PENAS

Mensajes dictados a Catalina Rivas estigmatizada boliviana
LLEVEN SU SUFRIMIENTO CON PACIENCIA
CS-25 21-Jul-97 (En la Basílica de Guadalupe.) María

Hijos Míos tan queridos, estoy contenta de que lleven esas imágenes
de su Madre. Cuántas bendiciones llevarán a su Patria desde este
santuario; yo beso cada uno de sus pequeños corazones. Les pido que
lleven Mi voz de aliento a los que sufren. Cuando les llega un gran
sufrimiento corporal o espiritual y ustedes lo aceptan con espíritu de
oblación, aquello puede ser fuente de gracias innumerables. Pueden
pagar con esos sufrimientos los pecados, las omisiones de toda su vida y
al cancelar toda su deuda, pueden alcanzar, con su restante sufrimiento
llevado con paciencia, la conversión de los pecadores empedernidos y
dar gloria a Dios.
Las almas salvadas, convertidas gracias a los sufrimientos aceptados
por ustedes, pueden alcanzar inclusive la santidad.
Cuando pesa sobre ustedes la cruz del sufrimiento, recuerden que no
son sino peregrinos en la tierra. Más allá de la tumba hay un mundo
maravillosamente más bello, que Dios Ha preparado para sus hijos fieles,
donde los espera una felicidad mayor que la que merecían debido a sus
sufrimientos pacientemente sobrellevados.
Los llamo a ustedes, Mis queridos hijos, a un apostolado de especial
elección, para que soporten el martirio espiritual por los pecados de los
demás y, para que por medio del sacrificio de sus vidas, ofrecido con
gran corazón, Dios pueda derramar ríos de Misericordia.
Pueden salvar, una inmensa multitud de almas, de la eterna
condenación, si llevan con paciencia esa pequeña astilla de la Cruz de Mi
Santo Hijo, para que tomando la mano de su Madre participen ustedes
también de la obra de la Redención. Acepten siempre con humilde
entrega aquello que el Señor les da.
Ardan ustedes, hijos Míos, del deseo de ayudar a salvar a los que
sufren cautivos del pecado. Los esclavos del pecado son más dignos de
compasión porque las más de las veces ni siquiera están conscientes de
su estado de prisioneros y no piden un libertador. La oscuridad, la
ceguera del alma es más digna de compasión que todas las prisiones
oscuras. A estos quiero Yo rescatar.
Como ellos no quieren liberarse para que Yo pueda salvarlos, tengo
necesidad del ofrecimiento de vida de Mis hijos fieles, de su sacrificio al
aceptar con paciencia los sufrimientos y pruebas para que, uniéndolos a
los tesoros de Mi Hijo Santo, pueda Yo salvar a todos sus seres queridos
y multitud e almas, de la oscuridad que no tendrá fin.
Pidan a sus hermanos sufrientes, que Me entreguen todo para que
Yo lo de a Jesús, uniendo Mis oraciones de intercesión, porque Yo Soy la
Mujer que rescata a los que están en el cautiverio del pecado.
Verdaderamente, estas apariciones marcaron el inicio de una era
muy profetizada en la historia de la humanidad: la época en la cual Jesús
iba a comenzar a derramar su Misericordia sobre los hombres con Mis
Mensajes, dejándome conducirlos hasta El… Ayúdenme, hijitos en esta
última etapa de Evangelización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s