LA BENDICION SACERDOTAL.

LA BENDICIÓN SACERDOTAL Toda bendición es alabanza de Dios y oración para obtener sus dones… La Iglesia da la bendición, invocando el nombre de Jesús y haciendo la señal santa de la cruz de Cristo (Cat 1671).

DICE JESUS: La bendición sacerdotal es poco apreciada en la Iglesia, pero he dado un poder sin límites a mi bendición, que proviene de mi amor infinito. La eficacia de mi bendición es más grande cuanto más grande es la fe de quien la da y de quien la recibe. La bendición sacerdotal es como un rocío celestial para el alma. A través de la bendición, he dado a mis sacerdotes el poder de abrir los tesoros de mi divino Corazón. Cuando el sacerdote bendice, yo bendigo. Por medio de la bendición, doy fuerza para luchar contra el poder del maligno y doy poder para hacer el bien. A menudo, parece que las bendiciones no dan ningún fruto, pero su influencia espiritual es maravillosa. Mi bendición produce en el alma efectos desconocidos. Por eso, debes recibirla con la intención de ser mejor y así tú también serás una bendición para los demás. Cada vez que recibes la bendición sacerdotal, estás más unida a Mí y quedas más protegida en mi Sagrado Corazón…
79

Autobiografía 6.

Tanto si se bendice a un niño como si se bendice a todo el mundo, mi bendición es mucho más grande que el mundo entero. Yo soy el que bendigo a través del sacerdote; por eso, recibe la bendición con fe y devoción.

PALABRA DE JESUS A TERESA NEUMAN.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s