HAY QUE ORAR POR LOS RICOS.

Primer Misterio.
Habla Dios Padre, DADO A JV. VIESCA.
Sobre: Os vuelvo a pedir mucha oración, mucha intercesión, sacrificios, penitencias, ayunos, por vuestros hermanos que se sienten millonarios.

Hijitos Míos, ya os he explicado anteriormente que en donde dicen las Escrituras que en el Paraíso Terrenal estaba el Árbol del Bien y del Mal, esto se refiere al libre albedrío del hombre. Vosotros tenéis ése libre albedrío, nunca le he quitado a las creaturas, desde las angelicales a las humanas, el libre albedrío. Ahí es donde reconozco a aquellos que quieren venir en pos de Mí, que quieren mantenerse en el Amor y haciendo el bien, que quieren darse en libertad total a Mí, su Dios y querer servirMe como a su Padre, a su Rey, a su Señor.

Os he creado para el bien, os he consentido a todos en el bien pero, como os decía, hay almas que no son agradecidas, son ingratas y que, a pesar de haber recibido, a veces, hasta muchos bienes, tanto materiales, como espirituales, ó intelectuales, que Me he derramado en ellos en Sabiduría, todo ello lo han volcado solamente para buscar bienes materiales. Han utilizado toda ésta Sabiduría y capacidades Divinas, para llenarse solamente de cosas materiales, humanas ó riquezas, que muy lejos de llevarlas a Mí, os apartan de Mí. Ahí es donde el hombre utiliza mal ése libre albedrío, utiliza mal la Sabiduría que he puesto en ellos.

Vosotros diríais ¿Cómo, si son sabios, por qué se vuelcan hacia el mal?, y es que satanás les hace ver las cosas de diferente forma y con diferentes valores, les hace creer que los bienes de éste mundo es lo que deben de buscar y se tienen que llenar de ellos, para que además todos vosotros, hermanos de éstas almas, los vean, los alaben, se inclinen hacia ellos por estar llenos de bienes materiales. Y realmente lo que se deberían de ganar ellos, es conmiseración, que los vierais tal y como es la realidad espiritual, están perdidos por su falta de espiritualidad, son pobres en espiritualidad, viven en el pecado, Me han hecho a un lado, utilizan sus bienes para pecar y aprovecharse de vosotros.

Todos ésos hermanos vuestros que se dicen ricos, millonarios de los bienes de éste mundo, son por los que hay que orar más y darse más por ellos en ofrecimientos, en intercesión y en amor, porque son los que más lo necesitan. Al llenarse de mundo, Me han hecho a un lado, han dejado a un lado la riqueza más grande que existe en todo el universo, que Soy Yo, vuestro Dios y Creador, de todo el Universo. Se han dejado llevar por las riquezas de un grano de arena, que sería la Tierra, cuando los que están Conmigo son los poseedores del universo entero, que sería la playa entera. Así es como os ciega satanás, os hace creer que teniendo ése grano de arena serán más ricos y poderosos. Aquellos que no desean de los bienes del mundo, han escogido la mejor parte, que es todo lo que viene de Mí y Mi Amor y su donación por Mí, ellos se han ganado la playa entera, ellos sí han visto la realidad, ellos sí conocen la verdad.

Por eso, Mis pequeños, os vuelvo a pedir mucha oración, mucha intercesión, sacrificios, penitencias, ayunos, por vuestros hermanos que se sienten millonarios aquí en la Tierra, que se sienten que poseen todo y que pueden mandar por sobre vosotros, que son dueños casi de vuestra persona, de vuestra libertad, de vuestro ser, cuando realmente están ciegos y están encadenados a las cosas del mundo. Estas riquezas se les volverán pesos tremendos, que si no recapacitan a tiempo, los hundirán irremediablemente en el abismo del Infierno.
Orad por ellos, porque necesitan de vuestra oración, os amo, Mis pequeños, os amo.

Anuncios