EL ALMA EXISTE Y LA VIDA ETERNA.

01 septiembre, 2010

El alma existe y eso es una verdad que siempre y en todas las generaciones se ha creído

Es incomprensible que las personas que viven en sus hogares pendientes de las cosas más insignificantes, de todos los detalles, que son rectas en sus composturas, que exigen a sus hijos que no falten a clase y estudien lo reglamentado, es incomprensible que todas las atenciones que dedican a las cosas cotidianas y humanas, después no dediquen absolutamente nada a las cosas de la fe. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos Míos, si os componéis de alma y de cuerpo, las dos cosas las tenéis que atender, el alma y el cuerpo, porque ¿qué pensaríais si una persona se dedicara solo al alma y no comiera, no se lavara, no durmiera para rezar, rezar y rezar? Pues bien, el lado contrario es lo mismo, no se puede emplear todas vuestras fuerzas, tiempo y atenciones solo en las cosas del cuerpo, hay que dedicar también tiempo y atención a las cosas del alma, porque el alma existe y eso es una verdad que siempre y en todas las generaciones se ha creído. Yo, Jesús, os hablo.

Si cuando mueren vuestros seres queridos les hacéis funerales y les lleváis flores, es sin duda porque creéis que viven en otra vida que no está en esta dimensión, y si creéis que el alma vive fuera del cuerpo en otra dimensión ¿porque no preparáis las vuestras para que la vida que tenga en el Más Allá sea eternamente feliz? Yo, Jesús, os hablo.

Bautizáis a vuestros hijos porque creéis que el bautismo borra el pecado original, los preparáis para la Primera Comunión, os casáis por la Santa Madre Iglesia, pero fuera de estos hechos, ¿qué más hacéis? Tenéis que reflexionar sobre todas estas cosas que os digo para que reaccionéis y dediquéis también vuestros ratos y tiempo a las cosas del alma, y así, no las tengáis tan desnutridas y en tanto abandono como muchísimos de vosotros las tenéis. Yo, Jesús, os hablo.

Soy Jesús quien os lo dice, no os lo dice ningún santón, ni ninguna beata, Soy Yo, Jesús, Vuestro Juez quien os dice que miréis y atendáis a vuestras almas, porque el alma es inmortal y el alma es lo que hay que preparar y tenerla en las debidas disposiciones para la Vida Eterna. Vine a la tierra a enseñaros la doctrina de Dios, la que cumpliéndola os abrirá las puertas del Cielo, y sin embargo, os desentendéis totalmente de todo ello y seguís con vuestros afanes cotidianos dejando pasar un día y otro sin hacer nada para ser verdaderos y auténticos cristianos, verdaderos hijos de Dios. Yo, Jesús, os hablo. Mi paz os alcance a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s