AY DE TI JERUSALEN…

¡LAS NACIONES SE PREPARAN PARA LA GUERRA!
10 DE FEBRERO DE 2013 – 1:35 P.M.

LLAMADO URGENTE DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD

Pueblo mío, paz a vosotros.

Las naciones se prepararán para la guerra. Los emisarios del mal buscan acabar con una tercera parte de la humanidad, todo está planeado para desestabilizar la paz. Los reyes de las naciones poderosas al servicio de mi adversario quieren dar inicio a la guerra, para establecer su reinado de dominio y sometimiento a las naciones y así allanar el camino para la aparición del anticristo. Planes de destrucción masiva van a ponerse en marcha, aprovechando el conflicto bélico. La muerte silenciosa será esparcida por los aires, el caos y la anarquía, por un tiempo la humanidad vivirá.

Mi pueblo comenzará a hacer purificado en el horno de la tribulación; el retumbar de los corceles, el estallido de las bombas y el estruendo de los pájaros de acero, se robarán la paz de mi creación. Mi tierra se estremecerá y gemirá como mujer en parto, mi pueblo caminará al destierro; las mujeres, los niños y los ancianos, abandonarán las ciudades; los jóvenes serán reclutados y los hombres serán más escasos que el oro de ofir.

Ayes se escucharán por doquier, la hija de mi pueblo será mancillada, su honor y su vergüenza rodarán por el suelo. ¡Oh, cuánto dolor hay en mi pueblo, la desgracia le ha venido de improvisto!. De nada vale gritar, nadie escuchará, todo es caos y desolación. Las ciudades parecen fantasmas, el silencio de la muerte las habita; mi pueblo ha comenzado su calvario, su tragedia es un grito desesperado que traspasa la inmensidad del universo, clamando justicia y libertad.

¡Ay de ti, Jerusalén, porque no quedará de ti piedra sobre piedra!. Tus colinas serán tomadas por tus enemigos, tus casas saqueadas, tus hijas avergonzadas y tus valientes muertos.

Pueblo mío, preparaos, porque se acercan los días de vuestro desierto; todo tiene que cumplirse como está escrito; todo tiene su tiempo señalado en este mundo pasajero. La hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra de Dios perdura para siempre. La injusticia de los hombres despertará mi justicia, pero al final el orden y el derecho reinarán. Mis sobrevivientes serán mañana mi pueblo elegido que habitará conmigo, los nuevos cielos y la nueva tierra, de mi nueva creación. Quedad en mi paz, pueblo mío, heredad mía. Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.

2 comentarios sobre “AY DE TI JERUSALEN…

    1. Empece a interesarme con todo lo del padre Wilson, con los oidos muy abiertos, me encantan sus enseñanzas, es como volver el tiempo atrás, cuando eramos chicos, la sociedad era sencilla una fe serena y amorosa “enseñada muchas veces por los abuelos” tan piadosos y con su vagaje de valores; generalmente vivian en la casa familiar, su palabra VIVA aún ahora me enseñan cosas de mucha espiritualidad, que en algún lugar del camino había perdido; la tradición catolica, su espiritualidad, ES MUY BUENO ESCUCHAR SUS ENSEÑANZAS y refrescar el corazón.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s