SANTA TERESITA DE LISEUX.

Deseos junto al Tabernáculo

Yo quisiera ser el cáliz,
en el cual yo pudiera adorar la Sangre Divina.
Puedo sin embargo en el Santo Sacrificio,
recogerla en mí cada mañana.
Por tal motivo, mi alma es más apreciada por Jesús,
es más preciosa que vasijas de oro.

Tú me escuchaste, único amigo a quien yo amo.
Para encantar mi corazón, te volviste hombre.
Derramaste tu sangre, ¡oh que supremo misterio!
Y todavía vives por mí en el Altar.
Si no puedo ver la brillantez de tu rostro
o escuchar tu dulce voz,
¡oh mi Dios, yo puedo vivir por tu Gracia,
puedo descansar en tu Sagrado Corazón!

Santa Teresita del Niño Jesús
Doctora de la Iglesia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s