MI QUERIDO HIJO

TE AMO MAS DE LO QUE TE AMAS A TI MISMO
¿No te das cuenta, hijo, que yo te amo más de lo que tú te amas a ti mismo?
Me gustas más de lo que tu te gustas a ti mismo. Soy más paciente contigo de
lo que tú mismo eres.

¿Qué crees que debería hacer contigo cuando tú te descarrías y me
decepcionas?

¿Qué debería hacer cuando tú deliberadamente evitas lo que estoy
diciendo, y te ciegas a ti mismo a la verdad?

¿Debería castigarte?

¿Debería alejarte de mí porque ya no mereces mi amor?

¿Crees que mi amor es solamente para las personas buenas y perfectas que
siempre me obedecen?

….si fuera éste el caso, no tendría a nadie a quien amar!!!

Imagínate a una madre con su bebé en sus brazos. Le pide ella al niño que
sea perfecto, maduro y obediente inmediatamente?
Ella sabe que el niño necesitará entrenamiento, enseñanza y disciplina.
Cuando aprenda a caminar, tocará lo que no debe tocar y hará lo que no debe
hacer. Demostrará poco discernimiento de lo que está bien y de lo que está mal.
Pero la madre no rechaza al niño. No, ella lo acerca más hacia sí, diciéndose
a sí misma:
“Le formaré, amaré y disciplinaré cuando sea necesario. Crecerá y llegará a
ser un buen muchacho.” Y lo defenderá de cualquiera que le critique.
¡Le es tan precioso!

¿No ves que es así como te considero?
Yo sé que no has alcanzado la perfección y la madurez; todavía estás
aprendiendo a caminar en mis caminos y a hacer lo que me agrada.
Tu eres como ese niño pequeño…Te has hecho daño al hacer cosas que no
deberías hacer, ¿verdad? Así es como aprendes.

Hijo mío, mi Amor por tí no es un enamoramiento pasajero o fugaz. Me he
comprometido contigo a amarte, a serte fiel y verdadero a través de todas
las fases de tu crecimiento y formación. He prometido llevarte a la madurez
y al cumplimiento de mis propósitos. Te llevaré a la perfección… pero no
te trato como si ya fueses perfecto!

(En la inspiración del autor, es Dios el que habla)
COLIN URQUHART

Un comentario sobre “MI QUERIDO HIJO

  1. Mi querido hijo –

    Yo siempre te hablaré en términos humanos que puedas entender. Quiero
    atraerte a mí, hijo. Como tu Padre, quiero llevarte en mis brazos. No me
    acercaré a ti con violencia. Ha habido momentos en que te he querido
    envolver en mi amor, pero me has rechazado. Así que, he tenido que ser
    paciente, esperando el tiempo en que estuvieses preparado para abrirme tu
    corazón, cuando fueses lo suficientemente confiado como para dejar que te
    amara.

    Cuando recibes MI AMOR, conoces MI PAZ. Entonces empiezas a experimentar
    la alegría de ser amado por mí. En vez de sentirte vulnerable, tienes una nueva
    seguridad.

    Has temido de lo que pensaría la gente si supieran que me amas. Tales
    preocupaciones no importan. Tu necesidad de mi amor es mucho más importante
    que las reacciones de las personas. ¿No estás de acuerdo?

    También has tardado en creer en la realidad de mi amor por ti; muchos de tus
    temores han sido el resultado de tus dudas.

    Confía en mí. Quiero enseñarte a descansar en mi amor, sin pensar que tienes
    que hacer algo para merecerlo. Esto no te parece correcto, ¿verdad?

    Pero no te puedes ganar mi amor, y no tienes que hacerlo… YO YA TE AMO.

    (En la inspiración del autor, es Dios el que habla)
    COLIN URQUHART (“Mi querido hijo”, editorial CLIE

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s