LA NATURALEZA Y EL AMOR.

Tercer Misterio, Habla Dios Padre. DADO A JV. MEXICO.
Sobre: Si producís amor, el amor regresará a vosotros, si actuáis en el mal o en la indiferencia, también ése mal se regresará a vosotros y cada vez más incrementado.
Hijitos Míos, hace tiempo os previne de estos momentos que ya estáis viviendo, en donde os avisé que las fuerzas de la Naturaleza se iban a volver en contra vuestra si no cambiabais, si no enmendabais el camino.

Sois tercos y tontos, estáis sufriendo a pesar de que Yo os previne, no quisisteis ir por el buen camino, no quisisteis tomar providencia en lo que pudiera suceder, no creísteis en Mis Palabras y, si seguís así, se incrementará la fuerza destructiva de la Naturaleza contra vosotros, porque ahora está siendo manipulada por las fuerzas de satanás.

Os vuelvo a prevenir, estáis viendo y habéis visto ya en muchos casos y en varios países, cómo las fuerzas de la Naturaleza han castigado fuertemente a hermanos vuestros, en un grado que nunca antes se había visto.

Os he dicho que el vivir en la oración, vivir en estado de Gracia, el vivir Conmigo, vuestro Dios, os asegura un bienestar, tanto espiritual como físico, tanto en lo personal como a vuestro alrededor. Si tenéis salud espiritual, tendréis salud corporal y todo lo que os rodea en la Naturaleza también cambia, todo se vuelve bello, resplandeciente, porque vivís en el Amor y agradable a Mis Ojos, porque os volvéis verdaderamente hijos Míos, hijos que se saben amar unos a otros y que saben, principalmente, moverse de acuerdo a como Yo les pida, porque estaréis siempre atentos a Mi Voluntad y no a la vuestra.

Estáis entrando a etapas más difíciles y las podréis detener o aminorar si vosotros incrementáis la oración, las obras buenas, la vida en el Amor. De vosotros depende, en parte vuestro futuro, Yo, que Soy vuestro Dios, puedo modificar las leyes de la Naturaleza, a Mi Libre Albedrío, siempre y cuando vuestros actos Me lleven a ello. Si Yo veo un cambio en vosotros, ciertamente, Yo provocaré un cambio a vuestro alrededor y aún a vuestra propia persona.

Entended esta lección, Mis pequeños, el bienestar vuestro y el de vuestros hermanos, depende de vuestro actuar particular. Si producís amor, el amor regresará a vosotros, si actuáis en el mal o en la indiferencia, también ése mal se regresará a vosotros y cada vez más incrementado. ¿Queréis sufrir?, manteneos fuera de Mí, ¿queréis gozar?, vivid Conmigo, pero entended ya, Mis pequeños.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s