EN EL DILUVIO PECABAN MENOS…

Tercer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo. DADO A JV. MEXICO.
Sobre: Fuisteis una generación escogida para ir creciendo y llegar a una sublimación en el Amor, porque tuvisteis Mi Persona, Mi Divinidad entre vosotros y no la aprovechasteis.
Hijitos Míos, os he dejado Mi Vida en la Sagrada Eucaristía. Ve, Mi pequeño, ahí está Mi Cuerpo, ha subido, salió la Hostia, salió y sube para dar Luz, porque éstos son tiempos de obscuridad, tiempos de mucha maldad y viene ahora para dar nueva Vida a aquellos que quieren Vida.

Visión: Veo un cáliz y sobre él, flotando, una hostia grande, del tamaño que consagran los sacerdotes y aparece brillando muchísimo, la observo un rato y luego empieza a subir lentamente y de repente llega a una zona de sombra y dejo de verla.

Mis pequeños, vine para daros Vida, Yo, vuestro Jesús, vuestro Dios y Salvador. Os dejé Mi Vida aquí, en éste pedacito de pan. Mi Vida por completo ahí.

Esta generación tuvo extraordinarios regalos y no fueron aprovechados. Tuvisteis Mi Gracia, Mis Enseñanzas, Mi Misericordia, Mis Bendiciones, Mi Cuerpo y Mi Sangre entre vosotros, los pudisteis tomar y cuántos, cuántos de vosotros no los aprovechasteis, no quisisteis crecer. Las almas necesitan alimento, así como el cuerpo lo necesita para vivir. No le disteis crecimiento a vuestra alma.

¡Cuánto desaprovechó ésta generación! Siento deciros, Mis pequeños, éstas cosas, pero ved cómo, en el Diluvio, menos pecados habían que los que ésta generación ha cometido y, quedó destruida ésa generación por las aguas. Ved a Sodoma y Gomorra, cómo quedaron destruidas, menos pecados hubieron en ésas dos ciudades. Pues ahora bien, Mis pequeños, os repito, porque Soy Todo Amor y, sobre todo, porque Me di por vosotros, Me di por vuestra salvación, Mis Dolores fueron crueles, grandísimos, Mi Ser entero purificaba a cada una de vuestras almas, de cada ser humano y de todos los tiempos. Os vi a cada uno de vosotros, oré por cada uno de vosotros, lloré por cada uno de vosotros y, ¿así Me pagáis?, pues tendréis también vuestra purificación. Algo más fuerte que el Diluvio y la destrucción de Sodoma y Gomorra tendréis, porque ellos no tuvieron lo que vosotros tuvisteis. Esta generación fue bendecida grandemente por el Cielo y no aprovechasteis todos los regalos que se os daban.

Fuisteis una generación escogida para ir creciendo y llegar a una sublimación en el Amor, porque tuvisteis Mi Persona, Mi Divinidad entre vosotros y no la aprovechasteis.

Preparaos pues, los que habéis entendido, los que sí aprovechasteis todo lo que se os dio. Ciertamente sois débiles, pecabais, pero os dabais cuenta de vuestro error, sois el resto fiel, sí fiel, y por eso os amo. Vosotros sois los que Me dais alegría. Por vosotros Me volvería a dar, Mis pequeños, porque vosotros sí habéis apreciado todos los regalos que se derramaron del Cielo, a través de Mi Corazón, para cada uno de vosotros, para vuestro perdón y para rescataros de las garras de satanás.

Por vosotros Me di y vosotros os habéis dado también por Mí, Me habéis ofrecido vuestra vida, Me habéis dado momentos grandes y bellos, que han alegrado Mi Corazón, que Me han quitado dolores, dolores que Me causan y que Me han causado tantas almas y que todavía Me causarán. Por vosotros Me volvería a dar, Mis pequeños, porque aprendisteis a amar con el Amor que Yo os enseñé y con el Amor que os heredé por Mi Donación.

Os amo, Mis pequeños y os vuelvo a repetir, por vosotros Me volvería a dar.
Gracias, Mis pequeños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s