LA GRACIA SANTIFICANTE.

SI ALGUNO ME AMA, GUARDARA MIS PALABRAS (JESUS) ANTONIO.SEVILLA.

LA GRACIA SANTIFICANTE
Es un don sobrenatural de Dios, que se adquiere por el Bautismos cristiano, y es la Vida Divina en el Alma cristiana, para que por ella la persona pueda vencer las malas inclinaciones que le llevan al PECADO, pueda hacer la voluntad de Dios y ganar la VIDA ETERNA, Sin ella y sin Mi, Jesús, no podéis hacer ninguna obra buena con merito para la VIDA ETERNA, y no podéis vencer el mal y el pecado, dentro y fuera de vosotros (Juan 15,5). El Alma la pueden perder por el PECADO MORTAL, pero la pueden recuperar por la penitencia y el sacramento de la Reconciliación.

Esta GRACIA SANTIFICANTE la puede AUMENTAR el alma por la frecuencia de los sacramentos, en especial de la penitencia (Confesión) y la Santa Comunión de mi Cuerpo y mi Sangre Sacramento en la Eucaristía, y así AUMENTAR GRADOS DE GRACIA Y DE GLORIA inefables,

De aquí, la gran DESGRACIA para millones de almas que toman la Comunión en la mano, porque poco a nada avanzaran en la vida espiritual cristiana, a lo más podrán mantener la constancia y un tibio fervor en las prácticas, pero no grados de gracia y de Gloria y un progreso espiritual. La Comunión en la mano es como una tisis para la almas y para la fe en mi Iglesia, y Yo, Jesús Sacramentado, no puedo hacer nada, les he dado el poder administrarme a mí pueblo, y ellos se lo están dando a quienes les parece, cuando se den cuenta tendrán que llorar Conmigo. Si alguno me ama, guardara mis palabras y hará REPARACION con esas dos ORACIONES (1) que os he dado para ello, ya que la mayoría de Ministros y fieles no se corrigen ni le dan importancia. Pero en mi Reino de la Paz seré escuchado y amado, esperadme hijos míos, debéis desear mi Venida Gloriosa e Intermedia y decir: “¡Ven, Señor Jesús!, muchas veces.

Hijos míos todos sois pecadores y todos pecáis hasta el más justo, pero la PENA TEMPORAL que merecen vuestros PECADOS, aun los perdonados en la Confesión y después de haber cumplido la Penitencia ordenada por el Confesor, que hoy los modernistas y protestantizados no le dan importancia, se puede ir PAGANDO PURIFICANDO Y REPARANDO con la CONVERSION a mi Evangelio, llevando una vida cristiana devota y santa, cumpliendo los DIEZ MANDAMIENTOS y la VOLUNTAD DE DIOS…, pues estando en GRACIA DE DIOS todas vuestras oraciones, Misas, indulgencias, jubileos, trabajos, penas y alegrías, enfermedades y dolores, fríos y calores, penitencias y ayunos, buenas obras y limosnas y mas, todo vale y son méritos a la hora de “DESGRAVIAR” la PENA TEMPORAL que merece vuestra alma por vuestros pecados, en el momento de vuestro JUICIO PARTICULAR ante Dio, a la hora de la muerte. Con esto comprenderéis lo importante que es vivir en Gracia.

Os tengo que hablar así, con palabras de hoy, para que me entendáis mejor en estas cosas espirituales, que son de vital importancia conocerlas, hijos míos, y que poco o nada se enseñan hoy en mi Iglesia, pero es pura Doctrina Católica.

*************

(1) ¡”Señor, perdón, conversión, Luz y Misericordia, para los que dan y toman la Santa Comunión en la mano”!

¡”Cuerpo y Sangre de Jesús y María, os quiero, os amo y os adoro, y os pido perdón y Misericordia por tantos sacrilegios”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s