POR QUE TANTAS IGLESIAS???

EL PORQUE DE TANTAS IGLESIAS ...  DADO A DOLORES AVALOS

LIBRO UN ALMA EN CRISTO.

 

En mi habitación en oración.

j Cuántas religiones hay en la tierra! Todos deben adorar al mismo Dios, todos deben unirse para mirar juntos a mi Sagrario. Cada día surgen nuevas formas de ser cristianos y, en verdad te digo, hija mía, que en muchas de ellas, se me ora y se me respeta más que en muchas de mis iglesias. Pero sólo hay una forma auténtica, sólo hay un lugar para rendir culto a Dios Padre, y este lugar es mi Iglesia. Ella debe ser venerada y respetada por los que se llaman cristianos como lugar santo, sabiendo siempre que ella es la Casa de Dios.

Cuando me refiero a religiones jamás lo hago con desdén, pues todas aquellas que rindan culto a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo, tendrán mi misericordia. Pero no olvidaré que en muchas de ellas no se le rinde culto a mi Santa Madre: se discute su virginidad, como si fuera una vulgar mujer; se discute su santidad; se le ultraja en su pureza… se olvidan que ella es Madre del Dios hecho hombre. (Por el contexto se ve que en todo este mensaje la Voz se refiere a las iglesias y a las sectas protestantes y afines).

En las Escrituras está bien claro: ¿quién destruirá al maligno? ¿Quién será la que pisará la cabeza de la serpiente? ¿Quién lo haría sino fuera poderosa? ¿Quién si no fuera reina de los cielos? ¿Quién si no fuera corredentora y medianera entre Dios y los hombres?

No te apartes nunca, hija mía. de mi Santa Iglesia, de la cual yo, Jesús, soy la cabeza y estoy haciendo cabeza. Las demás religiones están formadas por personas que,  ofuscadas por el mal, se apartaron en su día de ella haciéndose a su manera una nueva forma de rendir culto a Dios. Se sirvieron de las Sagradas Escrituras y las siguieron al pie de la letra, según su modo de entender y sin que hubiera un estudio profundo de las verdades que en el Libro santo se encuentran. Y no es que no hayan sido estudiadas con detenimiento y por personas adecuadas, simplemente que no recibieron la luz del Espíritu Santo para comprender las verdades divinas. Yo dije que siguieran mi Iglesia -la que apoyé sobre Pedro, mi discípulo amado-, yo enseñé la forma de orar y. en la última Cena, de cómo se debía conmemorar mi muerte en mi Santa Iglesia.

Como he dicho antes, yo, Jesús, tengo misericordia de mis hijos, los que me aman y me siguen desde otras religiones; pero no puedo por menos que manifestar mi enojo al ver cómo tratan a mi Santa Madre. Tú, hija mía, venérala; ámala. Habla de su gloria y de la ayuda que os presta. Haz que la conozcan en su grandeza y yo te recompensaré por ello.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s