DESEO QUE LOS SACERDOTES IMPONGAN LAS MANOS.

PADRE MELVIN DOUCETTE

“El camino hacia la santidad.”

Lunes 8 de noviembre de 2010

Queridos amigos:

Gran Consejo

          “Si estas cosas sugieres a los hermanos, serás buen ministro de Cristo Jesús, nutriéndote con la palabra de la fe y de la buena doctrina que fielmente has seguido.

          En cambio, las fábulas profanas y propias de viejas, deséchalas.  Ejercítate en la piedad.  Porque la gimnasia corporal para poco es provechosa;  pero la piedad es útil para todo, ya que tiene promesas para la vida presente y venidera.  Esta palabra es digna de fe y de toda aceptación.  Y por esto sólo nos fatigamos y luchamos, pues tenemos puesta la esperanza en el Dios viviente, que es Salvador de todos los hombres, especialmente de los fieles.  Recomienda estas cosas y enséñalas.  Que nadie te menosprecie por tu juventud;  antes bien, hazte dechado de los fieles en la palabra, en el comportamiento, en la caridad, en la fe, en la pureza.  En tanto que llego, aplícate a la lectura, a la exhortación, a la enseñanza.  No descuides el don que hay en ti y que te fue conferido por designación profética con la imposición de las manos del colegio presbiteral.  Ocúpate de estas cosas, anda metido en ellas para que tu adelantamiento sea patente a todos.  Atiende a ti mismo y a la enseñanza, insiste en estas cosas;  haciendo así, te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan.” (Primera Carta de San Pablo a Timoteo 4, 6-16)    

          Ayer tuvimos otro día lluvioso pero casi sin viento.  Hoy seguirá lloviendo pero espero que pronto salga el sol.

          Ayer por la mañana, a las 11:00, celebré la Santa Misa en la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Palmer Road.  Fue un grupo grande de gente.  Hoy iré al Hogar de Alberton para celebrar allí la Santa Misa.  También visitaré a los que no puedan ir a la capilla para darles la Sagrada Comunión.

          A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador entregado a Joseph Melvin.  Jesús le habló con estas palabras:

          “Te bendigo, Joseph Melvin, Mi hermano y compañero, y a todos Mis amados hermanos dispersos por el mundo.  Todos tenéis un llamado a ser maestros de las verdades que le entregué a Mi Iglesia.  Si tenéis mucha fe, debéis pasarla a los que viven con vosotros.  Es muy importante que tengáis una gran devoción a la Eucaristía y que hagáis adoración todas las semanas.  Debéis tener una gran devoción por Nuestra amada Madre y también por los ángeles y santos.  Deseo que todos recéis el rosario cada día pues ésta es la oración que mucho ama Nuestra Madre.

          ¡Cómo deseo que los sacerdotes impongan sus manos sobre cada uno de vosotros para que podáis recibir otra vez el Espíritu Santo!  Todos necesitáis estar llenos del Espíritu Santo y recibir todos Sus dones.  Con el poder del Espíritu Santo podréis cambiar vuestra vida, dejar atrás cualquier adicción o mala costumbre y seguir el camino de virtud para amar a cada persona y ser humildes y pacientes.  Seguid el camino de la pureza y la templanza.  Al hacer esto estaréis bien orientados en el camino hacia la santidad.”

          Padre Melvin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s