ARMA MORTIFERA.

Os llamo a la conversión DADO A AGUSTIN DEL DIVINO CORAZON.

Agosto30/07 (1:05 p.m.)

La Santísima Virgen María dice:

Os acerco a mi Inmaculado Corazón con ternura para

resguardaros en mi seno maternal y daros instrucciones

del cielo para que cada día abráis más vuestros ojos a

la luz de Cristo y seáis verdaderos transmisores de su

Sabiduría Divina en este mundo acaecido por la

oscuridad y las tinieblas producidas por el pecado.

Con amor de madre os llamo a la conversión

permanente, esforzándoos en haceros cada vez más

puros, ya que en el cielo nada manchado puede entrar,

antes debéis ser transformados en el dulce fuego del

amor de Dios.

Aceptad las enseñanzas que muy generosamente se os

dan y que hoy no os impacta en demasía, pero que en

el día de mañana guardaréis atentos ante tan sabia

Orad por la santificación de los sacerdotes, hijos

predilectos de mi divino Corazón, puesto que muchos

de ellos se me pierden porque son muy pocos los que

sacrifican y mortifican por la salvación de sus almas.

Page 37

Qué débiles sois para el ayuno, pedid mi asistencia y os

robusteceré, de tal manera que se os doblegue las

apetencias de vuestros cuerpos.

Abandonaos a la infinita misericordia de vuestro Dios

y transformaos en vuestra condición humana haciendo

de vuestras vidas oración y anonadándoos ante las

maravillas que el Padre ha puesto a vuestro alrededor.

Recoged en vuestros corazones mis lágrimas de ver

que son tantas las almas que caen al lago eterno del

Con insistencia os pido, a vosotros, orar por la

conversión de los pecadores, suplicando a Dios

Todopoderoso que sus corazones de pedernal se hagan

sensibles frente a mi llamado.

No sucumbáis a la tentación, resistid firmemente frente

a los ardides de Satanás, él lo único que quiere es

deformar vuestra fe con falsos raciocinios y así alejaros

de mi camino.

Llegad a mí con espíritu de recogimiento y de oración,

ávidos de recibir mis enseñanzas y de las de mi

adorable Jesús, que no son otras distintas a las

contenidas en el libro Santo.

Sed fieles al vicario de Cristo, acá en la tierra, orando

fuertemente por él, ya que son muchos los enemigos

que lo cercan.

Os doy abrigo bajo mi manto Divino y os resguardo

del príncipe de las tinieblas. No seáis reacios frente a

mis llamados, acudid a mí con prontitud que os quiero

integrados en el Ejército Azul empuñando en vuestras

manos el arma mortífera contra satanás, el Santo

Rosario, digo santo porque siendo éste una oración tan

sencilla produce efectos maravillosos en el alma de

quienes lo practiquen. Caminad con el sello que os

Page 38

identifica como mis verdaderos hijos, no usándolo por

moda sino como un signo que os marca bajo mi

protección maternal. Os resguardo en mi Corazón

Inmaculado para que no sintáis frío.

Os amo, os amo mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s