TESTIMONIO DE MEDJUGORJE.

Angelica, te copio textualmente de su blog la conversion de Paticia y su viaje a Medjugrje:

viernes 8 mayo 09

La primera vez que oí hablar de Medjugorje fué en el año 98. Fué a través de la responsable de un pequeño grupo de oración de la Legión de las Almas Pequeñas a quien conocí por “casualidad”, en una emisora de radio donde yo colaboraba y me pidieron que la entrevistara. Una señora que aún no se si es humana o si es un angel en la tierra: mi queridísima Amalia, una mujer de una belleza indescriptible. Nos hicimos muy amigas y ella fué el gancho que utilizó la Gospa conmigo para mandarme la primera invitación para acudir a esta pequeñita aldea del sur de Herzegovina, una invitación que se me quedó impresa en el alma. Amalia me contó infinidad de cosas sobre las apariciones de nuestra Madre en Medju, los frutos espirituales y las gracias inmensas que se estaban derramando desde este puntito de luz en el planeta. Yo la escuchaba con admiracion, pero mi fe era prácticamente nula. Poco después me fuí a vivir fuera de España y lo olvidé todo… En ese mismo año comenzaron mis desgracias, qué casualidad de nuevo. Si hubiese ido entonces a Medjugorje se positivamente que todo hubiese sido distinto en mi vida, pero no fuí, ni me lo planteé siquiera.

Unos años después, en el año 2002, en un aeropuerto europeo, se me acercó de pronto una religiosa morenita vestida con un hábito azul celeste cuya mirada no olvidaré nunca y me regaló una imágen de la Reina de la Paz que aún conservo en mi cartera, era la primera vez que veía su precioso rostro, me pareció tan bella esta foto de la Virgen, que siempre la conservé cerca de mi. Mi conversión ya había comenzado en el año 99, cuando me ocurrió la vivencia más impactante de mi vida: mi encuentro con Jesús. Desde entonces había estado formándome, leyendo mucho y profundizando poco a poco en mi recién estrenada fe. Al leer “Medjugorje” en el reverso de la imágen, recordé todo lo que Amalia me había contado sobre las apariciones y esta vez sí sentí unos grandes deseos de acudir, pero guardé la imágen de la Gospa y mi vida continuó.

En agosto de ese mismo año 2002 me separo de mi ex marido después de una relación muy larga y terriblemente tortuosa y, en lugar de refugiarme en los brazos del Señor, que ya estaba absolutamente presente en mi vida y actuando, me entrego como una poseída a todos los vicios que encontré a mi alcance: empecé a salir por la noche salvajemente, a beber, a drogarme, a acostarme con distintos hombres _y mujeres_ a tener todo tipo de relaciones a cada cual más pervertida y peligrosa. Cuando no podía salir, me metía en internet. Y aquí me convertí en una consumidora compulsiva de pornografía. Luego busqué realizar todas mis más oscuras y extremas fantasías hasta que por supuesto lo conseguí, metiéndome de lleno en el mundo de la dominación y la sumisión. En un par de años era una sumisa de alto nivel, propiedad de un Amo con quien vivía en lo que se denomina un 24/7: una esclava sexual por puro placer. Sí, yo estaba metida en el fango hasta el cuello. Conocida en todas las fiestas y lugares donde se practica BDSM en Madrid y en Barcelona y amiga íntima de todos los que “cortan el bacalao” en ese mundo. Esa era mi vida hasta hace un año y medio. Alguna vez ya lo he contado por encima en este blog, cuando comenzaba a escribir pidiéndole ayuda al Señor para dejarlo definitivamente todo, ayuda que me llegó inmediatamente en forma de un caudal de gracias incontenible.

Lo peor de todo es que yo era “feliz” y lo entrecomillo porque es obvio que era una felicidad ficticia, un engaño, un espejismo. Yo pensaba que era plenamente feliz. No me daba cuenta del abismo al que me había lanzado y de lo que estaba haciendo con mi vida y la de mi hijo, que entonces era un bebé de 2, 3, 4 , 5 , 6 y 7 años. Me humilla mucho escribir todo esto, sólo lo hago para no olvidarlo nunca y por si a alguien le puede ayudar, aunque fuese a una sola persona y a sabiendas de que habrá algún desgraciado que lo utilizará para hacerme daño y para insultarme. No me importa, con tal de que a una sola persona pueda servirle de algo lo que yo he vivido.

Por fin, en el año 2007, un grupo de amigas del colegio deciden peregrinar a Medjugorje y una de ellas me llama por si me quería unir al viaje. No se cómo, supongo que milagrosamente, supe que había llegado el momento de ir. Tercera invitación que me envía mi Madre y en el momento más oscuro de mi existencia. Fué una invitación insistente a través de esta amiga mía, que no paró hasta que consiguió convencerme e incluso entusiasmarme con la idea. Me entusiasmó hasta el punto de que fuí yo la que busqué todos los contactos y organicé el viaje para todas: las diez.

Llevaba años sin pisar una iglesia, lo había dejado todo. Todo, absolutamente. Lo único que hacía era rezar cada noche con mi hijo, cuando le acostaba, una oración al Espíritu Santo. Esto fué lo único que no dejé nunca, y sólo lo hacía por él, no por mi, pero se perfectamente que esto es lo que me ha salvado:

Espíritu Santo,
eres el alma de mi alma.
Te adoro humildemente.
Guíame, consuélame, ilumíname, fortifícame.
Y, en cuanto corresponde al plan
del Eterno Padre Dios,
dame a conocer lo que el Amor Eterno desea de mi.
Dame a conocer lo que debo realizar.
Dame a conocer lo que debo sufrir.
Dame a conocer lo que,
silencioso, con modestia y en oración,
debo aceptar, cargar y soportar.
Sí, Espíritu Santo.
Dame a conocer tu Voluntad
y la Voluntad del Padre,
pues toda mi vida no desea ser otra cosa
mas que un continuado y perpétuo sí
a los deseos y al querer del Eterno Padre Dios.
Amén.

Ir a Medjugorje es lo más grandioso e increíble que me ha ocurrido jamás. Me atrevería a decir que incluso ha hecho sombra al momento excelso del día 3 de febrero del año 1999 a las 5 de la mañana, el momento en el que, leyendo una parte de los Evangelios, desperté en un instante a la nueva y maravillosa realidad de la certeza absoluta de Dios y me enamoré profundamente de Cristo, a quien más tarde abandoné por mi egoísmo y por mi placer.

Medjugorje es un camino que comienza en el Corazón de María. Un camino que limpia, que sana y que renueva. Un camino que nadie desea abandonar. Medjugorje es el camino seguro.

Yo no vi a la Virgen, yo no vi nada sobrenatural. Pero sentí el corazón atravesado por una llama de amor que no puedo describir y sentí que comenzaba una vida nueva para mi, me confesé allí y sentí que volvía a nacer, todo mezclado con una paz y una alegría que no me abandonan.

Medjugorje es sencillamente, como dice Jacov_ el vidente más joven, 9 años al comienzo de las apariciones_ el lugar donde el Cielo se abre cada día. Y lo mejor es que, en el momento en el que sientes que quieres ir, en ese mismo momento has comenzado ya a peregrinar. Todo lo demás es cuestión de tiempo.

Yo sólo dije: “Si Madre. Ahora sí que voy”. Y se que mi vida ha cambiado para siempre. Que nadie dude de que siempre hay un antes y un después de Medjugorje. Y el después … no existen las palabras para describir este después. La peregrinación no termina. Quien ha estado en Medjugorje sabe que ya vive para siempre en una aldea pequeñita y maravillosa rodeada de montañas que está en cada sagrario, en cada persona, en cada momento e instante de tu vida, en todas las palabras y en todas las miradas que te rodean.

* Por favor, que tampoco nadie me dirija ningún comentario de admiración. Yo sigo siendo la misma basura de siempre y mis caídas siguen siendo estrepitosas. Si por algún casual alguien aquí pensaba que yo era algo especial, ya ve que estaba equivocado: a mi el Señor me ha escogido entre lo peor de lo peor, para que se vea y quede claro que el único que obra es Cristo. Yo no hago NADA, sólo decir si cada día_y no todos. Es mi única aportación.

Soy muy consciente de que me queda un larguísimo camino por recorrer, pero lo que tengo claro desde que pisé Medjugorje es que a partir de ahora lo haré íntegro en los Brazos de mi Salvador y refugiada en el Corazón de mi Madre y Reina, la Reina de la Paz.

¡¡Madre, condúcenos

4 comentarios sobre “TESTIMONIO DE MEDJUGORJE.

  1. MIL BENDICIONES PARA TI ,QUE EL SEÑOR TE BENDIGA POR COMPARTIR TU HERMOSA
    EXPERIENCIA DE VIDA , QUE SIN DUDA ALGUNA ESTREMECE EL ALMA , LA VIRGEN TE GUARDE EN SU CORAZON , AMEN

    Me gusta

  2. QUE HERMOSO!!! TESTIMONIO, ESTOY SEGURA QUE A MUCHAS PERSONAS NOS VA A AYUDAR DE UNA O DE OTRA MANERA HAY MUCHO QUE APRENDER DE LOS DEMAS Y ES IMPORTANTE REMARCAR QUE NUESTRO PAPITO DIOS SIEMPRE ESTA CON LOS BRAZOS ABIERTOS PARA ABRAZARNOS Y PERDONARNOS SI NOS HEMOS EQUIVOCADO. JESÚS EN EL EVANGELIO NOS DICE: “NO VINE POR LOS SANOS, VINE POR LOS QUE ESTAN ENFERMOS”, SIEMPRE TENEMOS UNA OPORTUNIDAD SOLO TENEMOS QUE APROVECHARLA. BENDICIONES PARA TI. GRACIAS POR TU VALENTIA, MUCHOS SACAREMOS PROVECHO DE ESTE TESTIMONIO. QUE LA SANTISIMA TRINIDAD Y LOS CORAZONES DE JESUS Y MARIA TE BENDIGAN HOY Y SIEMPRE.

    Me gusta

  3. Hola, les dejo aquí un video de la conversión de la escritora española Maria Vallejo Nagera en Medugorie. Ella fue a Medugorie a regañadientes… y allí sufrió una transformación… y da testimonio a donde va de su conversión. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s