SOY TRAICIONADO POR LOS MIOS.

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
8 DE FEBRERO DEL 2015

Amado Pueblo Mío:

DETÉNGANSE UN INSTANTE Y ESCUCHEN MI LLAMADO:

Son Mi Pueblo, al que amo y por el que Me entregué para redimirles del pecado.

El hombre, a imagen y semejanza de Nuestra Divinidad, es consciente de su real dominio sobre lo creado.

Como Yo Soy Santo, de Mi Costado emane  Mi Iglesia Santa,  para que todos Mis hijos Me conozcan, y sean uno conmigo como Mi Padre y Yo somos uno.

Mis hijos no deben permanecer en la Tierra sin despertar hacia la fusión conmigo a la que Yo les llamo.

Mi Pueblo Me escucha, cada uno en un encuentro personal, donde Yo hablo y Mis hijos escuchan, para pactar conmigo que sin el cumplimiento de Mis preceptos, no son verdaderos cristianos.

EL DON DE LA VIDA ES SAGRADO, NINGUNA CRIATURA PUEDE ATENTAR CONTRA LA VIDA, Y EN ESTE INSTANTE SOY CORONADO DE ESPINAS UNA Y OTRA VEZ, constantemente, porque Mi Pueblo no ha sabido esperar con paciencia y  fe, se ha entregado en manos de falsos ídolos que le han llevado a la perdición. Ignorando los tentáculos del mal, ha caído en las garras del enemigo del alma, y el mal ha desviado el recto uso de la inteligencia humana para que el hombre sea creador, no sólo de bien, sino pretenda crear la vida, creándose una torre de Babel, y alejándose cada instante más  de Mi Voluntad y más cercano a la propia destrucción de la vida.

VENGO A EXIGIRLES CAMBIO, CONVERSIÓN Y AMOR, PARA QUE PUEDAN HABLAR DE FE.

Vengo por los que aman al prójimo como a sí mismos, por Mis verdaderos hijos, los que no caminan con máscaras,  sino viven externando la sensibilidad espiritual en la que se sumen las almas que Me aman y se duelen por el dolor de sus hermanos.

Amado Pueblo Mío:

Es el instante del valor, no mediante la lucha, masacrando al hermano, sino que es el instante del valor de proclamar Mis llamados, alertando a sus hermanos ante lo que se avecina a esta generación.

Amados, no olviden que quien actúa bajo su propio interés, continuará saturado de su “ego”, llevando a crecer la pobreza de la inconsciencia. Yo les llamo a vivir en una constante praxis cristiana, en donde el prójimo es el reflejo de Mi Amor y Mi Presencia.

Alerten a sus hermanos, sin temores ni detentes según Mi Querer, en este instante en que los demonios se abalanzan desviando a las almas para que cometan los más terribles oprobios.

Hijos Míos, Mi Cuerpo Místico, Mi Iglesia padecerá fuertemente en manos de los que, inundados por la ira del mal, le han cercado desde dentro. Actuaré con Mi Justicia Divina, sobre quienes desvíen a Mi Pueblo, nieguen el mal existente, se complazcan en lujos provenientes de Mi Altar, desvíen Mi Palabra y desprecien a los pobres y hambrientos. Mi Iglesia no es Iglesia de lujos mundanos, sino de pastoreo para Mi Rebaño, no es Iglesia de contiendas sino de unidad. Mi Iglesia no excluye a los pobres, hambrientos y necesitados, Mi Iglesia da de comer al hambriento y como Madre, enseña Mi Ley, y con Mi mismo Amor encamina a Mi Pueblo hacia la conversión.

Amados hijos, vengan a Mí, en esa espera paciente Yo les uno a Mi Querer. Mi Reino es para cada uno de los Míos, no está reservado para un pequeño número de hombres, sino para todo aquel que viva y cumpla la Voluntad de Mi Padre.

Mi Ley no varía según el instante o los intereses humanos, Mi Ley es una y está escrita. Mi Amor no varía es el mismo de ayer, hoy y siempre… tan solo necesito la conversión de Mis hijos.

Amado Pueblo Mío, la Tierra gime con dolores de parto:

+  ante la sangre que recibe de tantos inocentes,
+  ante el engaño del comunismo, (1)
+  ante el dominio solapado de la masonería,
+  ante el dominio del dios dinero,
+  ante la mentira y el engaño en el que es sumido Mi Pueblo fiel.

Toda la Creación cumple Mi Voluntad, cumple la función para la que ha sido creada. El hombre, desobedeciendo Mi Ley, sigue a otros hombres y Me deja de lado. Actuando dentro de la soberbia y la ira, desprecian Mis llamados, alejándose de Mí y entregándose en manos de satanás para ser parte del pueblo del impostor: el anticristo. (2)

SOY TRAICIONADO POR LOS MÍOS, ME HIEREN, BLASFEMAN CONTRA MÍ, ME HIEREN, SE BURLAN DE MI PRESENCIA REAL EN LA EUCARISTÍA, OMITEN LOS SACRAMENTOS, SE BURLAN DE LA CONFESIÓN DE LOS PECADOS, ACUDEN A LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA POR COSTUMBRE O PARA GANAR UN LUGAR EN LA COMUNIDAD.

La economía, dios del hombre, cae por decisión de los manipuladores del mundo.

¡AY, AY, AY, cuando Mi Mano llegue a los que han usurpado Mi Nombre!

Pueblo Mío, oren. Quien no ora no es verdadero, es un leve barniz sin fuerza para resistir los grandes embates que llegan.
Oren hijos, por Mi Iglesia, padece de improviso.
Oren hijos, la Tierra se estremece, Mis hijos padecen, los volcanes serán un detente para que el hombre se traslade de un lugar a otro.
Oren hijos, el mal alienta la guerra, ésta crece a paso acelerado.

¡Pueblo Mío, Pueblo Mío!, Yo estoy en cada uno de Mis fieles, no teman, confíen en Mi auxilio. De Mi Casa desciende la Bendición, Mi Palabra es agua viva que hará reverdecer al hombre mediante la Presencia de Mi Amor por Mis hijos.

“YO SOY EL QUE SOY”. YO SOY SU DIOS.

Mi Bendición desciende sobre ustedes.

Les amo.

Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

(1) Comunismo, leer

(2) Anticristo, leer

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

Hermanos(as):

DIGAMOS SÍ A CRISTO, SÍ A QUE RIJA NUESTRA VIDA, ¡YA!

Somos interrogados con dureza, para que interioricemos la verdad de la Palabra Divina y la hagamos vida, y vida en abundancia, para que seamos cristianos capaces de vivir, practicar y proclamar la Fe dentro de este mundo, y dar testimonio de la transformación interior que da la capacidad de relacionarnos  con  nuestros semejantes, actuando dentro del Amor Divino hacia los hermanos, y llevando a la sociedad una respuesta humana y espiritual a la vez, fruto de acoger con humildad el MENSAJE DE SALVACIÓN.

No olvidemos que la oración es  propia de quien está dotado de razón y es necesaria, no para alterar los designios divinos, sino para que seamos capaces de recibir el Auxilio Divino.

Recordemos al Salmista:

“Muchas son las aflicciones que el justo padecerá… más de todas ellas lo librará el Señor”.
Sal 34, 19.

Hermanos si padecemos, es posible que este mismo padecer sea una prueba palpable de que estamos agradando a Dios. Amar como Dios ama, es propio de quien es espiritual, y no una máscara de falsa religiosidad.

Amen.

Click para descargar el mensaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s