COMUNION DIVORCIADOS.

291 19/12/13 De Jesús. EL MAL ESTÁ MUY EXTENDIDO

Publicado el 21 de diciembre de 2013

Queridos hijos de Mi Sacratísimo Corazón: Sed misericordiosos como vuestro Padre lo es. No juzguéis y no seréis juzgados. No condenéis, y no seréis condenados. Excusad a vuestros hermanos, perdonad, y seréis perdonados. (Lc. 6, 37)

Mía es la justicia, Mía la venganza, dice Yavé, Dios de los ejércitos celestes, y no vuestra. (Rom. 12, 19)

Vosotros, sólo la corrección fraterna, enseñando al que no sabe, dando buen consejo al que lo necesita, corrigiendo al que yerra, perdonando las injurias, consolando y alegrando al triste… y si persevera en el mal, y los superiores y pastores lo consienten, quedad en paz, estáis liberados, sobre todo si le dais buen ejemplo, no participáis en su culpa.

Si sigue en el mal, y no hace caso ni a testigos, ni a los superiores y pastores de la Iglesia, entonces sea vuestro hermano para vosotros como eran los gentiles y los publicanos para Mi pueblo. (Mat. 18, 17)

Hijos, es que el mal está tan extendido en la sociedad, que pide a gritos Mi venida gloriosa. Hay muchas situaciones ya normales, que antes no lo eran, como la rapiña, el menosprecio de la legalidad vigente, veis que tantos y tantos se construyen casas en zonas no urbanizables, no pagan impuestos, torean a los agentes, y como no se las derriban, porque se presume lo han hecho de buena fe, o por desconocimiento…

Algo así pasa con el mayor mal de estos tiempos, la comunión en la mano, que empezó como experimento, y se divulgó como la pólvora, muchos van a ella de buena fe, a pesar de ver buenos ejemplos, y esto avanza, y quieren extenderlo a la comunión a los separados, divorciados y vueltos a juntar, no distinguen Mi Cuerpo y Mi Sangre, no hacen la Acción de Gracias, quieren extender la rutina, la irreverencia hacia lo sagrado, en favor de lo social, bajo pretexto de caridad…

¿Qué debéis hacer vosotros? Sois como olitas que van y vienen, ineficaces para cambiar esto. Debéis, pues, sacrificaros mucho y orar, para que, como almas de gran santidad, junto con otras, hagan el efecto de un maremoto que tire todo lo que no se ha edificado en firme sobre la Roca, Cristo.

Yo os bendigo en el Nombre de Mi Padre, en el Mío propio, y en el de Mi Espíritu. Quedad en paz. Así sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s