VENIDA INTERMEDIA DE JESUS.

Mensaje de Dios Padre
12-10-1999

“Hijitos Míos:
Estos son tiempos de gran Misericordia y de gran Amor hacia vosotros, Mis pequeños. Son tiempos de purificación y de preparación a la Segunda Venida de Mi Hijo.

Todo nacimiento exige dolor, exige donación, exige dar la vida por el nuevo ser que nacerá. Ahora son tiempos en los cuales nacerá una nueva estirpe de amor, la estirpe real, escogida por Mí, vuestro Padre, desde antes de todos los siglos, estirpe que alabará Mi Santo Nombre, que adorará con grande amor y agradecimiento a su Dios, al Dios Creador, al Dios Redentor y al Dios Amor.

Sí hijitos Míos, ahora estáis viviendo la purificación del género humano y de Mi Iglesia, y el resultado dará el pueblo escogido, Mi Pueblo Amado, el cual Me habrá escogido como a su Dios, como a su Padre, como a su Protector, como a su Pastor, en Quien han puesto toda su confianza.

Será el pueblo que recibirá toda la herencia Prometida de todos los siglos, en donde Yo Seré su Padre y ellos serán Mis Hijos verdaderos; hijos obedientes, hijos dóciles, hijos bondadosos, hijos que formarán el pueblo en la fraternidad Divina, aceptando y siguiendo Mis Leyes y Mandatos con alegría y confianza, reconociendo que Yo, vuestro Dios, sólo Puedo Ofrecer a Mis Hijos Cuidados y Amor sin límite, y antes de Haceros algún daño, Me lo infringiría a Mí Mismo, como ya Hice en la presencia de Mi Hijo Jesucristo en el pasado.

El maligno, en la libertad que tiene, por ser también criatura Mía, quiere destruiros.
Quiere destruir todo lo que Yo He Creado para consentir a Mis Hijos, a todos vosotros. Él ha pedido permiso para probaros en la Fe que Yo os He Concedido desde el Bautismo y que He Procurado Reforzaros a través de la institución de los Sacramentos, Legado de la Misión Divina de Mi Hijo sobre la Tierra, y con todos los Mensajes y recordatorios que os He Enviado posteriormente, a través de Mi Hija, la siempre Virgen María, y de vuestros hermanos, profetas de vuestro tiempo.

Aquellos que han aceptado y seguido Mis Indicaciones Dadas por ellos, deberán vivir estos momentos en total paz, confianza y alegría, sabiendo que después del dolor vendrá Mi Reino sobre la tierra, la Nueva Jerusalén Celestial, anunciada desde antiguo y que, por fin, muchos de vosotros veréis y así confirmaréis Mis Promesas en vosotros mismos.

Ciertamente éstos son tiempos de dolor y de aflicción, dolor y aflicción que Yo Comparto con vosotros, puesto que así como algunos de vosotros Me daréis las gracias, aceptando con docilidad, confianza, amor y sacrificio éstos momentos, al ofrecer vuestros dolores y molestias por la salvación de las almas que Arrancaré de la Tierra; de otros de vosotros, en cambio, Recibiré blasfemias, imprecaciones, abandono y ataque, porque no han sabido aceptar de su Dios, de su Padre, su Voluntad.

Recordad que habéis venido a servir, no a ser servidos.
En el servir se obtiene la alegría en los que son Míos.
En el servir el alma santa encuentra su razón de ser.
En el servir el alma se hermana con Mi Hijo Jesucristo.
En el servir se crece en el amor.
En el servir se prepara el alma para ser Servida, Cuidada, Amada por Mí, vuestro Dios, para toda la eternidad.

Estos son los tiempos en los que Mí gran Misericordia se Derramará para la salvación de innumerables almas, gracias a vuestra donación de amor en el dolor. La gran mayoría de vosotros veis sólo las catástrofes físicas y materiales, y no os ponéis a reflexionar que un alma vale muchísimo más que la total destrucción de una ciudad.

Un alma es parte de Mí, vuestro Dios, y si Yo Soy Omnipotente e Infinito, vuestra alma también lo es, así que, para Mí, cada uno de vosotros vale más que muchos mundos juntos, por lo tanto, Mí Misericordia Se Derrama y Se Derramará en abundancia en estos tiempos, para Poderos Salvar a cada uno de vosotros.

Yo Quiero Recuperar lo que Me Pertenece, y cada uno de vosotros es valiosísimo para Mí y Lucharé contra las fuerzas del mal para Poder Recuperaros.

Como os He Dicho, aquellos que son Mis Hijos verdaderos aceptan con alegría y docilidad estos momentos para ayudarme en la salvación de sus propios hermanos.
Aquellos de corazón duro recibirán vida espiritual gracias a ellos, por su intercesión, para su salvación, y Yo Proveeré de todo lo necesario para que esas almas duras se ablanden para Obtener su salvación, aún en los últimos segundos de su vida.

Os Repito lo que ya antes os Dije:
Cuando comiencen los acontecimientos a realizarse, agradecédmelo;
cuando estéis en lo más fuerte, agradecédmelo;
cuando terminen, agradecédmelo,
porque Yo Estaré Velando por cada uno de vosotros en todo momento.

¿ Qué padre o madre de la Tierra se podría apartar del hijo amado en los últimos instantes de su vida o cuando tienen problemas muy graves ?.
Si esto lo hacéis vosotros y vuestro amor es pequeño, es imperfecto, ¿ Qué no Haré Yo por vosotros, Mis pequeños, que Soy vuestro Padre en la Perfección y en el Amor ?

Confiad en Mí.
Los acontecimientos se tienen que dar para que, por fin, la maldad y la muerte sean vencidas.

Vosotros, los que más sufriréis y vayáis a morir, seréis los Cristos de este tiempo, quienes daréis vuestra vida para que surja la Nueva Vida en plenitud, Mi Vida entre vosotros.
Cuando veáis la Luz del Nuevo Día, os daréis cuenta plena de lo valioso que fue vuestro dolor. Ya Mi Hijo os lo Dijo: “El discípulo no puede ser más que el Maestro”. Si Mi Hijo se Dio por vosotros, ahora os toca daros por vuestros hermanos.

Estos son tiempos de Gran Misericordia y de Gran Amor en donde se verá la Caridad Divina Actuando en muchos de vosotros, Dando la vida propia por la salvación de vuestros hermanos.

Confiad en Mi Sabiduría que todo lo Ve, que todo lo Sabe, que todo lo Prepara para el gran Banquete. Todos estáis invitados, TODOS VOSOTROS, porque todos sois Mis hijos.
Venid a Mí, venid con confianza y alegría, porque el Nuevo Renacer se acerca, el despertar del Nuevo Día está a las puertas. El Amor Infinito pronto Se Va a Manifestar.

Alegraos en medio del dolor, como la madre se alegra en el parto en medio del dolor, porque Yo Seré nuevamente vuestro Padre y vosotros Mis hijos consentidos.

La purificación se tiene que dar para vuestro bien, pero recordad que con vuestra oración, donación, aceptación a la prueba y al dolor, podréis reducir el tiempo y la crueldad con la que el maligno os atacará.
De vosotros, de vuestra fe, de vuestra oración y donación, dependerá el desarrollo de los acontecimientos.

Yo Estoy y Estaré con vosotros en todo momento, y vuestra Madre Santísima os Protege y os Guía como Madre Amorosa que Es, para Llevaros por el buen camino, el cual os llevará a la perfección del Amor.

Confiad hijitos Míos y no temáis en absoluto, porque el maligno no podrá hacer más allá de lo que tiene permitido. Nada será imposible de soportar para cada uno de vosotros si os apoyáis en Mi Gracia y en Mi Amor.
La confianza que Me deis os dará la fuerza para resistir esta prueba fuerte, pero pasajera, la cual, en lugar de traeros mal, os llevará a la obtención del Gran Bien, el cual He Reservado para cada uno de vosotros en el Reino de los Cielos.

Ninguno de “los lugares” que os He Reservado es igual; cada uno lleva un sello particular, el sello con el cual habréis marcado vuestra vida con la donación de amor que hagáis por servirme, viviendo y aún, muriendo, por vuestros hermanos, buscando su salvación eterna y deseando para ellos el goce del Bien supremo por toda la Eternidad.

Recibid Mis Bendiciones, Mi Amor por entero y Mis Cuidados y, no dudéis, que Yo Estaré con vosotros en todo momento, tanto para Ayudaros a manteneros fuertes en la prueba, como para Ayudaros a dar el paso definitivo para regresar a vuestro Hogar Celestial.”

Un comentario sobre “VENIDA INTERMEDIA DE JESUS.

  1. EL TRIUNFO DE NUESTRO SEÑOR

    31.10.2000

    A todos los que aman Tu Corazón, dales constantes motivos para decir:

    “El Corazón del Señor al final triunfará.
    El Corazón del Señor es como una Liturgia divina,
    que trae paz a su pueblo.
    El Corazón del Señor es inamovible
    y reina trascendentalmente en las alturas.
    Vengan, vengan todos los que aún vacilan
    en decidirse por la causa del bien.
    Vengan a nuestro Señor
    y florecerán en Su Corazón.
    Mediten esto y aprendan que su refugio está en Su Corazón…”

    Paz a ti, Mi flor.

    Dime, ¿hay en la tierra mayor alegría o mayor gloria que comprender Mi Corazón? ¿Qué capacidad tiene el hombre sin que Yo derrame en su intelecto Mi Divina Luz de Entendimiento? El Santo que te habla, y que lo trasciende todo, satisface tu sed con la melodía de Su Voz para que transmitas Mis Palabras divinas a todas las naciones. ¿Qué son Mis Palabras? Mis Palabras son una contemplación mística para iluminar su mente, por medio del Espíritu Santo, y penetrar en el sublime conocimiento de Dios.

    Pronto visitaré la tierra. El Soberano, Aquél que la mayoría de ustedes ha olvidado, les dice, generación: “Tomaré Mi lugar en la tierra”.

    Tantos de ustedes preguntan: “¿Cómo ha de venir Él?”. A esto Yo respondo: “¿No saben que desde que empezó el tiempo y el hombre fue puesto sobre la tierra, el triunfo del malvado ha sido siempre breve? Ahora el triunfo del malvado está casi terminado, ya que será tragado por Mi Triunfo. Igual que convertí el cayado de Aarón en una serpiente que se tragó las serpientes del Faraón, del mismo modo, Mi Triunfo golpeará y se tragará el triunfo del hombre malvado ¡a fin de que, por este Triunfo, todos ensalzarán Mi Santo Nombre!

    Entonces Yo estaré en medio de Mi pueblo… y ustedes viajarán Conmigo, su Dios. Caminarán Conmigo; caminarán con Aquél que antes creían inaccesible… Hablarán1 con Aquél que hace tiempo sacaron de su mente. Conversarán con Mi Divinidad, pues Yo, la Divinidad, estaré presente en su corazón revelándoles, como buen consejero, el camino de la Vida. Daré a su alma templanza, prudencia y justicia, fortaleza y todo lo que el alma necesita para estar revestida para caminar entre Mis ángeles y Conmigo. Entonces será restaurado 2 Mi Reino sobre la tierra.

    Sí, es posible para ustedes ver a Dios también en esta vida. Es posible contemplarme mientras están todavía en la tierra. ¡Sí! Es posible para ustedes penetrar en las profundidades de Mí, su Dios y su todo, y poseerme mientras están aún en la tierra.

    Este será el comienzo de su nueva vida, 3 pues no Me conocerán solamente de oídas, o a través de palabras y libros, sino en verdad, y por una metanoia, mediante la gracia que les da el Espíritu Santo. Contemplarme a Mí es vida en sí misma, ya que les ofrece la inmortalidad… Esta será la manera en que visitaré la tierra, hijos Míos.

    ¿Han entendido, ahora, Mi misterio?” Ic.

    ——————————————————————————–
    1 Al mismo tiempo oí la palabra “conversarán”
    2 De la oración del ‘Padre Nuestro’: “Venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad así en la tierra como en el Cielo”. Ésta es la explicación de la frase que Cristo pronunció: “Entonces será restaurado Mi Reino sobre la tierra…”
    3 También oí ‘viaje’…
    TLIG.ORG

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s