AY….CUANDO LLEGUE MI DIA.

DÉJAME PREDICARTE
TLIG. ORG.

1.06.91

-Hija, déjame predicarte. Soy Yo, El que te ha dado el Conocimiento. Ora para que Mi Reino sobre la tierra se vuelva como el del Cielo.

2-06-91

Aquí, Jesús, descifra el capítulo 21 del Apocalipsis, una parte del capítulo 22 y los versículos 31 al 39 del capítulo 11 del libro de Daniel.

-¿Mi Señor?
-Yo Soy. Éste 1 es Mi modo de enseñaros las cosas del Cielo. Esto no se hace sin trabajo, hija Mía, pero ten por seguro que cuanto se te diga será escrito y leído. Esta es la Sabiduría que te enseña, Vassula Mía. Te amo y Mi Amor por ti es eterno.

Mensaje para la reunión de oración del 29 de junio de 1991 en la iglesia María Reina, de Martigny.

-La paz esté con vosotros. Pronto, muy pronto ya, os despojaré de vuestro antiguo comportamiento y de vuestro viejo yo, creación, para revestiros de Mi Divinidad 2 y recordaros el Verdadero Conocimiento. Así es que escuchad, Mis bienamados, a Mi Espíritu Santo.

Dejad que os prepare a todos para que estéis prontos a recibir Mi Reino. Yo el Señor invito a todo el mundo a compartir Conmigo y ver Mi Gloria. Mi Corazón está enfermo de amor por vosotros, generación…
¡Ay de los que cuando llegue Mi Día sigan llevando en ellos su pecado, enroscado en ellos como cuando se lleva un niño! 3 .

Rezad para que todo el mundo pueda estar preparado cuando llegue ese día. Sufrid por los hermanos que viven todavía en la oscuridad y que han rechazado Mi Gloria 4 por una imitación sin valor, aquella misma de la que habla el profeta Daniel. Os voy a hablar en términos claros considerando el estado de vuestra alma y vuestra falta de Conocimiento. Yo no vengo a la fuerza con Mi Espíritu Santo para violar vuestra libertad, ni vengo a condenaros. Vengo a vosotros por Misericordia para daros en abundancia el pleno Conocimiento de Mi Voluntad. Por medio de Mi Perfecta Sabiduría, vengo a aumentar en vosotros el Conocimiento que Yo Mismo os he dado.
No vengo a añadir cosas nuevas a lo que ya se os ha dicho, pero vengo a establecer Mi Reino en medio de vuestros corazones.

¡Ciudadelas!. 5 .. ¿Todavía no habéis comprendido? ¿No habéis entendido que Yo, el Señor, vivo en vosotros? ¿No habéis comprendido que sois Mis santuarios? Cuando os hablo de cosas celestiales, ¿estáis dispuestos a recibirlas? Escuchad, dice las Escrituras: “El celo de Tu casa me devorará”. En realidad, hoy, de nuevo, Mi celo alcanzó su cenit y caerá Fuego desde el cielo para devorar Mis santuarios 6 . Yo os transformaré, Ciudadelas, en un estado de Gracia en el que no recelaréis desear Mi Gloria ni admitir Mi Divinidad 7 . El Salteador 8 se ha infiltrado como el humo, en vosotros, vosotros que sois el santuario de Mi Espíritu Santo, el santuario-ciudadela de Mi Divinidad. El humo de Satanás penetró a través de goznes y agujeros, invadiéndoos en vuestro sueño, porque no Me habíais reconocido en Mi Divinidad sino que habíais seguido vuestras propias ideas irracionales. Os aseguro que Yo llenaré vuestra tiniebla con Mi Luz, porque Yo pretendo desposaros con Mi Santo Espíritu 9 .

Se ha dicho que el Rebelde os alimentaría a la fuerza, un día con una porción de Racionalismo y el día siguiente con una ración de Naturismo, con la intención de abolir y extinguir en vosotros la poca luz que queda en vosotros, vosotros que sois Mi templo.
El Invasor 10 ha invadido infinidad de Mis Ciudadelas 11 introduciendo por la fuerza en vosotros su desastrosa abominación 12 y suprimiendo 13 Mi Sacrificio Perpetuo 14 de vuestro seno, para erigir, en su lugar, una inútil representación 15 , una imagen de hombre mortal, que es una abominación en Mi Santidad 16 .

Vosotros sois Mi Ciudad Santa 17, y vosotros, vosotros que habéis permitido a Mi Santo Espíritu fluir en vosotros como un Río 18 , vosotros sois Mi Nueva Jerusalén 19 , los Primeros Frutos 20 , aquellos mismos que tuvieron constancia y fe 21 . Y como rocío que proviene de Mi Boca, como gotas de lluvia sobre la hierba, pondréis esperanza en muchos corazones áridos pues toda la radiante Gloria de Mi Corazón se reflejará en vosotros, haciéndoos brillar como preciosa joya de cristalino y claro diamante 22 .

Yo os digo solemnemente que muchos de vosotros que no han nacido del Espíritu, recibirán de arriba, por Mi Gracia, el Espíritu de Verdad. El Espíritu de Verdad descenderá en toda Su radiante Gloria desde el Cielo y hará Su Morada en vosotros. Mi Santo Espíritu os desposará para que seáis Su esposa 23 , embelleciéndoos con Su santidad, y al punto las cosas celestiales se harán visibles en vuestros corazones, y Mi Reino todavía oculto a los corazones, aparecerá visible y claro como el cristal, en toda Su Gloria.

Amados de Mi Alma, Ciudadelas, bienaventurados aquellos de vosotros que seáis hallados intachables 24 .

Voy a hacer que todos se maravillen de Mis primicias y poco a poco el viejo mundo se desvanecerá 25 y se gastará como un vestido 26 . Un poco todavía y todo lo que estaba cubierto se descubrirá y lo que estaba oculto será revelado a vuestros propios ojos. ¡Mi Nueva Jerusalén! Vosotros que sois los primeros frutos de Mi Amor, vosotros a quienes sedujo Mi Santo Espíritu por medio de Mi Nuevo Himno de Amor, vosotros a quienes he desposado, salid a las naciones y cantadles Mi Nuevo Himno de Amor 27 .

Trabajad en favor de la Paz, sembrad las semillas que os he dado, sed como los árboles que crecen a las orillas del Río de la Vida 28 . Haced que vuestras hojas sean un bálsamo medicinal 29 para los pobres desgraciados y que vuestras ramas produzcan frutos de santidad.

Sed Mis reparadores de brechas 30 , restauradores de Mis santuarios en ruinas. Atended a quienes cayeron en las impías redes de Satanás y fueron alimentados con porciones de Racionalismo y del Naturismo; y el Agua milagrosa que fluye de Mi Pecho, esa corriente que mana de Mi Santuario 31 ) os va a llenar y haceros sanos.

Nadie podrá detener ese arroyo. La corriente seguirá fluyendo profusamente de Mi Corazón. Fluirá por todas partes repartiéndose en diversos brazos, separándose en otros tantos arroyos yendo en todas direcciones y dondequiera fluya este Agua curativa TODO EL MUNDO, enfermo, cojo, ciego, será curado; aun los muertos volverán a la vida.

Nadie podrá impedir que Yo os purifique.
¡Ah! bienamados, Yo sacaré sacerdotes levitas de los rebeldes; de los que Me estáis deshonrando Yo os convertiré en perlas y radiantes ciudades de luz que Me honren, y Yo viviré en vosotros porque seréis revestidos con Mi Propia Santidad.
Yo, el Señor, estaré en la tierra de los vivos y para aquellos que ahogan Mi Santo Espíritu y ven todo como un disparate, Yo te lo aseguro: tengo cosas que van más allá de vuestras mentes. Os demostraré el poder de Mi Espíritu y abriré vuestros labios y a vuestro corazón que Me grite:
¡Abba!
El Amor os perfeccionará. La Sabiduría os enseñará a reconocer Mi Santo Espíritu y Yo haré que os reunáis también a los santos.
Os bendigo a cada uno de vosotros dejando Mi Suspiro de Amor en vuestra frente. Sed uno bajo Mi santo Nombre.

Y tú que eres Mi instrumento escogido para llevar Mi Amor ante paganos y rebeldes, continúa tu viaje Conmigo. Permíteme que te llame cuando quiera.
Yo Soy está contigo y te ama. Ven.

——————————————————————————–
1 Jesús se refiere ahora a Mí
2 alusión a los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra (Ap.21,1)
3 alusión a Mt.24,19
4 los impíos que ya no creen en el Perpetuo Sacrificio que es la Santa Eucaristía, ni en la Resurrección
5 Nosotros somos moradas de Dios, ciudadelas para Dios (Dn.11,31-39) Dios elevó Su Voz al llamarnos “ciudadelas”
6 nosotros
7 Dios quiere decir aquí que convertirá con Su Gracia a los no convertidos y a los no creyentes que rechazan la Santa Eucaristía y niegan la presencia real de Cristo en la Eucaristía
8 Satanás
9 Ap.21,2 y 9-11
10 Satanás
11 nosotros
12 sectas como “La Nueva Era”, etc. el materialismo y el racionalismo que conduce al ateísmo
13 Léase Dn.11,31-39; Ap.13,14-18; Ap.21,1-27
14 cando estas personas caen en esas sectas o en el ateísmo, también ellos dejan de recibir el Perpetuo Sacrificio que es la Santa Eucaristía
15 las sectas que apelan a la Palabra de Dios
16 Jesús lloraba
17 Jesús dijo esto con gran majestad (Ap.21,2)
18 léase Ez.47,1-12; Ap.22,1-2
19 Ap.21,2
20 Ap.14,4
21 Ap.13,10
22 Ap.21,11
23 Ap.21,2
24 alusión a Mt.24,19-20
25 Ap.21,4
26 He.1,11
27 Ap.14,3
28 Ap.22,1
29 Ez.47,12;Ap.22,2
30 Is.58,12
31 el Cuerpo de Cristo, Su Sagrado Corazón (Ez.47,12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s