LAS BIENAVENTURANZAS.

The Rev. Fr. Melvin Doucette, M. Afr/ 1704 Palmer Road, RR 2
Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ
Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@pei.sympatico.ca

PADRE MELVIN DOUCETTE

“Os bendigo a todos.”

Lunes 3 de enero de 2011

Queridos amigos:
Las Bienaventuranzas

“Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se
le acercaron. Y, tomando la palabra, les enseñaba diciendo:
-’Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino
de los Cielos.
Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la
tierra.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos
serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán
misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán
llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de
ellos es el Reino de los Cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con
mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y
regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues
de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a
vosotros.” (Pasaje del Evangelio de San Mateo 5, 1-12)

Agradecemos otra vez al Señor por el lindo día de sol que tuvimos
ayer, con la temperatura apenas superior al punto de congelación. Se
derritió mucha nieve durante el día.

Ayer concelebré la Santa Misa a las 11:00 a.m. en la Iglesia de la
Inmaculada Concepción de Palmer Road. El viernes 7 de enero haré una
Misa de Sanación a las 7:30 p.m., con el rosario a las 7:00 p.m.

A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador
entregado a Joseph Melvin. Jesús le dijo estas palabras:

“Eres bendito, Joseph Melvin, hermano Mío, y sois benditos todos
vosotros, hermanos Míos, si vivís de acuerdo con las Bienaventuranzas
que entregué en la montaña. Ésta es la manera en que viví cuando
estuve en la tierra y deseo que todos hagáis lo mismo.

Si sois humildes, mansos, si tenéis sed de justicia, si sois
misericordiosos, limpios de corazón, si hacéis la paz y sois
perseguidos por hacer el bien, tened la certeza de que estáis en el
Reino de Dios. Muchos de vosotros habéis sido insultados y
calumniados, no temáis porque estaréis un día conmigo en el cielo. Os
advierto que no tengáis los hábitos del mundo sino el de las
Bienaventuranzas del Reino. Cualquier persona que viva de esta manera
es santa y realmente un amado hermano Mío. Sois Mi gran amigo y os
doy muchas gracias especialmente elegidas y muchos dones. No
permitáis que el maligno os convenza sino que aseguraos de estar en
relación estrecha conmigo. Os bendigo a todos.”

Padre Melvin

Padre Melvin Doucette, (M. Afr.) / 1704 Palmer Road, RR 2, Tignish, PE
(Prince Edward Island) C0B 2B0 / CANADA Tel: 001-902-882-2004 / Email:
melvin.doucette@pei.sympatico.ca
**************************************
Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo:

Santa Misa – Miércoles y sábado – 9:30 a.m.
Rosario y Misa de Sanación – generalmente el primer viernes – 7:00
p.m.
Cenáculo Mariano: otros viernes del mes – 7:30 p.m.
Los horarios pueden cambiar según los compromisos del padre Doucette.
El ‘Pequeño Santuario’ está abierto generalmente durante el día, pero
se recomienda a los visitantes llamar con antelación.
Para suscribirse a los Grupos del Padre Melvin Doucette:
(Español) – http://www.groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla
(Inglés) – http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters
(Francés) http://groups.google.ca/group/Le-Ciel-nous-parle

Un comentario sobre “LAS BIENAVENTURANZAS.

  1. ‎6 DEMARZODE 1 9 7 9

    LAS BIENAVENTURANZAS DE MI DIVINO CORAZÓN

    J- En algunos instantes, puedo cautivar tu corazón con las Bienaventuranzas

    de mi Divino Corazón.

    Feliz tú que has contestado a la llamada de mi santísimo Corazón.

    Feliz eres tú que has creído en su Bondad.

    Feliz eres tú que esperas todo de Él.

    Feliz eres tú que has encontrado en Él su Misericordia.

    Feliz eres tú que crees en su Amor Misericordioso.

    Feliz eres tú cuya vida se pasa sondeando sus secretos.

    Feliz eres tú cuya única preocupación es hacerLe conocer.

    Feliz eres tú que, en tu sufrimiento, te refugias en Él.

    Feliz eres tú que encuentras en Él la fuerza de perdonar.

    Feliz eres tú que amas en Él.

    Feliz eres tú que no tomas en cuenta ningún mal, ninguna humillación.

    Feliz eres tú que compartes las angustias de mi Santo Corazón por las almas
    que hay que salvar.

    Feliz eres tú de comprender que tu salvación está en Él únicamente.

    Feliz eres tú por hacer tuyas sus exigencias de amor.

    Feliz eres tú por sacar de Él fuerza y consuelo para todos.

    Feliz eres tú que honras este Corazón que tanto amó a los hombres y que es
    tan poco amado de ellos.

    Feliz eres tú por elegir este refugio tutelar como fortaleza del Amor,
    contra la cual nadie puede nada.

    Feliz eres tú que has comprendido que Yo soy manso y Humilde de Corazón.

    Sí, felices los pobres, cuya única riqueza sale de Mi Santísimo Corazón.

    Feliz eres tú que has descubierto por mi gracia, la Fuente de todo don, el
    centro del Amor.

    Feliz eres tú de conocer la sed de Amor que oprime Mi Santísimo Corazón.

    Feliz eres tú de darMe cada día tus pobres balbuceos de amor pues, es
    verdad, se transforman en el oro puro de la Divina Caridad.

    Feliz eres tú que Me das todo, tú que ofreces, sufres y te alegras en este
    Corazón todo Amor.

    Feliz eres tú que apoyas al bien y sólo te opones al mal, tú que recibes en
    tu pobre corazón las pulsaciones de mi Santísimo Corazón y su alegría de
    verte fiel y sumisa, atenta a su Voz.

    Mi Corazón abierto a la miseria del mundo, que acoge las almas abandonadas
    y las introduce en este lugar santo, donde están guardadas celosamente de
    donde les es difícil salir: la puerta abierta para entrar, cerrada para
    salir.

    ¡Cree en Mi!

    ¡Cree en Mi Bondad!

    Cree en Mi Misericordia y serás salvada.

    Yo soy tu salvación y tu vida, pero tú, mantente en el Asilo inviolable de
    mi Divino Corazón.

    Da a todos y especialmente a los pobres en amor… lo que tú recibes con
    tanta liberalidad de la Fuente de Amor que te colma.

    El sentido de los demás está en la comunión de tu corazón con el Mío.

    FUENTE: “Mensaje del Amor Misericordioso a las Almas Pequeñas” – TOMO 2 –
    LAP Argentina – (507-508-509)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s