TRABAJO.

31-05-97

P. ¿Qué quieres, hija mía?

F. No sé qué quiero. Estoy acá porque estoy aburrida y no sé qué hacer.
Tuve varios proyectos en mi vida que no se realizaron y me frustraron.

Quería trabajar, casarme, seguir perfeccionándome en mi profesión y pasó todo lo que pasó y no pude
realizarme.

Esa frustración me trajo mucha depresión.

P. Déjame que repare los daños.
F. No me vengas con el verso de la vida eterna y todo eso que ya me tiene cansada.

P. Yo te curo para que seas feliz acá, en la tierra.
F. Me siento vieja, cansada. Como si ya hubiera vivido tantos años…

P. Yo doy nueva vida.
F. Quiero estudiar y no puedo concentrarme, esto me da mucha rabia.

P. Deja que te ame.
F. Llená todos mis vacíos.
Hasta cuándo me vas a tener así.

P. Hasta que descanses y no te preocupes más.

No tengas miedo, pequeña, Yo te cuidaré. Los años de sufrimiento fueron necesarios.
DADO A FABIANA CORRARO. LIBRO DEJATE AMAR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s