SOLUCION CRISIS MATRIMONIOS.

UNA AMIGA APUNTO DE DIVORCIARSE. CONSEJOS DE JESUS.

ESPOSAS

, MADRES
, SALVEN A
SUS
FAMILIAS
 
CM-10 11-Feb-97 Jesús DE LOS LIBROS DE CATALINA RIVAS.
(Una amiga me había comentado que estaba a punto de divorciarse y realmentese la veía desesperada. Estaba orando por ella cuando Jesús me habla…)
Cuando vean casos de éstos, que ahora se cuentan por millares,díganles todas estas cosas que hoy voy a instruirte para personas conestos problemas. La esposa y la madre, casi siempre son llamadas paraque lleven a la salvación a su familia. Háblenles del amor que les tengo yde que, a través de ellas, quiero llevar la salvación a su matrimonio, a sufamilia, a sus relaciones familiares en sí. Mas, primero deben ver larealidad.La mujer de hoy pierde mucho tiempo en salones de belleza, en elcuidado de su cuerpo y de cómo vestirse. Creen que manteniendo unafisonomía linda y muy bien vestida, será suficiente para mantenerencendida la llama del amor que se encendió en su matrimonio. Pero unbuen día, el esposo alcanza a ver las arrugas, las primeras canas, lashuellas del tiempo —a pesar del peluquero, los vestidos, la gimnasia, lasfiestas, los compromisos— y, lo peor, las huellas en la mente de la esposavan llenando su corazón de más futilidades: revistas que la llevan afantasías románticas e inducen a un comportamiento pecaminoso.Así, sin darse cuenta, el tiempo va marcando el corazón de lasmujeres que pierden horas y horas en las novelas, en la televisión, en lasreuniones sociales, en el teléfono y estas vanidades ingresan a su hogarllevando, la mayoría de las veces, al adulterio de los esposos que pormedio de las novelas son inducidos a una vida de aventura y a conocer jóvenes como las que hoy están endiosando las telenovelas… Si lasmujeres continúan teniendo una vida vacía no estarán en condiciones dedar nada a sus maridos y a sus hogares, porque nadie puede dar de loque no tiene. “De la abundancia del corazón hablan los labios”…La mayoría de las mujeres desconocen la sabiduría, no tienen alegría,sus rostros son fríos, marcados por los problemas, por las tristezas, por elpecado de la vida, y al hombre no lo atrae ésto pese a la gimnasia, alpeluquero, a las ropas nuevas; pese a tantos pretendidos remedios.Hijas Mías, existen dos caminos para su vida: el de la ignorancia queno tiene sabiduría, ni alegría, ni vida. El otro, que es la solución para lavida individual, para la del matrimonio y para la educación de los hijos.Este último, les dará alegría de vivir, belleza, inteligencia, paz. Es elúnico camino que les dará vida y llevará a la salvación a ustedes, a sumatrimonio y a sus hijos. Al buscar primero el reino de Dios y SuJusticia, serán salvados sus matrimonios, a pesar de las violentastentaciones del mundo actual y, por medio de ustedes, también sus hijos.Lean Mateo 6, 33 y Hechos 16, 31.No traten de ocultarse diciendo que el mundo es el culpable.También la culpa es suya, porque no han buscado un tiempo para laoración, para el crecimiento espiritual como pareja y como familia. Laculpa es suya por no haber participado de la Santa Misa y en ella recibirsu medicina: Yo mismo. La culpa es suya por no haber llenado sucorazón de sabiduría, verdad, luz, salvación, alegría, paz y el amor de MiPadre. Todo ésto viene por el conocimiento de la Santa Biblia.Yo Soy la solución, y esta solución viene por medio de la Palabra.Buscar, en primer lugar, el Reino de Dios quiere decir buscar, en primerlugar, al Rey de Reyes, y todo rey ejerce su reinado por medio de susedictos, de sus normas, de sus leyes. Yo, como Rey, ejerzo Mi reinadosobre ustedes por medio de Mi Palabra, donde les digo lo que deben yno deben hacer.Corran, hijas Mías, aun es tiempo de salvar a su familia, ¡corran! No pierdan ni un día más, corran hacia la Misa y participen de ese encuentroConmigo en la Eucaristía. Oren todos los días, únanse a Mi Madre en elSanto Rosario, que es la oración por medio de la cual se unen Conmigo através de la mejor esposa y madre que hubo en la historia de lahumanidad: María.La Biblia dice que la palabra nunca vuelve a Dios sin producir fruto,y hoy ella deberá producir fruto en tu corazón. Sólo Yo puedo tomartede la mano y decirte: “No, por ahí no, por ahí es la muerte, elsufrimiento, la destrucción. Ven hacia acá, donde está la vida, donde estála alegría, donde está la salvación”.Conságrense y consagren sus familias a Nuestros Corazones.Empiecen a orar con los suyos, sin imponerse. Una pequeña oración en lamañana, en la mesa, en la noche… Quien no ora, no tiene deseo de orar.Familia que ora, es familia que vive unida. Esposo que ora, es esposo fiel.Esposa que ora, es esposa responsable de su familia. Hijos que oran, sonrespetuosos de sus padres. ¿Quién tiene la culpa de que sus hogaresestén mal? ¿el mundo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s