SED SENCILLOS

Segundo Misterio. Habla Dios Padre, DADO A JV. VIESCA.
Sobre: Sed sencillos, sed humildes, sed amorosos, sed limpios de corazón, sed serviciales, sed comprensivos, sed misericordiosos, sed amables.
Hijitos Míos, sed sencillos, sed humildes, sed amorosos, sed limpios de corazón, sed serviciales, sed comprensivos, sed misericordiosos, sed amables. Haced respetar vuestra presencia ante los hombres, porque Mi Presencia se tiene que manifestar a través de vosotros.

Yo, a través de Mi Hijo, Me manifestaba a los hombres. Él, se lo dijo a Sus Apóstoles, “Aquél que Me ve a Mí, ve al Padre”, ésa, debe ser vuestra realidad en vuestra vida, dejar que vuestro Dios y Señor se manifieste a través de vosotros. Todas ésas virtudes y mucho más, con lo que debéis engrandecer vuestra alma y así mostraros ante los hombres, se podrán dar, cuando Me dejéis a Mí, actuar en vosotros. Es precisamente en la sencillez, en la docilidad, en el interés por ayudar a vuestros hermanos, que podréis entrar en ellos, en su corazón, en sus intereses, en su vida, ayudando, llevándolos a crecimiento espiritual, elevándoles su estima espiritual, es vuestra misión, es vuestra tarea.

El soberbio, aquél que se siente superior a los hombres, a todos sus hermanos, no puede entrar en el corazón, porque se siente superior, sus hermanos lo rechazan, porque actúa con grosería, en él no hay virtud, en él no hay interés por ayudar al hermano, sino se envanece ante el hermano y lo hace ver inferior, se aprovecha del pequeño, del débil, del humilde, del sencillo. No hay cabida para el soberbio en el Reino de Dios, por eso, tened cuidado con lo que habláis, cómo actuáis, como veis a vuestros hermanos, qué ejemplo dais.

Pedid inteligencia, Sabiduría, para que, con todos los demás dones y virtudes que os he dado, podáis introduciros entre vuestros hermanos y podáis ayudarles. ¡Hay tanta, tanta necesidad de Mí entre vuestros hermanos! y, como os decía en el Primer Misterio, al no tener Fe, se sienten aislados, se sienten como en una noche obscura, sin Luz que los guíe, sin un camino iluminado por el cuál puedan llegar a un lugar seguro. Vosotros deberéis darles ésa seguridad, debéis enseñarles que teniendo ésa Fe, viviendo Mí Amor, viviendo Mis enseñanzas, caminarán seguros, podrán llegar a su meta, a ésa meta que tienen dentro de su corazón, pero que no podían conocerla, descifrarla, porque faltaba ésa llave, la llave de la Fe.

Pedid pues, Mis pequeños, éstas virtudes, éstos dones, ésta vida espiritual, para que podáis ayudar a vuestros hermanos. Mucho bien haréis y vosotros gozaréis por el bien realizado para engrandecer Mi Reino.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s