PADRE GHISLAIN

Ghislain habla sin tapujos del mal de nuestros tiempos.

 

image

8 de febrero de 2014.-(Magdalena Ríos y Francisca Montalva /PortaLuz / Camino Católico), entrevista al Padre Ghislain en la que nos abre la puerta a conocer la Palabra de Dios.

Que sacerdotes y laicos se abran al Espíritu Santo para acoger y vivir sus dones y carismas, que traen sanación y liberación, es una prioridad del sacerdote Ghislain Roy. La influencia del demonio en nuestro mundo desde la Nueva Era, los ídolos, determinada música y mucho de lo que vemos son parte de los temas que aborda en esta entrevista.

Este sacerdote canadiense que predica retiros de liberación a laicos y sacerdotes por el mundo, discípulo del también sacerdote Emiliano Tardiff, es directo y desafiante en el diálogo. Su mensaje es claro. Este hombre de Dios advierte que… quien no está con Cristo, desparrama y así, por ignorancia o en conciencia, colabora con el demonio.

 

– Padre Ghislain, usted conoció mucho al sacerdote Emiliano Tardiff, ¿Cómo es que usted empezó a ejercer el ministerio de sanación y liberación luego de conocerlo?

– El padre Emiliano Tardiff fue sanado de una tuberculosis y después de esta experiencia, él se abre a la Renovación Carismática. Estuve con este sacerdote en varios de sus retiros y asistí a su funeral en República Dominicana. Fueron momentos fuertes e importantes porque ver a alguien que ejerce los dones y carismas nos hace querer tenerlos. En su funeral, en fe, simplemente le dije: “Padre Emiliano, si tiene algún don que me quiere dejar, lo acojo”. Así fue como poco a poco, empecé a ejercer este ministerio de sanación y liberación. Ya lo hacía antes, pero comencé poco a poco. El carisma se desarrolla cuando se le ejerce. Luego empecé a ir a España, Italia, Costa Rica y ahora a Chile a predicar retiros.

– ¿Por qué no hay más padres Tardiff hoy en día?

– Porque no hay bastantes sacerdotes que deseen tener esos carismas. Se piensa que están reservados para los carismáticos, sin embargo todo presbítero puede serlo. El Señor quiere regalar los carismas a sus sacerdotes para las necesidades de la Iglesia como en los retiros que estamos haciendo para ellos en Chile. La forma en que se organizan, permiten que los sacerdotes oren unos por los otros. Es al practicar, que uno desarrolla ese gusto. En el momento de la adoración al Santísimo, todos los religiosos fueron visitados por el Señor en sus necesidades de sanación física. Cuando se le toca el corazón a un sacerdote, éste se da cuenta de que Jesús puede ir a tocar a otras personas, entonces empieza a pedir al Señor los carismas, a ejercerlos e imponer manos. Muchos presbíteros vinieron para que les impusieran las manos y pidieron el carisma de liberación. El deseo de tener esos carismas viene cuando se ve a otros sacerdotes ejercerlos.

– ¿No es entonces por falta de fe?

– Tiene que estar el deseo del carisma, de imponer manos. Hace veintiocho años que soy sacerdote y desde entonces que voy a encuentros entre presbíteros. Siempre nos preguntamos qué debemos hacer para evangelizar y les digo que necesitamos empezar a realizar lo que hace Jesús. En el Evangelio de San Marcos 16, 16-18 el Señor dice que a quienes hayan creído en su nombre, entre otros, los acompañarán estos signos: expulsarán espíritus malignos y sanarán a los enfermos. Si empiezas a hacer lo que hace Jesús, ya no tendrás que preguntarte cómo evangelizar; la gente vendrá en abundancia y ni siquiera tendrás que ir hacia las personas, serán éstas las que vendrán buscando sanación. Porque cuando la Iglesia ya no ofrece la sanación, la gente se va hacia la Nueva Era buscando sanarse.

– Por el bautismo somos sacerdotes profetas y reyes, ¿Estamos todos llamados a obrar esos prodigios que dice el Señor en San Marcos? Porque Jesús dice que a quienes creen los acompañarán esos signos…

– Sí, no está reservado sólo a los sacerdotes porque el Señor añade que quienes hayan creído los acompañarán esos signos. Sin embargo, los sacerdotes están llamados en primer lugar, para dar ese ejemplo.

– Padre Ghislain, vivimos en un mundo donde hay mucha confusión. ¿Cómo discernir lo malo que a veces se presenta como bueno? ¿Cómo prevenir para no abrir las puertas al demonio?

– Lo primero es la oración, luego informarse sobre todo los temas de ocultismo en el mundo: yoga, reiki, prácticas orientales, etc. Cuando oramos debemos estar a la escucha del Espíritu Santo en nuestro corazón. Cuando algo no es de Dios, nos atormenta por dentro y si nos da cierta paz, no es duradera. El discernimiento viene de la Palabra de Dios, de la oración y de un buen director espiritual que esté capacitado, porque también hay sacerdotes que están en la confusión: practican yoga, usan piedras energéticas o Flores de Bach, e incluso algunos creen en la reencarnación.

– ¿Por qué el demonio está presente en las prácticas de la Nueva Era? ¿Y cuáles son más peligrosas que otras?

– A menudo las prácticas orientales se vuelven hacia divinidades e ídolos. Cada vez hay más personas que invaden sus casas con budas, máscaras africanas, ídolos, divinidades hindúes. En el 2006 fui a la India con un grupo católico, después de quince días me sentía tan oprimido que -aunque el viaje era por 3 semanas- me volví antes. Todas estas prácticas se vuelven hacia divinidades, como en el caso del yoga. No existe el yoga cristiano, como un modo de relajarse sólo físicamente. Las posturas del yoga, son de divinidades hindúes y… abren la posibilidad de infestarnos con lo oculto. Como decía el padre José María Verlinde que estuvo veinte años en la India, si dices a un hindú que haces Yoga para relajarte -sin incluir la religión-,él se va a mofar de ti porque sabe que en la práctica del Yoga, a través de las posturas adoptadas, está la práctica de la religión. Se necesita discernimiento. Por ejemplo, en la acupuntura no se trata sólo de recibir unas agujas, hay que ver quién te las pone. ¿Esa persona hace prácticas ocultas? Si ve los médiums y después practica la acupuntura, transmite lo oculto a través de los dedos. Lo mismo sucede con el reiki, una práctica oriental donde se trata de utilizar la energía cósmica. Algunos se vuelven médiums del reiki y manipulan la energía como forma de sanación; pero detrás de esa energía se esconde nuevamente lo oculto, porque de la manera en que se practica el reiki, se abren las puertas al demonio. En un congreso de exorcistas, realizado en Roma el año antepasado, dos personas dieron testimonio que habían sido liberadas del demonio del reiki.

– ¿Qué son los chacras?

– Los adeptos plantean que son siete puntos de energía en el cuerpo. Lo importante es no hacer prácticas orientales porque muchas se vuelcan a ídolos y divinidades. Un médico español que había estado en los templos hindúes se dejó marcar con signos por sacerdotes hindúes. En uno de mis retiros tuvo una manifestación y aunque ha tenido varios exorcismos, aún está poseído por el diablo. No sólo nos volvemos entonces hacia una estatua de piedra; detrás de esos ídolos y divinidades se esconden los demonios. Lo mismo sucede con la Tabla Ouija que es el nombre de un demonio al que se invoca; sin embargo la gente generalmente no lo sabe. Un sacerdote tuvo que ir a bendecir una casa donde se jugaba con la Tabla Ouija, ya que ahí había todo tipo de manifestaciones diabólicas.

– ¿Qué diría a una persona que tiene un buda en su casa sólo como decoración?

– Que lo saque rápidamente de su casa. ¡Cómo podemos ser cristianos y acoger ídolos en nuestras casas! Nuestra fe esitá en Cristo Jesús. Aunque veamos al buda como una simple decoración, en cuanto tenemos en nuestra posesión uno de esos objetos, de alguna manera estamos diciendo que creemos en ellos. Detrás de cada ídolo se esconde un demonio, si acoges a un buda puede ser que ese objeto esté infestado. Se pierde la paz del hogar, se duerme mal, las parejas se pelean o los niños ya no se sienten cómodos en casa porque la llenamos con ídolos y divinidades.

– ¿Qué pasa con objetos antiguos o que son de origen animista?

– Hay que coger esos objetos, meterlos dentro de una bolsa de plástico, sacarlos de la casa y observar luego cómo es el clima dentro de la casa. Cuando estuve en Montreal a principios del año antepasado, fui a ver a un matrimonio que hacía reiki, tenía libros sobre éste, máscaras africanas, etc. Cogimos todos los objetos dudosos que había, los pusimos en una bolsa y los sacamos de la casa. La pareja, que venía conmigo, comentó acerca de la diferencia de clima que había en la casa, se sentía más paz. No debemos dejar entrar en nuestras casas cualquier cosa. En la Palabra de Dios, cuando san Pablo evangeliza, invita a las personas a echar fuera los ídolos y todo lo que pertenece a éstos, para que acojamos sólo a Jesús. En la Escritura dice que el Creador es un Dios celoso y si decimos que pertenecemos a Jesús, debemos mantener nuestra casa limpia de idolatría y divinidades.

image

– ¿Qué influencia puede tener el demonio en la música?

– En los años 80 muchos grupos de música como Kiss, Rolling Stones, Led Zeppelín, etc. se consagraron al diablo. Kiss significa king in service satan, rey al servicio de Satanás. En aquel momento se hablaba de la música subliminal: al poner los discos duros al revés, se oía “amo a Satanás, me entrego a Satanás”, etc. Eso ya no existe hoy, ahora en la música explícitamente te llaman a la violencia, a volverte hacia el demonio, a rebelarte contra los padres y también a suicidarse. Otro ejemplo es Lady Gaga, ella consiguió el poder y la fama en muy poco tiempo, ¿Cómo lo consiguió de esta manera? Podemos pensar que ella se abrió a lo oculto. Hizo una canción que se llama Judas y en ésta es al demonio Judas al que se invoca. La letra de la canción dice que si tuviese al apóstol Judas delante de ella, le lavaría los pies y se los secaría con el cabello. Una de mis sobrinas escuchaba esta canción y se convirtió en una obsesión: repetía Judas, Judas, Judas; no era capaz de liberarse de esta invocación. Fue necesario orar especialmente para que el Señor la liberara de esta obsesión. Esto nos hace ver que hay mucha música que está infestada de forma diabólica: los jóvenes cambian de comportamiento,se rebelan contra los padres, contra la fe y contra todos los valores. En uno de sus mensajes la Virgen dice que en general, los jóvenes están muy infestados a causa de la música satánica que oyen, porque muchos de los grupos se han vendido al diablo por la gloria en este mundo.

– ¿Qué sucede con lo que vemos: televisión, películas, pornografía, etcétera?

– A través de las películas de horror y de magia, de los programas de televisión de espiritismo y astrología, los demonios entran por los ojos de quienes los ven para atarles interiormente. En la pornografía sucede exactamente lo mismo: entran los demonios de impureza y atan por dentro a la persona que después no se puede liberar de la pornografía. Tenemos que cuidar nuestros ojos, estando vigilantes de lo que vemos.

– ¿Y las películas de Harry Potter?

– Me obligué a ver las películas de Harry Potter para entrar en un discernimiento, porque son los niños quienes las ven. Harry Potter usa la magia blanca para hacer el bien, lo que no puede ser. No podemos usar al diablo que está en la base de las prácticas ocultas para hacer el bien. En Canadá hemos quitado la religión de los colegios y ahora se ofrecen cursos de magia como los de Harry Potter. Estas películas han desarrollado el querer practicar magia. En una de mis parroquias, después de ver una de esas películas, algunos jóvenes se fueron a un cementerio para tratar de buscar el cráneo de una persona: habían oído que reducirlo a polvo y mezclarlo con algo les podía dar un cierto poder. Estas películas tuvieron como meta potenciar el ocultismo para que los jóvenes quisieran practicar la magia. El Catecismo de la Iglesia Católica dice que ninguna magia es buena: la negra y la blanca son igual de malas.

Si la gente ora, tiene amor a Jesús y busca el bien, el Espíritu Santo la inspira para alejarse de todo lo oculto. Las personas (vinculadas a lo oculto) quedan atormentadas, tienen angustia y se les quita la paz. Si aprendiesen a estar a la escucha del Espíritu Santo rechazarían esas cosas, pero muy a menudo lo que hacen es razonar: “debo de estar cansado, hoy no me siento bien”.

Hoy la gente se echa en las manos de cualquiera sin preguntarse jamás quién es esta persona, qué es lo que hace, cómo vive. Después por esta falta de prudencia, no es de extrañar que haya mucha gente infestada.

– ¿De qué manera actúa el demonio en una persona?

– Actúa de 4 formas principalmente:

1.Posesión diabólica, donde la persona está poseída por el enemigo. ¿Por qué está así?Puede ser por: maleficio; o sus padres la consagraron a Satanás cuando nació; se entregó a él; o tuvo practicas ocultas no confesadas, que dejaron puertas abiertas al demonio

2.Vejación diabólica: Si la persona se enferma sin razón, de una manera misteriosa y sin explicación de la medicina, puede ser una señal de vejación; también cuando se tienen accidentes repetidos o cuando a nivel económico hay cosas que te impiden continuamente salir adelante. Se toma en cuenta la posibilidad de la vejación cuando son situaciones que se repiten. En las Sagradas Escrituras, Job tuvo una vejación diabólica que le tocó su persona, familia y bienes.

3.Obsesión diabólica: La persona puede estar obsesa con cosas impuras, con pensamientos negativos o de blasfemia de los que no se puede liberar. Aquí el demonio actúa sobre el pensamiento porque la persona ha abierto puertas.

4.Infestación: En las casas y otros lugares hay ruidos, manifestaciones extrañas o no hay paz.

– ¿Qué diría a las personas que no creen en la existencia del demonio?

– Quienes tienen dificultad para creer en el demonio, también la tienen para creer en Dios. Si tu fe es verdadera te lleva a creer lo que hay en el Evangelio, Jesús vino para salvarnos del demonio. En el momento del bautismo y de la confirmación renunciamos a Satanás, que es el autor del pecado y del mal. Si no se cree en la existencia de éste, ¿para qué ha venido Jesús a salvarnos?

-¿Cómo podemos los cristianos mantener las puertas cerradas?

Con la oración, el rosario, la eucaristía, la adoración eucarística, el sacramento del perdón regular y también con el ayuno porque hay demonios que sólo se expulsan con el ayuno.

– ¿Qué diría a quien sin saberlo ya abrió las puertas al enemigo y se infestó?

– Que además de las recomendaciones anteriores, utilice los sacramentales: sal, agua y aceite exorcizado; que lleve el rosario, porque lo dice la Virgen, y la medalla de san Benito exorcizada. A veces también es aconsejable beber agua exorcizada. Con estos medios, cuando se está en un caminar verdadero de fe, en general la persona se libera. También podría ser necesario que pida un ministerio de liberación hecho por un sacerdote, pero no todos los sacerdotes lo hacen porque hay algunos que tampoco creen en la existencia del demonio.

– ¿Padre Ghislain cree que hoy existe más presencia del demonio e infestación que hace 50 años?

– Voy a diferentes países y me doy cuenta de que cada vez más, el mundo está infestado, a causa de la disminución de la fe que es global. Estamos en la apostasía, no hay que olvidar esto. Cada vez los países y los gobiernos rechazarán más a Dios y todos los símbolos religiosos. Jesús se queda sólo donde es acogido y cuando la gente lo rechaza, él se retira. ¿Y cuándo Jesús se retira, quién toma su lugar?

– ¿Cómo no caer en un estado de pánico que ve al demonio en todas partes?

– Desde hace años que no se hablaba del demonio y ahora de pronto, empezamos a oír acerca de él y aunque sea un poco, parece que ya es demasiado. El Papa Pablo VI dijo en noviembre del 1977, que el primer combate de la Iglesia es aprender a defenderse del demonio. La formación que recibimos en teología en los seminarios tiene una laguna; los jóvenes sacerdotes no están formados para este combate: tienen miedo, no saben cómo reaccionar o también niegan la existencia del demonio que es dogma de fe.

– ¿Algo más que le gustaría agregar?

– A pesar de todo lo que podamos ver, es Jesús quien tiene la última palabra porque ya ha vencido. No hay motivo para temer porque el espíritu que tenemos no es de miedo. Satanás quiere mantenernos en el miedo y cuando ya nos ha atado a través de éste, puede estar tranquilo porque ya no somos peligrosos para él.

En los retiros hablo acerca de lo oculto, pero al mismo tiempo hablo mucho de la adoración a Dios, de la sanación interior, de las heridas desde el seno materno hasta hoy. En Quebec, hay casas de sanación interior llamadas Cristoterapia o Agapeterapia -con experiencias que duran cinco días- y están siempre llenas. Ahí la gente es sanada y liberada por el Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s