SEMINARISTAS

40.- 17-03-2012 De S. José, DEFENSOR DE LA IGLESIA

Publicado el 21 de agosto de 2012 por  WORDPRESS.COM
Hijos míos, es muy necesario que me invoquéis, junto a San Miguel Arcángel, como Protectores de la Santa Iglesia. (Letanías)
De nosotros huyen los demonios, somos “Terror de los demonios”, (Letanías) porque, en condiciones similares a ellos, fuimos muy humildes, servimos y nos entregamos por entero al Señor, y los que no quisieron servirlo, no lo pueden soportar.
Ya veis, hijos míos, cómo está la Santa Iglesia, el lema que han sacado para mi día, el Día del Seminario. Como el paro es el principal problema de vuestra sociedad, prometen trabajo fijo y estable, y además, gratificante, muy gratificante, sacando incluso una estadística en que los puestos de trabajo más satisfactorios son los del sacerdote católico, y luego, el del pastor protestante… ¿Qué casualidad, no os parece?
Hijos míos, están casi vacíos los seminarios, por lo visto no sirvieron los demás lemas como que Cristo llama siempre, en fin, quiero deciros que sus afanes serían más bendecidos si fueran fruto de la obediencia sencilla y humilde hacia la Roca, el Papa, y al Prefecto para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, si simplemente pusieran reclinatorios e invitaran a comulgar en la boca y de rodillas. Ahí ya se empezaría a ver el sentido de lo sagrado. Pero si se pone el acento en el trabajo estable, y en la satisfacción personal, y como mucho, en el anuncio del Evangelio… ya veréis cómo salen esos seminaristas, ya veréis el fruto de esa campaña en esta sociedad secularizada: cada vez menos, y además se les oculta las decepciones que muchos se llevan, tan profundas que piensan en el suicidio, a veces. Si todo el que quiera seguir fielmente a Cristo Jesús sufre persecuciones, (2Tim. 3, 10-12) mucho más el sacerdote que quiera hacerlo todo según el Corazón de Cristo, y ahí más que en otro sitio, entre la Curia y sus propios hermanos sacerdotes, será perseguido, ya os avisó Jesús que los enemigos del hombre serían los de su casa. (Mt. 10, 36)
Pedidme, pues, porque a pesar de todo esto haya santos sacerdotes, pues, aunque todas las gracias y dones proceden de la Pasión y son tesoro de Mi Hijo, junto con los méritos incalculables de mi Dulce Esposa, la Inmaculada Virgen María, si bien Jesús es el único Mediador entre Dios y los hombres, (1 Tim. 2, 5) estas gracias pasan todas por la mano de Mi Esposa, por Voluntad Suya, (S. Alfonso Mª de Ligorio, Glorias de María) y aunque Mi Esposa sea de más grande dignidad que todos los ángeles y santos juntos, incluido yo, el buen Dios Padre no oculta a ninguna de sus estrellas, al contrario, quiere que luzcan y brillen, que sirvan de ejemplo, que se les invoque, y en mi caso ha dispuesto “Id a José”, (Gn. 41, 55) y que en el Cielo tenga un puesto similar al que tuve en la tierra, de tal modo que no necesite el permiso de Mi Esposa ni el de Jesús para administrar estos tesoros de la Comunión de los Santos.
Pedidme, pues, sacerdotes santos, es lo único que puede salvar la Iglesia. Dios os bendiga a todos. Quedad en paz, hijos míos. 

Un comentario sobre “SEMINARISTAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s