LA SALVACION DEL MUNDO.

Jul 04_98 La Salvación del Mundo. Imprimir E-Mail

Mensaje. Fiesta de Nuestra Señora del Refugio.

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J.V.

Dice Nuestro Señor,
Os quiero hablar sobre la Salvación del Mundo.
Todos vosotros, los que habitáis actualmente el Mundo, os dáos plena cuenta de los errores con los se gobiernan los pueblos, la maldad existente en los corazones la enfermedad de posesión material y la caso nula lucha por los bienes espirituales. Os dáis cuenta que el hambre y las luchas fraternas son causa de la ambición desmedida de unos cuántos. Vosotros, en vuestra mayoría, padecéis los errores de unos cuantos, ellos buscan las posesiones humanas ¡dejádlos! Vosotros deberéis buscar las posesiones divinas.

Vuestro Mundo no se puede salvar sin intervención Divina, pero para que la haya se necesita que vosotros mismos os déis cuenta de que Me habéis dado la espalda por muchas generaciones. Os llamáis “cristianos”, pero no practicáis Mis Decretos, os llamáis bienhechores, pero véis vuestros propios intereses, os llamáis servidores y os convertís en traidores de de los vuestros. Llenáis vuestros bolsillos de monedas pesadas que sólo os servirán de lastre para evitar que vuestra alma suba libremente hacia Mí. ¿De qué os servirán los bienes materiales, si vuestra principal posesión que habita en vuestras almas –Yo Mismo—he sido atacado, olvidado, blasfemado durante toda o casi toda vuestra vida? ¿De qué os servirán los bienes materiales, si en Mi Mundo Celestial son aborrecidos, porque muchos de ellos se han ganado con sangre inocente? Tenéis que reflexionar, Hijos Míos. Vosotros, vuestro Mundo, necesita un cambio radical, pero vuestra salvación depende, también, de un cambio radical en vuestras vidas. ¿Cómo puede entrar Mí Gracia triunfante a un corazón que no acepta ni la más mínima muestra de amor que pueda recibir de los suyos? ¿Si vuestro corazón no se ha abierto al amor fraterno, cómo va a dejar entrar al máximo amor de Vuestro Dios y Señor?

Hijos Míos, vuestra ceguera es total. Pedís sin querer dar, exigís amor cuando vuestro corazón no se mueve ni una pizca al ver una necesidad esencial de un semejante. Me exigís paz y bienestar en los pueblos, para que podáis seguir robándolos y que no se den cuenta sus pobladores de vuestra traiciones. ¿Por qué Hijos Míos, actuáis así?

Mis Leyes son de Amor, Mis Leyes son de comprensión, Mis Leyes son inmutables para todos los tiempos. Mi Amor es y será uno sólo, es vuestro corazón el que ha cambiado. Os habéis acostumbrado a vivir en una pobreza de virtud, en una falta de búsqueda en la verdad. Preferís mentira y muerte, enfermedad y pobreza, guerra y hambre. Yo os llamo nuevamente. Venid benditos de Mí Padre, porque de vosotros y de los que habéis protegido con vuestros bienes materiales y espirituales, será el Reino de los Cielos.

Vuestro Mundo necesita de Mí intervención Divina, pero Yo no puedo actuar si no Soy llamado por corazones contritos, humildes, deseosos de un cambio radical hacia el Amor. Mi Amor espera a expandirse por todos los pueblos de la Tierra, pero necesito de almas donadas a Mí Voluntad, para que la Luz, Mí Luz, se pueda seguir difundiendo. Yo cuento con vosotros. No Me exijáis con grosería lo que vosotros mismos habéis ido destruyendo por generaciones.

Todo puede cambiar en segundos con Mí Poder Salvador, pero ¿acaso vuestros corazones van a poder cambiar así de rápido para salvaros vosotros mismos y a los vuestros? Estáis acarreando la maldad de vuestros ancestros y no hacéis nada por detener la ola de maldad ¡Es cobardía y falta de amor a vuestro Dios lo que os detiene! Preferís seguir viviendo en un Mundo de destrucción moral, espiritual y material por no querer hacer un compromiso formal de amor con vuestro Dios.

Ya os lo he dicho, la destrucción NO puede salir de Mis Manos Creadores, Yo os creé para la vida, vosotros habéis preferido la muerte.

Yo os quiero devolver esa vida y para eso os dí Mis Palabras, Mi Ejemplo de Vida, os dí hasta la última gota de Mí Sangre, pero ¿quién hay ahora que recapacite en ello? ¿Os han cansado ya Mis Palabras de Vida Eterna?

Os doy todos los medios necesarios para vuestra salvación. Os dejé a Mi Madre como guía, intercesora, corredentora para que acudierais a Ella, para que Ella os atrajera hacia Mí. Pero, ¿qué hacéis con Nuestra ayuda? Nos queréis utilizar para vuestra conveniencia.

Cuando estáis en problemas graves, que se salen de toda capacidad humana, os acercáis a Nosotros con múltiples promesas y Nosotros, conociendo vuestros corazones y sabiendo que la gran mayoría de ésas promesas serán falsas o no se llevará a cabo el pago prometido, aún así se mueve Nuestro Corazón a la obtención del favor, que si no servirá para vuestra conversión, será acaso, para la conversión de otros que se dieron cuenta real de Nuestra intervención en ellos. Ahora, recordad, que esa falsa promesa o esa negligencia en la realización de vuestro acto de agradecimiento prometido, será juez vuestro al final de vuestro tiempo.

Se escucha entre vosotros: Con Dios no se juega, y así es. Soy un Dios dadivoso, un Dios de Amor, pero también Soy un Dios JUSTO que tomo lo que es Mío y ésas promesas que hicisteis antes de obtener la Gracia pedida, son Mías y las exijo.

Mirad Hijos Míos, el amor con el que os busco en todo momento. Os doy multitud de ocasiones para que podáis ver la Luz en vuestro mundo lleno de tinieblas. Pero si aún así no queréis entender, Yo no puedo hacer nada en vosotros.

Volad como los insectos vuelan atraídos hacia la Luz por la noche. Ahora vosotros estáis viviendo la noche espiritual del Mundo y cada vez más se irá haciendo más obscura.

Yo no os abandonaré. He constituído antorchas alrededor del mundo para que os guíen en éstos tiempos. Seguid la Luz, Hijos Míos, pedid ayuda a Mí Madre Celestial y a Mí Espíritu Santo para que os den el discernimiento para seguir la Luz Verdadera, la verdadera guía que os llevará a alcanzar la Vida Eterna, la vida de Mí Padre. Habrá en el camino vuestro, varios tipos de luz, luces que pondrá Mí enemigo para confundirlos, por eso necesitaréis una guía espiritual fuerte. Mi Luz lleva siempre paz, alegría, amor, sufrimiento fraterno y oblación a Vuestro Dios, pero recordad que la paga irá en forma desmesurada de Vuestro Dios, hacía vosotros.

Evitad toda luz que lleve al desarrollo de las pasiones carnales, a la creación de ídolos que no sean Vuestro Dios y Creador, que busquen posesiones terrenas y que no busquen las del espíritu. Evitad toda luz que obscurezca una recta actitud hacia vuestros hermanos. El Amor verdadero, el amor espiritual que lleve a la obtención de los bienes del Cielo, es lo que debéis buscar y aceptar en lo futuro. Todo aquello que ataque, aún con un aparente bien, a vuestros hermanos y a Vuestro Dios, no viene de Mí y sólo os acarreará muerte eterna.

Hijos Míos, la mentira abarca todo nivel humano. Se ha introducido a todas las esferas de actuación humana y aún en Mí Iglesia. Mi enemigo os va a atacar, pero os atacará con la fuerza que le déis. La oración la penitencia y el ayuno le restan fuerzas. Os lo aviso yos prevengo, porque tiempo vendrá en que los que aparenten ser Míos, no lo serán. DISCERNIMIENTO hijos Míos, discernimiento Santo es lo que debéis implorar a Mí Madre para que os lo obtenga de Mí Santo Espíritu; y la vida en gracia y en la virtud, para que podáis servir en éstos tiempos a ayudar a encontrar la luz verdadera para vosotros y para vuestros hermanos. Hijos Míos, Yo os lo prometí, Yo estaré con vosotros hasta la consumación de los siglos, y así será la promesa de un Dios es verdadera y leal. ¿Podré Yo contar también con vosotros?

Vivid adheridos a la luz y a la verdad y encontraréis fácilmente el camino, que aunque a veces se vuelva pedregoso y angosto, siempre os dará paz y alegría al saber que estáis caminando en la verdad. Estas serán las señales que os daré para que sepáis que váis por el camino correcto. Aquello que os deje con incertidumbre, miedo, duda, falta de paz ene general, falta de alegría propia y con los demás no viene de Mí ni os estará llevando al camino de la luz verdadera. Buscad en éstos tiempos los bienes espirituales casi perdidos porque serán vuestro tesoro para los tiempos venideros. Así como os llenéis de ellos, así será vuestro gozo futuro. Yo, que Soy el Camino, la Verdad, la Vida y la Luz Verdadera, os bendigo en el Nombre de Mí Padre, Dios único y verdadero, en Mí Nombre y en el de Mí Amor Santo del Espíritu. Buscad el refugio de vuestras almas en Mi Santísima Madre, la Siempre Virgen María y acudid a la ayuda amorosa de Mí padre terreno, San José y la de los Santos Ángeles.

Hijitos Míos, tenéis todo para vuestra salvación y de la de todos. No lo desaprovechéis, el tiempo es corto y os quiero a todos, buenos y malos, pero convertidos, en Mí Reino Celestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s