y vivir en tu Voluntad. ¡Hágase en mí según tu Palabra!
Señor Jesús, refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre, me fundo totalmente en Ti, para que seas Tú, Señor Quien lo haces TODO en mí y conmigo. A Ti Señor entrego TODO mi ser, mi vida, mis actos, absolutamente TODO; A Ti entrego mi voluntad, y con tu Gracia, acojo y tomo posesión de la Tuya Señor, porque Tú me la quieres dar.
Ven Divina Voluntad a obrar en mí, Ven a reinar en mí. Ven a ser mi vida, mi alimento, mi TODO. Anima mi cuerpo, mi sangre, mi alma, mi espíritu, mi inteligencia, mi memoria, mi voluntad, mis sentidos, mis latidos, mis respiros, mis movimientos, mis pensamientos, mis palabras, mis deseos, mis sufrimientos, mis oraciones y absolutamente todos mis actos voluntarios e involuntarios; todo mi ser y toda mi vida. Purifícame y santifícame. Lléname con el fuego de tu Amor. Ayúdame Señor a vivir en la Plenitud de tu Divino Querer, para que yo pueda darte todo el amor, honor y gloria que de todos y de cada uno a Ti pertenece. Infunde tu Espíritu en mí para que yo pueda orar y obrar como conviene, para que todo lo que yo haga sea para tu Gloria. Quiero ser Señor, Hostia viva donde Tú encuentres tu descanso, tu reposo, tu morada, y que Tú seas la mía. Abre mi mente y mi corazón. Ayúdame a vivir en la Plenitud de tu Divina Voluntad.
Oh Madre Santísima, a Ti entrego mi voluntad para que Tú me la cambies por la Voluntad Divina. Átala junto con la tuya Oh Madre, a los pies del Trono Celestial y dame la Voluntad Divina como centro de mi vida.
Luisa, pequeña hija del Divino Querer, enséñame y ayúdame a vivir en el Divino Querer.
Oh Santísima Trinidad, refugiado en el Inmaculado Corazón de nuestra Santísima Madre, fundido totalmente en Jesucristo nuestro Señor, y sumergido totalmente en el Infinito Mar de tu Divino Querer, y con Él reinante en mí y yo obrante en Él, quiero con tu Gracia, acoger y tomar posesión de Él, con todo lo que Él contiene, con todo tu Ser, tu Vida, tu Amor, todos tus Actos y Obras, tus Atributos y Cualidades Divinas; absolutamente TODO.
Oh Dios mío, con tu Divino Querer reinante en mí, y yo obrante en Él, vengo a…
(Ejemplo): …rezar este Santo Rosario, poniendo en acto todo lo que en estos misterios se encuentra, acogiendo y tomando posesión de todo lo que en ellos se encierra, haciéndolos vida en mí y en toda tu Santa Iglesia, y en la Unidad y Potencia de tu Voluntad, lo llevo a tu Trono Celestial y a todo y a todos, sellándolo con mi te amo, te adoro, te bendigo, te alabo, te glorifico, te reparo, te consuelo, te pido perdón, te doy gracias, y en todo, con todo y por todos, pidiéndote Señor que venga tu Reino y que tu Voluntad Reine en la tierra como en el Cielo.
La misma oración puede ser adaptada para usarla antes de la Santa Misa, del Rosario de la Divina Misericordia, de la lectura y meditación de la Biblia y de los escritos, etc., etc.; pero siempre meditando su contenido en constante actitud de Vida en la Divina Voluntad. También podemos rezarla antes de comenzar a trabajar, a estudiar o a cualquier otra actividad mayor. Esto se convierte eventualmente en una actitud de constante oración y entrega, con todos nuestros actos y vida animados siempre por la Voluntad Divina, hasta que eventualmente esta actitud de oración y vida constante en la Voluntad de Dios, se hace parte íntegra de nuestra naturaleza, se hace VIDA nuestra y Reina en nosotros, haciéndonos así Imágenes y Semejanza de Dios y partícipes de Su Divinidad
1
ORACIÓN DIARIA
Esta oración parcial, es un compendio personal y subjetivo de algunas oraciones ya conocidas por todos pero suplementadas mayormente por invocaciones inspiradas y extraídas de los escritos de Luisa Piccarreta. Son dirigidas a disponernos a gradualmente recibir todo lo que Dios en Su Infinito Amor quiere darnos, así como a una consagración total de todo nuestro ser y de todos y cada uno de nuestros actos a la Divina Voluntad (“árbol de la Vida”- Génesis 2: 9, Efesios 1:9, Apocalipsis 10: 7 y 22: 14), para que sea Ella acto primario y Vida nuestra; para que sea Ella con Su Potencia Divina, la que anime y rija absolutamente TODO en nosotros, tal y como era cuando Dios creó a nuestro primer padre Adán en su naturaleza original. Es sólo cuando Ella Reina en nosotros y nosotros hacemos TODO en Ella, que podemos ser “UNO en Dios” (Juan 17: 21), pudiendo así cumplir nuestra misión terrenal de crecer “a Imagen y Semejanza de Dios” (Génesis 1: 26), y de ser “partícipes de Su Vida Divina” (2 Pedro 1: 4, Catecismo # 375, L.G. 2, 2), “en la tierra como en el Cielo” (Mateo 6: 10), finalidad para la cuál fuimos creados por Él.
INVOCACIÓN
Por intercesión de Nuestra Santísima Madre, Madre del Verdadero Dios por Quien se vive, Reina de la Divina Voluntad y Corredentora, Medianera y Abogada nuestra, y de la Sierva de Dios Luisa Piccarreta, la pequeña hija de la Divina Voluntad, pido aquí la Unción del Espíritu Santo para todos los que oren la siguiente oración; para que vuestros corazones y vuestras inteligencias se abran de par en par a la Luz, Amor y Sabiduría Divina de Dios, y puedan llegar a vivir en la Plenitud de Vida en la Divina Voluntad que Él ha designado para cada uno de nosotros desde toda la Eternidad, para Su Gloria, y para la vuestra en la Suya. ¡AMEN!
Por la señal de la Cruz… En el nombre del Padre,…
Que tu Bendición oh Dios mío confirme en mí y en todos, el don de tu Semejanza, confirme lo que la Divinidad hizo en la creación del hombre y renueve la Consagración con la que me consagraste a Ti en mi bautismo. Que tu bendición Señor, imprima en nosotros el triple sello de la Potencia, de la Sabiduría y del Amor de las TRES Divinas Personas; que nos restituya la fuerza, que nos sane y nos enriquezca. Que sea Señor, la confirmación de tu Semejanza, la restauración de tu Divina Voluntad, y la reintegración de tu Imagen en mí y en todas las criaturas.
Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, he aquí a tu hijo, he venido para hacer y vivir en tu Voluntad. YO TE AMO, TE ADORO, TE BENDIGO, TE ALABO, TE GLORIFICO Y TE DOY GRACIAS. Te pido que infundas tu Espíritu en mí para que yo pueda orar y obrar como conviene y para que todo lo que yo haga sea para tu Gloria.
Ven Espíritu Santo, Ven por la poderosa intercesión de Nuestra Santísima Madre, tu amadísima Esposa. Abre mi mente y mi corazón- Lléname con la llama de tu Amor. Dame tus dones y tus gracias y seré creado, y renovarás la faz de la tierra. PURIFÍCAME Y SANTIFÍCAME. SANTO, SANTO, SANTO ES EL SEÑOR, DIOS DEL UNIVERSO, Llenos están… Hosanna en el Cielo… Bendito el… Hosanna en…
YO CONFIESO…… por mi culpa, por mi culpa……., por eso ruego a Santa Maria Virgen,….
Oh Padre Santo, perdóname la gran injusticia cometida contra Ti por mi rechazo a tu Voluntad, a tu Amor, a tu Vida; perdóname por mis pecados y los del mundo entero. Dame la Gracia para disponerme a restaurar tu Divina Voluntad en mí; para no pecar más; para dolerme…..etc.; y para darte reparación…….,etc., y poder así ser restaurado a Ti oh Padre Santo.
2
Oh Jesús mío, ven a obrar en mí. Que seas Tú Señor Quien lo haces TODO en mi, que seas Tú Quien lo haces TODO junto conmigo. Señor, Yo soy nada sin Ti. Ven Señor a hacerlo TODO conmigo. Yo no haré nada sin Ti y Tú no harás nada sin mí. Haz de mí lo que quieras. Quiero que mi vida sea tan solo la Tuya, y de la mía no quiero saber más nada. Yo quiero ser NADA Señor, para que Tú seas TODO en mí. TU ERES TODO! TODO LO QUE TENGO ES REGALO TUYO SEÑOR.
Yo quiero ser UNO en Ti con El Padre y El Espíritu Santo. Yo quiero ser transformado TODO en Ti Señor. A Ti Señor vengo refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre y te doy gracias, entrego y deposito en tus manos, TODO mi ser, mi vida, mis actos, mi voluntad, y con tu Gracia, acojo y tomo posesión de la Tuya Señor porque Tú me la quieres dar. Quiero ser UNO en Ti Señor; UNA sola VIDA, UN solo AMOR, UNA sola VOLUNTAD.
Hago mía tu Santísima Humanidad; me uno con mi voluntad a la Tuya, y junto Contigo quiero hacer lo que haces Tú Señor. Quiero que mis pensamientos, mi amor, mi voluntad, mis deseos, mis latidos, mis respiros, mis oraciones, mis sufrimientos y cada uno de mis actos sean UNO con los Tuyos, y repetir acto por acto TODO lo que Tú haces. Ven Señor a morar en mí y recibe todo lo que es Tuyo. Yo quiero oh Dios mío, ser HOSTIA VIVA donde Tú desahogues tu AMOR; yo quiero ser tu descanso, tu reposo, tu deleite, tu morada; y que Tú seas la mía.
Oh Jesús mío, que tu Divina Voluntad sea mía, pues esta es tu Voluntad y esta también es la mía; mi voluntad Señor piérdela en la Tuya y dame la Tuya para vivir. Jesús, todo lo derramo en Ti, para poderlo hacer, no en mi voluntad sino en la Tuya. Señor, ayúdame a no hacer nunca jamás mi voluntad, y a hacer y vivir solo de Voluntad Divina, aún a costo de mi vida y de cualquier sacrificio. Bendice Señor todo mi ser y mi obrar y séllalo con tu Voluntad, para que todo llame en mí a tu Divino Querer y a todos corra para darlo a conocer; para que sea principio, medio y fin de tu Vida en mí; para que sea mi guía y sostén, y me conduzca entre Sus Brazos a la Patria Celestial.
Revélame Señor el Padre, revélame Su Santísima Voluntad, y hazla reinar en mí como reina en Ti. Tu Querer Señor sea conocido, amado, y reine y domine en el mundo entero. Infunde tu Espíritu en mí para que pueda ser UNO en Ti con el Padre y el Espíritu Santo; para que yo pueda vivir en la Plenitud de tu Divina Voluntad y darte todo el Amor, Honor y Gloria que de todos y cada uno a Ti pertenece.
Señor Jesús, me fundo totalmente en Ti, para que seas Tú Señor Quien lo haces TODO en mí y conmigo. Señor, te pido que lo que Tú haces en tu Voluntad lo hagas junto conmigo, para que dándote yo el dominio sobre TODO, TODO se vuelva Voluntad tuya, hasta que puedas decir Señor: ‘Todo es propiedad de Mi FIAT en ti, nada te queda que sea tuyo, todo a Mí me pertenece, y así te doy Yo todo lo que pertenece a Mi Voluntad’.
Oh Santísima Madre, a Ti consagro todo mi ser, toda mi vida, todos mis actos, toda mi familia, absolutamente TODO. Oh Santísima Madre, a Ti entrego mi voluntad para que Tú me la cambies por la Voluntad Divina. Átala oh Madre junto con la tuya a los pies del Trono Celestial y dame la Voluntad Divina como centro de mi vida. Te ruego que me mantengas siempre refugiado en tu Inmaculado Corazón y que suplas por TODOS mis actos, para que sean siempre hechos y vividos en EL DIVINO QUERER.
3
Oh Santísima Madre, yo te pido que me ayudes a VIVIR contigo en la PLENITUD del Divino Querer. Unido a Ti oh Santísima Madre, me ofrezco contigo a la Santísima Trinidad para restituirles el honor y la gloria de toda la Creación, que nosotros le habíamos quitado haciendo nuestra voluntad. Escucha Madre queridísima, para hacer más solemne la consagración de mi voluntad a Ti, llamo a la Trinidad Sacrosanta, a todos los Ángeles, a todos los Santos, y delante de todos prometo, y con juramento, hacer solemne consagración de mi voluntad, de toda mi vida y de todos mis actos a mi Madre Celestial.
Oh Madre Santísima, yo soy TOTUS TUUS y acepto y acojo tu sello en mí. He aquí a Tu hijo, llévame a VIVIR en el Reino de la Divina Voluntad, y haz que Ella sea siempre mi PRIMER ACTO, mi ALIMENTO, mi VIDA. GRACIAS OH MADRE SANTA.
Oh Padre Santísimo,–he aquí a Tu hijo, He venido para hacer y vivir en tu Voluntad, Hágase en mí según tu Palabra. A Ti acudo refugiado en el Corazón Inmaculado de nuestra Santísima Madre y fundido totalmente en Jesucristo nuestro Señor. Oh Padre Santísimo, haz que yo cumpla en todo vuestra Santísima Voluntad. Haz que mis acciones sean UNA con las de Nuestro Señor Jesucristo, las de nuestra Santísima Madre, y las de TODOS LOS Ángeles y Santos, y para lograrlo, yo te ofrezco todos los actos de la Humanidad de Jesús hechos en tu Adorable Voluntad. Prepara mi alma para que por obra y gracia del Espíritu Santo, yo pueda llegar a vivir en la PLENITUD DE TU DIVINO QUERER y NUNCA jamás vivir fuera de Él. Te amo Oh Padre mío que estás en los Cielos; Te amo Oh Padre mío que estás en mi corazón. Te amo con todo mi ser, con todos mis actos, con toda mi vida.
Oh Santísima Trinidad, postrado ante tu Trono, te entrego absolutamente TODO mi ser, mi corazón, mi cuerpo y mi sangre, mi alma y mi espíritu; mi voluntad, mi memoria, mi inteligencia, mis respiros, mis latidos, mis movimientos, mis obras, y TODO lo que yo hago y he hecho, desde el más pequeño acto, hasta el más profundo pensamiento, oración y sufrimiento, y siendo UNO EN NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, quiero que sean ahora y SIEMPRE hechos en la UNIDAD de Luz de tu Divino Querer.
Dame la Gracia Dios mío, de poder vivir totalmente abandonado a tu Divina Voluntad; de hacer tu Voluntad en TODO, y de VIVIR SIEMPRE EN TU VOLUNTAD. Dame la Gracia de poder morir a todo lo que en mí no es tu Voluntad Divina, y ayúdame a comenzar de nuevo mi vida en la UNIDAD de la Luz de tu Divino Querer, en ése primer Acto en el que vivieron mis primeros padres antes del pecado, hasta que yo pueda decir: ‘TODO puedo, a todo puedo llegar, porque me siento transmutado en la Divina Voluntad, que ha desterrado de mí las debilidades, las miserias y las pasiones; hasta que mi misma voluntad felicitada por la Divina, quiera beber a grandes sorbos Su Felicidad Divina y no quiera nada más que vivir de Voluntad Divina’.
Oh Majestad Suprema, que tu Divina Voluntad sea para mí, mi Vida. QUIERO Señor conocer tan solo tu Voluntad, y que TODO llegue a ser para mí Voluntad de Dios: el dolor, las penas, los sufrimientos, las alegrías, las circunstancias; el latido, el respiro, el movimiento; mis pasos, mis obras, mi alimento, el sueño y hasta las cosas más naturales. Que ABSOLUTAMENTE TODO sea para mí Voluntad Divina. QUIERO vivir sobre vuestras rodillas Paternas, en Tu cuidado, a Tus expensas, en la opulencia de tus riquezas, alegría y felicidad.
Te pido Oh Dios mío, que tu Divina Voluntad sea MI PRIMER ACTO, MI ALIMENTO; que ELLA SEA MI VIDA; que todos mis actos de este día y de siempre sean ANIMADOS POR TU DIVINO QUERER, y que sirvan para hacer crecer la Vida de tu Voluntad en mí y en toda tu Santa Iglesia. Quiero que tu Divina Voluntad sea VIDA, principio, medio, y fin de cada uno de mis actos, pasados, presentes, y futuros, y uniendo mi voluntad con la Tuya, quiero convertirlos todos en tu Voluntad, en tu Vida.
4
Te pido oh DIOS Todopoderoso y Eterno, que me des la Gracia para que cada latido de mi corazón, cada respiro, cada movimiento de mi sangre y de mi cuerpo, cada pensamiento, obra, oración, sufrimiento, etc., y cada acto de mi existencia (y especialmente a la hora de mi muerte), sean siempre y en cada instante hechos en tu Divino Querer, y que sean siempre una continua entrega de mi voluntad…., un continuo TE AMO, TE ADORO, TE BENDIGO, TE ALABO, TE GLORIFICO, TE REPARO, TE CONSUELO, Y TE PIDO PERDÓN…; un continuo pedir que ADVENIAT REGNUM TUUM, FIAT VOLUNTAS TUA….; un continuo desahogo, reposo y descanso a tu Amor infinito.
Oh Dios todopoderoso y eterno, yo quiero que tu Divino Querer Reine en TODO mi ser. El será mi vida, el centro de mi inteligencia, el que arrebate mi corazón y todo mi ser. En éste corazón quiero que no tenga más vida el querer humano, excepto para hacer y VIVIR en el Tuyo. Yo te entrego mi voluntad por cuantas veces Tú me la pides, lo cuál es siempre. Quiero Señor, poder decir: ‘Dios es mío, todo mío, no se me puede escapar, porque Su FIAT Omnipotente Lo tiene unido en mí’.
Ven Divina Voluntad a obrar en mí, ven a Reinar en mi. Ven a ser mi Vida, mi Alimento, mi TODO. Anima mi cuerpo, mi sangre, mi alma y mi espíritu; anima mi inteligencia, mi memoria, mi voluntad, TODO mi ser, TODA mi vida, TODOS mis actos; anima mi muerte para que ese último acto sea vivido en el último Acto de Jesucristo Nuestro Señor en la tierra. Quiero Señor VIVIR mi muerte en tu Voluntad. VIVIFÍCAME, ANÍMAME Y CONSÉRVAME CONTINUAMENTE EN EL SOL DE TU DIVINA VOLUNTAD.
Ven Divina Voluntad a respirar en mis respiros. Ven a latir y a amar en mi corazón. Ven a pensar en mi mente. Ven a circular en mi sangre. Ven a mirar en mis ojos. Ven a escuchar en mis oídos. Ven a hablar en mi boca. Ven a moverte en mis movimientos. Ven a sufrir en mis sufrimientos. Ven a orar en mis oraciones. Ven a ser ABSOLUTAMENTE TODO en mí. Purifícame y Santifícame. Oh Divina Voluntad, haz lo que quieras de mí, manda, toma, da; ayúdame a jamás negarte nada. Sé mi Señora y Reina. Inviste con tu Potencia Creadora todos mis actos y forma en mí tu Vida Divina, para que yo pueda decir: ‘Mi voluntad ha resucitado, ya no la tengo en mi poder, tengo en cambio la Divina Voluntad. Pongo TODO en tus Manos para que hagas de Dueña y de Reina.
Postrado aquí invoco la ayuda de la Trinidad Sacrosanta, que me admita a vivir en el claustro de la Divina Voluntad, a fin de que retorne a mí el orden primero de la Creación, tal como fue creada la criatura. QUIERO Oh Dios mío, que tu FIAT retorne como fuente de Vida en mí y en toda la humanidad, para llenar todos los vacíos entre Tú y el hombre; los vacíos de Amor, de belleza y de santidad que perdimos cuando nuestro primer padre Adán se sustrajo de Tu Divino Querer. Dame la Gracia para NUNCA JAMAS separarme del ACTO PRIMERO en el que Tú nos creaste.
Yo QUIERO Oh Majestad Suprema, recibir tu FIAT; yo QUIERO que me invistas con tu FIAT. QUIERO poseer tu FIAT Oh Trinidad Sacrosanta. QUIERO tu FIAT Reinante, Dominante y Festivo en mí. Postrado en mi nada, suplico, ruego a Su Luz que quiera investirme y eclipsar todo lo que no te pertenece, de modo que no haga otra cosa que contemplar, comprender y vivir en tu Voluntad Divina. Yo quiero acoger en mí el ejército de Sus Verdades y Conocimientos para hacerlos vida en mí y en toda tu Santa Iglesia.
Bendíceme oh Majestad Suprema en Vuestro Latido y Movimiento Eterno; Bendíceme con Nuestra Santísima Madre; Bendíceme con toda la Corte Celestial; Bendíceme con cada cosa creada, con toda la Creación; Bendíceme con todo lo que se encuentra en tu obra de Redención y Santificación. Bendice mi corazón, mis pensamientos, mi boca; Bendice todo mi ser, toda mi vida, todos mis actos y séllalos con tu Divina Voluntad a fin de que TODO llame en mí a tu Divino Querer.
5
OH DIOS MÍO, EN TU DIVINO QUERER REINANTE EN MI, TE DOY MI FIAT, MI VOLUNTAD DE QUERER HACER TODA MI VIDA Y TODOS MIS ACTOS EN ÉL, A FIN DE QUE MI FIAT SEA UNO CON EL TUYO Y TENGA TODO EL PODER Y EL QUERER DE UN FIAT DIVINO. HE AQUÌ A TÙ HIJO VIVIENDO EN Y DE TU DIVINA VOLUNTAD. Ayúdame oh Dios mío a vivir en su plenitud para tu Gloria.
Oh Majestad Suprema, comienzo este día y cada día, refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre, fundido totalmente en Jesucristo Nuestro Señor, y con la Divina Voluntad Reinante en mí y yo obrante en Ella. Oh Majestad Suprema, quiero que te encuentres a Ti misma en mí; que en cada uno de mis actos reproduzcas tu Vida, para que encuentres en mí tu Santidad que te asemeja, tu Amor que te Ama, tu Inteligencia que te comprende, tu Potencia y Bondad que os ata e impele a amarme a mí y a cada criatura; todas Tus Cualidades y Atributos, pues en mí os reconocéis a Vosotros mismos; en mí encuentras todo tu Ser, todos tus Actos, toda tu Vida, tal como Tú queréis.
QUIERO oh Dios mío, que tu Voluntad obre en mí como obra en Ti; QUIERO LO QUE TÚ QUIERES Y NADA MÁS. Tu Voluntad es mía; aquello que Tú quieres, quiero yo; aquello que Tú haces, hago yo. Aquel FIAT que nos creó está en mis actos, y yo quiero crear con Él, nuevo Amor, nueva Adoración y Gloria a nuestro Creador. Oh Voluntad Divina, con tu belleza encantadora rapta la tierra, y con tu dulce encanto encanta a todas las criaturas, a fin de que UNA sea la Voluntad de todos, UNA la Santidad, UNA la Vida, UNO tu Reino, UNO tu Fiat, como en el Cielo así en la tierra.
Oh Dios Todopoderoso y Eterno, infunde tu Aliento en toda la humanidad, en el fondo de nuestras almas, hasta que sintamos tu Vida palpitante en ELLA; hasta que seamos sanados y restablecidos a nuestro origen, renovando y repitiendo Vuestra Vida en nosotros y haciéndonos nuevamente portadores de Ti.
Oh Jesús mío, QUIERO VIVIR en Ti lo que TU Viviste en Tu Divino Querer, y que TU LO VIVAS EN MI (Catecismo # 521), para que así, TODA TU VIDA y TODOS TUS ACTOS se hagan VIDA en mí. QUIERO ser ECO Tuyo y de TODOS tus Actos, y hacer de repetidor de TODOS y cada uno de Ellos, hasta que Tú Señor hagas un Acto Cumplido de tu Voluntad en mí; hasta que Tú vivas totalmente en mí y pueda ser yo otro Jesús en la tierra, pudiendo así darte Gloria Completa en tu Voluntad Divina Reinante en mí, con tu Mismo Amor y con tu Misma Vida.
Oh Jesús mío, en la UNIDAD de mi vida y de mis actos fundidos en los Tuyos, y en la Potencia de Tu Divino Querer Obrante en mí, QUIERO Señor repetir TODA TU VIDA y TODOS TUS ACTOS en mí, y acoger, renovar y tomar posesión de TODO lo que Tú hiciste Señor, y todos los que hizo Nuestra Santísima Madre. Hago Señor tu Vida Contigo y amo como Tú, y quiero solo lo que Tú quieres, dando así Contigo, completa satisfacción, correspondencia, Amor, Honor y Gloria al Padre Celestial.
Oh Madre Santísima, Reina y Madre de la Divina Voluntad, con tu imperio universal, impera sobre todos, a fin de que la voluntad humana ceda los derechos a la Voluntad Divina; impera sobre nuestro Dios, a fin de que el Fiat Divino descienda en los corazones, y Reine en ellos como en el Cielo, ASÍ EN LA TIERRA.
Sierva de Dios Luisa, pequeña hija de la Divina Voluntad, enséñame y ayúdame a vivir en el Divino Querer. San José, tú serás mi protector, el custodio de mi corazón, y tendrás las llaves de mi querer en tus manos. Custodiarás mi corazón celosamente y no me lo darás más, a fin de que yo esté seguro de no hacer ninguna salida de la Voluntad de Dios.
6
Ángel mío Custodio, hazme de guardián, defiéndeme, ayúdame en todo, a fin de que yo pueda vivir en la Voluntad de Dios.
Corte Celestial, ven en mi ayuda, y yo viviré siempre en la Voluntad Divina.
Oh Santísima Trinidad, fundido totalmente en Jesucristo Nuestro Señor y junto con Nuestra Santísima Madre, y con todos los Santos y Ángeles, en la UNIDAD y Potencia de tu Divina Voluntad Reinante en mí, TE AMO, TE ADORO, TE BENDIGO, TE ALABO, TE GLORIFICO, TE REPARO, TE CONSUELO, TE PIDO PERDON y TE DOY GRACIAS, y en TODO con TODO y por TODOS, te pido oh Dios mío: ‘ADVENIAT REGNUM TUUM, FIAT VOLUNTAS TUA SICUT IN COELO ET IN TERRA’.
¡AMEN!
Señor, he aquí a tu hijo(a), he venido para hacer y vivir en tu Voluntad-
¡FIAT! ¡HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA!
——————————————-
A NUESTRA SANTÍSIMA MADRE, REINA Y MADRE DE LA DIVINA VOLUNTAD
Oh Madre Santísima, yo, (vuestro nombre), pobre e indigno pecador(a), renuevo y ratifico hoy en tus manos, los votos de mi Bautismo; renuncio para siempre a Satanás, a sus ostentaciones y maniobras, y me entrego enteramente a Jesucristo, la Sabiduría Encarnada, a cargar mi cruz ante El todos los días de mi vida, y a ser fiel a Él más que nunca lo he sido.
Oh Inmaculada Madre, en presencia de todas las Cortes Celestiales, te elijo en este día por Madre, Maestra y Reina. A Ti consagro TODO mi ser, TODA mi vida, mi voluntad, TODOS mis actos, TODA mi familia, y ABSOLUTAMENTE TODO, para que Tú hagas con ellos según tu Voluntad para la mayor Gloria de Dios.
Oh Madre dulcísima, heme aquí postrado a los pies de tu Trono. Soy tu pequeño hijo(a) y quiero darte TODO mi amor; quiero encerrar en tu Corazón Materno, mis penas, mis temores, mis debilidades y TODO mi ser.
Oh Santísima Madre, Reina y Madre de La Divina Voluntad, a Ti entrego mi voluntad para que Tú me la cambies por la Voluntad Divina. Átala Oh Madre junto con la Tuya a los pies del Trono Celestial, y dame la Voluntad Divina como CENTRO de mi vida. Devélame Oh Madre Su Vida. Te ruego que me mantengas siempre refugiado en tu Inmaculado Corazón y que suplas por todos mis actos, para que sean siempre hechos y vividos en el Divino Querer. Ayúdame Oh Madre a vivir en Su Plenitud. Haz descender el Espíritu Santo a mi alma para que queme todo lo que es humano, y con Su Soplo refrigerante impere sobre mí y me confirme en la Divina Voluntad.
Unido a Ti oh Santísima Madre, me ofrezco contigo a la Santísima Trinidad, para restituirles el honor y la gloria de toda la Creación que nosotros le habíamos quitado haciendo nuestra voluntad. Escucha Madre queridísima, para hacer más solemne la consagración de mi voluntad a Ti, llamo a la Trinidad Sacrosanta, a todos los Ángeles, a todos los Santos, y delante de todos prometo, y con juramento, hacer solemne consagración de mi voluntad, de toda mi vida y de todos mis actos a mi Madre Celestial.
7
Oh Madre Santísima, yo soy TOTUS TUUS y acepto y acojo tu sello en mí. He aquí a tu hijo, llévame a VIVIR en el Reino de la Divina Voluntad, y haz que ELLA sea siempre mi PRIMER ACTO, mi ALIMENTO, mi VIDA.
Oh Madre Santísima, en la Unidad de la Divina Voluntad, yo pido en unión Contigo, con Nuestro Señor Jesucristo, con Luisa, con San Aníbal, con todos los hijos de tu Divino Querer y con todos los Ángeles y Santos: “Oh Padre Eterno, ADVENIAT REGNUM TUUM, FIAT VOLUNTAS TUA SICUT IN COELO ET IN TERRA.” AMEN!
Oración- Consagración- Giro parcial en la Divina Voluntad
La siguiente oración-consagración-giro parcial, es un compendio personal y subjetivo de algunas oraciones ya conocidas por todos pero suplementadas mayormente por invocaciones inspiradas y extraídas de los escritos de Luisa Piccarreta. Son dirigidas a disponernos a gradualmente recibir todo lo que Dios en Su Infinito Amor quiere darnos, así como a una consagración total de todo nuestro ser y de todos y cada uno de nuestros actos a la Divina Voluntad (“árbol de la Vida”- Génesis 2: 9, Efesios 1:9, Apocalipsis 10: 7 y 22: 14), para que sea Ella acto primario y Vida nuestra; para que sea Ella con Su Potencia Divina, la que anime y rija absolutamente TODO en nosotros, tal y como era cuando Dios creó a nuestro primer padre Adán en su naturaleza original. Es sólo cuando Ella Reina en nosotros y nosotros hacemos TODO en Ella, que podemos ser “UNO en Dios” (Juan 17: 21), pudiendo así cumplir nuestra misión terrenal de crecer “a Imagen y Semejanza de Dios” (Génesis 1: 26), y de ser “partícipes de Su Vida Divina” (2 Pedro 1: 4, Catecismo # 375, L.G. 2, 2), “en la tierra como en el Cielo” (Mateo 6: 10), finalidad para la cuál fuimos creados por Él.
ES MÁS BIEN APROPIADA PARA AQUELLOS QUE HAYAN LEÍDO LOS 36 VOLÚMENES DE LOS ESCRITOS Y CONTINÚAN LEYÉNDOLOS, pues la esencia de lo que en esta oración se encuentra no es normalmente posible de entender y de acoger, sin conocer las Verdades y Conocimientos que el Señor manifiesta en los escritos. Sin embargo, exhorto a todos a leerla pues “el viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu” (Juan 3: 8). Por supuesto, al ser esta oración compuesta por este indigno servidor, es muy probable que contenga algunos errores. Si os sentís llamado(a) a leerla, os pido que invoquéis el Espíritu Santo antes de comenzar.
En orden a descubrir parte de su contenido, es indispensable entender que para Dios no existe el pasado ni el futuro, pues todo está en acto presente, y que en la Unidad de la Luz de Su Voluntad, inseparable de Él en Su incesante Latido y Movimiento eterno de Amor, TODO SE ENCUENTRA: Su vida, Sus Actos, Sus Cualidades y Atributos Divinos, Su FIAT con Su obra de Creación, Redención y Santificación; toda la Vida y Actos de Nuestro Señor Jesucristo hechos por Su Humanidad en Su Divinidad en una NUEVA CREACIÓN, así como los que hizo Su Divinidad en Su Humanidad; toda la Vida y actos de Nuestra Santísima Madre, las de todos los Santos y Ángeles, y los actos de todas las criaturas, aún los de las criaturas que se pierden por su propio querer, pues sus actos fueron primero hechos por Él desde toda la eternidad y NADA SE SEPARA DE ÉL. En Su Voluntad, ABSOLUTAMENTE TODO se encuentra, y por lo tanto, DIOS EN TODO Y EN TODOS SE ENCUENTRA, pues Su Voluntad no está separada de Él.
8
(Esta oración es extremadamente larga y posiblemente requiera ser leída en partes. Es por esto que encontrarán algunas abreviaciones, especialmente en la siguiente y más importante jaculatoria: “En todo, con todo y por todos, te amo Dios mío, te adoro, te bendigo, te alabo, te glorifico, te reparo, te consuelo, te pido perdón y te doy gracias”, y en todo, con todo y por todos, te pido Señor, “Adveniat Regnum Tuum, Fiat Voluntas Tua sicut in Coelo et in terra”, es decir: “Que venga tu Reino, que se haga tu Voluntad así en la tierra como en el Cielo.” (Te amo…, ADV. R. T…., FIAT V.T…) Según la lean, y según el Espíritu Santo los guíe e ilumine, pueden también ir extrayendo para sus oraciones diarias, las partes en las que más vayan teniendo entendimiento).
INVOCACIÓN
Por intercesión de Nuestra Santísima Madre, Madre del Verdadero Dios por Quien se vive, Reina de la Divina Voluntad y Corredentora, Medianera y Abogada nuestra, y de la Sierva de Dios Luisa Piccarreta, la pequeña hija de la Divina Voluntad, pido aquí la Unción del Espíritu Santo para todos los que oren la siguiente oración; para que vuestros corazones y vuestras inteligencias se abran de par en par a la Luz, Amor y Sabiduría Divina de Dios, y puedan llegar a vivir en la Plenitud de Vida en la Divina Voluntad que Él ha designado para cada uno de nosotros desde toda la Eternidad, para Su Gloria, y para la vuestra en la Suya. ¡AMEN!
Por la señal de la Cruz,.. En el nombre del Padre…
Siempre Santa e indivisible Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro, os amo y os agradezco en todo, por todos, y en los corazones de todos. Acojo tu Bendición Señor, para mí y para toda la humanidad, para que resurjamos de nuestro estado caído. Acojo tu Bendición Señor, en todas las cosas creadas por Ti, para que nos sirvan de defensa. Que tu Bendición confirme en mí el don de tu Semejanza, confirme lo que la Divinidad hizo en la creación del hombre y renueve la Consagración con la que me consagraste a Ti en mi bautismo. Que tu bendición Señor, imprima en todos nosotros el triple sello de la Potencia, de la Sabiduría y del Amor de las TRES Divinas Personas; que nos restituya la fuerza, que nos sane y nos enriquezca. Que sea Señor, la confirmación de tu Semejanza, la restauración de tu Divina Voluntad, y la reintegración de tu Imagen en mí y en todas las criaturas.
Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, he aquí a tu hijo, he venido para hacer y vivir en tu Voluntad, HAGASE en mí según tu PALABRA. Yo te amo, te adoro, te bendigo, te alabo, te glorifico y te doy gracias. Te pido que infundas tu Espíritu en mí para que yo pueda orar y obrar como conviene. Ven Espíritu Santo, Ven por la poderosa intercesión de Nuestra Santísima Madre, tu amadísima Esposa. Abre mi mente y mi corazón- Lléname con la llama de tu Amor. Dame tus dones y tus gracias y seré creado- y renovarás la faz de… PURIFÍCAME Y SANTIFÍCAME. SANTO, SANTO, SANTO ES EL SEÑOR, DIOS DEL UNIVERSO, Llenos están… Hosanna en el Cielo… Bendito el… Hosanna en…
YO CONFIESO…… por mi culpa, por mi culpa……., por eso ruego a Santa Maria Virgen,….
Oh Padre Santo, perdóname la gran injusticia cometida contra Ti por mi rechazo a tu Voluntad, a tu Amor, a tu Vida; por mis pecados y los del mundo entero. Dame la Gracia para disponerme a restaurar tu Divina Voluntad en mí; para no pecar más; para dolerme…..etc.; y para darte reparación…….,etc. Dame la Gracia de poder ser restaurado a Ti.
9
Oh Jesús mío, ven a obrar en mí. Que seas Tú Señor Quien lo haces TODO en mi, que seas Tú Quien lo haces TODO junto conmigo. Señor, Yo soy nada sin Ti. Ven Señor a hacerlo TODO conmigo. Yo no haré nada sin Ti y Tú no harás nada sin mí. Haz de mí lo que quieras. Quiero que mi vida sea tan solo la Tuya, y de la mía no quiero saber más nada. Yo quiero ser NADA Señor, para que Tú seas TODO en mí. TU ERES TODO!
TODO LO QUE TENGO ES REGALO TUYO SEÑOR. Yo quiero ser UNO en Ti con El Padre y El Espíritu Santo. Yo quiero ser transformado TODO en Ti Señor. A Ti Señor vengo refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre y te doy gracias, entrego y deposito en tus manos, TODO mi ser, mi vida, mis actos, mi voluntad, y con tu Gracia, acojo y tomo posesión de la Tuya Señor porque Tú me la quieres dar. Quiero ser UNO en Ti Señor; UNA sola VIDA, UN solo AMOR, UNA sola VOLUNTAD.
Hago mía tu Santísima Humanidad; me uno con mi voluntad a la Tuya, y junto Contigo quiero hacer lo que haces Tú Señor. Quiero que mis pensamientos, mi amor, mi voluntad, mis deseos, mis latidos, mis respiros, mis oraciones, mis sufrimientos y cada uno de mis actos sean UNO con los Tuyos, y repetir acto por acto TODO lo que Tú haces. Ven Señor a morar en mí y recibe todo lo que es Tuyo. Yo quiero oh Dios mío, ser HOSTIA VIVA donde Tú desahogues tu AMOR; yo quiero ser tu descanso, tu reposo, tu deleite, tu morada; y que Tú seas la mía. Yo te doy mi voluntad y mi vida y quiero acoger y tomar posesión de la Tuya, porque Tú me la quieres dar. Infunde tu Espíritu en mí Señor para que yo pueda vivir en Su Plenitud, para que yo pueda orar y obrar como conviene, y para que todo lo que yo haga sea para tu Gloria.
Oh Jesús mío, que tu Divina Voluntad sea mía, pues esta es tu Voluntad y esta también es la mía; mi voluntad Señor piérdela en la Tuya y dame la Tuya para vivir. Jesús, todo lo derramo en Ti, para poderlo hacer, no en mi voluntad sino en la Tuya. Señor, ayúdame a no hacer nunca jamás mi voluntad, y a hacer y vivir solo de Voluntad Divina, aún a costo de mi vida y de cualquier sacrificio. Bendice Señor todo mi ser y mi obrar y séllalo con tu Voluntad, para que todo llame en mí a tu Divino Querer y a todos corra para darlo a conocer; para que sea principio, medio y fin de tu Vida en mí; para que sea mi guía y sostén, y me conduzca entre Sus Brazos a la Patria Celestial.
Te pido Señor que me sumerjas en el Infinito Mar de tu Divino Querer, para que yo pueda vivir en Su Plenitud y darte todo el amor, honor y gloria que de todos y de cada uno a Ti pertenece. Yo te entrego todo mi amor, mis penas y tu Divino Querer obrante en mí, para que Tú quedes concebido en mí.
Revélame Señor el Padre, revélame Su Santísima Voluntad, y hazla reinar en mí como reina en Ti. Tu Querer Señor sea conocido, amado, y reine y domine en el mundo entero. Infunde tu Espíritu en mí para que pueda ser UNO en Ti con el Padre y el Espíritu Santo; para que yo pueda vivir en la Plenitud de tu Divina Voluntad y darte todo el Amor, Honor y Gloria que de todos y cada uno a Ti pertenece.
Señor Jesús, guiado por mi Ángel de la Guardia me fundo totalmente en Ti, para que seas Tú Señor Quien lo haces TODO en mí y conmigo. Señor, te pido que lo que Tú haces en tu Voluntad lo hagas junto conmigo, para que dándote yo el dominio sobre TODO, TODO se vuelva Voluntad tuya, hasta que puedas decir Señor: “Todo es propiedad de Mi FIAT en ti, nada te queda que sea tuyo, todo a Mí me pertenece, y así te doy Yo todo lo que pertenece a Mi Voluntad”.
10
Oh Santísima Madre, a Ti consagro todo mi ser, toda mi vida, todos mis actos, toda mi familia, absolutamente TODO. Oh Santísima Madre, a Ti entrego mi voluntad para que Tú me la cambies por la Voluntad Divina. Átala oh Madre junto con la tuya a los pies del Trono Celestial y dame la Voluntad Divina como centro de mi vida. Te pido oh Madre, que pronuncies tu FIAT en mí y yo pronuncio mi Fiat junto contigo. Te ruego que me mantengas siempre refugiado en tu Inmaculado Corazón y que suplas por TODOS mis actos, para que sean siempre hechos y vividos en EL DIVINO QUERER. Yo me fundo en todos tus Actos, para que los míos tengan Vida en los tuyos.
Oh Santísima Madre, yo te pido que me ayudes a VIVIR contigo en la PLENITUD del Divino Querer. Unido a Ti oh Santísima Madre, me ofrezco contigo a la Santísima Trinidad para restituirles el honor y la gloria de toda la Creación, que nosotros le habíamos quitado haciendo nuestra voluntad. Escucha Madre queridísima, para hacer más solemne la consagración de mi voluntad a Ti, llamo a la Trinidad Sacrosanta, a todos los Ángeles, a todos los Santos, y delante de todos prometo, y con juramento, hacer solemne consagración de mi voluntad, de toda mi vida y de todos mis actos a mi Madre Celestial. Oh Madre Santísima, yo soy TOTUS TUUS y acepto y acojo tu sello en mí. He aquí a Tu hijo, llévame a VIVIR en el Reino de la Divina Voluntad, y haz que Ella sea siempre mi PRIMER ACTO, mi ALIMENTO, mi VIDA. GRACIAS OH MADRE SANTA.
Oh madrecita Luisa, contigo entrego mi voluntad a Nuestra Santísima Madre y a Nuestro Señor Jesucristo, y contigo y con Ellos hago TODOS mis actos y repito, renuevo y acojo TODOS los que Uds. han hecho. Enséñame y ayúdame a vivir en la Divina Voluntad. Gracias oh pequeña hija del Divino Querer. Oh Santísimo Padre Adán, todos los hijos del Divino Querer, San Aníbal de Francia, San José, Siervo de Dios Juan Pablo II, José Luis Acuña, Padre Ángel y todos los Santos y Ángeles, ayúdenme a vivir en la Divina Voluntad.
Oh Padre Santísimo,–he aquí a Tu hijo, He venido para hacer y vivir en tu Voluntad, Hágase en mí según tu Palabra. A Ti acudo refugiado en el Corazón Inmaculado de nuestra Santísima Madre y fundido totalmente en Jesucristo nuestro Señor. Oh Padre Santísimo, haz que yo cumpla en todo vuestra Santísima Voluntad. Haz que mis acciones sean UNA con las de Nuestro Señor Jesucristo, las de nuestra Santísima Madre, y las de la pequeña hija de tu Divino Querer, Luisa, y para lograrlo, yo te ofrezco todos los actos de la Humanidad de Jesús hechos en tu Adorable Voluntad. Prepara mi alma para que por obra y gracia del Espíritu Santo, yo pueda llegar a vivir en la PLENITUD DE TU DIVINO QUERER y NUNCA jamás vivir fuera de Él.
Oh Santísima Trinidad, postrado ante tu Trono, te entrego absolutamente TODO mi ser, mi corazón, mi cuerpo y mi sangre, mi alma y mi espíritu; mi voluntad, mi memoria, mi inteligencia, mis respiros, mis latidos, mis movimientos, mis obras, y TODO lo que yo hago y he hecho, desde el más pequeño acto, hasta el más profundo pensamiento, oración y sufrimiento, y siendo UNO EN NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, quiero que sean ahora y SIEMPRE hechos en la UNIDAD de Luz de tu Divino Querer.
Dame la Gracia Dios mío, de poder vivir totalmente abandonado a tu Divina Voluntad; de hacer tu Voluntad en TODO, y de VIVIR SIEMPRE EN TU VOLUNTAD. Dame la Gracia de poder morir a todo lo que en mí no es tu Voluntad Divina, y ayúdame a comenzar de nuevo mi vida en la UNIDAD de la Luz de tu Divino Querer, en ése primer Acto en el que vivieron mis primeros padres antes del pecado, hasta que yo pueda decir: ‘TODO puedo, a todo puedo llegar, porque me siento transmutado en la Divina Voluntad, que ha desterrado de mí las debilidades, las miserias y las pasiones; hasta que mi misma voluntad felicitada por la Divina, quiera beber a grandes sorbos Su Felicidad Divina y no quiera nada más que vivir de Voluntad Divina’.
11
Oh Majestad Suprema, que tu Divina Voluntad sea para mí, mi Vida. QUIERO Señor conocer tan solo tu Voluntad, y que TODO llegue a ser para mí Voluntad de Dios: el dolor, las penas, los sufrimientos, las alegrías, las circunstancias; el latido, el respiro, el movimiento; mis pasos, mis obras, mi alimento, el sueño y hasta las cosas más naturales. Que ABSOLUTAMENTE TODO sea para mí Voluntad Divina. QUIERO vivir sobre vuestras rodillas Paternas, en Tu cuidado, a Tus expensas, en la opulencia de tus riquezas, alegría y felicidad.
Te pido Oh Dios mío, que tu Divina Voluntad sea MI PRIMER ACTO, MI ALIMENTO; que ELLA SEA MI VIDA; que todos mis actos de este día y de siempre sean ANIMADOS POR TU DIVINO QUERER, y que sirvan para hacer crecer la Vida de tu Voluntad en mí y en toda tu Santa Iglesia. Quiero que tu Divina Voluntad sea VIDA, principio, medio, y fin de cada uno de mis actos, pasados, presentes, y futuros, y de los de cada una de las criaturas de todos los tiempos, y uniendo mi voluntad con la Tuya, quiero convertirlos todos en tu Voluntad, en tu Vida.
Te pido oh DIOS Todopoderoso y Eterno, que me des la Gracia para que cada latido de mi corazón, cada respiro, cada movimiento de mi sangre y de mi cuerpo, cada pensamiento, obra, oración, sufrimiento, etc., y cada acto de mi existencia, pasado presentes y futuros (y especialmente a la hora de mi muerte), sean siempre y en cada instante hechos en tu Divino Querer, y que sean siempre una continua entrega de mi voluntad….,un continuo “TE AMO, TE ADORO,…”; un continuo pedir que ADV. R. T. y que FIAT V. T….; un continuo desahogo, reposo y descanso a tu Amor infinito. Líbrame Señor de vivir ni un solo instante fuera de tu Divina Voluntad. Quiero Señor que todos mis actos sean hechos en la PLENITUD de tu Divino Querer, para que tu Vida Divina sea generada en ellos. Quiero Señor por siempre amarte y glorificarte con tu mismo Querer y tu mismo Amor.
Oh Dios todopoderoso y eterno, yo quiero que tu Divino Querer Reine en TODO mi ser. El será mi vida, el centro de mi inteligencia, el que arrebate mi corazón y todo mi ser. En éste corazón quiero que no tenga más vida el querer humano, excepto para hacer y VIVIR en el Tuyo. Yo te entrego mi voluntad por cuantas veces Tú me la pides, lo cuál es siempre. Quiero oh Dios mío, poder decir: ‘soy Voluntad de Dios, porque Ella ha hecho todo en mí, me ha creado, me ha formado, y me llevará en Sus Brazos de Luz a las Celestes Regiones, como victoria y triunfo del FIAT Omnipotente y de Su Amor’.
QUIERO Señor, Vivir en la PLENITUD de Tu Divino Querer hasta que Tú me puedas dar el nombre nuevo de “FIAT MIO, ECO MIO, AMOR MIO, PEQUENO REPETIDOR DE MI VIDA”; para que Tú puedas habitar en mí y yo en Ti; para que seamos UNO Señor. Quiero Señor, poder decir: ‘Dios es mío, todo mío, no se me puede escapar, porque Su FIAT Omnipotente Lo tiene unido en mí’.
Bendíceme oh Majestad Suprema en Vuestro Latido y Movimiento Eterno; Bendíceme con Nuestra Santísima Madre, con Luisa y todos los hijos de tu Divino Querer; Bendíceme con toda la Corte Celestial; Bendíceme con cada cosa creada, con toda la Creación; Bendíceme con todo lo que se encuentra en tu obra de Redención y Santificación. Bendice mi corazón, mis pensamientos, mi boca; Bendice todo mi ser, toda mi vida, todos mis actos y séllalos con tu Divina Voluntad a fin de que TODO llame en mí a tu Divino Querer; para que llame en mí a todas las criaturas y corra en todo y en todos para hacerlo conocer.
Ven Divina Voluntad a obrar en mí, ven a Reinar en mi. Ven a ser mi Vida, mi Alimento, mi TODO. Anima mi cuerpo, mi sangre, mi alma y mi espíritu; anima mi inteligencia, mi memoria, mi voluntad, TODO mi ser, TODA mi vida, TODOS mis actos; anima mi muerte para que ese último acto sea vivido en el último Acto de Jesucristo Nuestro Señor en la tierra. Quiero Señor VIVIR mi muerte en tu Voluntad. VIVIFÍCAME, ANÍMAME Y CONSÉRVAME CONTINUAMENTE EN EL SOL DE TU FIAT.
12
Ven Divina Voluntad a respirar en mis respiros. Ven a latir y a amar en mi corazón. Ven a pensar en mi mente. Ven a circular en mi sangre. Ven a mirar en mis ojos. Ven a escuchar en mis oídos. Ven a hablar en mi boca. Ven a moverte en mis movimientos. Ven a sufrir en mis sufrimientos. Ven a orar en mis oraciones y luego ofrece estas oraciones a Ti como mía, para satisfacer por las oraciones de todos, y para dar al Padre la Gloria que le debían dar todas las criaturas. Ven a ser ABSOLUTAMENTE TODO en mí. Purifícame y Santifícame.
Oh Divina Voluntad, te pido que totalmente restaures mi alma y mi cuerpo, animándolos y consagrándolos con tu Luz, con tu Calor, y quitando cualquier germen de voluntad humana que en mí permanezca, para hacer que yo sea tu sagrado y vivo Templo donde Tú encuentres tu Trono, tu Morada, tu Gloria. A Ti consagro todo mi ser, toda mi vida, todos mis actos. Postrado en mi nada, suplico, ruego a tu Luz que quiera investirme y eclipsar todo lo que no te pertenece, de modo que no haga otra cosa que contemplar, comprender y vivir en Ti, Voluntad Divina. Yo quiero acoger en mí el ejército de tus Verdades y Conocimientos para hacerlos vida en mí y en toda tu Santa Iglesia.
Oh Divina Voluntad, haz lo que quieras de mí, manda, toma, da; ayúdame a jamás negarte nada. Sé mi Señora y Reina. Inviste con tu Potencia Creadora todos mis actos y forma en mí tu Vida Divina, para que yo pueda decir: ‘Mi voluntad ha resucitado, ya no la tengo en mi poder, tengo en cambio la Divina Voluntad, y con Su Luz quiero investir todo lo que me rodea- circunstancias, penas, etc., para formar conquistas Divinas, para formar Vidas Divinas’. Pongo TODO en tus Manos para que hagas de Dueña y de Reina.
Oh Querer Santo, que seas Tú la vida, el actor y el espectador de todos mis actos; que seas mi Vida; quiero correr siempre en Ti, en el mar de tu Luz, para vivir de tus Actos, de tu Santidad, de tu Felicidad y de todos los bienes que Tú posees.
Oh Voluntad Divina, yo te reconozco como Vida de cada uno de mis actos pasados, presente y futuros; Yo quiero encerrar en ellos tu Potencia operante y glorificante; para que me invistas con tu inmutabilidad, y mis actos en tu Querer puedan ser ininterrumpidos y continuos; para que puedan ser depositarios de tu Vida, de tus Obras, de todos tus tesoros, hasta el punto que yo pueda decir: ‘Soy semejante a mi Dios, soy Voluntad de Dios, soy portador de Dios’. Oh Voluntad Divina, acojo en mis actos tu Virtud Creadora y universal, tus Alegrías y Bienaventuranzas Celestes.
Postrado aquí invoco la ayuda de la Trinidad Sacrosanta, que me admita a vivir en el claustro de la Divina Voluntad, a fin de que retorne a mí el orden primero de la Creación, tal como fue creada la criatura. QUIERO Oh Dios mío, que tu FIAT retorne como fuente de Vida en mí y en toda la humanidad, para llenar todos los vacíos entre Tú y el hombre; los vacíos de Amor, de belleza y de santidad que perdimos cuando nuestro primer padre Adán se sustrajo de Tu Divino Querer. Dame la Gracia para NUNCA JAMAS separarme del ACTO PRIMERO en el que Tú nos creaste.
Te pido Oh Dios mío que selles en mi alma tu Divina Voluntad como principio, medio y fin de vida, de donde descenderán todos mis actos, los cuáles, difundiéndose en todo mi ser, cuerpo y alma, me harán sentir la Vida palpitante de tu Querer Divino en mí, el Cuál esconderá en Sí mismo, como dentro de un Sagrario, todos mis actos, toda mi vida, todo mi ser, para poder así darte yo Señor, la gloria y la correspondencia del amor de todas las cosas creadas, de todas las penas que sufriste para redimirnos, y la gloria y correspondencia al Amor con que nos preparaste la Patria Celestial para nuestra feliz estancia.
13
Surja Oh Dios mío, mi mente y todo mi ser en tu Voluntad Suprema, para cubrir todas las inteligencias, memorias, voluntades y actos de cada criatura con tu Voluntad, a fin de que todos surjan en Ella, y yo a nombre de todos pueda darte toda la adoración, el amor y la sumisión de todas las inteligencias, memorias, voluntades y actos de cada uno.
Yo QUIERO Oh Majestad Suprema, recibir tu FIAT; yo QUIERO que me invistas con tu FIAT. QUIERO poseer tu FIAT Oh Trinidad Sacrosanta. QUIERO tu FIAT Reinante, Dominante y Festivo en mí.
OH DIOS MÍO, EN TU DIVINO QUERER REINANTE EN MI, TE DOY MI FIAT, MI VOLUNTAD DE QUERER HACER TODA MI VIDA Y TODOS MIS ACTOS EN ÉL, A FIN DE QUE MI FIAT SEA UNO CON EL TUYO Y TENGA TODO EL PODER Y EL QUERER DE UN FIAT DIVINO. HE AQUÌ A TÙ HIJO(A) VIVIENDO EN Y DE TU DIVINA VOLUNTAD.
Oh Divino Querer, Tú eres mi Vida, yo corro y corro siempre en Ti, en el mar de tu Luz, para vivir de tus Actos, de tu Santidad, de tu Felicidad y de todos los Bienes que Tú posees. No conozco otra cosa, ni amo, ni quiero, sino solo el Querer Divino, porque su Unidad me tiene encerrado dentro. Ayúdame Oh Dios mío, a vivir en Su Plenitud para Tu Gloria.
Oh Majestad Suprema, comienzo este día y cada día, refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre, fundido totalmente en Jesucristo Nuestro Señor, y con la Divina Voluntad Reinante en mí y yo obrante en Ella. Con mis primeros actos La llamo como Vida mía, dando principio así a Su día en mí, formando una aurora esplendorisísima en el fondo de mi alma, reuniendo y renovando en mí la Potencia del Padre, la Sabiduría del Hijo, y la Virtud y Amor del Espíritu Santo, comenzando así mi día junto a Ti oh Trinidad Santísima, para que desciendas Tú en cada uno de mis actos, haciendo Vida junto conmigo y haciendo todo lo que yo hago, y haciendo yo TODO lo que Tú haces. Yo soy tu descanso. No me muevo, ni puedo, ni sé hacer NADA sin Ti oh Majestad Divina. No quiero hacer otra cosa sino lo que hace Vuestra Majestad adorable.
Continúo mis actos en tu Divina Voluntad, para que surja en mí el Sol de tu Divino Querer en la Plenitud de Su Luz, Luz que inviste toda la tierra, visitando todos los corazones y llevando el buen día de Luz y de nuevos gozos a la Corte Celestial; Luz llena de Amor, de Adoración, de agradecimiento, de reconocimiento, de Gloria y de Bendición, y en esta Luz, te amo, te adoro, te bendigo, te glorifico a Ti oh Dios mío, en todo, con todo y por todos, supliendo así por todos y por cada uno.
Continuando mis actos en tu Divino Querer, formo después el pleno Mediodía de Vuestro Sol Eterno en mí y en cada criatura, dándote así tu Alimento, tu mismo Amor, tus Cualidades Divinas, todos tus Bienes, invitando así a todos los Ángeles y Santos a compartir en este Banquete Celestial, alimentándoos a Vosotros y a ellos con Vuestro mismo Amor que en mí encontráis.
Quiero completar este Día de Divina Voluntad en mi alma, con todos mis otros actos hechos en Ella, formándote así una Música Celestial, cantos amorosos, escenas bellísimas, repitiendo así en mí todas Vuestras Obras que están siempre en acto, hasta que habiendo dado curso a todas mis acciones, pueda yo reposar y puedas Tú reposar junto conmigo, hasta dar comienzo nuevamente al trabajo de dar principio a cada día de mi vida en esta tierra en tu Voluntad, dándote así todo el Amor, Honor y Gloria que de todos y de cada uno a Ti pertenece, y rogando, sufriendo e impetrando también en todos mis actos en tu Voluntad, rescritos de Gracia, tanto para las almas como para los cuerpos de cada criatura.
14
QUIERO oh Dios mío, que tu Voluntad obre en mí como obra en Ti, para que mi querer difundiéndose en el Tuyo, genere también junto contigo Santidad, Luz y Amor, y multiplicándose en todos, genere así en los demás todo lo que he recibido de Ti. Señor, en tu Voluntad recibo en mí tu Acto Creante y Operante, y en El quiero amarte; quiero conocerte; quiero ser Santo; quiero lo que Tú quieres y nada más. Tu Voluntad es mía; aquello que Tú quieres, quiero yo; aquello que Tú haces, hago yo; soy Señor, un acto continuo de mi Creador.
QUIERO oh Majestad Suprema, copiar TODO lo que está escrito en tu Página Eterna para mí, pues esto ya ha sido hecho por Ti, formado y amado en Ti en tu Divino Querer, y derramado de Ti en mí desde toda la Eternidad dentro del Sagrario de Vuestra Divinidad. Quiero que hagas de mí Señor, tu campo de Acción Divina.
QUIERO dar cumplimiento a todos los actos establecidos por el Ente Supremo para mí y para todas las criaturas, sellándolos con tu Voluntad, ordenándolos y haciendo correr tu Voluntad Divina en ellos, hasta que seamos llenos de tu Ser Supremo a la medida establecida por Ti para cada uno de nosotros, para que Tú puedas decir Señor: “Cuantas Vidas Mías Les he dado, tantas ellas Me han dado”. QUIERO crear tanto Amor, tantas Adoraciones, tantas Bendiciones, y tanta Gloria a mi Dios, para suplir por todos, a todos y a todo. Quiero Señor, ser vuestro escenario de Amor; Quiero ser depósito de vuestras Obras; Quiero ser refugio de vuestras Delicias, de vuestros Gozos y de vuestra Felicidad; Quiero ser escondite de vuestros secretos y arcanos Celestiales; Quiero ser exposición de vuestras infinitas Bellezas.
Oh Majestad Suprema, postrado ante Vosotros, acojo el mutuo Amor de las Divinas Personas, Su Adoración perfecta, la Santidad siempre UNA de Vuestra Voluntad, y te las ofrezco a nombre de todos como correspondencia por el Amor, la Adoración, y por la Sumisión y Unión que cada criatura debía tener con Su Creador; quiero unir Cielo y tierra, Creador y criatura, a fin de que se abracen y se den el beso de la unión de sus voluntades. Te ofrezco con la Potencia, la Sabiduría y el Amor Vuestro en Vuestra Voluntad Reinante en mí, mi te amo, te adoro…. en todo con todo y por todos, y en todo con todo y por todos, os pido que ADV. REGNUM….., y FVT…
Oh Jesús mío, QUIERO VIVIR en Ti lo que TU Viviste en Tu Divino Querer, y que TU lo VIVAS EN MI (Catecismo # 521), para que así, TODA TU VIDA y TODOS TUS ACTOS se hagan VIDA en mí. QUIERO ser ECO Tuyo y de TODOS tus Actos, y hacer de repetidor de TODOS y cada uno de Ellos, hasta que Tú Señor hagas un Acto Cumplido de tu Voluntad en mí; hasta que Te formes totalmente en mí y pueda ser yo otro Jesús en la tierra, pudiendo así darte Gloria Completa en tu Voluntad Divina Reinante en mí, con tu Mismo Amor y con tu Misma Vida.
Acojo y renuevo Señor, el modelo de tu Acto, a fin de que yo haga una copia exacta de Él. Quiero hacer tan sólo lo que Tú has hecho para mí, con tu misma Voluntad que Tú me das, para que yo pueda recibir así, el Amor especial y Eterno que se encierra en cada Palabra tuya, y el desarrollo de tu Vida en mí según tu Semejanza. QUIERO que encuentres en mí, tu historia de Amor y de cumplimiento de la Divina Voluntad hacia Ti.
En tu Voluntad Reinante en mí, te amo y acojo Señor tu Humanidad: con tu Fuerza para sostener mi debilidad; con tus Penas para ayuda de las mías; con tu Amor para esconder el mío en el Tuyo; con tu Santidad para cubrirme con Ella; y con tu Vida para que sea apoyo y sostén de la mía. Te amo y La acojo Señor por cada criatura, hasta que en tu Voluntad Divina en mí, encuentres tantos Jesús por cuantas criaturas.
15
Señor, me uno a tu Humanidad en todos mis actos, mis penas, etc., para encontrar, amar, adorar y glorificar tu Divinidad, tu Divina Voluntad y tu Amor en Ella y hacerla mía, rompiendo así el velo de tu Humanidad y encontrando en tus Actos, el fruto, la Vida, los prodigios que tu Divina Voluntad hizo en Ti, para recibirlos en mí como Vida mía. Señor, quiero unirme a cada uno de tus Actos, para alinearme con Ellos sobre cada acto de cada criatura, para repetir junto por todos y cada uno, todos los Actos que Tú hiciste; no hay cosa que Tú hayas hecho que no quiera hacer yo, repitiendo así el Amor y Bien que hiciste Tú.
Quiero que tu Humanidad me sirva de ayuda, de guía y de Maestra de cómo vivir en Ella, para que así tengas Tú aquí en la tierra, otro Jesús en mí, de manera que yo pueda continuar haciéndote de velo y esconder lo que quiere hacer tu Voluntad, y producir así los prodigios que Ella obró en el escondite de tu Humanidad. Me extiendo contigo en todo y en todos Señor, y quiero que todo mi ser y todos mis actos estén en continuo acto en tu Divino Querer, y en Él, quiero girar en cada criatura y en cada uno de sus actos, y sellarlos todos con tu Divino Querer, tu Amor y tu Vida.
Te amo y acojo tu Voluntad y tu Vida en todo lo que haces en tus Obras de Creación, Redención y Santificación, las Cuales están siempre en acto; Te amo… en cada cosa creada, en cada criatura y en cada acto de cada criatura, los cuales fueron hechos primero por Ti; Te amo… en todos los remedios que Tú compraste con tu obra de Redención: con tu Vida, Pasión, muerte y Resurrección; Te amo… en tu Glorificación y Glorificación del Padre Celestial.
Oh Jesús mío, en tu Humanidad encuentro a cada criatura, y te amo y acojo todas las Vidas Divinas que tu Divino Querer hubiese encerrado en cada uno de sus actos y que no ha podido dar, y las hago Vida en mí, para darte todo el Amor, Honor y Gloria que de cada una la Majestad Suprema debe recibir. En la Unidad y Potencia de tu Divino Querer en mí, las acojo y te amo en cada respiro, en cada latido, movimiento, memoria, intelecto y voluntad; en sus pupilas, en sus palabras, en su amor y en todos sus actos.
En tu Querer TODO se encuentra, y en Él me extiendo en todos y en todo, desde el primer pensamiento hasta el último, desde la primera palabra hasta la última, desde la primera hasta la última acción y paso que se han hecho, que se hacen y que se harán; quiero sellar todo con tu Querer, a fin de que recibas de todo y de todos la gloria de tu Santidad, de tu Amor, de tu Potencia. Todo lo que es humano quede cubierto, escondido y sellado con tu Divino Querer, a fin de que no quede nada, nada de humano en lo que Tú no recibas Gloria Divina.
En la Unidad y Potencia de tu Voluntad Reinante en mi, y en tu Humanidad inseparable de tu Divinidad, acojo y tomo posesión de tu Virtud generativa, y concurriendo Contigo, genero todos tus Actos y toda tu Vida, y repito Señor, acojo y renuevo todos los actos que hacía tu Divinidad en tu Humanidad; Repito, renuevo y acojo Señor, todos los Actos que hacía tu Humanidad en tu Divina Voluntad, hasta que te reproduzcas Señor en mí y en todos y cada uno de nosotros, recibiendo así todos los efectos y fruto completo de todos tus Actos y de toda tu Vida, con todos sus Bienes Divinos, con todas sus Virtudes, Cualidades y Atributos Divinos, y los sello TODOS con mi Te amo…, ADV. REGNUM……, FVT….
En tu Voluntad Señor, te amo y acojo TODO tu Ser, tu Vida, tu Cuerpo, tu Sangre, tu Alma y tu Divinidad, con todas las Cualidades y Atributos de tu Divina Persona y de tu Humanidad; te amo y acojo tu Voluntad Humana, tu memoria, tu inteligencia, tus respiros, tus latidos, tus penas y sufrimientos, tus pensamientos, ideas, movimientos, pasos, cada lágrima, cada gota de tu Sangre, ….., todos tus Actos, absolutamente TODO, y me fundo en cada uno de ellos, para que los míos tengan VIDA en los Tuyos.
16
Nos movemos, respiramos, amamos, oramos, sufrimos,….. juntos oh Señor. Hago Señor tu Vida Contigo y amo como Tú, y quiero solo lo que Tú quieres, dando así Contigo, completa satisfacción, correspondencia, Amor, Honor y Gloria al Padre Celestial. Te doy Señor, todo el amor, honor, y gloria que de todos y de cada uno a Ti pertenece, y proclamo: JESÚS, REY DEL REINO DE LA DIVINA VOLUNTAD.
Oh Jesús mío, en la UNIDAD de mi vida y de mis actos fundidos en los Tuyos, y en la Potencia de Tu Divino Querer Obrante en mí, QUIERO Señor repetir TODA TU VIDA y TODOS TUS ACTOS en mí, y acoger, renovar y tomar posesión de TODO lo que Tú hiciste Señor, y todo lo que hizo Nuestra Santísima Madre, tu hija Luisa, Tu hijo Adán antes del pecado, y todos los que han vivido y vivirán en tu Divino Querer.
Renuevo y rehago Señor en mí, la Página Eterna de tu Humanidad, la Página Eterna de Nuestra Santísima Madre, la de tu pequeña hija Luisa, la de Adán inocente y la de cada uno de los hijos de tu Divino Querer; la de cada uno de los Santos, la de cada Ángel, y la de cada criatura, concurriendo, renovando y rehaciendo en la Unidad y Potencia de tu Divino Querer obrante en mí, cada uno de sus actos, ya hechos por Ti desde toda la Eternidad.
Yo te doy Oh Señor, mi beso, para recibir el depósito de todos los bienes que Tú me quieres dar y así también reconfirmar mi voluntad en la Tuya. QUIERO hacer que en todos tus Actos encuentres también los míos, unidos con los Actos de Nuestra Santísima Madre, los de tu hija Luisa, los de Adán antes del pecado y los de todos los hijos de tu Divino Querer. Llamo y hago llamar a todas las cosas creadas, a los Santos, a los Ángeles y a todas las criaturas, a fin de que TODOS sean también encerrados en ese acto, para que Tú puedas Señor, sentir en ese acto, que todos te aman, que todos te reconocen y adoran, que todos hacen la misma cosa.
Tu Voluntad entonces nos llama a todos, se impone sobre todos, y todos quedamos felicitados y honrados de estar encerrado en ese acto hecho en el Querer Divino, y te amo con nuevo amor y con el amor de TODOS, y en Ella los sello todos con mi te amo, te adoro,…. y te pido que ADV. R. T., FIAT V. T….
Yo Señor te amo en tu FIAT, y en Él, pongo a tus pies la adoración y el reconocimiento de toda la familia humana; pongo en tu Corazón el beso de todos, en tus labios pongo mi beso para sellar con éste, el beso de todas las generaciones; con mis brazos te estrecho, para estrecharte con los brazos de todos y de todas las obras y actos de todas las criaturas. Señor, “te Amo,….te Adoro,…., y en todo, con todo y por todos, te pido Señor A.R.T., F. V. T…
Te amo Señor en tu Divina Persona, en tus Cualidades y Atributos Divinos; Te amo en la Plenitud de tu Divinidad que mora en tu Humanidad; Te amo en tu Humanidad: en tus latidos, en tus respiros, en tus Palabras, en tu Corazón, en TODO, hasta las más pequeñas partículas de Tu Ser. Te amo hasta que yo pueda decir: ‘La Vida de tu Querer es Tuya y es mía y nos alimentamos del mismo Alimento, pues quiero ser Señor tu Imagen y Semejanza’.
Te amo y acojo Señor, tu Divinidad, tu Voluntad, tu Amor, tus Atributos, -a Ti Mismo Señor-, en el velo de cada cosa creada y de cada criatura: en el Cielo, en el Sol, en el viento, en el aire, en el mar, en la tierra, en los pájaros que cantan; en los prados floridos, en los frutos y en absolutamente TODO. Te amo y acojo tu Voluntad Señor, en cualquier bien que recibe la criatura, pues es tu Vida que se encuentra adentro, y es tu Vida que lo da.
17
Te amo Señor porque Tú eres mío, porque yo te poseo. Yo te recibo en mí y recibo tu Amor, tus penas, absolutamente TODO, y puedo deciros que soy otro Jesús, que soy tu copia fiel; puedo decir que repito tu Vida en cada alma. Lo sello todo con tu Divino Querer y con tu mismo Amor, y lo llevo al Padre Celestial con mi te amo.., y te pido que ADV. R. T., F. V. T.
Señor, en tu Divino Querer encuentro, acojo y hago mío todos tus actos, tus penas, dolores, sufrimientos y muertes que Tú viviste; tus oraciones, tus lágrimas y suspiros, las penas de tu Infancia, todos los actos internos de tu Vida oculta, los cuáles son prodigios divinos de Gracia y de Santidad; todas las humillaciones, gloria y penas más internas y ocultas de tu Pasión…, TODO, absolutamente TODO, y los hago vida en mí. Entro en cada uno de tus Actos, y acogiéndolos, los sello con mi te amo…., y ADV. R. T., F. V. T… Encuentro también Señor, todas las generaciones, y a nombre de toda la familia humana, te adoro, te beso, te reparo por todos, y te doy a Ti a todos. Tomo el provecho de TODO lo que Tú hiciste y que no es recibido por las almas que se pierden, y por cada una de ellas te doy mi te amo, te adoro,…., ADV. REG. TU., y FVT…
Quiero Señor que todas tus penas, sufrimientos, tus actos, etc., en UNIDAD con las mías, formen tu Vida en mí y en todas las criaturas, hasta llegar a la Plenitud que Tú has designado para cada una, hasta que pueda yo ser otro Jesús y poder decir: ‘Soy tu copia fiel; las penas me hacen sonreír, y ya que encierro a todas las almas en mí, puedo decir que repito tu Vida en cada alma’.
QUIERO investir con tus penas todos los actos de todas las criaturas, las cuáles en Ti se encuentran y están en acto, para repetir juntos por todos y por cada uno, TODOS los Actos que Tú Señor, Nuestra Santísima Madre y tu hija Luisa han hecho, con Vuestras vidas, Vuestros Actos y Vuestro Amor, y rehacerlos TODOS contigo, y sellándolos todos con tu Divino Querer, dar junto contigo al Padre todo el amor, honor y gloria que de TODOS y de cada uno a Ti pertenece. Quiero Señor dar vida tantas veces al FIAT Divino en mi alma, por cuantas son las veces que las criaturas lo hemos rechazado, y tantas otras veces quiero hacer morir mi querer por cuantas son las veces en las cuales hemos dado vida a nuestras propias voluntades.
Oh Jesús mío, en tu Voluntad pongo en giro mis pensamientos, mis latidos, mis penas, todo mi ser, y con el pasaporte de la Luz de tu Voluntad y con tu Virtud Divina, entro en cada acto de criatura y multiplico tu Vida en cada una de ellas, llenando Cielo y tierra de tantas Vidas tuyas por cuantas criaturas existen. Amor mío, uno mi inteligencia a la Tuya, para que mis pensamientos tengan vida en los TUYOS, y en tu Querer circulen en cada pensamiento de las criaturas, y así también con tus miradas, con tus palabras, con tus obras, con tus pasos, con tus latidos,…., elevándolos todos en presencia del Trono Celestial con mi te amo…., y ADV. R. T., F.V.T….
Señor, yo te doy mi amor, mis penas y tu Divino Querer que Reina en mí, en el Acto cuando fuiste Concebido en el seno de Nuestra Santísima Madre, y en cada uno de los Actos que Tú hiciste estando en la tierra. Te amo Señor en la NUEVA CREACIÓN de cada Acto que hizo tu Humanidad, desde Su Concepción hasta tu muerte y Resurrección, y en los cuales se encuentra cada acto de cada criatura. Acojo Señor el derecho sobre tus mismos Actos como si fueran míos y hago lo que Tú haces Señor. Camino con tus Pasos; obro con tus Manos; hablo con tu Voz; me sirvo de las Lágrimas de tu Rostro; beso y acaricio con dulzura tus Penas. Hago apoyar todos tus Actos sobre mí y sobre cada uno de mis actos. Me hago tu apoyo y tu refugio.
18
Te amo y acojo todo lo que hiciste y sufriste estando en la tierra, incluyendo tus obras, tus palabras, tu sangre, tus llagas, tus penas y absolutamente TODO lo que hiciste, para que lo multipliques y lo centupliques, y lo hagas resurgir continuamente a nueva Vida, a fin de que Tú tomes para Ti lo que quieras, pudiendo así Señor, darte yo a todos, para que todos te conozcan y te amen, manteniendo así íntegros los vínculos de la Creación que hay entre el Creador y las criaturas; los vínculos de Redención entre el Redentor y los redimidos; y los vínculos entre el Santificador y los santificados, haciéndome así inseparable de Ti. Lo sello todo Señor con mi te amo…., y ADV. R. T., FVT…..
Oh Señor Jesús, te amo, concurro Contigo, acojo y tomo posesión del Amor con el que el Padre Te genera; Te amo con tu mismo Amor con que me amas a mí y a cada criatura cuando Amas al Padre que Te genera; Te amo con el Amor con que me amas en la fogosidad del Amor continuo entre Tú y el Padre, del que procede el Espíritu Santo, Quien es ese mismo Amor. Te amo con la Potencia e Infinitud del Amor Inmenso del Padre, Te amo con el Amor interminable del Espíritu Santo y te amo con tu mismo Amor, los Cuáles son UN SOLO Y MISMO AMOR.
Te amo con el Amor con que me Amabas antes de crear la Creación y en cada cosa creada, y con el Amor con que después la creabas y extendías para nuestro servicio. Te amo con el Amor con que me Amas en cada cosa creada. Te amo con tu Amor con que nos has Amado siempre, en todos y en todo, en todos los tiempos, en cada lugar, por doquier y en todas partes, con un Amor siempre nuevo.
Te amo por cuantas veces me has amado, lo cual es siempre. Te amo cuanto y cómo me has amado; cuantas veces me has dicho que me amas, yo te amo. Te amo en todo Tu Ser: en tu Humanidad y en tu Divinidad; en TODOS tus Actos Divinos y Humanos y en TODA tu Vida. Te amo con tu mismo Amor Señor.
Te amo con el Amor con que me amas a mí y a cada criatura y a cada cosa creada, antes y después de hacer salir la Creación como fruto de tu Amor. Te amo con el Amor que me amas en la Creación de todos los Ángeles, de Adán, de Nuestra Santísima Madre y de toda la humanidad; Te amo con el Amor entre Tú y Nuestra Santísima Madre con el que me amas; con el Amor con el que Tú me amas al Encarnarte en el Seno Virginal. Te amo con el Amor que me Amas en tu Nacimiento y en cada uno de tus Actos; Te amo con los mares de Amor Divino que tu FIAT había formado en nuestra Santísima Madre, y que Ella hizo salir para amarte con Amor Divino, como te Ama el Padre en el Cielo.
Te amo, acojo y renuevo Señor tu Concepción para quedar concebido en Ti; tu Nacimiento para renacer en Ti; tus oraciones y súplicas, tus lágrimas para quedar limpio; tu edad infantil con todas sus penas, para restablecerme a tu origen y dar principio a mi nueva vida; tus pasos, por vida y guía de los míos; Te amo, acojo y renuevo tus Obras para hacer surgir las mías en las Tuyas, todos los actos internos de tu Vida oculta, todas las humillaciones, gloria y pena de tu Vida pública, las penas más internas de tu Pasión; Te amo, acojo y renuevo, tus penas como bálsamo y fuerza de las mías y como pago de todas mis deudas a la Divina Justicia; tu muerte para reencontrar mi vida, y tu Resurrección para renacer del todo en tu Voluntad y para dar Gloria completa a mi Creador.
Te amo….., durante toda tu Vida, Pasión y muerte, desde que fuiste Concebido hasta tu muerte en la Cruz. Te Amo en todos tus Actos, en toda tu Vida; en todas y cada una de tus penas, dolores, sufrimientos y muertes en cada llaga, en cada gota de sangre, en cada lágrima, en tu Cuerpo y tu Alma trituradas por el sufrimiento, todos hechos en tu Divino Querer. Te amo con el amor con que cubrías y sumergías tus penas, dolores y sufrimientos, antes de que fueran infligidos en Ti.
19
Señor, acojo, renuevo, te amo…. y te pido que F.V.T…, en cada dolor y perdón que por cada pecado Tú tuviste un dolor especial, y sobre este dolor, distes tu perdón al pecador. Proclamo Señor “dolor y perdón” por cada ofensa, y me duelo junto Contigo en cada una, y muy especialmente por las mías Señor.
Te amo en tu inmolación en la Cruz, en tu muerte, tu Resurrección Gloriosa y en tu Ascensión al Cielo. Te amo y concurro contigo en la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio, en tu Presencia Real en la Eucaristía; en cada pena, dolor, sufrimiento y muerte que en Ella y en todos los Sacramentos recibes: Te amo en tu Vida Divina en tu Palabra, en cada Sacramento, Gracia. Carisma., etc.; en tu Vida Divina en cada cosa creada y en cada acto de criatura. Te amo, renuevo y acojo cada Acto de tu Vida, desde tu Encarnación hasta tu último respiro.
Repito tu Vida en mí Señor; te amo con tu mismo Amor, acojo y tomo posesión de todo lo que tu Divina Voluntad en tu Divinidad Omnipotente hizo, y en lo que te hizo sufrir en tu Humanidad, quedando Tú aplastado delante de Ella al estar cubierto por todas nuestras culpas y penas y muertes dobles que te dimos, hasta el punto en que ni la más pequeña fibra tuya podía escapar; Te amo en tantas muertes que sufriste por cuantas criaturas debían de tener vida.
Acojo y abrazo con tu Amor, todas tus penas y muertes, todos tus actos, todos los bienes que tu hiciste. Te amo en el dolor y muerte continua que tu Divina Voluntad te daba en cada uno de tus Actos al no encontrar la voluntad humana en tu Voluntad Divina en ellos, y al ver que todas las criaturas no vivían ni hacían tu Voluntad; al ver que tus Actos permanecían sin la finalidad por los cuales los hiciste, es decir, el poder dar a la criatura la Vida Divina que en cada uno de ellos se encuentra.
Te amo en cada Vida tuya por cada pena y muerte doble que sufriste y obraste por cada criatura: una muerte de amor y una muerte de penas y dolor por cada uno. Te amo, acojo y abrazo con tu Amor, cada pena, martirio, dolor y muerte que tu Humanidad abrazó en el giro de todos los siglos, especialmente las penas y muertes de tu Amor y de tu Vida Divina rechazadas y no correspondidas. Te amo en cada pena, dolor, sufrimiento y muerte causada por nuestro rechazo a tu Voluntad, a tu Amor, a tu Vida.
Señor, concurro Contigo, renuevo, acojo y tomo posesión del amor, dolores, penas, sufrimientos y muertes que viviste por nuestro rechazo a tu Divino Querer como vida de cada acto de criatura, y por consecuencia, de cada cosa creada. Yo retomo en mí en la Potencia de Tu Divino Querer, esos actos de Vida Divina rechazados por cada criatura y suspendidos en tu Divino Querer, y los sello todos con mi te amo, …., y ADV. REG. T., FVT…..
Te amo Señor en cada muerte continua que tu Voluntad Humana recibía bajo la prensa infinita de tu Voluntad Divina, martirio continuo vivido por tu Humanidad. Te amo en esta cruz de luz que arde y consume con infinito dolor tu naturaleza y Voluntad Humana, y que fue infligida en Ti por tu Voluntad Divina, tantas veces por cuantos actos de la voluntad humana rechazaron la Voluntad Divina. Te amo en la pena y dolor infinito de la privación de tu Divinidad que tantas veces viviste en tu Vida; la pena y dolor más grande que existe. Te amo en el dolor que sufres por la muerte eterna de cada criatura que se separa de Ti y en el dolor que sufres y vives por las penas que cada una de ellas sufre en el infierno. Yo muero, sufro y obro TODO junto Contigo.
20
Te amo, concurro Contigo, te adoro,……. y te pido que venga tu Reino y que FIAT V. T. …..en cada pena de espera que te damos; en la inquietud de tu Amor que te da el delirio, los anhelos y muerte a tu Amor; en tu espera en la Eucaristía; en tu espera más dolorosa: la de suspirar y desear ardientemente con largas ansias, el Reino de tu Divina Voluntad. Te amo Señor en cada pena, dolor, sufrimiento y muerte que he vivido, vivo y viviré, y que has vivido y vives Tú en mí. Las vivo todas Señor en tu Divino Querer y las sello todas con mi Te amo…., y ADV. R. T., FVT…..
Te amo…., en cada acto de criatura que no está lleno de tu Voluntad y de tu Amor, y con tu Voluntad, pongo en cada uno lo Infinito, hasta hacerlo acto completo; hasta que tu Voluntad sea Vida, principio, medio y fin de cada uno; hasta que tu dominio sea completo; hasta que cada uno de ellos sea ajustado, reparado y ordenado en tu Voluntad. Llamo en mi ayuda a todos los actos de tu Voluntad hechos en la Creación y en la Redención, y emitiendo los míos, te circundo oh Jesús mío con ellos. Amor mío, no hay acto que Tú haces en que mi “Te amo…” no te siga para pedirte por medio de tus Actos el Reino de tu Voluntad. Oh, como quisiera estar cerca de Ti para susurrarte al oído: ‘Te amo, te amo; haz que venga Tu Reino’.
Jesús amor mío, quiero tus Manos en las mías para dar a nuestro Celestial Padre aquel Amor y aquella Gloria que Tú individualmente Le diste con tus Obras estando en la tierra, y no solo esto, sino que quiero unirme Contigo cuando Tú, Verbo del Padre, desde la Eternidad obrabas junto con Él con Sus mismas Obras, y Os Amáis con Amor recíproco y con perfecta igualdad, y quiero glorificaros con la misma gloria con la que Os glorificáis Vosotros mismos entre las Tres Divinas Personas.
Señor, en la Potencia de tu Divino Querer, acojo, renuevo y tomo posesión de todos los actos humanos de todas las criaturas establecidos por Ti en la Creación, y ya rehechos en Ti como NUEVA CREACIÓN en tu Redención, y también rehechos por Nuestra Santísima Madre y tu hija Luisa, encontrando en ellos la triple ayuda de Fuerza y de Luz en ellos, para que todos los actos humanos vuelvan al Reino de tu Voluntad. En Ti, con tu Divina Voluntad Reinante en mi, yo también doy al Padre Celestial la Gloria que Vosotros Le disteis por cada criatura y por cada uno de sus actos.
Oh Jesús mío, habiendo tomado posesión de Ti y de TODO y de TODOS en tu Divina Voluntad Reinante en mi y yo obrante en Ella, y con tus mismas intenciones, las de nuestra Santísima Madre, y las de tu hija Luisa, me HAGO ECO TUYO SENOR y en la UNIDAD DE LA LUZ DE TU DIVINO QUERER, me ofrezco CONTIGO Y EN TI al Padre. En tu Divino Querer Señor, Adoro, Amo, Bendigo, Alabo, Glorifico, Reparo y Agradezco junto Contigo Señor a la Potencia Increada. Lo hago en acción de gracias por TODO lo que has hecho, y muy especialmente por habernos dado a Nuestra Santísima Madre y a tu hija Luisa.
Señor, TODO es mío: tu Divinidad, tu Humanidad, tu Vida, tus penas, tus respiros; el Cielo, el Sol, toda la Creación; ABSOLUTAMENTE TODO. Tú eres todo mío. Oh Jesús mío, Tú eres mi Dios, mi Creador; en Ti soy UNO con el Padre y el Espíritu Santo. Te amo Señor en la consumación de TODO y de todos en Ti y por Ti en el Padre.
Oh Madre Santísima, en la Unidad y Potencia del Divino Querer Reinante en mí y yo obrante en Ella, te amo y amo a mi Dios contigo, encuentro, acojo y renuevo tu vida y cada uno de tus actos, con todas las Gracias, Santidad, Amor y Bienes que fueron depositados y formados en tu Inmaculado Corazón, acogiendo en mí y en todas las criaturas, la Paternidad Divina en Ti depositada, y tu Maternidad Oh Madre Celestial, con Su Potencia, que genera a Jesús en mi alma, para poder amarlo como Tú lo Amas y con tu mismo Amor. Acojo y te amo a Ti y a mi Dios en Su Amor Infinito por Ti, y en el Tuyo por El.
21
Te amo y amo a mi Dios contigo en tu Inmaculada Concepción en el Verbo Encarnado, donde cada criatura y cada cosa creada renacimos en Ti; Te amo y amo a mi Dios Contigo en tu FIAT en la Encarnación del Verbo en Ti; en tu Maternidad humana y Divina, con la concepción de todas las criaturas en Ti; Te amo y amo a mi Dios Contigo en tu Concepción en cada criatura; en cada Vida de Divina Voluntad y de Amor por cuantas criaturas existen y que en Ti se encuentran oh Madre. Te amo, acojo y amo a mi Dios contigo en tu Amor Eterno; tus Actos, dolores, sufrimientos y muertes vividas en el FIAT, con todos sus triunfos, victorias y conquistas; en TODOS tus Bienes, tus Cualidades Divinas, y tus Dotes.
Oh Madre Santísima, yo te amo y amo a mi Dios contigo, acojo, renuevo y tomo posesión de la herencia que Tú nos quieres dar, pues en Ti todo fue depositado; todos los Actos hechos en la Divina Voluntad; toda la obra de Creación, de Redención, de Santificación y de Glorificación- Dios mismo. Oh Madre Santa, te amo y proclamo: ‘María Santísima, MADRE Y REINA DE LA DIVINA VOLUNTAD’.
Oh Madre Santísima, en la UNIDAD del Divino Querer Reinante en mí y yo obrante en Ella, te ofrezco todos mis actos y mi vida como testimonios de amor y de gloria, para que sean transformados en soles que te forman tu Corona de Señora, Madre y Reina. Sé oh Madre, mi Guía y Maestra; recibe todos mis actos para encerrarlos en los Tuyos, hasta que puedas decir: “los actos de mi hijo son como los Míos”, para que siendo UNO con los tuyos, dupliquen el derecho a las criaturas a recibir el Reino de la Divina Voluntad, hasta que cada criatura sea un Reino de Voluntad Divina.
Oh Mamá mía, mi voluntad se acabó, todo el imperio lo tiene en mí el FIAT Divino. En Él yo te doy mi te amo a Ti y a mi Dios, por tu amor universal, tus penas, dolores, sufrimientos y muertes que sufriste por cada uno de nosotros. Te amo, te venero, te bendigo…., en todo, con todo y por todos, y en todo, con todo y por todos, pido junto contigo oh Madre: “ADV. REG. T., F.V.T…”
Oh pequeña hija del Divino Querer Luisa, te amo y amo a mi Dios contigo, acojo y renuevo y tomo posesión de la Plenitud del Reino de la Divina Voluntad en ti también depositado, con todos tus actos, penas, dolores, sufrimientos, y muertes vividas en el FIAT, y los de todos los que vivan en el Divino Querer; Te amo y amo a mi Dios contigo en cada Vida Divina que en ellos se forma, con todo lo que en Ellas se encuentra: Dios mismo. Lo sello todo con mi te amo y amo a mi Dios contigo…, te venero y te doy gracias oh madrecita Luisa, y junto Contigo pido: “ADV. REG……, FVT…..”.
Oh Majestad Suprema, con tu hija Luisa, refugiado en el Inmaculado Corazón de Nuestra Santísima Madre, fundido totalmente en Jesucristo Nuestro Señor, sumergido en el Infinito mar de tu Divino Querer, y revestido con todos los Actos, Obras, penas, sufrimientos y muertes de la Humanidad de Nuestro Señor; con Sus llagas, Su Sangre y Sus lágrimas y con todos Sus Actos Humanos y Divinos, yo encuentro en ÉL todas las generaciones pasadas, presentes y futuras; hago míos todos sus actos, pensamientos, palabras, deseos, sufrimientos, oraciones, etc., y haciéndolos UNO con los Suyos, y sellándolos todos en tu Voluntad, los llevo ante Ti, oh Majestad Suprema, para darte completa satisfacción, y en todo, con todo y por todos, te doy en cada uno de ellos, mi te amo, te adoro….., y en todo, con todos , y por todos, te pido Señor: ADV. R. T., F. V. T….
Oh Majestad Suprema, en la Unidad, Inmensidad y Potencia de tu Divina Voluntad en mí, hago la vida de Jesús y con Jesús, y amo como ama Jesús, y quiero lo que quiere Él. Pongo en torno a Ti a tantos Jesús por cuantas criaturas han existido, existen y existirán. Acojo y hago vida en mí toda Su Vida y todos Sus Actos: TODO lo que hizo Su Humanidad en Su Divinidad y TODO lo que hizo Su Divinidad en Su Humanidad, y en la Unidad y Potencia del Divino Querer lo sello todo con mi te amo……, y ADV. REG. T., F. V. T
22
Arma oh Majestad Suprema, todas tus Verdades y Conocimientos y todos tus Atributos y Cualidades Divinas en mí, para que yo pueda formarme y crecer según Ellas, y poder ser así a tu Imagen y Semejanza, y poder así yo ser Tuyo y Tú ser mío, y amarnos así mutuamente en modo Divino, hasta que puedas decir Señor de nuevo: “TODO está consumado, todo lo he consumado en ti, de modo que todos Nuestros Actos han sido encerrados en ti; no tengo otra cosa que agregar, todo lo he consumado en ti, para que fueses restaurado y el Reino de mi Divina Voluntad tenga Su Vida y Su Régimen en ti como en el Cielo en la tierra”.
En la UNIDAD y POTENCIA de tu Divino Querer, te amo, acojo, concurro y pronuncio contigo tu FIAT Creante, llenando Cielo y tierra de la Adoración a la Majestad Suprema; Te amo, acojo, concurro y pronuncio contigo oh Dios mío, tu FIAT Redimiente, haciendo surgir tantos Jesús por cuantas criaturas existen, y multiplicando al Infinito Su Vida, Su Amor, Sus Actos, Sus penas, dolores, y sufrimientos, Su Sangre, Sus Llagas; TODO Su Ser. Te amo, acojo, concurro y pronuncio Contigo tu FIAT Santificante, multiplicando tu Voluntad en las voluntades de todas las criaturas para santificarlas. Te amo y concurro Contigo en tu FIAT Obrante, Conservante, Creciente y Triunfante.
Quiero oh Dios mío, abrazar en Él, toda la Obra de Creación, Redención y Santificación, las Cuáles están en Acto, para darte correspondencia de amor y gloria por TODO lo que en esta Obra se encuentra: tu Voluntad, tu Vida, tu Amor, absolutamente TODO- Vosotros mismo Señor. QUIERO oh Majestad Suprema, amarte, concurrir contigo, acoger, renovar, absorber, y consumir en mí TODOS los Actos de tu Voluntad en tu Obra de Creación, Redención y Santificación, para que la humanidad sea restablecida al orden original en que la creaste, y el Reino de tu Divina Voluntad tenga Su Vida y Reine como en el Cielo así en la Tierra.
En la Unidad y Potencia del Divino Querer Obrante en mí, te amo y te acojo a Ti misma oh Trinidad Sacrosanta como Espectadora y Actora de tu Obrar, habitando y pronunciando tu FIAT en mí, formando tales prodigios y maravillas que superan toda la Creación, Creando en mí tu Vida Obrante y tus Alegrías siempre nuevas, y haciendo que tu Querer Divino lleve al Cielo estos actos Divinos, para tu Gloria y Alegría, para la de toda la Corte Celestial, y para el bien de toda la humanidad.
Oh Majestad Suprema, te amo y acojo y recibo en mí, la Potencia de Vuestro Hálito Divino, para que hagas de mí, un Acto Vuestro cumplido; quiero recibir en mí Vuestra Vida palpitante y Vuestro Amor operante, hasta que completes en mí Vuestra Vida Divina; hasta que pueda yo ser copia perfecta de Vuestro Ser Supremo y poder decir: ‘hago todo y pertenezco a la familia de mi Padre Celestial’.
Quiero oh Dios mío que tu Voluntad me confirme en el Bien; quiero ser Señor, ciudadano del Cielo aquí en la tierra; quiero que tu Voluntad Señor me selle con caracteres imborrables, con Amor perenne, con Paz imperturbable, y confirmado en todos los Bienes, e hijo del Ente Supremo, para poder así gozar Contigo y con todos los Bienaventurados, las propiedades de la Patria Celestial, que son amor continuo, suma paz y Voluntad Divina como Vida. Invísteme Señor con tu Voluntad Obrante, Comunicante y Transformante, para recibirte en mí Oh Santísima Trinidad, y así formes en mi voluntad tu Acto Divino, con todos los Bienes posibles e imaginables, con prodigios inenarrables, con Gracias sorprendente, comunicando así yo tu Santidad a todas las criaturas.
Te amo y acojo en mí Señor, el Don de tu Virtud orante y suplicante, suplicando en todo, con todo y por todos, con tu mismo Amor, tu Potencia y tu Bondad, con tu Justicia, tu Misericordia, tu Fortaleza y con todos tus Cualidades y Atributos Divinos, haciendo así universal nuestra plegaria. Te amo y acojo el Don del Amor Divino siempre creciente y nuevo, adquiriendo así el derecho de amar a todos y de ser amado por todos con un amor nuevo, continuo y creciente. Te amo y acojo el Don de la inseparabilidad de la unión Contigo, para ser Portador Tuyo y Vivir con tu misma Vida, con tu mismo Amor y con tu misma Potencia. Te amo y acojo el Don de Triunfo: Triunfo sobre mí mismo y Triunfo sobre Dios, Triunfo de Gracia, de Santidad y de Amor.
23
Te amo y adquiero en mí Señor, y acojo, el derecho de hijo y Tú adquieres el derecho de Padre, formando así UNA sola Vida. Te amo y adquiero y acojo el derecho de Vida Divina perenne; el derecho de Propiedad Divina y el derecho de Gloria Divina. Te amo y adquiero y Acojo Señor todos tus Sentidos Divinos: Te amo y adquiero la Vista Divina para fijarme solo en Ti Señor y encontrarte por doquier en TODO y en todos, con tus Arcanos Divinos: con tu Santidad y Belleza, con todas y cada una de tus Cualidades y Atributos. Te amo y adquiero y acojo Señor el Oído Divino para escuchar solamente lo que Tú quieres y hacerlo Contigo; Te amo y adquiero y acojo Señor el Olfato Divino, para acoger tan solo lo Bueno y Santo, y lo que a Ti pertenece; Te amo y adquiero y acojo el Gusto Divino para alimentarnos de Amor y de Cielo; Te amo y adquiero y acojo tu Tacto Divino, de manera que TODO es Puro y Santo.
OH MAJESTAD SUPREMA, GIRANDO EN TU DIVINO QUERER, YO ENCUENTRO ABSOLUTAMENTE TODO Y A TODOS; ENCUENTRO TU AMOR, TU VIDA Y TUS CUALIDADES Y ATRIBUTOS QUE EN TODO Y TODOS SE ENCUENTRA: A TI MISMO OH DIOS MÍO.
Señor, en tu Voluntad Reinante en mí, el sol, el cielo, el mar, la tierra y toda la Creación son míos, y como míos, pongo todo en torno a la Majestad Divina, para darle la gloria que cada cosa creada contiene. En tu Voluntad acojo y tomo posesión de tu Vida Divina, con Su Potencia, Inmensidad, Luz, Amor y todas tus Cualidades y Atributos Divinos. TODO es mío y TODO te ofrezco Señor.
Dios mío, girando en tu obra de Creación me uno a tu Acto Obrante y Conservante que tu Voluntad hace en ella, y encuentro en acto, te amo, concurro Contigo, renuevo y quiero ensalzar, amar y glorificar tu Luz, tu Amor, tus infinitas dulzuras, tus innumerables gustos, tu belleza incomprensible, tu Pureza, tu Potencia, tu Fuerza, tu Justicia, y TODOS tus Cualidades y Atributos Divinos, y quiero impetrar para todas las criaturas, tu Voluntad, tu Amor, tu Vida y todas las Cualidades y propiedades Divinas que contiene cada cosa creada: el Sol, el Cielo, la tierra, las estrellas, el viento, el aire, el fuego, el agua, el mar, y todas las cosas creadas por Ti, animadas e inanimadas. Las sello todas con mi Te amo…, y ADV. R. T., FVT……
Asimismo, te amo y me uno a tu Acto Obrante, Conservante y Creciente que tu Voluntad hace en tu Obra de Redención y de Santificación y Glorificación, y encuentro en acto, concurro Contigo, renuevo y quiero ensalzar, amar y glorificar tu Divino Querer, tu Vida, tu Amor y todos tus Atributos y Cualidades que en Ellas y en todos sus frutos, méritos, etc. se encuentra, para hacerlos VIDA en mí, y quiero también impetrarlos para todos, a fin de que tu Voluntad, encontrando estas Cualidades Divinas en medio de ellas, venga a Reinar develadamente, con pleno triunfo, en medio de las generaciones humanas. Te amo y te pido ADV. R. T…, FVT… en cada una de Ellas.
Oh Majestad Suprema, en tu Voluntad te amo, encuentro en acto, concurro Contigo y renuevo todos tus Actos, los actos de Nuestro Señor Jesucristo, los de Nuestra Santísima Madre, los de Tu hija Luisa, y los de todas las criaturas de todos los tiempos, y los fundo junto con mis actos, y concurriendo contigo en TODO, repito y renuevo así todos tus Actos, y TODOS los Suyos; también encuentro, abrazo, repito, renuevo y tomo posesión de los actos y vida de nuestro primer padre Adán antes del pecado, los de todos los Santos de todos los tiempos, los de todos los Ángeles y los de todas las criaturas creadas por Ti desde toda la Eternidad, y con la Santidad y Potencia de Tu Divina Voluntad, y sellándolos todos con la correspondencia de Amor, de Bendición, y de Adoración, los hago VIDA en mí y en toda Tu Santa Iglesia, y con ellos, en Tu Voluntad sello así también todos los actos de todas las criaturas pasadas, presentes y futuras.
24
QUIERO Oh Dios mío, unir todos mis actos hechos en tu Divino Querer a los que hicieron Adán y Eva antes del pecado, y a los que han hecho y harán todos los que han vivido y vivirán en Tu Divino Querer. QUIERO encerrar en mí los mismos actos de Adán antes del pecado, con todo el séquito de todos los actos de todas las criaturas y generar en ellos tantas Vidas Divinas como Tú dispusiste dar por cada uno de ellos.
QUIERO Señor, en la UNIDAD de la Luz de Tu Divina Voluntad, amarte y acoger y recibir en mí todos los actos de Tu Divino Querer no hechos por Adán, y rechazados por cada criatura, y rehacer por todos y por mí mismo TODO lo que él debía de haber hecho, y que Jesús Nuestro Señor, Nuestra Santísima Madre y tu hija Luisa hicieron.
Te amo y acojo todos los actos y obras que debían ser hechos por cada criatura en la Divina Voluntad, y que fueron primero hechos por Ti, y recibo, renuevo y Te doy todo el Amor y Vida Divina que en ellos se encuentran, y lo llevo todo también a todas las criaturas para que tu Voluntad Reine en la tierra como en el Cielo; vengo en nombre de todos, del primero al último hombre que ha de existir en la tierra, a daros todos los homenajes, las adoraciones, las alabanzas, el amor que cada criatura Os debe, y a haceros todas las reparaciones por todos y por cada deuda y pecado. En cada uno de ellos te amo, te adoro… y te pido que AD. R. T., F. V. T.
Quiero amarte y repararte por tantas muertes que hacemos sufrir a tu Voluntad y a tu Amor desde la caída de Adán, por cuantas Vidas Divinas rechazamos y damos muerte en cada uno de nuestros actos. QUIERO amar, ajustar, rehacer, reparar y ordenar todos mis actos pasados, presentes y futuros, y los de cada una de las criaturas, en los que hemos rechazado tu Voluntad, tu Vida, tu Acto y tu Amor, para que resurgiendo todos en tu Divino Querer, reciban la Infinitud de TODO lo que Tú querías darles: la Infinitud de tu Santidad, de tu Belleza, de tu Bondad, y de TODOS tus Cualidades y Atributos Divinos; tu Vida; a Tí mismo Oh Señor.
Te amo oh Padre, encuentro también, acojo y hago míos, cada dolor especial y cada perdón que Jesús Nuestro Señor tuvo por la caída de Adán y de toda la humanidad, por cada pecado nuestro, por cada falta de correspondencia a Su Amor Infinito, por cada Vida Divina abortada, por cada alma que se pierde, por cada dolor, pena, sufrimiento y muerte que Vivió y sufrió en Su Humanidad, y uniendo Su dolor con el mío, y con el de Nuestra Santísima Madre y de tu hija Luisa, grito por cada ofensa: “dolor y perdón”, para darte la reparación y amor que por cada uno de nosotros Tú recibiste de Él, y las sello todas con mi Te amo…., y FVT…
QUIERO oh Santísima Trinidad, amarte, acoger, hacer míos, renovar, abrazar, y recibir en mí, todos los Actos de la Suprema Voluntad que las criaturas hemos rechazado, junto con todos los Bienes que Ella contiene. QUIERO vivificar, llamar a la vida, acoger y recibir en mí todos los Actos de tu Voluntad a los que la voluntad humana ha dado muerte.
Oh Majestad Suprema, QUIERO reparar por todas las oposiciones de las voluntades humanas de todos los tiempos hechas a la Tuya, y QUIERO tomar en mí todos los Actos de tu Adorable Voluntad que hemos rechazado, para cambiarlos todos en amor y adoración a Ti. QUIERO hacer míos todos los actos de las criaturas, y absorbiendo en mí tu Voluntad rechazada, darte en la Potencia de Tu Divino Querer Obrante en mí, todo el amor, honor y gloria que de cada una de ellas debías recibir, y junto con Nuestro Señor Jesucristo, Nuestra Santísima Madre, y tu hija Luisa, darte total reparación, correspondencia y amor.
25
En tu Divino Querer giro por todas las generaciones, encuentro todo el Amor que tu Voluntad da a las criaturas, y el Cuál no siendo tomado por ellas, queda suspendido, y yo lo hago mío, e invistiendo a todas las inteligencias creadas, formo por cada pensamiento, deseo, palabra, etc., y por cada uno de sus actos, un acto de amor, de adoración y de todo lo que cada inteligencia debía dar a Dios, y abrazando todo en mí , lo llevo TODO a tu Trono Celestial sellado con mi Te amo…., y te pido que venga tu Reino y que FIAT V. T ….
QUIERO Señor amarte y convertir todos los pensamientos, palabras, pasos, obras y actos de todas las criaturas, en Voluntad de Dios, a fin de que el pecado no exista más. QUIERO eclipsarlos en la Luz del Querer Divino, para que investidas de Luz y encadenados por Ella, las criaturas pierdan la fuerza de las pasiones y la voluntad de ofender a Dios. QUIERO Señor, sellarlos TODOS con tu Voluntad y darte correspondencia de amor y de agradecimiento sobre todas las Gracias y prodigios hechos por Ti desde el principio de la Creación hasta en TODOS los actos de los Patriarcas, de los Profetas, y de todas las criaturas que han venido y vendrán a la existencia.
Te amo y giro Señor en todos los actos humanos de las criaturas, penetro dentro de los corazones, y llevo a cada latido el latido de tu Querer, a cada pensamiento el beso, el conocimiento de tu Voluntad, en cada palabra imprimo el FIAT Omnipotente, invado todos sus actos, y envuelvo a todos en Él, para que tu Voluntad Reine en la tierra como en el Cielo. Lo sello TODO señor con mi te amo…. y te pido que ADV. R. T., FVT………
En tu Voluntad te amo y hago surgir todo lo que Ella ha hecho y todo lo que de bien ha sido hecho por todas las criaturas, y suscito el dulce recuerdo de tus obras como presente y en acto, como si yo las repitiese. QUIERO que encuentres en cada criatura, el cortejo de todos los Actos de tu Voluntad, haciéndolas así resurgir en tu FIAT, a fin de que su Reino se extienda en todas ellas.
Oh Dios mío, tomo TODO en tu Voluntad porque te amo, porque quiero amarte y glorificarte con tu mismo Querer. Te amo con mi cuerpo, mi alma, mi espíritu; con todo mi ser; te amo con mi voluntad, con mi inteligencia, con mi memoria; te amo con cada uno de mis sentidos. Te amo en todos y cada uno de mis actos pasados, presentes y futuros: en cada latido, en cada respiro, pensamiento, palabra, en el movimiento incesante de mi sangre….; en cada pena, dolor, sufrimiento y muerte; en cada oración, penitencia…; en el descanso, en el sueño y en el trabajo…; en el alimento que consumo, en el agua que tomo, en el aire que respiro, en el espacio que ocupo; en mis actos voluntarios e involuntarios. En absolutamente TODO, Yo os doy, en la Unidad y Potencia de tu Divino Querer Reinante en mí, todo el amor, honor y gloria que de todos y de cada uno a Ti pertenece. Te amo, te amo, te amo, Vida de mi vida, Amor de mi amor, Padre mío, Creador mío, todo mío. TE AMO.
Te amo en TODO tu Ser, en TODA tu Vida; te amo y concurro Contigo en TODOS tus Actos y en TODAS tus Obras, con todo el valor, el bien, los frutos, efectos y VIDA que contienen. Te amo con tu Voluntad obrante en mí; con tu Vida en mí; con todas tus Cualidades y Atributos, y con todas tus Obras acogidas en mí. TE AMO CON TU MISMO AMOR que es Eterno, un Amor sin principio ni fin.
Señor, te amo con tu Potencia, tu Sabiduría, tu Amor, tu Santidad, tu Bondad, y con cada uno de tus infinitas Cualidades y Atributos. Te amo con tu Inmensidad, con tu Virtud Creadora, y te doy Amor de Luz, caricias de Amor, Amor Inmenso y Potente. Te amo en tu Voluntad, donde TODO se encuentra y está en acto; tu Voluntad no tiene principio, es Eterna Contigo, y yo, en Ella, te amaba con un amor sin principio y sin fin. Te amo con tu mismo Amor, con tu misma Vida y con tu Acto Creante que anima TODO mi ser y TODOS mis actos, y que se encuentra en mí y en todo lo que existe.
26
Te amo con todos tus Dones y te amo en Vosotros mismos Señor; te amo como os Amáis en Vuestras Obras y te amo como os Amáis en Vosotros Mismos. TE AMO AL INFINITO. TE AMO DESDE TODA LA ETERNIDAD, aún antes de que todas las criaturas y creación fueran llamadas a la existencia fuera de Ti. En Tu Voluntad todos los tiempos son míos Señor, y de ellos hago UNO solo y te amo en TODO lo que has hecho en él.
En tu Voluntad soy Señor, Portador de todos los Bienes a Ti y a TODOS; en mis actos los tomo a todos en un puño, los abrazo y tengo la virtud de generar el Bien sobre todo y todos. Lo renuevo TODO, y amándonos mutuamente, renuevo en Ti y en mí Señor, todos los gozos y alegrías indescriptibles que Tú derramaste en TODO y en todos. Lo sello TODO Señor, con mi te amo…… y te pido que ADV. R. T., FVT……….
Te amo con TODOS los Actos de tu Divina Voluntad; en todos tus Actos y todas tus Obras “ab-intra” y “ab-extra”, y en tu Vida Divina bilocada en Ellos. Te amo con el Amor con que nos das todos Vuestros Dones y Vuestras Verdades y Conocimientos sobre la Divina Voluntad, y sobre Ti mismo Señor, los Cuáles son Vida Divina. Te amo con el Amor con que os Amáis a Vosotros mismos al obrar “ab-extra”, al pronunciar tu FIAT; Te amo y concurro Contigo con tu Amor que se desborda y pronuncia FIAT.
Te amo en tu FIAT, que es UN solo Acto, donde TODO se encuentra. Te amo en tu FIAT Creador, Redentor y Santificador. Te amo y concurro contigo en cada Acto que haces en tu obra de Creación, de Redención y de Santificación y Glorificación, con tu Divina Voluntad, tu VIDA y tu AMOR que en TODO y en todos se encuentra.
Te amo en tu FIAT Obrante, Conservante, Creciente y Triunfante. Te amo y concurro Contigo, en tu Acto de la Creación, donde tu Amor también hacía juntamente salir todos los actos de todas las criaturas que saldrían a la luz; actos siempre nuevos y distintos, a semejanza Tuya. Te amo con el mismo Amor con que Tú te Amas y te encuentras a Ti mismo en cada uno de ellos.
Oh Santísima Trinidad, te amo, concurro Contigo y renuevo ese Amor con que os Amas a Vosotros mismos cuando Creaste la Creación. Te amo Oh Dios mío, con tu Amor distinto que cada cosa creada posee; con tantas diversidades de tu Amor por cuantas cosas existen. Corono tu Amor Inmenso, con la corona de mi amor. Te amo con el Amor con el Cuál creas cada cosa. Te amo con cada Amor distinto que cada bien o efecto cada uno de ellas produce. Te duplico y centuplico ese Amor, para que Tú Señor dupliques y centupliques ese Amor de nuevo, y correspondiéndonos mutuamente, tu Amor forme en mí la Creación Operante. Te amo y te glorifico en el Cielo, en el Sol, en el mar, en el viento, en el pajarito que canta, en el corderito que bala, en el perfume de la flor que se eleva a Ti; en cada cosa creada por Ti te amo y te glorifico oh Dios mío.
Oh Santísima Trinidad, en la Unidad de tu Divina Voluntad Reinante en mí, acojo toda la Creación y todas las cosas creadas, con tu Inmensidad, tu Potencia y tu Virtud Creadora siempre en acto de crear, e inundo Vuestro Ser Supremo con Amor de Luz, caricias de Amor, Amor Inmenso y Potente, tu mismo Amor, que en mí se encuentra. Te amo y concurro Contigo con el Amor con el cuál creaste el Cielo, cada estrella, el sol con cada uno de sus efectos, el viento, el aire, el mar, las plantas, los animales y absolutamente TODO, hasta que se forme en mí la Creación Operante. Ayúdame a reconocer tu Amor en cada cosa creada, a fin de que girando siempre en tus Obras, podamos amarnos mutuamente con el éxtasis de tu Amor que Tú me das. Te amo por todas las cosas creadas y con el Amor con que las creaste; con tu Voluntad Creante, Obrante y Conservante en ellas.
27
ACOJO OH MAJESTAD SUPREMA, TANTAS VIDAS DIVINAS POR CUANTAS CRIATURAS Y COSAS HAS CREADO, Y POR CUANTOS ACTOS DEBEN SER HECHOS POR TODAS LAS CRIATURAS EN TU DIVINA VOLUNTAD, HASTA QUE ENCUENTRES TODO Y A TODOS EN MÍ, Y A MÍ EN TODO Y TODOS. Te amo, te adoro,…, y te pido ADV. REG. T., FVT… en cada una de Ellas.
Cómo son bellas tus Obras Señor, tu Voluntad Obrante, tu Potencia creadora que nos ha dado la Vida. Somos Señor obras tuyas, descansa en nosotros y nosotros formaremos tu Gloria, tu adoración perenne. Te amo y concurro Contigo en el movimiento incesante y siempre nuevo de tu Vida en Ti, en mí y en toda la Creación. Te amo por medio de tus obras, preñadas de tu Amor y narradoras de tu Potencia; te repito y renuevo tus abrazos amorosos, tus besos ardientes, tus ímpetus de Amor.
Señor, UNA es la gloria, el honor, el amor que quiero darte, porque el acto único contiene TODO, es perfecto y digno solo de Ti; UNA fue la Voluntad que hiciste salir fuera de Ti, y UNA te la quiero llevar. En la Unidad y Potencia de tu Divino Querer Reinante en mí, vengo en cada uno de mis actos a animar todas las cosas creadas con mi voluntad y palabra, las cuáles están animadas por tu Voluntad y Palabra, dándote así tu mismo Amor, tu Gloria, tu Adoración y tus Gracias y Bendiciones Divinas. Te amo con tu mismo Amor. Te glorifico por medio de tu Potencia, por la Cuál te encuentras Tú mismo en mí y en mis actos, en cada criatura y en cada uno de sus actos. Dominando yo toda la Creación, animo todo y te hago amar por todo y por todos.
Te amo y concurro Contigo, con el Amor con que hiciste salir fuera de Ti la Creación por Amor al hombre. Te amo Señor con el Amor con que creaste cada cosa y cada criatura; con el Amor con que os Amasteis a Vosotros mismos en cada una de ellas, y con el Amor con que nos Amasteis a nosotros en cada una de ellas. En tu Voluntad Reinante en mi, me remonto Señor al Edén y adoro la Voluntad Suprema en el acto de crear al hombre, para unirme en aquella unión de Voluntad que existía entre Creador y criatura cuando nuestro primer padre Adán fue creado, para que Tú Señor, renueves en mí el acto de su creación con TODO lo que en este Acto le diste.
Te amo, concurro Contigo y renuevo ese Amor aún más intenso con el que Amándoos a Vosotros mismos creaste al hombre, reproduciendo Vuestra Vida y semejanza en el fondo de su alma. Te amo y concurro contigo en tu Amor con que creaste al hombre a tu Imagen y Semejanza, poniendo fuera de Ti tus Cualidades Divinas con mares de Potencia, de Santidad, de Belleza, de Amor, y así de TODO lo demás, y en el Amor con que nos amas en cada uno de Ellas.
Te amo, concurro Contigo, adoro, encuentro en acto y renuevo Oh Dios Mío, tu “HAGÁMOS AL HOMBRE…”, tu Voluntad Suprema en ese Acto de crear al hombre en el Edén, el Cuál está en acto, y me uno a aquella UNION de voluntades entre Creador y criatura, cuando Adán fue creado, para que Tú renueves en mí Señor, ese Acto de la creación de Adán con TODO lo que en él se contiene, y para que lo renueves también en todas las criaturas.
Oh Dios mío, encuentro en acto, renuevo, acojo y tomo posesión de tu Acto al crear a nuestro primer padre Adán; acojo el éxtasis de tu Amor profundo, en el Cuál, tu Amor raptó a Vuestro Ser Divino, y Vuestro FIAT se puso en acto de obrar con Virtud Creadora; acojo todas las Gracias, Virtudes, Bellezas, Santidades, etc., con las que debían ser dotadas y enriquecidas todas las criaturas, y que fueran puestas fuera de Vosotros en ese éxtasis de Amor Divino.
28
Repito, renuevo y acojo Señor, tu éxtasis de Amor al crear a Adán, para darte a Ti, TODO lo que me has dado, y alimentar así en mí, tu Voluntad Divina con tu Misma Vida. Te amo con el Amor con que os Amáis a Vosotros mismos en él al crearlo, reproduciendo Vuestra Vida y Semejanza en el fondo de su alma. Te amo, concurro Contigo y renuevo ese primer acto de la Creación del hombre en quien creas tu misma Vida de Amor, y a quien das tu Voluntad, tu Amor, tu Vida, tus Cualidades y Atributos Divinos, bilocándote así en él, y formando en su voluntad humana tu Acto Divino, tu Vida.
Te amo con el Amor con que lo confirmas, dándole como Vida y como ley tu misma Voluntad, para renovar en Ti y en mí el éxtasis de Amor que hacía surgir en Ti tu Amor operante e imperecedero hacia el hombre en su Creación; donde lo amabas con Amor Eterno; donde haces tanta ostentación de tu Amor, que lo enriqueces de todos los bienes sin dejarle ningún vacío, a fin de que su amor sea plenamente para Ti; donde tu Potencia ha encerrado tu Obrar Divino y le dices: “Que bella eres, tú eres obra Nuestra, tú serás nuestra Gloria, el rebosamiento y desahogo de nuestro Amor, el reflejo de nuestra Sabiduría, el eco de nuestra Potencia, el apoyo de nuestra Vida, el portador de nuestro Eterno Amor. Tú serás Nuestra habitación y Yo seré la tuya.”
Te amo Señor, en la dosis de Potencia Divina, de Sabiduría, de Amor, de Santidad, de Bondad y de todos Vuestros Atributos que en cada criatura y en cada uno de sus actos Tú ponías desde toda la Eternidad, hasta poder decir a cada una: “Nos asemejas en todo- más bella no te podíamos hacer”, y “Oh hombre, cuanto te Amo- te Amo en cada una de nuestras Cualidades Divinas que se encuentran en cada uno de los actos que harás; te Amo en el desahogo de nuestro Amor por ti que está en el acto de darte nuestras dotes Divinas y mis mismos actos que serán tuyos”.
Señor, en tu Divino Querer vuelo de nuevo al punto cuando creabas a mi Padre Adán, y lo renuevo y lo recibo para recibir todos los vínculos de la Creación y reanudo todas las armonías entre Creador y criatura. Te doy Señor, todo lo que la Creación te debe, y acojo todo lo que Tú debes dar a la Creación. Te doy también Señor, todo el honor, gloria y sumisión que debías de haber recibido desde que Adán se sustrajo de la Vida de tu Voluntad hasta el último hombre que ha de existir. Te lo doy con mi voluntad, con mi inteligencia, con cada uno de mis sentidos; con todo mi ser, toda mi vida y todos mis actos, y en la Unidad de tu Divino Querer lo hago por todas y cada una de las criaturas. En la Unidad de tu Querer, suplo a aquella Unidad que perdió mi primer padre Adán cuando se sustrajo de Él, y suplo a todos aquellos actos que no hemos hecho en la Unidad de Él todos sus descendientes.
Cuan bello me creó tu Amor Señor, y yo por correspondencia, te amo; te amaré siempre, y quiero vivir por siempre en la Divina Voluntad. Te amo Señor en todo con todo y por todos. Junto con Adán te digo Señor: “Te amo Dios mío, Padre mío autor de mi vida; Te amo, te amo, te amo con todo mi ser, con todos mis actos, con toda mi vida. Te amo en todos los tiempos y lugares y por cada cosa creada y por cada criatura. Te amo desde toda la Eternidad”.
Te amo en el Acto querido y decidido de tu Voluntad con que me formas a mí y a cada criatura, y con tu Acto Obrante que desarrollas en nosotros para reafirmarnos en tu Acto querido. Te amo en tu Voluntad y tu Amor que corren en cada acto humano, haciéndose Vida, sostén, refugio y alimento de estas vidas nuestras. Con éste tu mismo Acto Querido de tu Voluntad que corre en cada acto de criatura, te reconozco como Padre, Rey y Creador, y te doy toda la correspondencia de amor por mí y por cada criatura.
29
Oh Dios todopoderoso, te amo en todos y cada uno de los actos y obras que cada criatura debía de hacer y que Tú hiciste salir fuera del Seno de Vuestra Divinidad cuando hiciste salir fuera la Creación. Te amo con el infinito mar de Amor con que provees sus actos y obras conforme haces salir a las criaturas a la luz del día, teniendo como fundamento en el principio de cada acto, Vuestro FIAT, y como alimento, Vuestro Amor, en una formación de Santidad, de Amor y de Gloria para ella misma y para Vosotros.
En la Unidad y Potencia de Tu Divino Querer reinante en mí, acojo, renuevo, rehago y tomo posesión de todos estos actos, ya sellados con tu Voluntad, tu Vida y tu Amor siempre nuevo, con todas tus características siempre nuevas, con tus Dotes Divinas y con TODO lo que en estos actos se encuentra. En Virtud de tu Voluntad reinante en mi y yo obrante en Ella, concurro Contigo en todo lo que has hecho por mí y por cada una de las criaturas, haciendo así yo ahora Contigo, TODO lo que Tú has hecho sin cada criatura en la Eternidad y que debía haber sido hecho por cada una en el tiempo, continuando así Ella, tu obra Creadora en mí y en cada una de ellas.
Te amo Oh Dios mío con el Amor que Tú nos Amas en la Creación de las almas al salir del Seno de tu Voluntad, durante cada instante de sus vidas, y en el regreso a la Patria Celestial. Te amo y concurro contigo con tu Amor incesante por cada criatura y en cada uno de sus actos, Creados y Amados por Ti desde toda la Eternidad. Te amo en todos los actos de las criaturas hechos primero por Ti, y los repito todos en tu Divino Querer. Te amo juntamente con todos los actos de todas las criaturas que hiciste salir fuera. Te amo con el Amor y expectativa con que hacías salir fuera las criaturas que debían recibir estos actos, con tus Cualidades y Atributos Divinos en ellos.
Te amo con el Amor con que nos amas al hacernos salir a la luz; con la dosis de tu Amor que nos das y que es parte de tu Sustancia Divina; con el germen de la Felicidad Divina que en tu Amor pones en cada alma. Te amo en cada Vida Divina que formas por cuantas criaturas han salido a la luz. Te amo cuando estableces cuantos actos de amor debemos de hacer, y cuantas oraciones y cuantas obras buenas debemos de hacer.
Os acojo oh Dios mío en todas Vuestras Gracias, Dones, etc., pues eres inseparable de ellas, y Contigo y de Ti, puedo recibir el Alimento continuo para alimentar mis actos, y poder así Contigo y con tus Alimentos, alimentar yo Vuestra Santidad, Vuestra Fortaleza y todos Vuestros Dones, Gracias, etc.; acojo Oh Dios mío tu Vida para que con Ella produzcas tu Semejanza en mí.
Te amo en tu Voluntad, que anima TODOS mis actos pequeños y grandes, corporales y espirituales, invistiendo así TODOS los Actos de tu Divinidad con TODO lo que en ellos se encuentra, para poder presentarme ante Ti y ofrecértelos como actos completos, hasta que te reconozcas a Ti mismo en mí y en cada uno de estos actos; hasta que puedas encontrar en mí tu Amor que nos ama, tu Santidad que nos asemeja, tu Inteligencia, tu Potencia, tu Sabiduría, tu Bondad y todos tus Cualidades y Atributos Divinos; hasta que te encuentres a Ti mismo en mí.
Te amo Oh Majestad Suprema con el Amor con que os Amáis a Vosotros mismos en cada Verdad de tu Voluntad antes de manifestarla, y con el Amor con que La provees y La haces conocer como Vida que quiere formarse en cada criatura y recibir Su correspondencia de parte de ella. Te amo con el Amor con que tu Voluntad se Ama a Sí misma en mí y en cada criatura, repitiendo así tu Vida en mí y en cada criatura que La acoge en sí; sembrando en nosotros todos tus Actos Divinos hasta formar en Plenitud, tu Vida Divina; hasta que puedas Amarte a Tí mismo en mí; hasta poder amarme yo mismo en Ti. Te doy en tu Voluntad Reinante en mí, tu mismo Amor, para llenar cada vacío que ha sido formado en cada alma que no acoge Tu Amor.
Te amo en tu Amor “ab-eterno” que tienes por cada uno de nosotros, y con el que te Amas a Ti mismo en cada uno de nosotros y en cada cosa creada. Yo Te amo, Te amo, Te amo, Vida de mi vida. Te amo como Tú te Amas a Ti mismo. Tú me has generado y yo te amaré siempre.
30
Oh Majestad Suprema, mi oración, mi adoración y mis actos en tu Voluntad son eternos, por eso os amo como Vosotros me amáis. Quiero que hagas y ames en mí y en cada criatura, como hacéis y amáis en Vosotros mismos. Quiero que te encierres en mí y en cada criatura y des desahogo total de Vuestro Amor, concentrando en nosotros todo lo que ERES y haces, repitiendo en nuestras almas tus obras, tus desahogos de Amor y tus siempre nuevas invenciones de tu Sabiduría. Quiero que tu Voluntad Os encierre en cada uno de nosotros, y nos haga hacer lo que Vosotros hacéis. Acojo Vuestro Amor y amo y hago como amáis y hacéis Vosotros, siendo UNO en Vosotros en virtud de Vuestra Voluntad reinante en mí.
Oh Dios mío, creciente y nuevo es siempre Tu Amor por mí, y creciente y nuevo es siempre mi Amor por Ti. QUIERO amarte hasta poder decir Señor: ‘Amo a mi Dios como Él se ama a Sí mismo, y amo a todos y hago todo el bien que hace mi Creador a toda la familia humana’. Quiero amarte hasta poder decir: ‘He vencido a Aquel que me ha creado; Lo tengo dentro de mí, Lo poseo, es TODO mío; nadie me lo puede quitar. QUIERO amarte hasta poder decir: ‘mi ser se ha disuelto todo en amor, en adoración a Ti- nada me ha quedado para mí’.
Te amo con tu siempre nuevo y creciente Amor con el que tu Voluntad mantiene a los Bienaventurados y a los viadores como en un solo aliento de Amor, descubriéndoles nuevos arcanos celestiales de Vuestra Divinidad; dándoles nuevas noticias sobre la Potencia de tu Amor y de Sus prodigios en la criatura que vive en tu Voluntad. La Vida de tu Querer es Tuya y es mía, y nos alimentamos del mismo Alimento: de tu Amor. Te amo Dios mío, Padre mío, autor de mi vida. Te amo, te amo, te amo; te amo porque quieres amor, y yo estoy aquí para amarte. Te amo aún antes de que todas las cosas existieran; desde toda la Eternidad. Te amo, Te adoro…, oh Dios mío, Contigo Mismo, con tu Misma Voluntad, con tu Misma Vida y con tu Mismo Amor, y en Vosotros y con Vosotros, os pido Oh Señor, que ADV. R. T., F.V. T…..
Oh Dios mío, mira cuánto os amo: Os amo en cada uno de los Dones que me has dado, pero no me basta, quiero amaros de más, por eso entro en TU LUZ inaccesible, inmensa y eterna, que no termina jamás, y dentro de esa LUZ quiero amaros con Vuestro Eterno Amor: con Vosotros Mismos. Te amo y concurro Contigo en la Potencia de tu Amor que nos trae la Encarnación del Verbo donde TODO se encuentra, y donde tu Voluntad y tu Amor bilocan también al Padre y al Espíritu Santo, y donde generas un Jesús para cada criatura y una Madre Celestial para cada criatura, con todos Sus portentos de Amor y de Gracia.
Hago la Vida de Jesús, con Jesús, y amo como Ama Jesús, y quiero sólo lo que quiere Jesús. Te amo y acojo tantas Vidas de Jesús por cuantas criaturas han salido y saldrán a la luz, y en cada una de ellas te doy Oh Padre, todo el Amor, Honor y Gloria que de ellas Tú debes de recibir, y llevo así también a cada una de ellas todo el bien que deberían recibir.
Te amo y concurro Contigo en la Inmaculada Concepción de Nuestra Santísima Madre; en los mares de Amor, Potencia, y Sabiduría que derramaste en Ella, la Cuál, con todos Sus portentos, genera y biloca a Jesús en mí y en cada criatura, haciéndonos crecer junto con Su Hijo, y formando portentos de Amor y Gracia nos esconde en Su Corazón Materno.
Oh Majestad Suprema, Te amo cuando la bilocaste y multiplicaste en todas las cosas y en todos los seres creados, como Madre y Reina universal que es, de todo y de todos. y donde todas las criaturas y toda la Creación renacieron a nueva Gloria; Te amo en tu Divino Querer y tu Vida que en Ella infundiste; te amo en su FIAT dado en el Tuyo al ser concebida; te amo en todos sus actos y su vida con cada Vida Divina en ellos. Te amo, repito y concurro con Ella TODO lo que Ella hace, y digo junto con Ella: ‘Donde está mi Creador estoy yo para amarlo’.
31
Te amo en su “FIAT MIHI…” dado en el FIAT Divino, y en la Encarnación del Verbo en su Seno Materno; Te amo en el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, en el cuál Él depositó en Ella Su Vida y Sus Actos, y con Ella hago eco a Sus Actos y con Ella los recibo y doy correspondencia a Su Amor, y con Ella reparo por el rechazo de cada criatura; te doy el fruto de Su Nacimiento y te repito las alegrías de la Mamá Celestial; te amo en su Maternidad por Él y por cada uno de nosotros; te amo en su Co-Redención, en cada una de sus penas, dolores, y sufrimientos unidos a los Tuyos.; te amo en su vida, pasión, muerte, Resurrección, Asunción y Glorificación.
Te amo con todos los mares de Amor, de Potencia y de cada Vida Divina de las Cuáles Ella es poseedora y Reina. Te amo en la plenitud del Reino de la Divina Voluntad en Ella depositado; en la plenitud de tus Obras de Creación, de Redención y de Santificación en Ella depositados.
Te amo con el Amor con que Nuestra Santísima Madre te Ama, te beso con sus labios, te abrazo con sus brazos, te llevo conmigo y me refugio en Su Corazón para darte Sus Gozos, Sus Delicias, y Su Maternidad, con un solo Amor. Te amo en el Amor en que Ella te genera en cada criatura. Te amo con Su Amor Materno y con todos sus bienes que de Ella heredamos en tu FIAT.
Te amo y concurro Contigo en Luisa, la pequeña hija del Divino Querer; te amo en toda su vida, sus actos, penas, dolores, sufrimientos y muertes; te amo en cada Vida Divina generada en cada uno de sus actos y en los de todos los que vivan en tu Divino Querer. Te amo en el Reino de la Divina Voluntad en ella también depositado. Te amo con el Amor con el cual ella te ama, y con el cual te aman todos los hijos de tu Querer y todos los Ángeles y Santos; te amo en todas sus vidas y actos hechos en tu Voluntad; en cada Vida Divina generada en cada uno de ellos; en cada pena, dolor, y sufrimiento, en cada uno de ellos.
Te amo y concurro Contigo en la Creación de todos los Ángeles; te amo en su amor creado, en su naturaleza Angélica, en sus personas con todas sus cualidades y atributos; en su oficio; en el acto eterno de cada uno, con todo el amor honor, gloria y felicidad que de ellos recibes. Te amo, te adoro,…, y con cada uno de ellos te pido que ADV R. T., F.V.T… Te amo con el Amor con que los Amas y nos Amas en cada uno de ellos.
Te amo con el Amor con el que me Amas al conceder Gracias a los Santos y con el Amor con que los Amas. Te amo con el Amor con que nos Amas en cada cosa creada, en cada criatura y en cada acto de criatura. Te amo con el Amor con que me amas en cada respiro, en cada lágrima, en cada movimiento, en cada acto,……etc. Te amo con el Amor con que continúas la Creación en las almas que viven y vivirán en Tu Divino Querer; con el Amor con que desciendes Sacramentado en los corazones de los que viven en Tu Voluntad. Te amo con el Amor con que Amas las Verdades sobre Tu Voluntad al salir a la Luz y con que amas cada Sacramento, Gracia Divina, Carisma, Palabra Divina, etc., que Tú nos das.
Te amo con tu Amor reprimido por tantos siglos con el que renuevas la Creación del hombre y restituyes todo en la Humanidad de Nuestro Señor Jesucristo, en Nuestra Santísima Madre, en tu hija Luisa, y en todos los que viven en tu Divino Querer; donde restableces el orden, la armonía y el amor entre Creador y criatura en el modo como ella fue creada.
Te amo con el Amor con que restituyes a la humanidad en tu FIAT, en tu primer Acto. Te Amo en cada “Te Amo” que Tú me das en TODO y TODOS. Te amo en cada uno de mis actos y los de Nuestro Señor Jesucristo, de Nuestra Santísima Madre, de Luisa, de Adán inocente, los de todos los Santos, de todos los Ángeles, y los de cada una de las criaturas pasadas presentes y futuras, pensados por Ti desde toda la Eternidad, y hechos salir fuera en la Creación, con tu misma Vida y Amor como fundamento y sustancia de cada acto.
32
Te amo con el primer “Te amo” que recibiste del Verbo Encarnado, de Nuestra Santísima Madre, de tu hija Luisa, de nuestro padre Adán inocente, con su amor y sus ternuras hacia Ti; en el de todos los hijos de tu Divino Querer y en el en el de todos los Ángeles; en el de Noé, de Abraham, de Moisés, de todos los Patriarcas y Profetas; con el de San José y de todos los Santos.
Oh Majestad Suprema, te amo con el amor con el cual te aman y te deberían amar todas las criaturas de todos los tiempos. Te doy el ajuar de todos los actos buenos de todos, los cuáles están depositados en la Humanidad de Nuestro Señor Jesucristo, y por todo y por todos, amo y glorifico el FIAT Divino, renovando así todas Sus obras, Sus sacrificios, Sus actos heroicos, -TODO. Te amo con el Amor y Gloria con que Tú los invistes, para poder así, darte todo lo que a Ti pertenece y recibirlo todo en mí, hasta que yo pueda ser alegría y portador de gloria y de triunfo a Tu Obra Creadora. Te amo con aquél amor con que te aman y deberían amarte todas las criaturas presentes, pasadas y futuras.
Oh San. Trinidad, vengo también a corresponder con amor todo lo que hace el Santificador a los santificados; vengo a entrar en el orden de la Gracia, para poder daros la Gloria y la correspondencia del Amor, como si todos se hubiesen hecho santos. En tu Divina Voluntad encuentro los actos de la Gracia del Espíritu Santificador, y hago mío Su dolor, Sus ocultos gemidos, y Sus angustiosos suspiros en el fondo de todos los corazones al verse tan mal acogido y rechazado. Vengo Oh Majestad Suprema a amarte y a repararos por todas las oposiciones y la falta de correspondencia a la Gracia y a tu Amor.
Te amo y acojo Señor, todas las Gracias que las criaturas debemos recibir, la belleza con la cuál debemos de ser perladas, los grados de Santidad que debemos de adquirir, el Amor con el Cuál os debemos de amar, y todos los Actos que debemos de hacer, para que el Orden Divino esté en pleno vigor en mí, y Vuestro Obrar y Vuestras Obras estén en plena armonía con las mías, y tu FIAT Reine en mí, hasta que acoja yo el último amor y el último acto de Voluntad Divina en mi vida mortal, pasando así en vuelo a la Patria Celeste como Triunfo de Vuestra Voluntad Obrante y Conquistadora, que con tanto Amor conquistó sobre la tierra, y dando principio así a tu Voluntad Felicitante para mí en el Cielo, la Cuál nunca tendrá fin.
Te amo oh Majestad Suprema, en la plena Glorificación que recibiréis cuando os reconoceréis a Vosotros mismos en cada criatura y en cada uno de sus actos, y cuando todos nuestros actos ya animados por tu Voluntad, se eleven entre el Cielo y la tierra, y se entrelacen juntos e invistan los Actos de Vuestra Divinidad, los de Nuestro Señor Jesucristo, los de Nuestra Santísima Madre, los de tu hija Luisa y los de todos los hijos de tu Divino Querer, y los de todos los Santos.
Oh Majestad Suprema, quiero que te encuentres a Ti misma en mí; que en cada uno de mis actos reproduzcas tu Vida, para que encuentres en mí tu Santidad que te asemeja, tu Amor que te Ama, tu Inteligencia que te comprende, tu Potencia y Bondad que os ata e impele a amarme a mí y a cada criatura; todas Tus Cualidades y Atributos, pues en mí os reconocéis a Vosotros mismos y encuentras toda la obra de Creación, de Redención y de Santificación; en mí encuentras todo tu Ser, todos tus Actos, toda tu Vida, tal como Tú queréis.
Aquel FIAT que nos creó está en mis actos, y yo quiero crear con Él, nuevo Amor, nueva Adoración y Gloria a nuestro Creador. Oh Voluntad Divina, con tu belleza encantadora rapta la tierra, y con tu dulce encanto encanta a todas las criaturas, a fin de que UNA sea la Voluntad de todos, UNA la Santidad, UNA la Vida, UNO tu Reino, UNO tu Fiat, como en el Cielo así en la tierra.
33
Acojo oh Majestad Suprema, tu Santidad, tu Sabiduría, tu Bondad, tu Fuerza y tu Luz Divina, para que tu Voluntad encuentre en mí tus Cualidades Divinas y pueda hacer en mí Su Acto Obrante. Te amo y acojo en cada uno de mis actos, tu Voluntad Obrante, Comunicante y Triunfante, para que en Su Potencia desciendas oh Santísima Trinidad en ellos, y así formes tu Acto Divino en cada uno de ellos, hasta que yo pueda tener y poseer TODO en mi poder, para poder así darte TODO, incluso a Vosotros Mismos. Quiero Oh Dios mío, repetir tu Vida Divina en mí hasta que yo pueda decir: ‘mi morada está en Dios; no sé ni conozco otra cosa sino a mi Creador’.
Te amo cuando todo haya sido encerrado en cada acto de cada criatura y presentado ante Vuestra Majestad Suprema y ofrecidos como actos completos a los que nada falta. Te amo en el Reino de tu Divina Voluntad Reinante y Triunfante en toda la humanidad y en toda la Creación. TE AMO EN EL REINO DE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO. En tu Querer te amé, te amo y te amaré siempre, siempre, siempre.
Oh Santísima Trinidad, sumergido totalmente en el infinito mar de tu Divina Voluntad; y con ELLA Reinante en mi y yo obrante en Ella, QUIERO con tu Gracia, acogerla y tomar posesión de ELLA, con todo lo que ELLA contiene, A VOSOTROS MISMOS, con TODO TU SER, TU VIDA DIVINA, TU AMOR DIVINO, tus Atributos y Cualidades Divinas; con TODOS TUS ACTOS “AB-INTRA” y “AB-EXTRA”, con TU FIAT y CON TODAS SUS OBRAS; con absolutamente TODO, y lo sello todo con mi te amo… y ADV. R. T., F.V.T…
OH MAJESTAD SUPREMA, EN TU VOLUNTAD TE AMO Y CONCURRO CONTIGO EN TU INCESANTE LATIDO-RESPIRO-MOVIMIENTO ETERNO DONDE TODO SE ENCUENTRA: TE AMO Y ME AMO A MI MISMO OH PADRE EN EL AMOR CON QUE TE AMAS A TI MISMO EN TU AMOR Y GENERAS AL HIJO CONTINUAMENTE Y TE AMAS EN ÉL Y NOS AMAS A NOSOTROS EN ÉL; TE AMO Y ME AMO A MI MISMO OH HIJO, EN EL AMOR EN QUE TÚ TE AMAS A TI MISMO EN EL PADRE Y NOS AMAS A NOSOTROS EN ÉL; TE AMO Y ME AMO A MI MISMO OH ESPÍRITU SANTO, QUIEN ERES ESE MISMO AMOR QUE NOS AMAS EN VOSOTROS EN TU ETERNO PROCEDER ENTRE EL PADRE Y EL HIJO DESDE TODA LA ETERNIDAD.
Te amo y me amo a mi mismo en Ti oh Dios mío, y acojo y renuevo en este generar y proceder continuo, el Amor, los Gozos, Felicidades Divinas y Contentos que vienen continuamente formados en este Latido Eterno. Te amo en todos tus Actos Ab-intra y Ab-Extra, los cuales están siempre en acto en Vuestro Ser Divino; acojo y renuevo tu Amor en la suntuosidad y magnificencia de la Creación, en la Encarnación del Verbo, en la Concepción de la Virgen Inmaculada, en la creación del hombre, y en todas tus Obras de Creación, Redención, Santificación y Glorificación; Te amo en ABSOLUTAMENTE TODO y TODOS.
En la Unidad y Potencia de tu Divino Querer reinante en mí, concurro Contigo y os renuevo este continuo y eterno generar y proceder de tu Ser Divino, con todo el Amor, Gracias, Contentos y Gloria que Tú generas eternamente. Lo hago por mí, por TODO y por TODOS, pues en tu Voluntad TODO es mío, aún Tú mismo Oh Dios mío, ya que es mía tu Divina Voluntad. Lo sello todo con mi te amo….. y ADV. R. T., FVT…..
Padre Santo, vengo ante tu Trono para traerte en mi regazo a todos tus hijos para ponerlos en tu Seno Divino, a fin de que aquella Voluntad, por nosotros rota entre Tú y nosotros, Tú la vincules y la anudes de nuevo. Te amo Oh Padre mío que estás en los Cielos; Te amo Oh Padre mío que estás en mi corazón.
Oh Majestad Suprema, TODO me has dado, TODO es mío, y TODO os traigo, para que todos te amen, te adoren, te glorifiquen y te correspondan por tanto Amor que tienes por mí y por todos. Majestad adorable, cuantas obras bellas os traigo.
34
Oh Majestad Suprema, en tu Voluntad, con tu Inmensidad, tu Potencia y tu Virtud Creadora, llevo a tu Ser Supremo TODO y a todos, y te doy Amor de Luz, caricias de Amor, Amor Inmenso y Potente. En tu Voluntad, TODO es mío y TODO puedo daros, incluso a Vosotros mismos. SANTO, SANTO, SANTO eres Dios mío. Tú encierras TODO; Tú eres TODO.
Amado Jesús mío, haz conocer a todos tu Querer Divino, hazlo salir de dentro de tu Humanidad, a fin de que tome Su dominio y forme Su Reino en medio de las criaturas. En tu Humanidad rehiciste todos los actos rechazados por las criaturas, que tu Divina Voluntad dándose a ellas, quería que hicieran. En Ti están depositados y en mí te pido que los deposites, y yo los acojo en la Unidad de tu Divino Querer Reinante en mí, y con ellos te pido que ADV. R. T., FVT…
Oh Espíritu Santificador, hazlo pronto, os suplico, os ruego una y otra vez; haced conocer a todos Vuestra Voluntad, a fin de que conociéndola La amen y acojan Vuestro primer acto de Su Santificación completa, cual es Vuestra Santa Voluntad.
Oh Señor Jesús, unido con Nuestra Santísima Madre repito sus continuas peticiones: “Hijo Mío, Hazlo pronto, no tardes más, usa tus estratagemas de Amor, obra como el Dios potente que eres, haz que tu Querer invista a TODOS, y con Su Potencia y Majestad unidas a un Amor al que ninguno pueda resistir, tome posesión de todos y Reine en todos como en el Cielo así en la tierra”. “Hijo mío, que el Divino Querer sea conocido y Reine- Hacedlo pronto”.
“Oh Majestad Suprema, Apresúrense, mi Amor no puede más; Quiero ver a mis hijos vivir en la Divina Voluntad; confíen en Mí, y Yo sabré defender, tanto a los hijos, cuanto a la misma Voluntad Vuestra que es también Mía. Majestad adorable, acordaos que me los donasteis; Yo soy Vuestra y soy de ellos, por eso con derecho debéis escucharme”.
“Todo lo que soy y poseo es para mis hijos. Ah escúchame oh Majestad Suprema. Siento rompérseme el Corazón por amor; tengan piedad de una Madre que ama y quiere dotar a sus hijos para hacerlos felices. Mi Felicidad no está completa, la siento a la mitad, porque no tengo a mis hijos conmigo. Por eso, hacedlo pronto. Que el Querer Divino sea conocido, a fin de que conozcan también los espasmos de su Madre; que conozcan cómo quiero dotarlos y hacerlos felices y santos”.
Oh Madre Santísima, Reina y Madre de la Divina Voluntad, con tu imperio universal, impera sobre todos, a fin de que la voluntad humana ceda los derechos a la Voluntad Divina; impera sobre nuestro Dios, a fin de que el Fiat Divino descienda en los corazones, y Reine en ellos como en el Cielo, así en la tierra.
Oh Madre Santa, siendo UNO con Nuestro Señor Jesucristo te pedimos: “Madre mía, quiero que seas la Madre de todos, y lo que has hecho Conmigo lo harás con todas las criaturas; Tu Maternidad se extienda a todos los actos de ellos, de modo que a todos los vea cubiertos y escondidos en Tu Amor Maternal”.
Oh Madre Santísima, en unión con todos los Ángeles del Cielo decimos: “SANTA, SANTA, SANTA, Honor y Gloria a la Voluntad de Nuestro Soberano Señor, y Gloria y TRES veces Santa a Nuestra Santísima Madre, que dio a luz e hizo reinar y obrar a esta Suprema Voluntad”.
35
Ven Oh Querer Supremo a Reinar sobre la tierra. Inviste a todas las generaciones. Vence y conquista a todos. Oh Querer Santo; con tu Potencia eclipsa todos los males de las criaturas. Pon tu “BASTA” Omnipotente, de manera que perdamos el camino del pecado y nos renovemos en el camino de tu Divina Voluntad. Voluntad Divina, ven a Reinar- no tardes más.
Oh Dios Todopoderoso y Eterno, infunde tu Aliento en toda la humanidad, en el fondo de nuestras almas, hasta que sintamos tu Vida palpitante en ELLA; hasta que seamos sanados y restablecidos a nuestro origen, renovando y repitiendo Vuestra Vida en nosotros y haciéndonos nuevamente portadores de Ti.
Majestad Suprema, tu pequeño hijo(a) se presenta delante de Ti, en tus rodillas Paternas, para pedirte tu FIAT, Tu Reino- que sea conocido por todos; Te pido el triunfo de tu Querer, para que domine y Reine sobre todos. No soy el único que te lo pide, sino conmigo eres Tú mismo oh Dios mío Quien lo pide, con tus Obras de la Creación Redención, Santificación y Glorificación, con tu mismo Querer, con el Verbo Encarnado, con Nuestra Santísima Madre, con tu hija Luisa, con todos los Santos y Ángeles y con todas las criaturas.
Señor, todas las penas, sufrimientos, actos, etc., de Nuestro Señor Jesucristo, de Nuestra Santísima Madre, las de tu hija Luisa, las de todos los hijos de tu Divino Querer, y las de todas las almas víctimas, siendo UNA con las mías dicen: “Queremos el Reino del Divino Querer reinante y dominante en medio de las criaturas; Queremos nuestros derechos divinos puestos en vigor; Queremos que UNA sea la Voluntad del Cielo y de la tierra”, por eso, en nombre de todos y Contigo, te pido y suplico Señor: ADV. REGNUM T., FIAT V. T….
Oh Voluntad Adorable, Voluntad Divina me has dado, y Voluntad Divina te doy, para devolverte la correspondencia, el agradecimiento, la gloria, la alegría y el Amor que me has dado; soy incapaz de poderlo contener. Oh Voluntad Divina, en Ti mis actos se difunden en TODO, con TODO y por TODOS, y en Ti digo a todo y a todos: ‘Inclinaos y adoremos a nuestro Creador’.
En tu Voluntad te digo oh Dios mío: Soy pequeño, no me es dado el encerrar y contener toda tu Inmensidad, pero tal cual Tú eres, tal soy yo; tu Divina Voluntad Te ha encerrado en mí, y te amo con tu mismo Amor, te glorifico con tu misma Luz, te adoro con tu misma Santidad; TODO puedo dar porque poseo a mi Creador. En virtud de tu Divino Querer tengo TODO y TODO te llevo, y NADA quiero, porque lo que es Vuestro es mío.
Poseo a mi Creador y soy portador de todo y de todos, y con todo Su Amor que es también mío, yo estoy en acto de rogarte que venga el Reino de tu Voluntad sobre la tierra; tu Santidad es mía, tu Luz, tu Bondad, tu Misericordia y la infinidad de tus Cualidades Divinas son mías, y son también tus mares de Potencia, de Bondad, etc. TODO te ruega, te apremia, te asalta y te pide, tu Voluntad Reinante sobre la tierra.
En tu Voluntad poseo a un Jesús por cada criatura; poseo la dote de todos los actos, obras, amor, plegarias, dolores, vida palpitante, respiros, latidos, y TODO lo que ha hecho Nuestro Señor Jesucristo, y la dote de los de Nuestra Santísima Madre, todos hechos en la Divina Voluntad; la dote de los de tu hija Luisa y las de todas las criaturas que viven en la Divina Voluntad, con TODO lo que ellas han hecho en tu Divina Voluntad; con TODO lo que Ellos son y poseen; estoy dotado por los actos de mi Mamá Reina, Quién los ha sellado en mí e investidos con Sus Triunfos y Victorias.
Señor, con los Dotes de Su Santidad y de Sus penas, con TODOS Sus Dotes por cuantos actos de criatura y por cuantas cosas creadas, y con los de tu hija Luisa y los de todos los hijos de tu Divino Querer y con los de todos los Santos y Ángeles, te pido Señor que venga tu Reino y que FVT…..
36
Con tu D. Q. Reinante y obrante en mí, vengo en TODO, con TODO y por TODOS, y te ofrezco toda mi vida y todos mis actos UNIDOS a TODA tu Vida, TODOS tus Actos y TODAS tus Obras, concebidas en Ti desde toda la Eternidad, y a TODO lo que trajiste a la existencia fuera de Ti; UNIDOS a toda la Vida y todos los Actos hechos en tu Voluntad Divina por Nuestro Señor Jesucristo, por Nuestra Santísima Madre, por Luisa, por todos los Santos y por todos los Ángeles; UNIDOS a los actos Divinos de tu FIAT al crear al hombre y todos sus actos; UNIDOS a tu Divino Querer, a tu Vida, y a tu Amor en cada criatura y en cada uno de sus actos, y en cada cosa creada.
Oh Majestad Suprema, soy portador de TODO y de TODOS a Dios, y portador de Dios a TODO y a TODOS. TODO me has dado y TODO es mío, VIDA me has dado y VIDA te doy. Te traigo Señor, Vida de Santidad, de Amor, de Luz, de Bondad, de Potencia, de Sabiduría, y te las ofrezco Señor. TODO te traigo y TODO te ofrezco. Te ofrezco absolutamente TODO. Te ofrezco a Ti Mismo Oh Majestad Suprema. TODO puedo darte porque te poseo a Ti, mi Creador. Te ofrezco todo el Bien que ha Sido, Es, y será hecho en el tiempo, pues es Vida de tu Voluntad; eres Tú Mismo Señor.
Oh Dios mío, TODO te ofrezco para pedirte QUE TU VOLUNTAD REINE EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO; Te lo ofrezco por las intenciones de Nuestro Señor Jesucristo y de Nuestra Santísima Madre, las cuales acojo y hago mías, pues yo tan solo quiero lo que Tú quieres Señor; Te lo ofrezco en acción de gracias por tu Amor Infinito; Te lo ofrezco en reparación por el rechazo a tu Voluntad, a tu Amor y a tu Vida, por mí y por todas las criaturas; por no haberte amado con todo mi ser, todo mi corazón y toda mi alma; por no haber amado a todos mis hermanos como Tú nos amas.
Te lo ofrezco en reparación por todas las ofensas, pecados y deudas a Ti Dios mío; a los Sagrados Corazones de Nuestro Señor Jesucristo y de Nuestra Santísima Madre; en reparación por todos mis pecados y los pecados del mundo entero; en reparación por todos los sufrimientos, penas inauditas y muertes sufridas por Nuestro Señor Jesucristo, por Nuestra Santísima Madre, por Tu hija Luisa, por las almas víctimas, por todos los Santos y Mártires, y por todos los inocentes de todos los tiempos.
Te lo ofrezco PARA TU GLORIA y la de toda la milicia Celestial: la de todos y cada uno de los Bienaventurados; la de mi Ángel de la Guardia y de cada Ángel; Te lo ofrezco por la salvación, unificación, santificación y glorificación de tu Iglesia militante; por su misión, protección, conversión y santificación. Te lo ofrezco por el Santo Padre, por cada Cardenal, Obispo y Sacerdote, por todos los Religiosos y Diáconos, por las almas Consagradas a Ti y por toda tu Iglesia. Te lo ofrezco por todas las Congregaciones y por todos los Movimientos, Apostolados, Ministerios, etc., Te lo ofrezco por la Iglesia Ortodoxa, por las Iglesias protestantes y por todos los que se han separado de tu Cuerpo Místico; por las víctimas del pecado, de la carne, del mundo y del demonio, especialmente por los que están en pecado mortal, y por los tibios. Te lo ofrezco por todos los que sufren y dan la vida por Ti. Te lo ofrezco por los que se deben de ocupar de los escritos de Luisa; Te lo ofrezco para la renovación y restauración de tu Santa Iglesia.
37
Te lo ofrezco por la salvación, santificación y restauración a tu primer Acto- a tu FIAT, de TODA LA HUMANIDAD, pasada, presente y futura, incluyendo la de toda mi familia, por su misión, protección, conversión y santificación; por todas las victimas de la separación de la voluntad humana de la Voluntad Divina, del pecado, de la carne, del mundo, del demonio y de la concupiscencia; te lo ofrezco por todos los que han sido desviados de Ti, especialmente por los tibios y por los que están en pecado mortal; por los que no te conocen, por las víctimas de la nueva era y de todo tipo de herejías, aberraciones y mentiras, por las víctimas de la masonería, sectas, etc.; Te lo ofrezco por todos los que sufren en este mundo, por las victimas del crimen, de guerras, de genocidio, de injusticia, de catástrofes, del hambre, de drogas y de enfermedades, especialmente por los inocentes, por los más necesitados y por los que no tienen a nadie que ore por ellos. Te lo ofrezco por la paz del mundo; por todos los gobernantes del mundo, por su conversión y para que gobiernen con tu Justicia.
Te lo ofrezco por todos los matrimonios y familias, por los solteros, por los separados y divorciados, por los viudos, por los niños no nacidos, por los bebés, los niños, los adolescentes y jóvenes, por los adultos y por los ancianos, por los desvalidos,. Te lo ofrezco por todos los que se quieren suicidar, por los que están en pecado, por los que morirán repentinamente. Te los ofrezco por todos los que se han encomendado a mis oraciones.
Te lo ofrezco por todos los moribundos en la hora de su muerte, por todos los que están en pecado, especialmente por los tibios y por los obstinados; por los niños abortados y por los que mueren de repente; por los que se suicidan. Te lo ofrezco por todos los que están entre el tiempo que termina y la Eternidad que comienza para ellos, para que escojan tu Amor y tu Voluntad como Vida en su último acto de vida en este mundo. Te lo ofrezco por todas las almas en purgatorio, especialmente por las que no tienen a nadie que ore por ellas, por los miembros de mi familia y por todos mis amigos y conocidos de esta vida.
Te lo ofrezco para pedirte las Gracias necesarias para que todas las almas que estemos dispuestas a vivir en tu Divino Querer podamos vivir en Su Plenitud para la mayor Gloria de Dios, y para que cada uno de nosotros podamos llevar a cabo la misión que Tú nos has encomendado. Te lo ofrezco en TODO, con TODO y por TODOS, y los sello a todos y a todo con tu Voluntad y con la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.
Oh Santísima Trinidad, fundido totalmente en Jesucristo Nuestro Señor y junto con Nuestra Santísima Madre, con Luisa la pequeña hija de tu Divina Voluntad y con todos los hijos de tu Divino Querer y todos los Santos y Ángeles, TODO os traigo y TODO os doy, y sellando ABSOLUTAMENTE TODO con mi TE AMO, TE ADORO, TE BENDIGO, TE ALABO, TE GLORIFICO, TE REPARO, TE CONSUELO, TE PIDO PERDON y TE DOY GRACIAS, te doy TODO el AMOR HONOR Y GLORIA que en todo, con todo y de todos a Ti pertenece, incluso por las criaturas perdidas Señor, y en TODO con TODO y por TODOS, te pido Señor que ADV. R. T. y F. V. T… ¡AMEN!
DEO GRATIAS

Un comentario sobre “DIVINA VOLUNTAD ORACIONES.

  1. La más hermosa recopilación de los escritos y oraciones de Luisa Picarreta ” hija predilecta de la DIVINA VOLUNTAD.
    Los invito a pertenecer a los CENACULOS DE LOS HIJOS DE LA DIVINA VOLUNTAD. BENDICIONES.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s