AFRONTAR LA MUERTE.

332 – PREPARAROS PARA ENCONTRAROS CON VUESTRO DIOS. DADO EN BAYSIDE.

“Y nos mandó que predicásemos y testificásemos al pueblo, que él es el que está por Dios constituido juez de vivos y de muertos.” – Hechos de los Apóstoles 10: 42

 

“¿ESTÁIS LISTOS PARA AFRONTAR LA MUERTE?” “Ya los pecados de la humanidad lo han colocado sobre el camino de su propia destrucción – padre contra hijo, madre contra hija, hermano contra hermana.  Muchas naciones desaparecerán de la faz de vuestra tierra.  ¿Es ésto, hijos Míos, lo que queréis? ¿Estáis listos para afrontar la muerte? ¿Estáis listos para pasar el velo y poneros de pie delante del Padre Eterno en juicio?  ¡No, os digo!  ¡Muchos de vosotros ni siquiera llegaréis a los portales del Padre! ¡Seréis arrojados al abismo!” – Nuestra Señora, 29 de Marzo, 1975  

NO TIENE FIN “Y repito de nuevo: ¿qué ganaréis si reunís todos los tesoros del mundo y perdéis vuestras almas?  ¿Cuánto dura una vida sobre vuestra tierra?  ¿Con qué se compara la vida al pasar el velo, vuestra vida eterna que no tiene fin?  Solamente vosotros debéis decidir dónde pasaréis vuestra vida eterna: con el Padre en el Cielo o largos años tormentosos en el Purgatorio para purificaros, ¿o pasaréis eternamente en condenación y en los fuegos del infierno?

“Hijos Míos, debéis comprender bien el plan del enemigo.  Si él puede remover de vuestras mentes el conocimiento y la realización de la existencia del infierno y del Purgatorio, él tolerará el pecado en vuestra sociedad.  Y el pecado se ha vuelto una manera de vida para muchos de vosotros.  Despertad de vuestra ceguera y buscad la Luz.  Yo he establecido muchas candelas en vuestro mundo.  No permaneceréis en tinieblas si buscáis la Luz.  Mi Hijo es el camino.  Pedid, enviad vuestras voces en súplica al Padre Eterno y seréis guiados fuera de vuestras tinieblas.” – Nuestra Señora, 28 de Diciembre, 1976  

NO SE HA DE TEMER “No se ha de temer el cruzar el velo…  Es un estado temporal de transición.  Cuando paséis al otro lado del velo, debéis proceder a través de una neblina, y luego un juicio.  Después de este juicio, si venís a través de la luz, podréis uniros a aquellos que vinieron antes de vosotros.” – Jesús, 24 de Junio, 1976  

ECAPULARIO “Os prometo, todos los que lleváis el Escapulario Marrón nunca sufriréis las llamas del infierno.  Aún el más grande de los pecadores será convertido y salvado si él lleva el Escapulario Marrón cuando pasa por el velo, cuando él deje, hija Mía e hijos Míos, su cuerpo en el momento que vosotros llamáis la muerte terrenal.” – Nuestra Señora, 14 de Agosto, 1979  

NO (TIENEN) PASAPORTE “Muy pocos rezan por el clero.  En general, la idea es, hijos  Míos, que ellos tienen un pasaporte al Cielo, pero eso no es cierto.  Sus tentaciones son más grandes que las vuestras.  Por ello, hay que tenerles misericordia.  Porque si el infierno se os abriese, os mostraría la cantidad de mitras que han caído en los pasados años terrenales.” – Jesús, 14 de Abril, 1984  

EN CUALQUIER MOMENTO “Hijos Míos, cada hombre, mujer y niño de edad de conciencia y conocimiento tienen que rendir cuenta de sus acciones y la manera en que pasaron su tiempo sobre la tierra cuando pasen el velo.  Os aseguro, hijos Míos, que no conocéis ni el día ni la hora: mañana podríais pasar el velo, dentro de una hora podríais pasar el velo.  Únicamente el Padre Eterno y la Trinidad conocen el tiempo de vuestra venida.” – Nuestra Señora, 25 de Julio, 1977   

TREMENDA LUZ “Habrá a la hora de la muerte, una sensación de desmayo y de desvanecimiento. Se tendrá plena conciencia. Habrá un desprendimiento del cuerpo, por una fuerza muy grande. Habrá una tremenda luz que hala, con fuerza, os hala de vuestra envoltura corporal, y seréis llevados hacia adelante a una gran distancia entre, y a través, del velo.” – Nuestra Señora, 25 de Julio, 1978 

SIGNIFICADO DE LA VIDA “Aceptad todas vuestras pruebas sobre la tierra, hijos Míos, sabiendo que pueden ser bien empleadas para la presentación de vuestra alma cuando paséis el velo ante el Padre Eterno para juicio.  Reunid vuestras gracias mientras estéis sobre la tierra.  ¡Almacenadlas en el Cielo!  Es el único tesoro que debéis buscar.  Todo lo demás, hijos Míos, es pasajero.    “Toda vida, cuando es puesta sobre la tierra, tiene un momento fijo para su remoción.  Mientras estáis sobre la tierra, estáis allí para honrar y glorificar a vuestro Dios en el Cielo.  Debéis conocerlo, amarlo y servirlo en este mundo, para que seáis felices con Él, para siempre en el próximo.” – Nuestra Señora, 1 de Junio, 1978 

VUESTRA ELECCIÓN “A todos se les dará en juicio de acuerdo a sus méritos.  Nadie caerá al abismo a menos que sea por su propia voluntad.  Es la voluntad del Padre que nadie sea perdido a satanás.” – Jesús, 23 de Noviembre, 1974   

JUZGADOS POR MÉRITO “Repito una vez para aquel que ha perdido el camino: no hay raza, no hay color, no hay riqueza, no hay respeto hacia la distinción corporal de salud. Sólo hay espíritu en el Cielo.  Y como tal, cuando vengáis a Nosotros, seréis juzgados por el mérito de vuestra alma, vuestro espíritu, no por vuestras ganancias en la tierra. “ – Nuestra Señora, 25 de Diciembre,  1971  

COMPLETO CONOCIMIENTO “Os digo, como vuestro Dios, que lo vivo, la parte más grande de vosotros es vuestro espíritu, vuestra alma.  Nunca morirá.  Y retenéis, hijos Míos, todo el conocimiento en el intelecto.  No perdáis vuestra percepción.  Tenéis completo conocimiento al pasar el velo de lo que habéis ganado o perdido.  Vuestras emociones, hijos Míos, son retenidas, os digo.  Y os daréis cuenta del más profundo sufrimiento imaginable si no preparáis vuestra recompensa eterna en el Cielo.” – Jesús, 22 de Noviembre, 1976 

GLORIOSAS “Si Yo, hijos Míos, pudiese abrir para vosotros, por sólo unos pocos momentos cortos, las puertas del Reino del Cielo, ¡cuán glorioso sería vuestro sufrimiento! ¡Cuán gloriosas serían las tribulaciones de vuestra vida si pudieseis ver más allá de las puertas de este Reino glorioso de vida eterna!” – Nuestra Señora, 10 de Mayo, 1972

MANDAMIENTOS “Hija Mía e hijos Míos, hacedlo conocer a todos que el camino del cielo nunca fue fácil, pero podéis hacerlo mucho más fácil para vosotros y vuestras familias si seguís las reglas, los Mandamientos del Padre Eterno.” – Jesús, 7 de Septiembre, 1978  

NINGUNA VIDA ES PARA SIEMPRE SOBRE VUESTRA TIERRA “¿Tenéis que esperar hasta que seáis empujados a la tierra antes de que os levantéis para honrar al Padre Eterno?  ¿Tenéis que entregaros vosotros mismos a toda clase de pecado y aberraciones y placeres de la carne, hasta vuestra destrucción?  ¿Es que no podéis daros cuenta–abrid vuestros oídos y vuestros corazones a la verdad–que ninguna vida es para siempre sobre vuestra tierra, sino qué sólo habrá vida eterna al pasar el velo?  Y vosotros, por vuestra propia voluntad, por vuestra propia escogencia, escogeréis vuestra vida eterna: sea con el Padre Eterno en el Cielo, o con Lucifer en el infierno, la morada de los condenados.” – Jesús, 6 de Octubre, 1979  

NO CONFISQUÉIS VUESTRA VIDA ETERNA “Hija Mía e hijos Míos, no temáis.  Si fuese posible que os llegara como una Madre con noticias alegres, sería la primera en llegar hasta vosotros y abrazaros, y consolaros con el gran conocimiento que habéis recibido un período de tiempo permitido únicamente por el Padre Eterno para liquidar vuestros asuntos, y cambiar vuestra forma de vida, para estar en el camino angosto hacia el Cielo.  No pongáis en peligro vuestra vida, vuestra vida eterna, deseando o codiciando los bienes materiales de este mundo, porque ninguno de ellos os seguirá al pasar el velo para abogar por vuestra causa.

“Los enemigos de Dios se encuentran a todo vuestro derredor.  Rusia ha planeado estos días, hija Mía e hijos Míos.  Y cuánto He rogado, durante años terrenales, que Rusia sea consagrada a Mi Corazón Inmaculado.  Cuando ella sea consagrada, ella se convertirá, hijos Míos, y entonces veréis el mundo uno de felicidad otra vez.” – Nuestra Señora, 21 de Agosto, 1985  

DEBÉIS TOMAR VUESTRA CRUZ      “Preguntáis, hija Mía e hijos Míos, ¿por qué los buenos también deben sufrir?  Cómo fue en el principio de los tiempos, también así será ahora, que nadie estará por encima de la Crucifixión ni más allá de Ella.  Para poder llegar a la vida eterna del Cielo, debéis tomar vuestra cruz y seguir Mi camino.” – Jesús, 21 de Agosto, 1985  

EL ALMA ES ETERNA “Ningún hombre estará por encima del Creador ya que todos los hombres eventualmente regresarán al polvo.  El alma es eterna, la vida continúa; la palabra `muerte’ deberá ser removida como tal de vuestros libros.  No hay muerte.  Vuestro cuerpo no es más que una envoltura, un templo para vuestro santo espíritu.  Cuando profanáis este templo, profanáis vuestro espíritu.  Ennegrecéis este santo edificio del Padre y como tal, sin redención, tenéis que ser entregados a satanás.” – Nuestra Señora, 5 de Agosto, 1974  

NO DEBÉIS TOLERAR EL PECADO “No podéis, no debéis tolerar el pecado;  no racionalizaréis el pecado hasta el punto en que el pecado se haya vuelto una forma de vida entre vosotros.  Será hermano contra hermano y hermana contra hermana.  Las naciones se levantarán contra naciones.  ¡Habrá disturbios naturales de tan gran magnitud que muchas vidas se perderán! Seréis forzados a vuestras rodillas, y sólo entonces, en este tiempo de gran prueba, regresaréis y buscaréis la Luz.

“Hijos Míos, ¿queréis castigo?  ¿No podéis abandonar vuestra forma de vida, una vida pecaminosa, para salvar vuestra alma, vuestro espíritu?  ¿Destruiréis vuestra vida eterna con Nosotros por unos pocos años que todos tenéis sobre vuestra tierra?  Cuando dejáis vuestro cuerpo, tenéis plena conciencia.  Comprenderéis entonces, sólo demasiado tarde, a lo que habéis renunciado.” – Jesús, 17 de Abril, 1976  

UN ENGAÑO “Como en el pasado, el rechazo ha sido el principio de un hombre caído.  El pecado se ha vuelto una manera de vida para muchos.  Vivís en un engaño si creéis que podéis ofender al Padre Eterno y luego ganar la vida eterna en el Reino.  No, os digo:  muchos son los llamados, pero pocos son escogidos.

“Pedid, y recibiréis, creed y se os dará el camino.  Pero debéis merecer el Reino.  Vuestro derecho de nacimiento fue un principio, pero debéis labrar vuestro camino al Reino.  Otros pueden ganar estas gracias para vosotros por medio de la oración y actos de sacrificio, pero aceptaréis o rechazaréis la llave.” – Jesús, 26 de Mayo, 1976

CUÁN CIEGOS OS HABÉIS VUELTO “Muchos se han entregado a sí mismos a satanás ahora, y se han unido a su ejército.  Oh, hijos Míos, cuán ciegos os habéis vuelto, cegados por vuestro deseo de poder y riquezas.  Todo esto es de naturaleza temporal.  Hijos Míos, no sacrifiquéis la vida eterna en el Cielo por unos pocos años cortos sobre vuestra tierra.  Todos y cada uno de vosotros, seréis juzgados, tarde o temprano.” – Nuestra Señora, 10 de Junio, 1978

PARA SIEMPRE Y SIEMPRE “Hija Mía, realmente llueven lágrimas del Cielo.  La castidad y la virtud – ¡qué ha sido de ellas!  Veo a Mis hijos y estoy llena de gran vergüenza, porque el pecado se ha vuelto una manera de vida entre vosotros.

“Si aceptáis esta forma de vida, llena con pecado y abominaciones de la carne, no podréis entrar, hijos Míos, en el Reino del Cielo.  Los pocos años cortos que han sido dados a la humanidad sobre la tierra, hijos Míos – ¿vale la pena tirar una vida eterna por estos pocos años cortos sobre vuestra tierra?  Cuando paséis el velo, hijos Míos, será para siempre – para siempre y siempre, y de allí en adelante.  No hay retorno una vez halláis dejado vuestro cuerpo, ningún retorno hasta el Juicio General por el Padre Eterno.” – Nuestra Señora, 14 de Agosto, 1975

A MEDIDA QUE ESTARÉIS DELANTE DE VUESTRO DIOS EN JUICIO “Pastores, ¿estaréis delante de Mi Hijo, vuestro Dios, y diréis que vuestra enseñanza ha sido pura ante Su vista?  ¡Oh, vosotros de poca Fe, seguís como ovejas al matadero!  Llevasteis la verdad dentro de vuestros corazones, pero ahora oscurecéis vuestro espíritu al tomar el camino ancho, el camino fácil.  No podéis encomendar vuestras almas a satanás aceptando los errores, las herejías, las falacias, y las mentiras creadas por el padre de todos los mentirosos, satanás.

“¡Ningún hombre estará a vuestro lado cuando imploraréis por vuestra causa al estar delante de vuestro Dios para ser juzgados, despojados de toda vuestra ganancia mundana, despojados de todo vuestro conocimiento mundano!  Vuestra alma, vuestro espíritu estará delante de vuestro Dios para el juicio eterno, pero ¿qué ganaréis si habéis reunido todos los tesoros y luego habéis perdido vuestra alma?  Seréis enviados a la condenación eterna y destierro, entregados a satanás, así como vuestro padre sobre la tierra fue satanás.

“No podéis adorar, no podéis seguir a dos amos, ya que a uno amaréis, y al otro lo odiaréis, o lo aprenderéis a odiar.  ¿Y no hay ahora mucho odio en contra de Mi Hijo en el mundo?  ¿No hay mucha burla y risa y abominaciones en contra de Su divinidad?” – Nuestra Señora, 1 de Febrero, 1977

“VUESTRO JUICIO ES ETERNO” “Repito, ahora os apresuraréis a hacerle enmiendas al Padre Eterno – ¡AHORA!  Todos regresaréis y leeréis las palabras de Mi Madre que os fueron dadas.  Todo pasará.  Nadie escapará al juicio.  Todos serán considerados responsables por sus acciones.  Todos serán considerados responsables por su laxitud en la formación de las almas de los jóvenes.

“Toda clase de innovación y experimentación deben ser removidas de Mi Iglesia -¡AHORA!

“Se os ha dado la ley.  Se os ha dado el camino.  Restaurad ahora Mi Casa, porque una Casa en tinieblas lleva una banda de muerte a su alrededor.  Las puertas se cerrarán.  Las almas se morirán de inanición por falta de Luz. La sangre fluirá por las calles.  La muerte se convertirá en una cosa común.  ¿Es ésto que lo queréis?

“¡El pago por el pecado es la muerte!  ¿Qué ganaréis si obtenéis todo el mundo en cuanto a tesoros, pero no los podéis llevar con vosotros a vuestro juicio?  Vuestro juicio es eterno, para siempre.” – Jesús, 22 de Noviembre, 1975   

PURIFICAD VUESTRAS ALMAS DE TODO PECADO, MORTAL Y VENIAL “La Advertencia que vendrá sobre el hombre, y el gran Castigo, pronto estarán sobre vosotros.  Es por el Corazón Misericordioso del Padre que vuestro tiempo ha sido prolongado, un tiempo para hacer enmiendas por vuestras vidas, para purificar vuestras almas de todo pecado, mortal y venial.  Rezad mucho; sacrificad vuestros sentidos.” – Nuestra Señora, 24 de Marzo, 1974 

“VENID A MI EN CREENCIA” “Vosotros sabéis por el pasado que las oraciones de los fieles os retuvieron por un corto tiempo.  Se os dio una prolongación para vuestro castigo, una prolongación que no puede ser extendida más allá de la fecha impuesta por el Padre.    “Sabed que el gran Castigo vendrá.  ¡Sin embargo, lo que iba a pasar en el futuro será ahora!    “Mi Madre ha ido por vuestro mundo, hablando a través de incontables videntes, en muchos países alrededor de vuestro mundo, ¡advirtiéndoos del Castigo venidero!  ¡Os prepararéis ahora!  ¡Limpiad vuestras almas de todo pecado, mortal y venial!  ¡Venid a Mí en creencia y seréis salvados!” – Jesús, 31 de Diciembre, 1974  

GARABANDAL “No puedo enfatizar el hecho que no He venido para llenaros de temor, sino para traeros los hechos de lo que el Padre ha planeado para vuestro castigo.  La Advertencia que será enviada sobre el hombre debe ser efectiva;  y en la misericordia del Padre, será puesto en el cielo un gran espectáculo entonces, para que todos lo vean.  Sin embargo, los agentes del infierno tratarán de probar- de refutar la mano del Padre en este Milagro.    “Debéis purificar vuestras almas de todo pecado, mortales y veniales. Venid a Mi Hijo en fe.  Creed lo que veis en Garabandal, y regresad de vuestras maneras que han sido creadas por satanás.  Regresad al Padre; haced penitencia y expiación, porque vuestro Castigo seguirá luego al gran espectáculo.    “Os bendigo a todos, hijos Míos, tal y como os bendice el Padre con un corazón entristecido.” – Nuestra Señora, 24 de Diciembre, 1973 

“EL JUICIO ESPERA A TODAS Y CADA UNA DE LAS ALMAS” “Sabed, hijos Míos, que no ganáis nada sino una eternidad de condenación cuando os habéis entregado a los caminos del mundo, a los placeres de la carne y del demonio.  No hay uno, ninguno, hija Mía e hijos Míos, ni uno entre vosotros quien puede decir que él nunca morirá ni pasará sobre el velo.  El juicio espera a todas y cada una de las almas.” – Nuestra Señora, 28 de Septiembre, 1974

 

Haga click aquí para enviar este correo a un amigo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s