LOS DOS TESTIGOS.

DESPUÉS DE MI AVISO Y MILAGRO HARÁN SU APARICIÓN EN PÚBLICO MIS DOS TESTIGOS!
6 DE FEBRERO DE 2013 – 8:20 A.M.
LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD
Pueblo mío, Heredad mía, paz a vosotros.
Después de mi aviso y milagro harán su aparición en público mis dos testigos. Pueblo mío, acoged a mis mensajeros y prestadles toda vuestra ayuda; ellos son mis testigos y yo iré delante de ellos. Quien los acoja a mí me acoge, quien los rechace a mí me rechazará. Mis dos olivos tienen el poder de atar y desatar, de bendecir y maldecir; mi adversario no va a poder hacer lo que quiere, porque ahí estarán mis dos testigos para destruir sus planes y su falsa doctrina.
Mi pueblo escuchará mi voz y se alegrará con la presencia de mis mensajeros, porque verán en ellos al Dios de Israel que viene a rescatarlos. Mis dos testigos harán que muchos caigan y otros se levanten; serán una piedra de tropiezo para mi adversario y sus emisarios del mal; más para mi pueblo, serán consuelo y esperanza.
Mis mensajeros están guiados por la luz, la sabiduría y el poder del Espíritu, que mora en ellos. Ninguna fuerza del mal podrá hacerles daño hasta que se cumpla el tiempo de mi Santa Voluntad. Todos aquellos que atenten contra sus vidas, morirán. Se les dará el poder sobre las aguas, para que las conviertan en sangre y poder sobre la tierra para que la hieran con toda clase de plagas, las veces que quieran. Se les dará también el poder de cerrar los cielos por el tiempo que dure su predicación.
Mis dos testigos harán señales y prodigios en mi Nombre y mi pueblo fiel los seguirá y escuchará. Los emisarios del mal buscarán destruirlos pero no podrán, porque de sus bocas saldrá fuego que los pulverizará. Mis dos olivos muy pronto conoceréis, pueblo mío. Alegraos simiente del Dios de Israel, alegraos montes y collados al paso de mis mensajeros, porque vienen a anunciar la salvación, a rescatar a Jerusalén, atraer la buena nueva y a gritarle a Sión: ¡Tu Dios vive, Tu Dios reina!.
Preparaos pues pueblo mío, para que acojáis a mis mensajeros, porque su tiempo está por comenzar. Prestadles toda vuestra ayuda porque vienen en mi Nombre. Ellos son mis candelabros que alumbrarán la oscuridad de aquellos días y allanarán con mi amada Hija y mis Ángeles el camino para el regreso triunfal de mi Hijo. Quedad en mi paz, pueblo mío, heredad mía. Vuestro Padre, Yhave, Señor de las Naciones.
Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.
Enoch. http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s