MIS SAGRARIOS SON ESPACIOS DE CIELO AQUI EN LA TIERRA.

¡MIS SAGRARIOS SON ESPACIOS DEL CIELO AQUÍ EN LA TIERRA!
JUNIO 19 /2012 1:30 P.M.

HIJOS MÍOS, QUE LA PAZ ESTÉ CON VOSOTROS.

Ovejas de mi grey, permaneced en mi amor y no temáis; los días de vuestra purificación cada vez están más cerca, en cualquier momento de este tiempo que ya no es tiempo, sino divina voluntad, todo comenzará; permaneced fieles a Mí, y dejad que todo salga conforme a la voluntad de mi Padre. La tarde comienza a declinar y este mundo que conocéis muy pronto pasará y con él todos aquellos que me han dado la espalda.

Mi corazón sufre y sangra una vez más viendo perderse tantas almas, ¿por qué os comportáis tan indiferentes conmigo?. ¿Qué os he hecho para que me despreciéis y no queráis acogeros a mi misericordia?. ¡Cabalgáis como potrillos desbocados y muchos de vosotros caeréis en el abismo!. ¡Oh, qué tristeza siente mi corazón al ver todo este desastre y saber que no puedo impedirlo, porque es vuestro libre albedrío que lo quiere así!. Una vez más os digo, volved a Mí, ovejas descarriadas y rebeldes y os daré mi salvación que es vida eterna.

Aquí estoy en el sagrario esperándoos mis ovejas rebeldes; venid a beber de la fuente de mi misericordia; arrepentíos y alcanzaréis mi perdón, un solo acto de amor y desagravio basta para daros mi perdón. El amor que os pido es que vengáis a mí, con corazones contritos y humillados; el amor que os pido es que os perdonéis y améis los unos a los otros, como yo os amo y perdono desde siempre. El amor es la fuerza, es la llama que nace en el corazón de todos aquellos que hacen la voluntad de mi Padre. Hijos míos, es más fácil amar que odiar, es más fácil perdonar. Acercaos a Mí, y yo cambiaré vuestro corazón de piedra por un corazón de carne; yo os haré nuevas criaturas, porque escrito está que ninguno que haya implorado mi perdón saldrá defraudado. Yo soy el Pan Vivo bajado del cielo que se hace vida en vosotros. Yo soy el Agua Viva. Venid a mis Sagrarios y calmaré vuestra hambre y saciaré vuestra sed, porque yo soy el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, que os lleva a verdes praderas y sacia vuestra sed en cristalinas aguas. No paséis de largo, ni me deis la espalda; soy el amigo que nunca falla, amigo incondicional, Padre que os ama y que siempre estará esperándoos con los brazos abiertos, para daros su amor, perdón y vida en abundancia. Venid mis ovejas rebeldes antes de que la noche caiga, no seáis tan obstinadas, aceptad mi ofrecimiento de vida, para que mañana gocéis por toda una eternidad. Os digo mis ovejas rebeldes, que esta vida es pasajera, la verdadera vida os espera en el Reino de mi Padre; allí encontraréis la paz, el gozo y la alegría por toda la eternidad. Mis Sagrarios son espacios del cielo aquí en la tierra. Os espero pues mis ovejas rebeldes, acercaos y no tengáis miedo; no sabéis la alegría que sentiré al veros, me desvivo por daros mi salvación y así como la oveja perdida llevaros en mis hombros al redil de la eterna felicidad. Soy vuestro pastor que nunca duerme, porque espera el regreso de su oveja perdida. Os ama, vuestro Eterno Pastor, Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes, ovejas de mi grey
DADO A ENOC COLOMBIA.

8 comentarios sobre “MIS SAGRARIOS SON ESPACIOS DE CIELO AQUI EN LA TIERRA.

  1. YO SOY EL PRISIONERO DEL AMOR
    HONREN MIS SANTOS SACRAMENTOS http://WWW.TLIG.ORG

    29.09.89

    ¡Aleluya! El Señor se inclina hacia mí
    para escucharme cada vez que Le llamo.
    Mi mirada está fija en Ti, mi Señor. Medito en Ti sin cesar.
    Tú eres mi Alimento, mi Pan y mi Vino,
    no tengo necesidad de nada más en este mundo hostil.
    Mi alma tiene sed de Ti, por Ti mis labios están resecos.
    Tú eres mi Dios que me buscaste y me encontraste en mi miseria.
    Permíteme permanecer en Tu Sagrado Corazón.

    De Mí nunca sufrirás rechazo alguno. Cada vez que vienes a recibirme, Mi Sagrado Corazón no cabe en sí de gozo. Yo Me he hecho más pequeño que nunca en la pequeña Hostia blanca. Al recibirme tú Me aceptas, y al aceptarme de esta manera reconoces La Verdad. En ese momento, tú y Yo somos uno, estás en Comunión Conmigo. ¿Qué hay más deleitable que estar Conmigo, tu Dios? ¿Existe un encuentro más puro y más santo? Yo, tu Dios, encontrándome contigo, Mi criatura. Yo, tu Redentor, y tú, Mi redimida. Yo, Jesús, te amo hasta la locura. ¿Cómo pueden algunos de ustedes dudar de Mi Amor, profanando este Amor puro y santo? ¿Cómo pueden tantos de ustedes dudar de Mi Santa Presencia en la Hostia?

    Mi Santa Eucaristía no debería ser malgastada o tratada como si no fuera Santa. Si comprendieran plenamente lo que Yo les ofrezco y a Quién reciben en ustedes, Me bendecirían sin cesar. ¡Miren! Hasta Mis Ángeles, que los contemplan desde lo alto, desean este Alimento que ustedes pueden tomar, y ellos no. Sin embargo, muchos de ustedes no parecen percibir Su Plenitud…

    Yo soy el Prisionero del Amor detrás de cada Tabernáculo, aguardando y esperando verlos venir. Acérquense todos ustedes quienes van errando todavía en este desierto, vengan a Mí puros y limpios. Dejen que Me regocije en ustedes, así que agraden aún más Mi Corazón, arrepintiéndose, reconociendo sus pecados. No digan: “¿Por qué confesarme? No tengo nada que decir a mi confesor”. No sean de aquellos que han perdido el sentido del pecado. Ustedes están lejos de ser perfectos, sin embargo, algunos se comportan como si estuvieran sin mancha y hubieran alcanzado la perfección. Sean humildes, sean humildes. Sus pecados se pueden detectar, fácilmente, si oran con sinceridad de corazón y Me piden que los ayude a detectarlos.

    Benditos sean los que obedecen Mi Ley, siguen Mis Preceptos y honran Mis Santos Sacramentos. Benditos sean todos los que vienen a Mí llenos de Fe, a comerme y a beberme. Yo soy Santo, por lo tanto trátenme con Santidad, para que Yo derrame sobre ustedes, en este momento más Santo que nunca, Mis Gracias que reanimarán su alma. Yo no oculto Mis Riquezas, las doy gratuitamente, aun al más pequeño de ustedes.

    Vengan. Yo deseo ardientemente estar con ustedes, así que no se apresuren ni sean impacientes en sus oraciones. No se burlen de la piedad, reflexionen y mediten Mis mandatos. Aunque no puedan verme, Yo les digo que Mi Mano está sobre cada uno de ustedes, bendiciéndolos, dejando Mi Aliento sobre todos.

    Sean uno.

    Más tarde.

    Es bueno para mí tener que sufrir,
    pues así aprendo mejor Tus normas.
    (Salmo 119, 71)

    Yo sé que por Amor Tú me haces sufrir.
    Tú me prodigas Tu Amor
    porque me has hecho Tu descendencia.
    Sé que Tú entrenas a aquellos a quienes amas.
    ¡Tú eres, Señor, un Fuego consumidor!

    Vassula Mía, cada día que pasa te trae más cerca de Mí. Día tras día, Yo te doy pruebas de Mi Amor y de que soy Yo quien Me manifiesto a ti de esta manera. Pero tu generación te atormenta. La plaga de esta generación se llama Racionalismo y el Racionalismo es Mortal. El Racionalismo proviene del Príncipe de las Tinieblas y todos los que viven en las Tinieblas adolecen de esta enfermedad, entre otros males. Pero todo lo que procede de Mí procede de la Luz, y cuando Yo desciendo a Mis almas escogidas, para alumbrar, a través de ellas, este mundo oscuro en el que viven, Mi Luz molesta a todos aquellos cuyas acciones son malas. Mi Luz los trastorna tanto que están dispuestos a matar, porque su maldad queda descubierta y su desnudez revelada a los ojos de todos. Su reacción no es muy diferente a la de Adán y Eva, quienes trataban de escapar y esconderse de Mí.

    Sí, Mi niña de luz, tú Me perteneces y por eso la Obscuridad es tu enemiga y tu perseguidora. La descendencia de las Tinieblas perseguirá siempre a Mi descendencia. Mi Luz los trastorna. La Hora de la Luz sobre sus naciones aterroriza a esta gente, ya que se pasaron toda su vida concibiendo maldad y engendrando racionalismo. La Hora de la Luz es un tormento incesante para estas almas oscuras que yacen en tumbas, pero Yo dejaré que Mi Luz brille sobre ellas. Mi Luz perforará esta Obscuridad y con Mis Cálidos Rayos, haré revivir todo lo que yacía en el abandono. La Obscuridad no arrojará más su sombra sobre las naciones. Mi Luz hará florecer sus tiernos brotes y Mis Rayos abrirán sus flores, y las ramas de la tierra reverdecerán.

    Nunca dejes de orar, niña Mía. El Amor te ama eternamente.

    Me gusta

  2. domingo 16 de marzo de 2008
    Donde haya un Sagrario, las gracias lloverán a raudales
    El mejor sitio que un alma puede tener en los días en que se desencadenen las circunstancias de los últimos tiempos, es el Sagrario. Allá donde haya un Sagrario será el mejor lugar que un alma puede estar. Por eso, hijos de Dios, donde haya un Sagrario, las gracias lloverán a raudales y Mis dones se derramaran como nunca. Porque quien honre a Dios Redentor en los últimos tiempos y en la gran tribulación que padeceréis, Yo no dejaré que esa criatura sucumba ni al error, ni al engaño, ni al miedo. Pues si grande es adorar al Redentor ya en tiempos de bonanza y bienestar, adorarlo en tiempos de tribulación y de persecución, será una gracia especial que se le dará a las almas que amen de verdad al Señor, Yo, Espiritu de Dios, os hablo.

    En esos días de tribulación y angustia de muchos de los fieles, el Sagrario nunca debe permanecer solo, siempre debe haber turnos de adoración y no dejar nunca el Santísimo solo, ni siquiera unos instantes. Porque reconocer a Jesús como Redentor del mundo y además como Dios, será una de las gracias que perdonará muchos y muchos pecados, pues quien persevere hasta el fin, ese se salvará.

    Tened cuidado hijos del Altísimo y nos os confíes a vuestras fuerzas, la adoración a Dios será el mejor medio para manteneros fieles a El y si por esa adoración tuvierais que padecer, hambre, frío y sueño, padecedlo, porque os estaréis purificando ya de vuestros inmensos pecados de acción y de omisión.

    La devoción a Maria Santísima y sus homenajes (devociones) serán también un camino a seguir de salvación, porque Ella, os llevará hacia Dios Uno y Trino. Pero hijos, formad grupos de adoración y de reparación, vivid sobriamente, y confiad en que Dios no os dejará y aunque estéis pasando duras pruebas tanto en espíritu como en el cuerpo, (en esos tiempos) Dios no os dejará si vosotros no dejáis a su Divino Hijo Jesús y le reconocéis hasta el fin. Yo, Espíritu Divino, os hablo.

    JESUS. BLOG. DADMEDEBEBER.BLOGSPOT.COM

    Me gusta

  3. REVELACIONES DADAS POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A AGUSTÌN DEL DIVINO CORAZÒN . –

    ¡Si supierais lo que se ve en el Cielo!
    Febrero 1/10 (8:20 p. m.)
    Alocución del Señor Jesús:
    Hijos míos: Si supierais lo que se ve en el Cielo. Si supierais l
    a paz que se experimenta allí frente a mi presencia. Si pudieseis ver la majestuosidad del paisaje, de los jardines, de las cascadas, de los manantiales que hay allí.
    Si pudierais ver, escuchar, sentir el canto armonioso y perfecto de los Santos Ángeles: pediríais hoy mismo os llevase conmigo.
    Si pudierais escuchar el palpitar de mi Corazón: me pediríais recostar vuestras cabezas en mi pecho así como lo hizo Juan que escuchó el palpitar de mi Corazón y supo descansar en Mí, supo recrearse y anonadarse conmigo. Hay tanto goce, tanta dicha en el Cielo. Por eso, hijos amados: sed santos, vivid mi Palabra, aceptad el sufrimiento, las pruebas, la cruz que os espera. Orad, orad y reparad porque muchas veces hay entierros suntuosos, multitudinarios de jerarcas de la Iglesia, despedidas solemnes, predicaciones elocuentes y retóricas; y mientras hay desfiles fúnebres pomposos: estas pobres almas son devoradas por las legiones de demonios en los infiernos. Reparad, mis pequeños, reparad. Orad, orad mis hijos amados. Es la Iglesia fiel, es el pequeño resto que recibirá corona de gloria. Pronto, pronto la Iglesia atravesará por una crisis más aguda, más profunda pero tendrá que pasar por la purificación y el sufrimiento para llegar a su máximo esplendor.
    Adoradme, mis hijos amados. Recreaos conmigo, ya que no recibo adoración ni gloria en los conventos. Ya que no recibo adoración ni gloria en muchos de los seminarios, en muchas de las casas religiosas.
    Adoradme vosotros, mis hijos amados, adoradme.

    Me gusta

  4. La Santa Misa es la aplicación directa del Santo Sacrificio del calvario.

    …Existe solamente una diferencia: en la cruz, se derramó la sangre de Nuestro Señor, el sacrificio ocurrió sólo una vez y, en esa ocasión singular, la virtud fue suficiente para expiar completamente las iniquidades del universo; en el altar, no se derrama sangre, el sacrificio se renueva infinitamente y su objeto es la aplicación directa, para cada uno en particular, de la redención adquirida por Jesús en su dolorosa inmolación.

    San Leonardo de Porto Maurizio

    Me gusta

  5. Oración a Jesús solitario en el Santísimo Sacramento

    ¡Oh Divino Jesús! que durante la noche estáis solitario en tanto tabernáculos del mundo, sin que ninguna de vuestras criaturas vaya a visitaros y adoraros. Yo os ofrezco mi pobre corazón, deseando que todos sus latidos sean otros tantos de amor y adoración. Vos, Señor, estáis siempre en vela bajo las especies Sacramentales, vuestro amor misericordioso nunca duerme ni se cansa de velar por los pecadores.

    ¡Oh Jesús amantísimo!, ¡Oh Jesús solitario!, haced mi corazón cual lámpara encendida; en caridad se inflame y arda siempre en vuestro amor. Vela ¡oh centinela Divino!, vela por el mísero mundo, por los sacerdotes, por las almas consagradas, las extraviadas, por los pobres enfermos cuyas noches interminables necesitan tu fortaleza y tu consuelo, por los moribundos y por ésta tu humilde sierva que, para mejor servirte, descansa pero sin alejarse de Ti, de tu Sagrario… donde vives en la soledad y el silencio de la noche.

    Sea siempre bendito, alabado, adorado, amado y reverenciado el Corazón Sagrado de Jesús en todos los Sagrarios del mundo.

    Amén.

    Me gusta

  6. Nuestra Presencia es alegría y amor.

    Jesús Amor
    Mi bienamada de mi Santa Presencia, yo estoy en ti, tú que escribes para mi Iglesia, mi Santa Iglesia mística. Ustedes están en mi, hijos míos, ustedes que no viven que para mí. Su nacimiento es causa de alegría. Rindan gracias al Padre Celestial que es la alegría en cada uno de ustedes. Quien me recibe, recibe a mi Padre Celestial. Quien nos recibe es alegría para mi Espíritu Santo.

    Nuestra Presencia es alegría para ustedes. En nosotros, solamente en nosotros, hijos míos, ustedes tienen la alegría completa. Mis queridos, si quieren dar un sí sincero al Amor que muy pronto viene para ustedes, ustedes serán alegría. Si el sí al Amor les habita, no podrán vivir que con el Amor en ustedes mismos, hijos míos.

    Todos los que dirán sí al Amor recibirán las gracias de alegría, de paz y de amor. Todo está en nosotros, el Amor. Estamos en cada uno de los que responden al Amor por el amor. Con la indecisión, nadie puede llegar a nosotros, el Amor. Yo que sondeo los corazones, sé si el sí de ustedes es sincero. No puedo aceptar a los indecisos que mienten al Amor. El Amor reinará para siempre.

    Ninguna persona conocerá el odio, la violencia, la traición, la amargura, la angustia de los sentidos. Soy demasiado amor para dejarles en un estado de indecisión. Al contrario, ustedes harían errores para sus hermanos y hermanas. Nadie podrá dañar a su prójimo. ¡Afuera aquellos que dirán no al Amor! Yo soy amor, hijos míos. Los que dudan, aquí estoy para esperarles a que se decidan para que reciban al amor.

    ¿Qué harán ustedes, hijos míos, si su sí es un sí negativo? Yo, el Todopoderoso, el Creador de todas las cosas, creen que no conozco su interior? Reflexionen bien, hijos míos. Vengan a mí, todavía hay tiempo. Un tiempito muy corto les queda para que yo pueda depositar en ustedes mi Santa Presencia.

    Conocerán las alegrías del arrepentimiento que les harán doblegarse. El Amor los cubrirá con sus brazos y los consolará. Mis bienamados que amo, amen a su Jesús de amor. Yo los amo y los quiero a todos en mí. El Amor está ahí. Él está presente en ustedes, en silencio, en un rincón sombrío de su corazón. Él espera a que se decidan hablarle. El Amor está ahí, ¡él es tan bueno, tan paciente! Vengan a mí, Jesús su Rey, su Dios.

    Él es Dios, el Amor. Él es bueno, el Amor. Él es Todopoderoso, el Amor. Él es libre, el Amor. Él es paciente, el Amor, Él es justo, el Amor. Él es misericordioso, el Amor. Mis amores, yo los quiero y les deseo la felicidad eternamente, en mí el Amor, Jesús Amor. Yo los amo. Persígnate, mi bienamada. Te amo. Amen.

    Fuente: Amor para todos los míos, Jesús Volumen 1, mensaje n° 94 de 12 de mayo de 2001. Por La hija del sí a Jesús, Les Éditions FJ Libro editado (en francés) en Sherbrooke, Canadá, versión traducida al español por Sabino y Sulema Alas.

    Me gusta

  7. tengo una pregunta espero salir de la duda , una amiga tiene una intencion muy especial y nos pide que recemos el Rosario de la Rosa Mistica en el Santisimo , siempre habiamos estado solas y no habia problema pero la ultima vez estaba una conocida mia que se enojo y nos dijo que no la habiamos dejado rezar lo la comprendo, pero mi amiga no , y dice que si estamos rezando no tiene porque decirnos nada , no se que decirle para que no se enfríe , ya le dije que mejor rezaramos en la Iglesia pero no se que mas argumentos darle aparte que molestamos gente
    ….espero me ayuden

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s