AY DE LOS TIBIOS DE CORAZON.

Mensaje de “El Buen Pastor Enoc” del día 10 de marzo de 2011.

¡AY DE LOS TIBIOS DE CORAZÓN!

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros y os acompañe siempre.

Hijos míos, el mundo se está enfriando espiritualmente, la pérdida de la fe se está apoderando de la inmensa mayoría de la humanidad y va a caer más profundamente; sólo los que perseveren alcanzarán la corona de la vida.

Mi purificación es necesaria, pues el pecado del hombre de hoy ha rebasado los límites de la convivencia humana, socavando las bases de la fe.

Os digo, que en mi reino sólo estarán mis leales, los que a pesar de las adversidades y pruebas, permanecieron firmes y fieles a mí. Los tibios de corazón si no despiertan con mi aviso, mi purificación se encargará de apartarlos de mi lado, porque solo me buscaron cuando tenían problemas y necesidades y más luego me dieron la espalda y no la cara.

Hijos de doble ánimo, definíos de una vez, o sois fríos, o sois calientes, vuestro término medio no os va a alcanzar para entrar en mi reino. Acordaos lo que dice mi palabra acerca de vosotros: El hombre de doble ánimo, es inconstante en todos sus caminos. (Santiago 1.8).

Piénsenlo bien hijos míos y cambien de actitud, porque el tiempo de mi justicia está tocando a la puerta; ella, mi justicia, es recta, veraz y justa. Su balanza solo conoce de buenas o malas obras, ahí no hay término medio; por lo tanto os exhorto a que os defináis de una vez. O sois, o no sois, o sois ovejas o cabras.

Todavía os queda un poco de tiempo. Dejad pues vuestras dudas y enderezad vuestro camino, para que mañana no tengáis de qué lamentaros. Porque en verdad os digo, que cuando llegue mi justicia, no quiero deciros la dura sentencia: ¡Apartaos de Mí!

Recapacitad pues, hijos de doble ánimo, porque el tiempo se os está acabando. La tarde está feneciendo y la noche está que llega. Recogeos y agrupaos en oración en torno a Mí, y dejaos conducir por mi Madre, para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Jerusalén Celestial. De nuevo os digo, que mi paz esté con vosotros. Soy vuestro Padre, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer mis mensajes de salvación a todas las naciones.

Un comentario sobre “AY DE LOS TIBIOS DE CORAZON.

  1. Mensajes dictados a Catalina Rivas por Jesus, estigmatizada boliviana
    MI CORAZÓN SE ALEGRA
    ANTE LA VALENTÍA DE MIS ELEGIDOS
    PC-63 2-Nov-96 El Señor

    Qué tranquilo y contento estoy de que Mi hijo trabaje con Nosotros.
    Qué alegría siente Mi Corazón ante la valentía de Mis elegidos, ¿quieres
    agradecerle por Mí?
    Amor de Mi Pasión, flor oculta que has crecido entre cardos para que
    tu Dios hiciera florecer un jardín en lo más profundo de tu corazón, allí
    donde habría de hacer morada tu amo y Señor… Ya nada queda por
    esconder al mundo. Ya está todo dicho, ahora, habla por Mí, pequeña
    nada… Ahora ve a decirle al mundo que no es el hombre fruto de una
    probeta, ni puede Mi Espíritu culminar el soplo de una vida a voluntad
    del hombre pequeño y miserable… ¡Hombre soberbio que desafías a tu
    Dios, cuando en verdad eres apenas un gusano. ¿Qué si te convirtiera en
    Mariposa?
    Ahora, hija buena, ya no debes tener temores, ve y dile al hombre
    que su desnudez sólo puede ser cubierta por Mi amor… No debes
    pensar en si te aceptarán o no, si deberás hablar o no. Yo te lo mando, ve
    al mundo y háblale de Mi Misericordia. Dile que Soy un Dios de amor y
    no de olvido. Si el hombre Me ama, ¿ cómo no voy a bendecir su destino?
    Si el hombre se entrega a Mí, ¿cómo voy a olvidarme de esa entrega? Si
    el hombre hace Mi Divina Voluntad, ¿cómo voy a tener palabras que no
    sean de piedad y amor para él? Reconózcanme como a su principio y su
    meta y Yo los reconoceré hijos y herederos de Mi Reino.
    Gracias, pequeña y corre a decir al hombre Mi amor y Mi dolor. Ve a
    contarle al mundo de todas las delicias que puede encontrar la criatura
    junto a su Señor.
    Vayan, hijos Míos que ya casi no queda tiempo. El camino es largo y
    pedregoso para quien va descalzo, pero Yo enviaré a Mis ángeles para
    que acorten la distancia y recojan las piedras… Entréguense sin medida,
    que su recompensa será sin límites…

    14 de marzo a la(s) 6:39 · Me gusta..

    Robert De La Rosa Quiero que asimilen bien esto. Alma tibia es aquella que cae a
    menudo en pecados veniales, conscientemente: mentiras, actos de
    impaciencia, maldiciones voluntarias, deliberadamente. Algunos dirán,
    eso no se puede evitar. Falso, estas culpas pueden evitar, con Mi ayuda,
    las almas que están resueltas a sufrir aun la muerte antes de cometer
    deliberadamente un pecado, por pequeño que sea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s