COMO SERA LA RENOVACION DE LA IGLESIA.

Ago 22_01 La Renovación de Mi Iglesia y Mi Palabra es a través de Mis Profetas. Imprimir E-Mail

Mensaje.

Mensaje dado por Dios Padre a J. V.

Habla Dios Padre,
Hijitos Míos, cuando os hablo de la Renovación de Mi Iglesia o de la Actualización de Mi Palabra, no estoy con ésto indicándoos que lo que os dí en el pasado ya no tiene valor actual o que Me equivoqué o que se tienen que adaptar Mis Palabras a vuestra forma actual de vivir. No, Mis pequeños, a lo que Me refiero es, que a través de Mis profetas, os hago recapacitar, nuevamente, lo que se os enseñó en la antigüedad y que sigue vigente hasta vuestros días y seguirá por siempre.

Ahora podéis, entender más claramente lo que a vuestros antepasados, los  primeros hombres convertidos, se les enseñó. No es lo mismo partir de cero, a ya tener toda una revelación y que en vuestro entorno, en mayor ó menor grado, se sigue.

Vuestros antepasados, a los que Mi Hijo enseñó, la revelación que tenían y que era básicamente la oral porque solamente los sacerdotes podían leer lo revelado, era la de los profetas antiguos y los Mandamientos que dí a Moisés. Ellos se guiaban por lo que los sacerdotes, algunos buenos y otros malos, les enseñaban. Muchos de ellos manipulaban la Ley a su antojo y esto se los vino a echar en cara Mi Hijo Jesucristo. Se aprovechaban porque era un pueblo inculto, no sabían leer y no tenían acceso a la revelación antigua, cosa que actualmente vosotros sí tenéis.

En éstos días, prácticamente en todo hogar se tiene un ejemplar de la Sagrada Biblia, en muchos hogares sólo como adorno, pero en otros, como lo que debe ser, el centro de su hogar, en dónde reconocen que Mi Presencia y Mi Sabiduría están.

La forma como Mi Hijo Jesucristo enseñó a ése pueblo, las palabras que usó, el ejemplo que les dió, es muy diferente a lo que actualmente se necesita. Ahora, prácticamente, todos sabéis leer, casi todos habéis tenido la oportunidad de conocer sobre Mí a través de lo que Mi Hijo os dió, casi todos habéis escuchado de alguien sobre las Enseñanzas de Mi Hijo, vuestra cultura es más amplia y conocéis más sobre la vida de unos y otros en todo el Mundo, cosa que antiguamente no se sabía.

Si hablo de actualizar Mis Palabras, es sólo para ponerlas a la altura de vuestra actual mentalidad, pero no para cambiarlas. Mi Palabra y Mi Ley son ETERNAS y nadie las puede ni las debe cambiar.

El pecado, en esencia, sigue siendo el mismo que se cometió, el que se comete ahora y el que se cometerá en lo futuro, porque el demonio quedó limitado en su poder al pecar contra Mí. En cambio, Mi Gracia, Mis Bendiciones, Mi Amor, son Omnipotentes, son infinitos y siempre van en aumento.

Sí, la esencia del pecado es la misma y son los mismos pecados que se cometieron en Sodoma y Gomorra, los cuales les valieron su destrucción; la diferencia, actualmente, con todos vosotros, consiste en que, a pesar de que vosotros sí habéis tenido la oportunidad de tener acceso a La Revelación que os dió Mi Hijo, la habéis apartado de vuestro corazón y seguís pecando.

Sí, Mi Misericordia es grande, es inmensa, es infinita, pero será usada en aquellas almas que, viéndose rodeadas de tanto mal y de tanto pecado, como actualmente hay, aunque cayeron en el error y en el pecado, trataron siempre de luchar, de levantarse, de ver la Luz que las tinieblas intentaban cubrir.

Mi Misericordia es un regalo, un salvavidas para aquellos que tratan de sobrevivir y de hacer sobrevivir las Enseñanzas de Mi Hijo en éste, ahora, vuestro Mundo, lleno de errores y de maldad.

Muchos de vosotros “os queréis pasar listos” queriendo acomodar Mis palabras y Mis Enseñanzas a vuestro mal proceder y os queréis escudar con Mi Misericordia creyendo que, a pesar de que vivís en la maldad y gozándola, todavía como regalo extra, Mi Misericordia os dará el” Premio Eterno. ¡No, Mis pequeños, estáis en un error!, el triunfo, la corona del triunfo se le da al competidor ó al atleta que luchó, sufrió el dolor de la contienda y, a pesar de e11o, se mantuvo firme hasta el final y venció. El comodino, el que viene en último lugar, no puede ganar la corona del éxito si no se adiestró correctamente ni sufrió de las adversidades del entrenamiento.

Yo Soy un Dios Bueno y Justo y, así como Me derramo en Gracias y Bendiciones sobre Mis verdaderos hijos, los que Me han buscado, los que respetan Mis Leyes y Preceptos, como os los di, los que se han mantenido tomados de Mi Mano, a pesar de las adversidades de la vida y de las caídas causadas por vuestros pecados, también Soy Juez severo para con todos aquellos que quisieron manipular Mi Ley para servir a sus egoístas intenciones, a su carnalidad perversa, a su traición a Mi Amor. Ellos obtendrán lo que sembraron y avivaron con su mal proceder, el fuego eterno.

Siempre Mi Misericordia os está buscando, está buscando vuestro arrepentimiento, para que Mi Gracia os llene y no os permita caer de nuevo. Los que se condenan, son aquellos que se quisieron aprovechar de las delicias de Mi Misericordia arguyendo que, porque Soy un Dios muy bueno, no puedo dejar morir a Mis hijos, pero éstos no hacen nada, ni por mejorarse en lo personal, ni ayudan a sus hermanos en la salvación de sus almas, y todavía peor, dan mal ejemplo e incitan a sus hermanos al pecado.

Mis Palabras son eternas y Mi Amor también y éste se le dará a todas las almas que respetaron Mi Ley Antigua, la de los profetas y la de Mi Hijo, pero que la han sabido hacer actual, para normar su vida y la de los suyos.

Yo os bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s