VEREIS EL CIELO ABRIRSE.

Defended Mis Leyes a costa de vuestra vida

Habla Dios Padre a Javier Viesca. México, jun 2010


Sobre: El Amor Encarnado bajará entre los hombres, sanará toda herida, sanará todo dolor, todo será renovado en el Amor.  

Hijitos Míos, veréis los Cielos abrirse, veréis la llegada del Hijo del Hombre, bajará sobre la Tierra, sentiréis un Amor como nunca antes lo habéis sentido, el Hijo del Hombre, el Amor Encarnado (Lenguas…) El Amor Encarnado bajará entre los hombres, sanará toda herida, sanará todo dolor, todo será renovado en el Amor. Cantaréis, Mis pequeños, junto con los Ángeles, cantaréis himnos, glorias, cantaréis cantos de Amor por Mi Hijo, por vuestro Dios.

Benditas las almas que en ése momento estén sobre la Tierra y reciban a Mi Hijo, le agradeceréis de todo corazón, y ya con un corazón transformado, Mis regalos de Amor. Mis pequeños, viviréis momentos insospechados, momentos que no os podéis ni siquiera imaginar, porque se salen de toda capacidad humana y por eso deberéis ser antes transformados, por Mi Santo Espíritu de Amor, para que gocéis éstos momentos Divinos para toda la humanidad y las almas que serán regaladas con ésta Bendición.

Mis pequeños, os comparto esto, porque serán momentos bellísimos, que algunos de vosotros gozaréis. Momentos de Amor Divino que se regalan a las almas fieles, a las almas que  buscaron su santidad, a las almas que se donaron por sus hermanos, por su salvación eterna.

Tendréis riquezas inconmensurables de espiritualidad y de Amor. Poneos ya en ésos momentos, Mis pequeños, tomad ya vuestro lugar en ésos momentos santos, gozad junto Conmigo, vuestro Dios, todo lo que Yo os daré y de lo que de ahí todavía se derive, porque ése sólo será el Principio de un derramamiento de Bendiciones y de regalos por las almas fieles, por las almas que supieron ganar éstos momentos.

Yo os Bendigo, Mis pequeños y os pido sigáis adelante, que aún a pesar de que veáis que los acontecimientos que vendrán se pongan difíciles, que creáis insalvables, no será así, porque siempre estaré con vosotros. Un padre siempre cuida de los hijos y, especialmente, cuando ésos hijos son fieles a la casa, al hogar.

Defiendan pues lo que Me pertenece, Mis Leyes, Mis Decretos y Mi Amor sobre la Tierra, defiéndanlo aún a costa de vuestra propia vida, que vuestra verdadera vida no es aquí en la Tierra, vuestra vida, será eterna, junto Conmigo, si dejáis, porque Yo os lo pida, vuestra vida humana en la Tierra, por defender lo Mío y a los Míos. Recordad que tendréis una eternidad llena de Bendiciones y de cuidados Paternos, que serán bellísimos y que gozaréis eternamente.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s