LA SOTANA Y HABITO.

#232 – EL SANTO HABITO Y VESTIMENTA CLERICAL
DADO EN BAYSIDE.

“La Iglesia siempre debe buscar hacer su presencia visible en la vida de todos los días, especialmente en la cultura contemporánea, la cual a menudo es muy secularizada y a la vez sensitiva al idioma de los signos. En este sentido la Iglesia tiene el derecho de esperar una contribución significativa de las personas consagradas, como son ellos llamados en cada situación para ser testigos que pertenecen a Cristo. Ya que el hábito es una señal de consagración, pobreza y membresía en una familia religiosa particular, yo uno a los Padres del Sínodo en recomendar fuertemente a los hombres y mujeres religiosos que lleven su hábito adecuado, adoptado adecuadamente a las condiciones del tiempo y lugar.” – Papa Juan Pablo II, Vita Consecrata, 25 de Marzo, 1996, #25.

——————————————————————————–

VESTIMENTA DE PUREZA
“Santidad y piedad! Hombre – hombres de Dios, debéis usar vuestras vestimentas de pureza, dedicación y piedad. ¡Qué clase de actos asquerosos lleváis a cabo para la destrucción de vuestras ovejas! ¿Para qué? ¿Ganancia material y orgullo y arrogancia? ¡Seréis arrojados al abismo! El rango no os dará ninguna ventaja cuando atraveséis el velo.” – San Miguel, 24 de Diciembre, 1975

HÁBITO LARGO
“El camino al Cielo, hermanas mías, es uno angosto y no difícil de seguir, a menos que escojáis dar la vuelta el iros. Aún una corta duración en el mundo ensuciará vuestras almas. No debéis, hermanas mías, entregaros al mundo, ni en pensamiento ni en acto, ni vestimenta. Vuestro ejemplo debe ser uno como la forma en que vistió Nuestra Señora – un hábito largo que llegue al suelo. Cuando vosotros, mis hijas y mis hermanas, descartáis un atuendo apropiado – vestido y hábito – hacéis mucha destrucción a vuestra orden, a vuestra vocación, porque ya no sois un ejemplo de pureza ni de alguien que exige respeto. Ya no recibís respeto. ¡Sois un escándalo a vuestra vocación, hermanas mías! No debéis ser obedientes al grito de la serpiente.
“Debe seguirse la regla dentro de los conventos. Hermanas mías, nada ganaréis dejándolo y yendo al mundo. Es un engaño de satanás para destruir vuestra vocación y el verdadero propósito como esposas de Cristo. ¡Salid de la oscuridad, hermanas mías!” – Santa Teresita, 2 de Octubre, 1975

PERMANECED CON EL HÁBITO
“Jesús el Señor, vuestro Señor, hermanas y hermanos míos, ha hecho la ley. No la podéis cambiar para agradaros a vosotros mismos. Habéis sido cegados por satanás. La liberación en vuestros corazones ha sido colocada allí por satanás. No ganáis nada sino vuestra propia destrucción. Monjas, aquellas que habéis aceptado la ley y tomado el hábito, debéis permanecer en el hábito.” – Santa Teresita, 2 de Octubre, 1975

VOCACIONES TIBIAS
“Mis vestimentas – ¿qué están haciendo con mis vestimentas?” [Fue el cambio que ella vio en los hábitos de las monjas lo que la perturbó. Las monjas que llevan estos nuevos hábitos son muy desaprobadas por el Cielo; ellas son descritas como “vocaciones tibias”. Con vanidad y muy atadas al mundo.] – Santa Teresita, 14 de Agosto, 1970

REGRESD EL HÁBITO HASTA EL SUELO
“Salgan de la oscuridad, mis hermanas. Han sido mal guiadas. No sigan las modas de su mundo. No hay modas en el Cielo. Jesús nunca cambia. Hay gran castigo adelante para los que siguen el mundo. No se salgan cuando estén desilusionadas por los que satanás ha enviado dentro de sus conventos. Quédense como ejemplo de pureza y santidad. No serán desechadas por su Dios, como lo serán por el hombre, cuando se paren a defender a su Dios. Levanten su cruz y cárguenla.
“Regresarán el hábito hasta el suelo.” – Santa Teresita, 20 de Noviembre, 1972

RESTAUREN LOS HÁBITOS
“No debes olvidar, hija Mía, Jacinta 1972. Yo hablé con la niña y le dije sobre las modas que vendrían al mundo que disgustarían muchísimo al Padre Todopoderoso. Estas modas llevarían a muchos jóvenes al camino de la perdición. Estas modas aún han entrado a los conventos de las monjas buenas, y las han seducido a convertirse en señoritas comunes del mundo.
“Hija Mía, debéis apuraos para decirles a las monjas buenas que no deben unirse al mundo. Están perdiendo vocaciones debido a sus cambios. Deben volver a su hábito el cual llega al suelo. Era un ejemplo de gran fuerza y gran piedad para otros y atrajo muchas vocaciones a los conventos. ¿No os habéis dado cuenta de los frutos de vuestro empeño para volveros modernas? Monjas buenas, regresad y restituid los conventos.” – Nuestra Señora, 1 de Abri, 1978

ORGULLO INTELECTUAL
“Estás confundida y engañada, hija Mía, al no reconocer los rostros del mal entre vosotros. El hábito del clérigo ha menudo a sido mancillado debido al orgullo intelectual, hija Mía. Sabed ahora, que el orgullo intelectual es una barrera mucho mayor en contra de la santidad – os obstaculizará el camino hacia la santidad con más prisa, hijos Míos, que el mal y el libertinaje abierto. El orgullo intelectual es la caída de muchos. El orgullo, hijos Míos, es un pecado.” – Nuestra Señora, 29 de Marzo, 1975

DONCELLAS TONTAS
“Mujeres con vocaciones, os habéis vuelto mundanas. Habéis escogido de vuestro libre albedrío degradar vuestros cuerpos y vuestros hábitos. ¿Qué será de vosotras, doncellas tontas del mundo? Regresad mientras todavía hay tiempo; purificad vuestros cuerpos a través del sufrimiento. Colocad sobre vuestros cuerpos vestimentas de santidad – ¡hasta el suelo! ¡No os pondréis a tentar a vuestros pastores! Satanás ha puesto un engaño entre vosotras. Os habéis convertido en doncellas del pecado.” – Nuestra Señora, 6 de Septiembre, 1975

MANTENEOS FIRMES
“Querida hermana, Verónica, tengo toda la sensibilidad de lo que ocurre sobre vuestra tierra. Hasta he visto dentro de mi antigua casa en la tierra. Nos aflige a todos aquí en el Reino encontrar los cambios fomentados por satanás. No debéis aceptar los cambios, mis hermanas, para agradar al hombre si no agrada al Padre Eterno. Regresad vuestros hábitos hasta el suelo. Regresad el ayuno, mis hermanas, el ayuno de sacrificio. No salgáis de las puertas, porque satanás os espera allí.
“Estáis siendo mal guiadas, mis hermanas. Permaneced firmes en vuestra Fe. Os esperamos en el Cielo, y mis brazos estarán llenos de rosas para vosotras. No desechéis vuestros hábitos, porque no podréis ser reconocidas en el mundo, y también no seréis reconocidas por el Padre en el Cielo.” – Santa Teresita, 18 de Marzo, 1975

SIGNIFICADO DE SANTIDAD
“Mantened todos los sacramentales en vuestros hogares. Y no seáis mal guiados por el clero; aquellos quienes han desechado sus hábitos, quienes interiormente y exteriormente, han desechado la verdadera Luz. Hijos Míos, el hábito siempre fue una señal de santidad, piedad, dedicación a Mi Casa, Mi Iglesia. Pero, hijos Míos, no seáis engañados por los que han deshonrado sus hábitos.
“Los agentes del 666 ahora están sueltos en Roma y han entrado en los lugares más altos de la jerarquía. Será obispo contra obispo, y cardenal contra cardenal, hasta que todo lo que quede saldrá de la purificación.” – Jesús, 25 de Julio, 1977

MUY DISGUSTADA
Verónica – Veo dentro de una habitación – es una habitación, y veo algo de ropa colocada a un lado, y veo algunas niñas bailando. Ellas están todas de pie a un lado de la habitación y suben sus pies, y tienen puestas mallas, como leotardos negros. Y ahora Nuestra Señora sostiene Su dedo, así.

Nuestra Señora – “¡No! ¡No! ¡No! ¡No! Estas viendo dentro de la habitación de Nuestras esposas de Cristo. Ves, hija Mía, lo que satanás ha hecho.”

Verónica – ¡Oh! Son monjas, pero todas hacen algún tipo de baile moderno. ¡Oh! ahora Nuestra Señora se ha agachado, y recogió una falda. Pero Nuestra Señora sostiene la falda como si le disgustara.
Nuestra Señora – ” Ellas, hija Mía, llaman a esto el hábito.”
Verónica – Ahora Nuestra Señora ha dejado la falda, y Ella ha colocado Sus pies sobre ella, y Ella la ha pisoteado.

Nuestra Señora – “La víbora se contorsiona dentro de las prendas de vestir, hija Mía.”

Verónica – Nuestra Señora no está contenta con los vestidos usados en los conventos.
Nuestra Señora – ” Debes advertirle a tus hermanas en los conventos, hija Mía, que el Padre está muy disgustado por sus acciones. Su ejemplo es pobre, y las puertas cerrarán en todos los conventos que se han entregado a los placeres y lujurias del mundo.

“Es mejor, hija Mía, si tenemos pocos con calidad que cantidad con destrucción. Las puertas cerrarán, y rezad mucho, hijos Míos, porque aquellos que permanecen caen rápidamente a satanás. ” – 20 de Noviembre, 1974

MAL EJEMPLO
“Hermanas mías de los conventos, debéis regresar a la vida de mortificación y de auto-privación. Habéis sucumbido a las tentaciones de satanás, amando más los placeres de la carne mundana que el éxtasis que está más allá del velo cuando lo paséis. Vuestras vidas deben regresar a la ley, la ley estricta de la auto-disciplina. Vuestro ejemplo es muy malo para los niños. Vuestras acciones no han pasado desapercibidas por el Padre. Seréis llamadas para que respondáis por vuestro mal ejemplo.” – Santa Teresita, 2 de Octubre, 1973

¿ESTÁIS AVERGONZADOS?
“Sacerdotes de Dios y vírgenes tontas, que os habéis entregado al mundo, ¿por qué habéis escogido tomar el camino hacia la ruina? ¡Vuestro ejemplo ha colocado a muchos por el camino hacia el infierno! ¿Te avergüenzas de mostraros y de llevar puesto el hábito de vuestra orden? ¡No, no entraréis al Reino del Cielo entrando al mundo! ¡Cuándo el mundo y la Casa de Dios sean uno, será el fin!

“Hijos Míos, sabed bien las palabras de verdad que nunca reuniréis las almas para el Padre si desecháis las instrucciones del Padre que fueron dadas a través de los profetas de antaño. No podéis establecer estándares nuevos. Nada cambia jamás en el Cielo. ¡El Padre es, el Padre era, y el Padre siempre será! Y el mundo será como fue en el principio, o será cambiado gradualmente a su estado normal. Este cambio vendrá por medio de una purificación lenta. Será verdaderamente, hijos Míos, una prueba severa de sufrimiento.” – Nuestra Señora, 6 de Octubre, 1973

“¡SU INSIGNIA DE HONOR HA SIDO ARROJADA A UN LADO!”
“Os pido, como vuestra Madre, Nuestros sacerdotes- vuestro clero – ¡que miréis dentro de vuestros corazones! ¿Se pararán delante de Mi Hijo y dirán que sus enseñanzas han sido verdaderas a Su vista? ¡Ay del clero quien ha profanado sus vestimentas! ¡Su insignia de honor ha sido arrojada a un lado! ¡Es una apariencia exterior de su alma interior! Poco a poco, paso a paso, ¡los cimientos son socavados por Nuestro clero! ¡Han sido engañados por satanás.” – Nuestra Señora, 31 de Diciembre, 1974

VESTIMENTAS DE HONOR
“Hija Mía, Nuestros ruegos caen sobre oídos sordos. ¿Por cuánto tiempo debo implorar por castidad cuando la inmoralidad reina sobre vuestro mundo? Vírgenes tontas, ¿qué será de vosotras? Estáis confundidas. Habéis desechado vuestras prendas de honor. ¿Porqué las habéis hecho a un lado? ¿Estáis avergonzadas de ser conocidas como esposas de Cristo? ¿No estáis convirtiéndoos en esposas de satanás?” – Nuestra Señora, 24 de Marzo, 1974

LLEVAR EL HÁBITO HASTA EL SUELO
“Dile a mis hermanas que no caigan en los errores del mundo. Ellas no deben unirse al mundo, porque si lo hacen estarán perdidas para nosotros aquí en el Cielo. Ellas deben ponerse vestimentas de santidad – deben llevar sus hábitos hasta el suelo.

“Todos los signos de lo mundano deben ser removidos de sus personas, porque cuando se unen al mundo ya no serán las esposas de Cristo.
“Si una esposa de Cristo se entrega sin cambios, al mundo, ella encontrará muy difícil regresar y aceptar la verdad, porque ella se cegará. Por favor rezad, hermanas y hermanos míos, por aquellos que están perdiendo el camino.” – Santa Teresita, 25 de Julio, 1975

ESTÁIS CIEGOS
“¡Nuestro clero no deberá colocarse en los rangos del hombre corriente! Un hombre de Dios no es un hombre ordinario. ¡Él es un representante de Mi Hijo! Como tal, deberá ser visto con respeto, ¡pero este respeto tiene que ser ganado!
“Muchos han descartado sus vestimentas. ¡Reemplazadlas, porque estáis en grave error! Doncellas tontas, ¿por qué os habéis quitado vuestros hábitos? Estáis ciegas al hecho que ya no recibís el respeto ni el honor, y que vuestro liderazgo es pobre – ¡vuestro ejemplo es pobre para los jóvenes! Doncellas tontas, por favor, ¡reemplazad vuestros hábitos!” – Nuestra Señora, 25 de Julio, 1974

NO PUEDE SER TOLERADO
Verónica – Ahora Nuestra Señora ve hacia acá, y Ella dice:
Nuestra Señora – “¿Es esa una monja que veo allí? ¿En dónde están sus vestimentas?”
Verónica – “No sé, Madre Santísima.”
Nuestra Señora – “Hija Mía, también harás saber que Nosotros no estamos contentos de ver al mundo entrar en todos Nuestros conventos. Ellas descartan los hábitos; ellas ya no son doncellas de pureza. Y os digo, hijos Míos, que eso no puede ser tolerado. El modernismo no puede ser una forma de vida para Nuestros dedicados. Nuestras monjas tienen que tener disciplina, hijos Míos. No entréis el mundo a los conventos. Pido que los conventos permanezcan libres de toda televisión y radios, y regresen a su vida de oración.
“También, Mi Hijo desea que se sepa que Él está completamente consciente de la vida de oración, la falta de vida de oración, entre Sus dedicados. Ellos se han vuelto hombres de mundo, y ya no hombres de Dios. Sé que esto te asombra, hija Mía, pero no puede evitarse. Tiene que haber un cambio.” – 18 de Junio, 1990

LOS NUEVOS HÁBITOS
Santa Teresita – “Verónica, veo muchos de esos nuevos – no los llamo vestimentas – creaciones de satán. ¿Porqué no los han bajado?”
Verónica – Oh-h-h. Oh, Santa Teresita simplemente mueve su cabeza muy tristemente, y ella ve hacia los conventos. Y ahora sus hermanas también asiente con sus cabezas: “Sí, sí” Ahora Santa Teresita dice:

Santa Teresita – “Su fin será una destrucción terrible. ¡Oh, piedad por estas pobres almas! Ellas han endurecido sus corazones; ellas han cerrados sus oídos.
“El Padre planea un gran Castigo para el mundo. Nuestras oraciones de súplica se elevan al Cielo para obtener más tiempo. Todas las fuerzas del cielo trabajan con vosotros sobre la tierra para salvaros del abismo.” – 1 de Julio, 1973

DESPERTAD
“No comprometeréis Mi Casa, Mi Iglesia, porque estáis separando a Mis ovejas. ¡Despertad de vuestro sopor, oh pastores! Os habéis vuelto suaves y manejables para el enemigo, ¡porque os habéis quedado dormidos en vuestro trabajo! ¡Compromiso! ¡Cambio! Si tenéis una base firme – y se os dio una base firme – qué necesidad hay de cambiar, porque entonces buscáis cambiar la base. Estáis astillando Mi Iglesia; estás socavando como ratas dentro de la base de Mi Iglesia.
“Regresaré, y os sacaré de Mi Iglesia, oh vosotros de poca fe. No es vuestra alma la que habéis puesto en peligro, sino son las almas de aquellos bajo vuestro cuidado y dirección. Estáis mal guiando, y estáis colocando a muchas almas sobre el camino hacia la perdición. Cuando arrojáis vuestro cuello y os unís al mundo, arrojáis a un lado vuestra vocación. Ahora doy una justa advertencia a Nuestros pastores: ¡Reunid ahora a Mis ovejas, porque muchas mitras caerán al infierno!” – Jesús, 12 de Junio, 1976

PEQUEÑA MANERA HACIA LA SANTIDAD
“Por favor, hermanas mías, ¡regresad vuestros hábitos al suelo! Vuestro ejemplo no es uno de piedad y castidad. Vuestros votos han sido desechados. Entráis a un mundo que ha sido dado a satanás. Retirad de este mundo. Regresad a vuestra vida de oración. Mejor una vida de soledad que una vida de condenación eterna.
“La oración ha sido substituida por los placeres mundanos. Hermanas mías, verdaderamente sois doncellas tontas. Os habéis entregado como esposas de Cristo. Una esposa no comete adulterio en su corazón. Cuando rechazáis al Hijo de Dios, verdaderamente cometéis esto en vuestro corazón. El espíritu no tiene parte alguna en la carne. Debéis vivir en el espíritu y luchar contra los placeres de la carne, porque estos placeres no están siendo empleados en la manera dada por el Padre.
“Castidad y pobreza – éstas son dadas por razón. No descartéis esta pequeña manera hacia la santidad.” – Santa Teresita, 28 de Septiembre, 1974

VESTIMENTA RELIGIOSA
Verónica – Ahora Santa Teresita y Nuestra Señora se mueven hacia allá, y ellas señalan hacia el cielo. Es como ver una película allá arriba, porque ahora puedo ver, hay edificios… oh, puedo ver hombres jóvenes que salen caminando de los edificios, así que deben ser como monasterios o seminarios.

Ahora Nuestra Señora está de pie por la puerta de uno de ellos y observa a medida que estos hombres jóvenes caminan hacia afuera. Y Santa Teresita ahora camina hacia donde está Nuestra Señora por la puerta, y ella gira… yo… oh, voy con ellas. Oh, estoy a la par de la puerta.

Santa Teresita – “Verónica, mi hermana, ¡mira! ¡Mira cómo están vestidos! ¡Los reconocerías como hermanos dedicados del Padre Eterno?” – 17 de Mayo, 1975

EL VERDADERO HÁBITO
“Hermanas mías, no habéis puesto atención a mis palabras. Os estáis vistiendo como paganos. Los conventos quedarán vacíos. ¿Qué es lo que vamos a hacer para dar ejemplo? No debéis seguir la moda del mundo. Mis hermanas, habéis sido mal guiadas. Regresad ahora a vuestros hábitos. Ninguna entrará a vuestros conventos con una verdadera vocación con el ejemplo que ahora colocáis sobre vosotros y el mundo.
“¿Es porque habéis perdido el amor de vuestro Dios? ¿No sentís gran honor por el símbolo de ser una verdadera desposada de vuestro Dios? ¡Vocaciones a medias, pecados dentro de los conventos! Oh, ay, hermanas mías, ¿qué será de vosotras ahora? Es mejor que uséis el verdadero hábito y la señal de dedicación a que os queméis en los fuegos del infierno.
“No traeréis verdaderas postulantes en los conventos con vuestro ejemplo de ahora. Camináis en la oscuridad, hermanas mías. Rezad por la luz, o vuestros conventos serán cerrados. Este es el plan del enemigo de Dios. Debéis retiraros del mundo y de las persecuciones mundanas.” – Santa Teresita, 13 de Septiembre, 1973

SIGNO DE VUESTRA DEDICACIÓN
” Hijos Míos, ved mi hábito dado por el Padre Eterno. Hijas de Dios, en vocaciones de religiosas, ¿qué llegará a ser de vosotras? Os habéis convertido en doncellas tontas sin modestia y sin piedad. Corréis con vuestras cabezas altas en el aire en nubes de tinieblas. Os quitáis vuestros hábitos y tomáis los vestidos del mundo. Oh, hijas Mías, ¡estáis difamando vuestra vocación!
“Hermanas, ¿no entendéis por qué se os dio un hábito largo para vestir? Era una señal para el mundo, de vuestra dedicación. Vosotras debíais llegar a ser esposas de Cristo, hijas Mías. Y ¿qué habéis dado al mundo, sino un ejemplo pobre de espíritu mundano, sin dedicación? Habéis llegado a ser del mundo, habéis avanzado al camino ancho.
“¡Hermanas en vocaciones religiosas, volved atrás! No os convirtáis en doncellas del mundo, doncellas tontas, sino regresad y sed esposas de Cristo, a quienes se les ha dado la llave del reino eterno de vuestro Dios.

” Hermanas Mías, sin esta firme dedicación y ejemplo de piedad y santidad, no podéis inducir o conducir a otras a vuestra vocación. Los conventos se están cerrando poco a poco. Y ¿por qué? hijas Mías. Porque hay demasiadas pocas – quienes tratan de encontrar la verdadera razón – ellas han sucumbido a las atracciones del mundo.” – Nuestra Señora, 15 de Julio, 1977

MEDALLA DE HONOR
“Un sacerdote debidamente ordenado en la Casa de Dios no se removerá su hábito. El no se quitará la medalla de honor de su vocación. Al hacer esto, sujeta a su alma a la contaminación de la influencia mundana.
“¿No sentís honor al haber sido escogidos entre una multitud de almas, para ser representantes de vuestro Dios sobre vuestro mundo? ¿Tenéis vergüenza de vuestra vocación? ¡Pobre del hombre quien pone sus ojos y su corazón en el mundo y adopta las máximas del mundo, todas creaciones de satanás! ” – Nuestra Señora, 25 de Marzo, 1973

“NO SERÉIS RECONOCIDOS”
Verónica – Y ahora, al ver hacia allí veo al Papa Juan. ¡Oh! Y él también está vestido de blanco y oro, y tiene también puestas sandalias blancas. Está muy bien cubierto – como una capa sobre sus hombros, y oh, puedo ver sus prendas de vestir muy, muy bien. Oh, son bellas. Y ahora el Papa Juan se inclina.

Papa Juan – “”¿Me reconocerías hija Mía, si me quitara estas prendas? No, no lo harías. Esto es un buen ejemplo para el clero del mundo. Tampoco seréis reconocidos por el Padre si os quitáis vuestras vestimentas.” – 1 de Febrero, 1975

NINGÚN HOMBRE SE EXCUSARÁ
“Ningún hombre se parará delante de Mí y tendrá en su cuenta la pérdida de almas que le fueron confiadas. Ninguno se excusará con leyes y obediencia, con leyes impuestas por satanás. Se os ha dado el verdadero conocimiento. No os entregaréis al mundo. No tomaréis Mi Iglesia y la entregaréis al mundo de satanás, ¡convirtiéndola de un lugar de santidad y refugio a un lugar de reunión de todas las prácticas asquerosas, carente de respeto y honor! Quitaos vuestro cuello y exponed vuestra verdadera naturaleza. Sois de deseos carnales. Como tal, no entraréis al Reino del Cielo.” – Jesús, 2 de Octubre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s