CONVERSION DE UN ADVENTISTA.

BrunoCornacchiola,
un italiano que durante más de cuarenta años harecorrido el mundo, hablando de su conversión y de los mensajesque le ha dado María en sus apariciones. Él había sido bautizadode niño, pero a los 25 años, militando en la guerra civil española, uncompañero alemán lo induce a dejar la Iglesia y hacerse adventista,inculcándole un gran odio al Papa, a la Virgen y a la IglesiaCatólica. Después de la guerra, regresa a Roma, su ciudad natal,rompe todas las imágenes religiosas y crucifijos de su casa y se unea los adventistas, que eran sólo 15. Se hace furibundo anticlerical ypropagandista fervoroso de su nueva fe, de modo que, al regresar de nuevo a la Iglesia, él había convertido ya a otros 135.Pero María lo esperaba, cuando menos lo pensaba. Era el día12 de abril de 1947. Ese día estaba preparando un sermón contra laInmaculada Concepción de María, en un lugar de las afueras deRoma, llamado Tre Fontane, cuando se le apareció la Virgen a él ya sus tres hijos. Su vida cambió radicalmente y se hizo un decididoy fervoroso católico.En ese mismo lugar, al día siguiente de la aparición, fue acolocar un cartel que decía:”Yo era un colaborador del mal,enemigo de la Iglesia y de la Santísima Virgen. El 12 de abril de1947, en este lugar, se me apareció a mí y a mis hijos la SantísimaVirgen. Dijo que yo debía, con las señales y con las revelacionesque Ella me daba, volver de nuevo a la Iglesia Católica… Amad aMaría, Ella es nuestra dulce Madre. Amad a la Iglesia. Ella es el manto que nos protege del infierno y de las trabas del mundo.Rezad mucho y manteneos alejados de las pasiones de la carne,de la concupiscencia de los ojos y de la soberbia de la vida. Rezad.Bruno Cornacchiola” .Dos años más tarde, el 8 de setiembre de 1949, colocó unalápida frente a la gruta, en la que se lee:”A esta gruta vine yo, pecador, para prepararme a combatir con mi caballo del yo y de laignorancia el dogma definido por la Madre Iglesia: la InmaculadaConcepción. Ella misma, tirándome del caballo en el polvo,habiendo tenido misericordia de mí, me habló y me dijo: Tú me persigues ¡ya basta! Desde aquel momento, entró en mí Jesús,Camino, Verdad y Vida… Yo dejé inmediatamente el camino de la57
perdición, que es el mundo con sus falsas ideologías. Me indicó laverdad y yo dejé inmediatamente la mentira… ¡Viva Jesús! ¡VivaMaría! ¡Viva el Papa!”

Anuncios

Un comentario sobre “CONVERSION DE UN ADVENTISTA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s