VOLVER A LOS SACRAMENTOS.

30/11/2014                                                   05:00 Horas

Dice Santa María:

Hijo mío, seguid luchando para que todos mis hijos e hijas comprendan  que yo, vuestra Madre y Madre de todas las criaturas, soy también MARÍA MADRE DE LA IGLESIA y quien os invita a llevar correctamente cada uno de los Sacramentos.

Hijo, decidles a vuestros hermanos que no podéis pretender un día que seáis llamados al Reino de los Cielos si primero no hacéis un profundo arrepentimiento que parta desde lo más profundo de vuestros corazones. Queridos hijos míos, no podéis esperar habitar en una de sus moradas si no os acercáis a las fuentes de gracias. No podéis, amados hijos míos, dejar para otros tiempos lo que tenéis que llevar adelante el día de hoy, y a su vez a comenzar desde este preciso momento a acudir a los Sacramentos de los Ríos de la Gracia. Para ello, os reitero, tenéis que preparar una buena confesión, y de esa forma romper todas las cadenas y ataduras que no os permiten caminar porque os retienen y no os dejan avanzar por el sendero de la luz tras los pasos de mi amado Hijo JESÚS. Por ello, tenéis que liberaros de vuestros yugos terrenales y comenzar a transitar por el sendero de la verdadera libertad, guiados por vuestros Pastores, y convertiros en un verdadero hijo de mi amado Señor, vuestro Padre. Para ello, tenéis que comprender y entender todos que los Sacramentos fueron instituidos por mi amado Hijo JESÚS y no es como muchos que caminan por vuestro mundo que quieren haceros creer que ellos fueron un invento de los seres humanos. A ellos, mi amado Señor os los entrega como medio de salvación, son una Gracia Divina, amados hijos míos, que a través de ellos os han de elevar en una inmensa escala de la santidad a la que todos sois llamados hasta llegar al punto cúlmine de fundir y de unir vuestras voluntades humanas, amados hijos, con la Voluntad Divina. Os diré para que meditéis todos vosotros que cuando vuestras almas piensan en DIOS PADRE, están viviendo para Él y actúan todo el tiempo en función de Él, y de esa forma han de evitar contristarle su Sacratísimo Corazón, se han de mover guiadas y llevadas por las inspiraciones del Espíritu Santo, y son totalmente celosas en el cumplimiento de sus palabras y cuidadosas siempre de llevar adelante con total amor y respeto con cada uno de los Sagrados Mandamientos de mi amada Iglesia.

Hijo mío, quiero que os digáis a cada uno de vuestros hermanos que pobres de aquellos que creen que se van a salvar en el momento final cuando quizás DIOS os llame furtivamente y no tengan tiempo del arrepentimiento. Decidles a vuestros hermanos que si sus corazones están llenos de pecados, tienen que ir al encuentro de vuestros Pastores y repararos, si realmente os consideran buenos, y tienen que poneros a trabajar con total entereza, con ahínco, para que verdaderamente sí sean santos, para que realmente cada una de sus acciones sean del agrado, amados hijos, de vuestro Padre, mi amado Señor.

Por ello yo, vuestra Madre y Madre de la Iglesia, os convoco a la práctica y a el ejercicio de los Sagrados Sacramentos, y dejad las palabrerías, las frases sin sentido, que muchos de mis hijos aducen que no necesitáis ir a confesar vuestros pecados. Mi Corazón se entristece y se llena de dolor porque aquellas criaturas que sienten este pensamiento y os lleva a pensar que tienen total razón, es cuando realmente han caído en los ardides y están bajo la total astucia del ángel desterrado y de aquellos que son sus seguidores. El ángel desterrado, hijos míos, es inmensamente astuto, os hace creer a la grey amada de mi Santa Iglesia que no es necesaria la confesión, que no es necesario el Sacramento de la Eucaristía, que no es necesaria la oración. Si os atreven a señalar, os atreven a decir que no necesitan orar ni rezar para salvaros, y yo os pido continuamente que recéis el Santo Rosario, que vengáis a mi morada a cada Celebración, que seáis parte de ella y que viváis con total pasión y eterno amor cada momento. Os digo que la oración es el alimento sólido que os da fuerzas para vencer obstáculos, os da fuerzas para derribar muros de acero, trampas que sutilmente el demonio os pone, trampas y engaños apetitosos, agradables a vuestro paladar y a vuestro corazón. Y una vez que hayáis ido a beber y a saborear de esa aparente miel, de ese aparente manjar, hijos míos, entonces veréis y comprenderéis que habréis caído en su trampa y entonces es cuando comenzaréis a probar su amargura, su acidez, y tratará de todas formas de arrancar vuestras almas por toda una eternidad, llevándolas a las lenguas de fuego y a la inmensa oscuridad. Por ello os llamo, amados hijos míos, a una vida de santidad, una vida donde os acerca a los Sacramentos y una vida que os enseña a estar siempre al lado de todos vuestros hermanos que se encuentran enfermos del cuerpo y del alma llevando la palabra, acudiendo y socorriendo a todos aquellos que no tienen nada para comer ni beber y cuidando de todos los que se encuentran apartados de mi morada yendo a buscaros y trayéndolos por el sendero de la luz y uniéndolos al Gran Rebaño. Os pido que os convirtáis en verdaderos apóstoles de mi morada, que seáis misioneros de nuestros Inmaculados Corazones llevando nuestra Llama de Amor a todo rincón de la tierra; os pido que forméis más Cenáculos en todo el mundo y que os unáis a rezar y a meditar la Palabra, que seáis verdaderos hermanos e hijos de vuestro amado Padre, mi Señor, que estéis unidos a mi amado Hijo JESÚS, a vuestro Papa Francisco, a vuestros Pastores, y cuidéis de todos aquellos hermanos y hermanas con total amor y devoción. Vivid en armonía y paz, y construid vuestra paz y que ella recorra todos los continentes. Llevad mis palabras y nuestro amor. Haced que en este mes que ha de comenzar, el día 8 de diciembre mis moradas estén llenas de todas mis amadas criaturas recibiendo el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo y os pido que en todo lugar oréis por un mundo de armonía, paz, justicia, misericordia y amor.

Os amo, hijos míos, os amo.

Amén.

SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA. DADO A JOSE LUIS BELMONTE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s