EL DEMONIO ODIA EL ESCAPULARIO DEL CARMEN.

El demonio odia el escapulario. Un día al Venerable Francisco Yepes se le cayó el escapulario. Mientras se lo ponía, el demonio aulló: “¡Quítate el hábito que nos arrebata tantas almas!”.

——————————————————————————–

Un misionero Carmelita de Tierra Santa fue llamado a suministrar la unción de los enfermos en el año 1944. Notó que mientras caminaba, sus pies se hundían cada vez mas en el fango hasta que, tratando de encontrar tierra firme, se deslizó en un pozo de fango en el que se hundía hacia la muerte. Pensó en la Virgen y besó su hábito el cual era escapulario. Miró entonces hacía la Montaña del Carmelo gritando: “¡Santa Madre del Carmelo! ¡Ayúdame! ¡Sálvame!”. Un momento mas tarde se encontró en terreno sólido. Atestiguó mas tarde: “Sé que fui salvado por la Santísima Virgen por medio de su Escapulario Carmelita. Mis zapatos desaparecieron en el lodo y yo estaba cubierto de él, pero caminé las dos millas que faltaban, alabando a María”.

——————————————————————————–

Salvados del Mar

En el verano de 1845 el barco inglés, “Rey del Océano” se hallaba en medio de un feroz huracán. las olas lo azotaban sin piedad y el fin parecía cercano. Un ministro protestante llamado Fisher en compañía de su esposa e hijos y otros pasajeros fueron a la cubierta para suplicar misericordia y perdón. Entre la tripulación se encontraba el irlandés John McAuliffe. Al mirar la gravedad de la situación, el joven abrió su camisa, se quitó el Escapulario y, haciendo con él la Señal de la Cruz sobre las furiosas olas, lo lanzó al océano. En ese preciso momento el viento se calmó. Solamente una ola más llegó a la cubierta, trayendo con ella el Escapulario que quedó depositado a los pies del muchacho.

Durante lo acontecido el ministro había estado observando cuidadosamente las acciones de McAuliffe y fue testigo del milagro. Al interrogar al joven se informaron acerca de la Santísima Virgen y su Escapulario. El Sr. Fisher y su familia resolvieron ingresar en la Iglesia Católica lo más pronto posible y así disfrutar la gran protección del Escapulario de Nuestra Señora.

——————————————————————————–

Un Hogar Salvado del Fuego

En mayo de 1957, un sacerdote Carmelita en Alemania publicó una historia extraordinaria de cómo el Escapulario había librado un hogar del fuego. Una hilera completa de casas se habían incendiado en Westboden, Alemania. Los piadosos residentes de una casa de dos familias, al ver el fuego, inmediatamente colgaron un Escapulario a la puerta de la entrada principal. Centellas volaron sobre ella y alrededor de ella, pero la casa permaneció intacta. En 5 horas, 22 hogares habían sido reducidos a cenizas. La única construcción que permaneció intacta, en medio de la destrucción, fue aquella que tenía el Escapulario adherido a su puerta. Los cientos de personas que vinieron a ver el lugar que Nuestra Señora había salvado son testigos oculares del poder del Escapulario y de la intercesión de la Santísima Virgen María.

——————————————————————————–

El Escapulario aviva el fervor

En Octubre de 1952, un oficial de la Fuerza Aérea en Texas escribió lo siguiente: “Seis meses después de comenzar a usar el Escapulario, experimenté un notable cambio en mi vida. Casi inmediatamente comencé a asistir a Misa todos los días. Durante la cuaresma viví fervorosamente como nunca lo había hecho. Fui iniciado en la práctica de la meditación y me encontré realizando débiles intentos en al camino de la perfección. He estado tratando de vivir con Dios y doy el crédito al Escapulario de María”.

——————————————————————————–

Recordemos que el escapulario es un signo poderoso del amor y protección maternal de María y de su llamada a una vida de santidad y sin pecado.

Usar el escapulario es una respuesta de amor a la Madre que vino a darnos un regalo de su misericordia. Debemos usarlo como recordatorio que le pertenecemos a ella, que deseamos imitarla y vivir en gracia bajo su manto protector.

6 comentarios sobre “EL DEMONIO ODIA EL ESCAPULARIO DEL CARMEN.

  1. Me gustaron muchisimas las historias estas. Tambien quiero agregar que desee que reinicie el uso del escapulario, puedo decir yo tambien que me ha dado la gracia de apartarme de la vida tan pecaminosa que llevaba, y que ahora he cambiado, al poder recibir la comunio constantemente, efectivamente se ha cumplido lo q la virgen nos ha dicho. Y ahora yo digo que prefiero morir antes de quitarme el escapulario, porque al infierno no quiero ir. Ya le tengo dicho a mi familia, que si estoy inconsciente, no dejen q los medicos me quiten el escapulario, aunque sea una emergencia. Dios y la Virjen los bendiga.

    Me gusta

  2. jueves, 26 de noviembre de 2009
    Los demonios huyen despavoridos ante las almas que Nos alaban

    Son poderosos los demonios porque son espíritus angélicos caídos y si bien perdieron la gloria eterna, no por eso perdieron su poder que emplean en hacerme daño a través de las almas, pues su odio hacia el Hijo de Dios Altísimo escapa a vuestra comprensión humana. Yo, Jesús, os hablo.

    Hijos Míos, una sola palabra que digáis de alabanza hacia Mí o hacia Mi Santa Madre, potencia el odio acérrimo que Me tienen los demonios, pues si bien os pueda parecer que Me decís una insignificancia, es tal el odio infernal, que cuando esas palabras salen del corazón y los demonios oyen que Nos alaban, sienten una gran rabia, por cuanto que no pueden oír alabanzas hacia Mí y hacia Mi Santa Madre. Yo, Jesús, os hablo.

    El pecado (de las almas) les alegra, pero ellos también saben que muchos pecados son frutos de vuestras flaquezas o debilidades, por eso, aunque os instan a pecar, si caéis y luego volvéis a Mí, ellos saben que ese retorno a Mí, es un acto de humildad tan grande que también les irrita. Pero cuando alguien Me alaba a Mí o a Mi Santa Madre, ellos no pueden soportar esas alabanzas que son como punzones de hierro ardiendo que les quema en los más hondo de su ser, por cuanto que ellos jamás pronunciaron ninguna alabanza hacia Mí, tal es su odio

    Por eso, hijos, alabadme una y otra vez a Mí y a Mi Santa Madre, a la Eucaristía, a la Santísima Trinidad, pues esas alabanzas vencen también a los demonios que huyen despavoridos ante las almas que Nos alaban. Yo, Jesús, os hablo. Pues lo mismo que con la blasfemia contra el Cielo -aunque sea dicha inconscientemente- les alegra mucho, la alabanza no la soportan porque es lo contrario de la blasfemia, y ellos no quieren que las almas alaben a Dios Uno y Trino, tres veces Santo. Yo, Jesús, os hablo.

    De ahí, que no puedan soportar la Santa Misa cuando se celebra o se oye en las debidas disposiciones, pues es una alabanza de valor infinito hacia Dios Altísimo, y un bien muy grande en la Iglesia y gloria inmensa a la Santísima Trinidad. Yo, Jesús os hablo. La paz de la Santísima Trinidad esté con todos vosotros.
    Publicado por : en 7:16 No hay comentarios: Enlaces a esta entrada
    Etiquetas: Los demonios huyen despavoridos ante las almas que Nos alaban

    Me gusta

  3. Muy cierto…. hace escasos días que lo llevaba puesto y me lo saqué para bañarme y desapareció….. Ya sabemos quien se revuelve cuando ve a alguien portarlo.

    Me gusta

  4. Mi madre, ya fallecida, cuando yo tenía 10 años, ahora tengo 68, me llevó a la parroquia del barrio para que en una celebración, seguramente la festividad de la Virgen del Carmen, me impusieran el ESCAPULARIO. Desde entonces, he sentido siempre una gran protección de la Virgen María, como Madre y reina mía. Me ha ayudado en mi caminar hacia la perfección. Me ha ayudado en mi vida material y espiritual. Me ha obsequiado con varios milagros, repito auténticos milagros. Si le pedimos con humildad, fe y cariño; al ser nuestra Madre siempre nos oirá, y las cosas nos irán bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s