UNA SOLA COSA ES NECESARIA Y ES LA SALVACION DEL ALMA.

revelaciones privadas


Mensaje 4 junio 2015 – España – Las cosas de Dios y el bien de vuestras almas es lo primero

Posted: 04 Jun 2015 05:34 AM PDT JAEN ESPAÑA.

Hijos de Dios, sed conscientes del ritmo de vida que lleváis y apaciguaros algo, porque a ese ritmo no llegareis muy lejos, ni en la vida espiritual ni en la vida personal. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Ahora llega el calor y todo son planes y proyectos para moveros aun más, y os parece que os falta tiempo para organizar cosas. Sois como Marta (Lc 10, 39-40) todo es hacer, afanarse en disponer de cosas, pero poco imitáis a María su hermana, que encontró la mejor parte, estar a los pies del Maestro escuchando Sus palabras, palabras de Vida Eterna.
Hoy también podéis poneros a los pies del Redentor en el Sagrario y con el Evangelio escuchar Sus palabras, que no cambian con el tiempo, ni pasan de moda, ni caducan.  Hijos de Dios,  cuando Cristo habló también lo hacía para vosotros que a través de su divinidad y en el correr de los siglos, os veía. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Una sola cosa es necesaria y es la salvación del alma, todo lo demás es secundario, circunstancial, no se le debe dar prioridad a las cosas terrenales sobre las celestiales, debéis poner una escala de valores y cumplirla lo mejor posible, porque hacéis un santo proyecto como ir a un retiro y viene un familiar o una amistad y os invitan a la playa y ya ese proyecto lo posponéis para otra ocasión, y así, no debe de ser. Las cosas de Dios y el bien de vuestras almas es lo primero, después los relajamientos o proyectos veraniegos, porque tenéis que fortaleceros el alma con compromisos espirituales y no con invitaciones terrenales, que aun os disiparán y os alejarán más de lo sobrenatural. Pues no solo no cumplís el retiro que deseabais, sino que lo cambiáis por planes frívolos y mundanos y así dos desaciertos: No hacer el retiro y cambiarlo por diversión. Yo, Espíritu de Dios, os hablo.
Reflexionad pues sobre la situación de vuestra vida espiritual, la vida del alma, y ved en qué situación la tenéis y cuanto tiempo hace que no le dais alimento espiritual. Yo, Espíritu de Dios, os hablo y os instruyo. La paz de Dios a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

CONSAGRACION A LA SANTISIMA TRINIDAD.

CONSAGRACIÓN A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
I
Beata Isabel de
La Trinidad, Francia
(1880-1906)
¡Oh, Dios Mío! Tri-nidad a Quien adoro. Ayúdame a olvidarme to-talmente de mí para es-tablecerme en Ti, tan inmóvil y tranquilo (a), como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz ni hacerme salir de Ti, ¡oh, Inmutable!, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de Tu Misterio. Pacifica mi alma, haz de ella Tu cielo, Tu morada de amor y el lugar de Tu descanso. Que ella nunca Te deje solo, sino que esté ahí con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante y completamente ren-dido a Tu Acción Creadora.
¡Oh, mi Cristo Amado, Crucificado por amor! Deseo ser enteramente Tuyo (a); ser uno (a) con Tu Sagrado Corazón. Quisiera cubrirte de Gloria, quisiera amarte, hasta morir de amor, pero como siento mi incapacidad, Te pido que me revistas de Ti Mismo, que identifiques mi alma con todos los movimientos de Tu Alma, que me abrumes, que me poseas, que me substituyas por Ti, para que mi vida no sea sino una irradiación de Tu Vida. Ven a mí como Adorador del Padre, como Restaurador y como Salvador.
¡Oh, Verbo Eterno, Palabra de mi Dios! Quiero pasar mi vida escuchándote, quiero volverme total-mente dócil, para aprenderlo todo de Ti. Entonces, a pesar de todas las noches, de todos los vacíos y de todas mis impotencias, quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en Tu Inmensa Luz. ¡Oh, Astro mío querido! Fascíname para que ya no pueda salir de Tu Esplendor.
¡Oh, Fuego Consumidor, Espíritu de Amor! Des-ciende sobre mí para que en mi alma se realice una nueva encarnación del Verbo: Que yo sea para Él una prolongación de Su Humanidad Sacratísima, en la que Él renueve todos Sus Misterios.
Y Tú, ¡oh, Padre!, inclínate amorosamente sobre esta pobre criatura Tuya, cúbrela con Tu Sombra, no veas en ella sino a Tu Hijo Predilecto, en Quien tienes todas Tus Complacencias.
¡Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, So-ledad Infinita, Inmensidad en que me pierdo! Yo me Consagro a Ti como un (a) preso (a). Sumérgete en mí, para que yo me sumerja en Ti, hasta que vaya a contemplar en Tu Luz, el Abismo de Tus Grandezas. Amén.

58
II
Beato Santiago Alberione, Italia (1884-1971)
Divina Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Presente y Operante en la Iglesia, y en lo más profundo de mi ser: Yo Te adoro, Te doy gracias y Te amo, y por medio de María, mi Madre Santísima, me ofrezco y entrego totalmente a Ti, para toda la vida, y para la eternidad.
A Ti, Padre del Cielo, me ofrezco y entrego como hijo (a). A Ti, Jesús, Salvador mío, me ofrezco y entrego como hermano (a) y discípulo (a) Tuyo (a). A Ti, Espíritu Santo, me ofrezco y entrego como templo vivo, para ser bendecido (a) y santificado (a).
María, Madre de la Iglesia y Madre mía: Tú que estás en intimidad con la Trinidad Santísima, ensé-ñame a vivir por medio de la Liturgia, de las Devociones y los Sacramentos, en Comunión cada vez más íntima con las Tres Divinas Personas, para que toda mi vida sea una adoración al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Amén.
CONSAGRACIÓN DEL HOGAR
A LA SANTÍSIMA TRINIDAD
Bendice, ¡oh Trinidad Santísima!, Padre, Hijo y Espíritu Santo, este hogar que Te Consagramos y que ponemos bajo Tu Augusto Poder.
Bendícelo y haz que en él impere la salud, la gracia y la abundancia para todos sus habitantes. Disipa con Tu Poder las amarguras, y danos paz y tranquilidad a nuestras almas.
Destina un Ángel para que custodie nuestro hogar y sea el guardián de nuestra puerta, a fin de que no entre a nuestro recinto el espíritu del mal. Concede el descanso eterno a las almas de nuestros familiares que, por Tu Voluntad, han abandonado su puesto en este hogar.
Bendice a los presentes y a los ausentes, y danos a todos la Gracia de vivir en paz, para prepararnos al gozo de Tu Presencia Celestial. Santísima Trinidad, bendícenos y socórrenos en todas nuestras nece-sidades; protégenos y ampáranos siempre y en todo lugar. Amén.
Para Ti la alabanza,
para Ti la Gloria,
para Ti la acción de gracias.
¡Oh, Santísima Trinidad!
Por los siglos de los siglos.

EL SITIO MAS VISITADO DEL BLOG.

LOS 33 PASOS DE JESÚS CRUCIFICADO

Jesús Amabilísimo, enséñame a tener paciencia, cuando durante el día, pequeñas y mortificantes cruces prueben mi corazón.
(300 días de indulgencia)
EJERCICIO DEVOTO
En el cual se representa y se meditan todos los pasos de la sagrada pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
EXHORTACIÓN
Estas oraciones son muy devotas
Los que las rezan podrán alcanzar de Dios lo que piden. Se ha de rezar ante un crucifijo comenzando el día viernes por espacio de 33 días, poniendo atentamente la vista en la santísima imagen. A las personas que esto hicieren le será otorgado lo que pidan si les conviene; el cautivo podrá ser liberado de su cautiverio; el litigante salir airoso de su pleito; siendo lo que pide en servicio de Dios; el enfermo por quien se ofrece, alcanza la salud; el que este en pecado mortal, salir de él; el difunto por quien le recen, salir de las pegas del purgatorio; el ausente, aun cuando esté en tierras extrañas, salir con felicidad.
Está este ejercicio confirmado por el Sumo Pontífice Gregorio XIII, quien lo concedió. Hecha la señal de la cruz y dicho el acto de contrición, se contempla la pasión que señala cada día y enseguida se rezan cinco Padre Nuestros, Avemarías, luego la Oración, Los Gozos y el ofrecimiento, y se concluye con tres credos y con la salve de los dolores.
ACTO DE CONTRICIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Padre de las misericordias y Dios de toda la consolación, cuya piedad nunca desprecia el corazón contrito y humillado, asegurando Vos mismo que no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva; aquí me tenéis, señor, rendido a vuestros pies implorando el perdón de mis pecados. Ablandad, señor, este corazón duro, encended este corazón helado; dadme lagrimas de verdadera contrición para que pueda asegurar el perdón de mis pecados, por lo cual os digo con todo mi corazón: señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, en quien creo, en quien espero y quien amo y en quien amo sobre todas las cosas; solo por ser vos quien sois bondad infinita, me pesa en el alma haberos ofendido y propongo firmemente nunca más pecar asistido siempre por vuestra divina gracia.
1. VIERNES. Primeramente has de considerar cuando nuestro redentor dio su Santísimo Cuerpo a sus discípulos.
2. SABADO. La agonía que tuvo en huerto.
3. DOMINGO. Cuando lo aprendieron y llevaron a la casa de Anás y las enfrentas que allí padeció.
4. LUNES. Cuando lo llevaron a la casa de Caifás y Pilato.
5. MARTES. Cuando lo desataron y llevaron arrastrando por las calles y la sangre que derramo.
6. MIERCOLES. Cuando lo pusieron delante de los sayones y delante de los sacerdotes, llegando y tratando con malas palabras.
7. JUEVES. Cuando lo llevaron a casa de Pilato y los malos tratamientos que allí le dieron.
8. VIERNES. Cuando lo sacaron de la casa de Pilato.
9. SABADO. Cuando lo sacaron de la casa de Herodes y las mofas que en ella padeció.
10. DOMINGO. Cuando le pusieron la vestidura blanca, haciendo escarnio de él.
11. LUNES. Cuando volvieron a la casa de Pilato.
12. MARTES. Cuando fue atormentado en la casa de Pilato a la vista de su Madre Santísima.
13. MIERCOLES. Cuando lo sacaron delante de todos y lo amarraron en una columna.
14. JUEVES. Cuando lo desataron y el cayó en el suelo por no poder de atormentado, y buscando la vestidura llegó un fariseo y le puso un pie en la garganta, en tanto que lo azotaba con gran crueldad.
15. VIERNES. Cuando pusieron la corona de espinas.
16. SABADO. Cuando le hicieron una caña en la mano y escarneciéndole le decían “Dios te salve, rey de los judíos”
17. DOMINGO. Cuando le pusieron una vestidura de escarnio.
18. LUNES. Cuando lo sacaron con la santa cruz a cuestas dando caídas en la tierra.
19. MARTES. Cuando la Verónica le dio su tocada y le limpio el santísimo rostro y si Santísima Madre le venero con su reverencia.
20. MIERCOLES. Cuando le llevaron a crucificar y su Santísima Madre iba en su seguimiento; y lo que sintió al verla tana afligida.
21. JUEVES. Cuando cruelmente azotado lo llevaron al calvario y lo desnudaron para clavarlo en la cruz.
22. VIERNES. Cuando cruelmente azotado, tiraron las ataduras de su santísimo cuerpo para que llegasen los brazos.
23. SABADO. Cuando lo clavaron en la cruz.
24. DOMINGO. Cuando tuvo aquel dolor tan grande después de haberlo clavado en la cruz y volviéndolo boca abajo, lo llevaron arrastrando hasta donde habían de clavar la cruz; y el gran dolor que sintió la divina majestad por las piedras que entraban por sus heridas de su Santísimo Cuerpo.
25. LUNES. El gran dolor que sintió cuando lo levantaron en lo alto de la cruz, pendiente de los clavos.
26. MARTES. Cuando las burlas y los escarnios que de su Santísima Madre hicieron los que estaban presentes y la hiel y vinagre que le dieron de beber.
27. MIERCOLES. La primera palabra que su majestad dirigió al padre eterno: “perdónalos, Padre Mío, porque no saben lo que hacen”
28. JUEVES. La segunda palabra, cuando dijo al buen ladrón: “ hoy estarás conmigo en el paraíso”
29. VIERNES. La tercera palabra cuando le dijo a a su madre: “mujer, he ahí a tu hijo”; y a San Juan: “he ahí a tu madre”.
30. SABADO. La cuarta palabra que nuestro señor dijo: “Padre Mío, ¿porque me has abandonado?”
31. DOMINGO. La quinta palabra que te dijo “ tengo sed”
32. LUNES. La sexta. Palabra que dijo: “todo está consumado”.
33. MARTES. La séptima palabra cuando dijo al padre eterno: “en tus manos, señor, encomiendo mi espíritu”.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS
Oh Amantísimo Jesús Mío, que por vuestro amor derramasteis la sangre, siendo clavado en la cruz para lavar las manchas del pecado original y después del glorioso quisiste exaltar el amor con vuestro poder, sufriendo desprecios para que gozásemos nosotros vuestros prodigios y gracias sin fin, por tan innumerables beneficios, señor, os adoramos y os damos los agradecimientos, pidiendo justamente el aumento de la fe católica, la destrucción de las herejías, la conservación de nuestros frutos y cosechas, la salud de los enfermos, la seguridad de los navegantes, la paz entre los príncipes cristianos, la victoria contra los infieles, la redención de los pobres cautivos, y como soy yo uno de ellos, os suplico me atendáis con ojos de misericordia para que penetrada mi alma con el poder de vuestros auxilios pueda lograr al cabo de los verdaderos favores y la gracia que os vamos a pedir.
(Aquí hace la petición)
Así lo haréis y así lo espero, Amorosisimo Crucificado Mío, pues sois mi Padre Dios de todo consuelo; y sobre todo no quiero sino lo que dispusiere vuestra santísima voluntad con la cual humildemente me resigno, para que me deis lo que más me convenga en este mundo, hasta la vista de vuestro deseado rostro.
GOZOS
A LA SAGRADA PASIÓN DE CRISTO NUESTRO SEÑOR

En este mundo pedimos
Al crucificado Dios…
Misericordia Jesús
Misericordia señor
A vuestro pies reverentes
Remedio pronto esperamos
Y por eso diligentes
Y humildes perseveramos,
Y a boca llena os llamamos
Nuestro padre y protector.

Misericordia Jesús
Misericordia señor
A punta de flechas
Se rinde infiel osadía
De lo que hicieron tu imagen
Por su ciega idolatría;
¿Quien así vencer podría
Sino virtud superior?
Misericordia Jesús
Misericordia señor
A clavos, corona y lanza
Flecha juntas la impiedad,
Para inclinar la balanza
De vuestra fina verdad,
Así trueca caridad
Agravios del malhechor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Al que ha llagado de culpas
Mirase a Jesús contrito
En paz y en salvo se queda
Indultado del delito,
De que medio tan exquisito
Ya Moisés fue mostrador.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
De una multitud de enfermos
Es el mundo la piscina,
El Ungido es para todo
El médico y medicina;
Alto el agua cristalina
Que anda en ella el movedor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Vamos subiendo las gradas
En el ánimo confiado
Siguiendo bien las pisadas
De Cristo Crucificado;
Pues ya nos ofrece atado
Las fuentes del salvador.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Todos los males rescatan
Ya visibles como invisibles,
Vence casos imposibles
Cuando benigno nos trata;
Con razón el alma grata
Lo venera redentor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor
Refieren los navegantes
Sus milagros a millares,
Y los de tierra constante
Los cuentan por centenares;
Ángeles, hombres y mares
Alaban su defensor.
Misericordia Jesús
Misericordia señor

ORACIÓN
Para ofrecer este santo ejercicio.
Penetrado de la mayor confianza en vuestra bondad infinita, me entrego a vos, oh adorable salvador mío. ¿Qué podre ya reservarme de cuanto tengo en esta vida cuando os veo morir por mí? Si, Dios Mío. Me abandono enteramente a los designios de vuestra providencia, disponed de mí como soberano dueño, colocadme en la pobreza, en la prosperidad, o en los trabajos, en los consuelos, en las aflicciones, en la enfermedad o en la salud, en la vida o en la muerte.
Siendo que yo esté a los pies de vuestra cruz, unidos a vos, todo lo demás me importa nada; vuestra cruz y vuestra gracia me suplican en todas mis cosas esperando me concedáis un verdadero arrepentimiento para llorar mis innumerables culpas y la gracia necesaria para perseverar en vuestro santo servicio hasta el fin de la vida. Amén.

145 comentarios en “NOVENA LOS 33 PASOS DE JESUS CRUCIFICADO. MUY MILAGROSA.”

    1. devocion a la preciosisima sangre de jesuscrsito agonizante si estas en colombia dirigete al Sr guillermo quien es el coordinador para colombia ahi te envio los datos, soy reparadora estoy en barranquilla pero la devocion esta en muchos paises ya gracias a Dios.email es ; apostoladospcolombia@gmail.com

      1. Anita, vivo también en Barranquilla, quisiera unirme a un grupo de reparadores, en que parroquia o grupo, puedo contactarlos, dejame tu e-mail, muchas gracias

  1. Gracias mi Señor por tan grandes gracias que nos brindas a través de la oración y de las personas atentas a tu llamado. Que Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Madre los sigan protegiendo para que nos sigan dando sus mensajes. Dios los bendiga!!!!!!

    1. QUE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y NUESTRA SANTÍSIMA MADRE VIRGEN MARÍA, ALEJEN DE CADA UNO DE LOS INTEGRANTES DE LA FAMILIA MALDONADO CHOMBO Y DESCENDIENTES A ANGEL GIOVANNI ONTIVEROS CHAVEZ,AMEN

    1. Gracias anticipadamente jesus crucificado.por su dolorosa pasión, regalarme la salud de toda mi familia, te doy gracias por que laura va a regresar a nuestro hogar, y va terminar su relacion con Luis Alberto Arrieta

  2. Gracias por compartir esta maravillosa novena. Me gustaria hacerla por la salud de mi nieto pero no conozco la Salve de los Dolores. Por favor, alguien podria decirme como es o donde encontrarla?. Que la Bendicion de Nuestra Santisima Madre y Nuestro Senor siempre este con Uds.
    Georgina

    1. SALVE A LA VIRGEN DE LOS DOLORES

      Salve, mar de penas.
      Salve, triste madre.
      Salve, dolorosa, llena de piedades
      Ruega por nosotros, Dolorosa Madre.
      Después del destierro muéstranos afable,
      a Jesús tu hijo fruto deleitable.

      Ruega por nosotros Dolorosa Madre.

      Todos tus esclavos a tus pies leales piden de sus culpas, perdón les alcances.
      Ruega por nosotros, Dolorosa Madre

TODO PUEDE CESAR….TENEIS QUE REZAR EL SANTO ROSARIO Y LA CORONILLA.

TODO PUEDE CESAR….PARA ESTO TENEIS QUE REZAR EL SANTO ROSARIO Y LA CORONILLA TODOS LOS DIAS

Hijo mío, cuánto tenéis que caminar por vuestro mundo, cuánto tenéis que ir a llevar mis palabras a todos aquellos corazones que se encuentran llenos de dolor y están atemorizados entre la inmensa niebla que cubre su andar, a cuántos de mis pequeños tienes que mostrarle mi amor y depositar en sus manos la Llama que parte desde mi Inmaculado Corazón, esa Llama que los envolverá en el amor más profundo y sentirán en sus cuerpos la paz y la armonía y os regalaré una rosa a cada uno de ellos, ámalos hijo mío, como yo, vuestra Madre, te amo a ti, y jamás os separéis de su lado, acompañadlos a todos los lugares y guíalos por el buen sendero, tened siempre una caricia y un beso para depositar en sus mejillas, tenéis que tener siempre una palabra que ilumine sus corazones y haced que crezca en ellos la esperanza, sí, hijo, la esperanza que hoy se ha perdido en vuestro mundo, diles que vuelvan a mi morada, que vuelvan a la Casa del Padre, que estamos esperándolos con nuestros brazos extendidos para cobijarlos como a mis más amados pequeños que para vuestra Madre siempre serán, ellos son mis hijos amados, son a quienes he venido a través de vosotros a guiarlos, a hablarles, a escucharlos y traigo en mis manos la eterna bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Traigo la voz del amor y quiero que anide en cada uno de vuestros corazones, quiero que se unan todas las religiones que hay en vuestros continentes, que se respeten y que caminen todos juntos por el mismo sendero, quiero y deseo que miren en los ojos de los niños el amor de mi amado HIJO JESÚS, quiero que sientan y tengan en vuestros corazones la pureza de los niños, la inocencia, el amor y la paz, deseo que vivan en armonía y a su vez en una entrega total a CRISTO JESÚS, deseo que vengáis hasta la morada donde os encontréis con mi Hijo, donde le confeséis todos vuestros pecados y donde recibáis el amor, y os aseguro que Él se ha de convertir en la gran mesa, en la celebración, en el posadero que a través de sus manos recibiréis cada uno de vosotros su Cuerpo y su Sangre y os unirán para siempre al amor eterno del Hijo, de mi Hijo, que los conducirá al Padre bajo la eterna bendición del Espíritu Santo. Vivan amados hijos, pero en armonía y paz, no os dejéis llevar más a enfrentamientos entre vosotros, no permitáis más que el ángel desterrado quite vuestras almas para llevarlos por un sendero de dolor, escuchad a vuestros Pastores, leed las Sagradas Escrituras y mediten de cada una de las palabras que se encuentran escritas en ella, cumplid todos con los Sagrados Mandamientos y abrazad vuestras cruces con infinito amor. Hijitos míos, cuánto amor siento en mi corazón por cada uno de vosotros, si pudieran comprender mis palabras, si pudieran ver cuántas veces se desprenden de mis ojos lágrimas que parten desde lo más profundo de mi corazón de Madre, si pudieran sentir el dolor que siento cuando os veo tan alejados y tan perdidos entre las nieblas cuando no comprenden que el único camino para un día gozar del Reino de los Cielos es amar con todas vuestras fuerzas a CRISTO JESÚS y cumplir con cada una de sus enseñanzas, si vosotros supieran que nunca os hemos abandonado, aún cuando muchos de vosotros no quieren que estemos a vuestro lado, que los guiemos y que les enseñemos a vivir en total libertad, esa libertad que el ángel desterrado con mentiras y engaños os la quita y os la quitará por toda una eternidad. Hijos míos, os pido también que aprendan a querer y respetar el paraíso que mi amado Señor os entregó, que no ataquéis más a vuestra tierra, porque vuestra tierra mientras uno de vosotros siga atacándola no dejará de moverse, las altas cumbres volverán a abrir sus bocas y desde las mismas entrañas de la tierra despedirá ríos de fuego y el cielo llorará sobre la tierra y el mar os hará sentir su ira a través de inmensas olas que llevarán todo por delante y los vientos surcarán pueblos y naciones con total intensidad, y veréis cabalgar los jinetes de la Apocalipsis si no cambian porque vosotros sois los únicos culpables de todo lo que os ocurre, porque vosotros amáis al mal y despreciáis el bien, vosotros os entregasteis en brazos del ángel desterrado por ambición y no podéis comprender que estáis perdiendo vuestras almas, el tesoro más importante que poseéis, y con ellas una vida eterna unidos a vuestro amado Padre. Todo puede cesar, todo se puede detener y vosotros lo sabéis porque os vengo anunciando desde hace muchos años a través de mis Hijos e Hijas en el mundo, para eso tenéis que rezar el Santo Rosario y la Coronilla todos los días, tenéis que confesar vuestros pecados, comulgar, venir a mi Iglesia a compartir con vuestro Padre, unido al Hijo y al Espíritu Santo, unidos a mí, vuestra Madre, a los Santos, Ángeles y Arcángeles y recibir de la mano de mi Hijo a través de vuestro Pastor su Cuerpo y su Sangre. Y dile a mis Hijos amados que compartan en el altar con cada uno de mis pequeños, no sólo le entreguen el Cuerpo de mi Hijo sino que les deis su Sangre consagrada para que Él pueda habitar en cada uno de sus corazones y se unan en el más grande e infinito amor. Sé que el mundo ha de cambiar, sé que todos vosotros volveréis al sendero de la luz, sé que estáis junto a nuestro corazón y que nos amáis como nosotros os amamos a cada uno de vosotros, pero os pido y os ruego que no os separen más y que hagáis a mi morada fuerte y que se levante frente a la mirada de un mundo que se encuentra perdido y que su luz sea el faro para iluminar el sendero que los conduzca a la CASA DEL PADRE, A VUESTRA CASA, PORQUE, AMADOS HIJOS MÍOS, CADA UNO DE VOSOTROS SOIS LOS PILARES DE ELLA. OS AMAMOS Y OS RUEGO VUELVAN A MIS BRAZOS, VUELVAN AL AMOR DE CRISTO JESÚS. Amén.
SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA.
04/03/2011 03:11 Horas.
AVELLANEDA – PROVINCIA DE BUENOS AIRES – REPÚBLICA ARGENTINA
Para pedidos de oración de los miembros del Cenáculo SANTA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA: http://www.lavozdesantamaria.com.ar
José Luis Belmonte

LA ABOMINACION DE LA DESOLACION.

Persecución contra el Evangelio.- ■ “Entonces os arrojarán a la tribulación y os matarán, acusándoos de ser los culpables de sus padecimientos, y con la esperanza de que persiguiendo y destruyendo a mis siervos se acabará su sufrimiento. Los hombres acusan siempre a los inocentes de ser los causantes del mal que ellos, pecadores, se crean. Acusan al mismo Dios, perfecta Inocencia y Bondad suprema, de ser causa de su sufrimiento; y lo mismo harán con vosotros, y seréis odiados por causa de mi nombre. Es Satanás quien los azuza. Y muchos se harán mal mutuamente y se traicionarán y odiarán recíprocamente. Es también Satanás quien los azuza. Y surgirán falsos profetas que inducirán a muchos al error. Y también será Satanás el verdadero autor de tanto mal. Por el progreso de la iniquidad, en muchos se enfriará la caridad. Pero quien persevere  hasta el fin se salvará. ■ Pero primero hay que predicar el Evangelio del Reino de Dios a todo el mundo, dando testimonio a todas las naciones. Entonces vendrá el final. Israel regresará al Mesías; y mi doctrina habrá sido predicada en todo el mundo”.
.    ● Desolación en Judea.- Señal tanto para el fin del mundo como para el fin del Templo: la abominación de la horrible desolación que Daniel predijo. Falsos profetas con doctrinas aparentemente consoladoras.- ■ “Hay otra señal: tanto para el final del Templo, como para el mundo: cuando veáis la abominación de la horrible desolación que Daniel predijo —quien me está escuchando entienda bien y quien lea a Daniel sepa leer entre las palabras—,  entonces el que esté en Judea huya a los montes; el que esté en una terraza, no baje a tomar lo que tiene en casa; y el que esté en su campo no regrese a casa a tomar su manto; antes bien, huya, sin volverse para atrás, no vaya a sucederle que ya no pueda huir; y que ni siquiera se vuelva a mirar mientras huye, para no conservar en su corazón el horrendo espectáculo, y no vaya a enloquecer por haberlo visto. ¡Ay de las mujeres que estén en encintas y de las que amamanten a sus hijos en aquellos días! ¡Ay si la fuga tuviese lugar en sábado! No se podría escapar entonces, sin cometer pecado. Rogad, pues, para que esto no suceda ni en invierno ni en día de sábado”.

DE LOS ESCRITOS DE MARIA VALTORTA.

HISTORIA DE LA CRUZ DE DOZULE.

Cruz Gloriosa de Dozulé

La devoción a la Cruz Gloriosa tiene su origen en un pueblecito francés, llamado Dozulé, situado en la región de Normandía. Allí tuvieron lugar una serie de apariciones de nuestro Señor Jesucristo a una señora llamada Madeleine Aumont.

Mapa de Francia y la situación de Dozulé (Google)

La primera aparición tuvo lugar el 28 de marzo, Martes Santo, de 1972 a las 04,35 a.m. Madeleine, al abrir la ventana de su habitación, ve una luz deslumbradora en el cielo; asustada piensa que debe ser ovni, pues por entonces los medios de comunicación publicaban reportajes de gente que aseguraban haberlos visto brillar en el cielo;  pero, como ella misma confiesa, a los ocho o diez minutos, aquella luz que había visto se va transformando en una inmensa cruz que pende del cielo y oye una voz potente con este mensaje “Ecce Crucem Domini”  ( He aquí la Cruz del Señor) y al momento oye otra voz dulce y cercana: “Haréis conocer esta Cruz y la llevaréis”

Madeleine llora pensando que nadie la va a creer y acude al párroco para que le traduzca  las frases latinas que recibe en los mensajes. El sacerdote se siente muy extrañado de que una mujer sencilla, como Madeleine, pueda venir con esas consultas y quiere saber dónde las ha oído. Ella entonces pide confesarse y le cuenta el origen de las frases. En la tercera aparición (7 de diciembre de 1972, a las 04,35 a. m.) oye una voz que le dice: “Diga al sacerdote que haga levantar en este lugar la Cruz Gloriosa, y al pie, un santuario. Todos vendrán a arrepentirse aquí, y hallar aquí la Paz y la Alegría”

 

Madeleine Aumont (Google)

Las apariciones fueron sucediéndose a lo largo del tiempo hasta el 6 de octubre de 1978 que tuvo lugar la cuadragésima novena y última aparición, donde Nuestro Señor le fue dando mensajes (muchos de ellos en latín) para el mundo entero y que podríamos resumir del siguiente modo:

–  Levantar la Cruz Gloriosa en Dozulé.

–  La salvación de todos los pueblos del mundo gracias a          la aparición en el cielo de la Cruz Gloriosa.

  • El arrepentimiento de la humanidad, la nueva evangelización y el perdón para todos los pecadores arrepentidos.
  • El regreso glorioso de Jesús, el juicio y el nacimiento de un mundo nuevo.

Medidas de la Cruz

Nuestro Señor Jesucristo mandó levantar la Cruz Gloriosa en Dozulé y al pie de ella construir el Santuario de la Reconciliación. Esta Cruz debería tener  738 metros de altura  y 123 metros en cada brazo. Debería estar orientada hacia el norte y los brazos marcarían el este y el oeste respectivamente. Y digo “debería” porque aún la iglesia no se ha decidido a su construcción.

Montaje fotográfico para ver las proporciones respecto a los edificios más altos.(Google)

Mediante este montaje fotográfico podemos apreciar  las proporciones que tendría la Cruz Gloriosa de Dozulé   con respecto de  otras construcciones y rascacielos más altos del mundo: la Tour  Eiffiel de París, el Empire State Building de Nueva York…

Pero si la magnitud de la cruz nos deja sorprendidos por su majestuosidad, no menos hemos de decir de la precisión de sus medidas. Detengámonos un momento para reflexionar sobre ellas y nos daremos cuenta de que no pueden ser una invención de la vidente Madeleine.

El alzado  es de 738 metros, la altura exacta que tiene el monte Gólgota (lugar donde crucificaron a Jesus) sobre el nivel del mar. Y si nos fijamos en los brazos -de 123 metros cada uno- y los sumamos (123+123=246) y el resultado de la suma lo multiplicamos por tres –  el número más importante dentro de la simbología de la tradición cristiana, pues representa a la Santísima Trinidad- (246×3= 738) obtenemos justamente la medida de la altura.

 

 

 

¿Es factible este proyecto?

 

Como ya hemos dicho  aún no se ha construido, sin embargo la estructura de esta enorme cruz ha sido objeto de un cálculo en el Centro Técnico de la Construcción Metálica del laboratorio oficial francés. El resultado ha sido satisfactorio y sería factible su construcción.

Fuente: Google

A pesar de las 8.800 toneladas que pesaría, la estructura podría aguantar muy bien los efectos del viento.

El proyecto prevé dejar, dentro de la estructura, un espacio de 32.000metros cuadrados para construir cuatro niveles, a la imagen del Arca de Noé:

  • Nivel 0:Destinado a centro de acogida.
  • Nivel 1:Destinado a conferencias y audiovisuales.
  • Nivel 2: Área de servicios.
  • Nivel 3: Destinado a la oración: una cripta y 12 capillas formando la rosa de los creyentes.

 

 

 

 

“Si confesamos a un Cristo sin Cruz, no somos discípulos del Señor: somos mundanos” (SS Francisco)

 

 

 

Oración ante la Cruz Gloriosa

 

Fuente: Google

Hacer el Signo de la Cruz…

“Jesús de Nazaret ha Triunfado sobre la muerte;
su Reino es eterno. Él viene para vencer el mundo y el tiempo.
Piedad, Dios mío,  por aquellos que te blasfeman,
perdónalos,  porque ellos no saben lo que hacen.
Piedad, Dios mío, por el escándalo del mundo,
libéralo del espíritu de Satanás.
Piedad, Dios mío, por aquellos que huyen de Ti,
dales el gusto por la Santa Eucaristía.
Piedad, Dios mío,  por aquellos que vendrán a arrepentirse
a los pies de la Cruz Gloriosa,  que ellos encuentren
la Paz y la Alegría en Dios,  Nuestro Salvador.
Piedad, Dios mío,  para que llegue tu Reino,  pero sálvalos,  todavía hay tiempo…  Porque el tiempo está próximo,  y he aquí que yo vengo, Amén.
VEN SEÑOR JESÚS.
(
Un padre nuestro y diez avemarías)
Piedad, Dios mío  por aquellos que hoy más que ayer  te persiguen.  Derrama en sus corazones humanos tu Misericordia
Señor,  derrama sobre el mundo entero  los tesoros
de tu infinita Misericordia
Ven, Señor Jesús, nosotros te esperamos.
Amén

 

 

 

 

 

 

Cruz de Amor

Después de 1978, último año en que Madeleine recibe los mensajes, Dios se ha valido de otra mujer vidente que ha preferido permanecer en el anonimato y que firma como (J.N.S.R) Je Ne Suis Rien (Yo No Soy Nada) y le ha pedido que se levanten en todo el mundo cruces a millares. Esta cruz se denomina Cruz de Amor;  no se debe confundir con la Cruz Gloriosa que pidió a Madeleine y que aún no se ha construido, como dijimos en el apartado anterior.

Esta Cruz de Amor ha de ser una imitación a la Cruz Gloriosa pero con una escala de 1/100. Es decir que si la Cruz Gloriosa ha de medir 738 mts. De alta, la Cruz de Amor será de 7,38 mts. De altura, y los brazos de 1,23 metros cada uno. Los colores han de ser azul y blanco, y los brazos orientados de este a oeste.

Cruces de Amor levantadas en el mundo (Google)

A partir de 1978 cuando miles de, entregando su esfuerzo y su amor, y con sus propios ahorros, se brindan para levantar la Cruz de Amor por los lugares más remotos de la geografía mundial.

 

 

 

 

 

Cruces de Amor en España

 

A continuación señalamos algunas de estas cruces por comunidades autónomas:

Cataluña: Barcelona.Lleida.

Valencia: Monte Picayo en Sagunto. Valencia. Cullera. Salem. Alicante.

Cruz de Amor levantada en Monte Picayo ;Sagunto ,Valencia (Google)

Andalucía: Almería. Málaga. Cádiz. Huelva. Sevilla. Córdoba.

Galicia: Pontevedra. Santiago de Compostela. Lugo.

Asturias: Caces (Oviedo)

Cantabria: San Sebastián de Garabandal.

País Vasco: Bilbao

Aragón: Sabiñánigo (Huesca) Zaragoza.

Castilla y León: Palencia.Valladolid. Villacastín(Segovia)

Castilla- La Mancha: Guadalajara

“El cristianismo no inventó la cruz, sino el valor para soportarla “( P. Plus)

 

Publicado por Miguel Gómez Gejo

PALABRAS DE JESUS. SOBRE LA SANTA CRUZ GLORIOSA. COMO HACERLA.

SANTA CRUZ GLORIOSA

Desde la eternidad

la señal del Hijo del Hombre,

el regalo de amor

de la Santísima Trinidad a la humanidad.

 

15 de agosto, día de la Asunción de Ntra. Señora a los Cielos.

 

A san José, padre y protector de la Sagrada Familia, y de las nuestras.

Lo que él pida, el Cielo y María nada le niegan.

“La palabra era la luz verdadera

que ilumina a todo hombre

que viene a este mundo.

 

En el mundo estaba,

y el mundo fue hecho por ella,

y el mundo no la conoció.

 

Vino a los suyos,

y los suyos no la recibieron.

 

Pero a todos cuantos la recibieron

les dio poder de hacerse hijos de Dios,

a los que creen en su nombre;

los cuales no nacieron de sangre,

ni de deseo de carne,

ni de deseo de hombre,

sino que nacieron de Dios” 

(Evangelio de san Juan cap. 1 versículos 9-13))

  • Alabado sea el Padre, alabado sea el Hijo y alabado sea el Espíritu Santo.
  • Yo Soy el Mendigo del Amor, y llamo de muchas formas a la puerta de vuestras almas; si en el primer toque  no me reconocéis porque me oculto empleando un lenguaje misterioso y vivo como es el silencio, buscadme como la madre busca al hijo que se ha perdido; si yo me mostrase antes de haberme buscado ¿qué mérito tendríais? Yo no valoro el éxito de vuestra búsqueda sino la intención con la cual la  hacéis.
  • Por voluntad divina, que es la misericordia misma, deberéis colaborar con la gracia recibida. Sed fieles, pues a través de ella lucharéis por la Gloria de Dios, por vuestra salvación y por la de vuestros hermanos. Confiad en Mí, y en atención a unos pocos, abreviaré el tiempo de la tribulación. Unid vuestras fuerzas a mi fuerza, vuestra oración a mi oración, y vuestra libertad a mi voluntad, así se convertirán en omnipotentes. No temáis, no desfallezcáis por las adversidades, están puestas para vuestro bien aunque no lo entendáis; forman parte del plan divino, pues no se cae ni un pelo de vuestra cabeza sin mi consentimiento.
  • Yo camino a vuestro lado, incluso delante de vosotros; poned vuestros pies en mis pasos, Yo supliré lo que os falte; confiad en Mí, no os dejéis guiar por el sentimiento, todo el mérito está en vuestra  Yo nunca os he abandonado y tampoco  lo haré  cuando más me necesitéis. La fidelidad pertenece a Dios.
  • Yo os digo: “La cruz no es un camino, es el único camino”. Para vuestra santificación, seréis purificados como oro en el crisol con vuestras miserias, que es lo único que os pertenece; ellas serán dejadas como pertrechos en el camino de la tribulación; demostrad ser dignos del tiempo nuevo que Dios en su bondad os ha preparado desde la eternidad, para vosotros y para vuestros hermanos. Cuando hacéis el bien o el mal, este repercutirá en todo y en todos, y no sabréis el alcance que este tendrá. A los que aún se retrasan, para que lleguen pronto, expiad por ellos como Yo lo hice antes por vosotros; sin crucifixión no habrá resurrección; la grandeza de vuestras almas no estará en el éxito de vuestras obras, consistirá en un gran amor.
  • Yo, vuestro Dios, soy un Dios todo poderoso, capaz de sacar de los males bienes y cubrirse de gloria a costa del mal. Dios es bueno y justo, por eso reclama lo que es suyo a vosotros, los hijos de Adán.
  • Miro hacia el horizonte en todo momento y lugar, soy el Amor y nunca me canso de esperar; pero ahora vosotros esperad al amo de la casa con la luz de la Cruz Gloriosa encendida, con el aceite de la oración, el ayuno, el sacrificio, la penitencia y la confianza, para que también así vuestros hermanos perdidos en el mundo se acerquen a la luz de la Cruz, incluso a los que aún no la conocen. No los rechacéis, así como Yo nunca rechazo un corazón contrito y humillado, soy Yo quien les ha llamado y, a pesar del ruido, han distinguido mi voz en su corazón, grande es su mérito, y si no conocen a Jesús, decidles que Yo soy el Amor. Su verdadera madre María está esperándoles llorando de alegría, no los despreciéis, ya vienen, pues estáis en una gran batalla donde la recompensa es vuestra alma; no olvidéis que a ellos también los trae María,  que  es su madre y ¿qué no hará una madre por sus hijos?  Yo, Jesús, no quiero que a pesar de la tribulación se pierda ni un alma de las que el Padre me ha entregado. Soy el Buen Pastor, dejo las noventa y nueve  y voy a buscar  la que me falta; las tinieblas cubren prácticamente todo, se hace de noche, ayudadme a reunir mis ovejas con la luz de la Cruz Gloriosa, regada con la oración, el sacrificio y la penitencia, para que dé sus frutos de conversión y perseverancia, que son gracias de la Divina Misericordia en el eterno presente de Dios.
  • En este tiempo de tribulación os suplico que me pidáis la fe que mueve montañas, en ello pruebo vuestra fidelidad; la esperanza contra toda desesperanza, en ello pruebo la fuerza de vuestra paciencia, que ella todo lo alcanza; y una gran caridad hacia Mí, hacia vosotros y hacia  vuestros hermanos, en ello pruebo vuestro amor. Yo sé que solos no podéis, pero unid vuestra voluntad a la mía y con ello obtendréis una gran fuerza, la omnipotencia de todo un Dios, y esta dependerá siempre de vuestra confianza en Mí, ¡Quién como Dios, nadie como Dios!
  • Sed humildes, pues en la humildad está la verdad; mis gracias descienden a estas almas de una manera especial, recordad que la virtud más grande de María fue la humildad, en el infierno no hay ningún alma humilde.
  • Estad serenos para transmitir serenidad, nadie puede dar lo que no tiene, y aprovechad las gracias que Dios os da en este tiempo de confusión, donde el mal lo cubre casi todo; aún tenéis a vuestros sacerdotes, que con el sacramento de la Penitencia os reconcilian con Dios fluyendo mi misericordia como canales a través de ellos,  celebrando los sagrados misterios. Aún os dan el pan bajado del cielo, alimento espiritual para que no desfallezca vuestra alma, haced adoraciones eucarísticas con gran respeto, cuidad del pan bajado del cielo, pues en él estoy Yo realmente, probando la confianza y el mérito de vuestra fe; cuidad de mis santos sacerdotes, que  entre muchos, por elección  divina del Espíritu Santo, son mis hijos predilectos y  muy amados de María, son el mismo Cristo en la tierra. Os lo repito, sin mis hijos predilectos no tendríais sacramentos ni mi gracia, amadlos, cuidadlos y protegedlos como si fuese Yo mismo, os lo mando, ya que sois siervos del Señor y esclavos de María. El Padre os ha enviado a ellos y a vosotros con una misión de amor a este mundo, pero recordad que no sois de este mundo.
  • Sed astutos, y no sigáis el sonido de las campanillas ni de las luces de colores que Satanás os ofrece conformando vuestra voluntad a su pérfida intención; él solo ofrece lo que tiene: odio, maldad, veneno y muerte. Huid de la soberbia espiritual porque es engendrada por el mismo Satanás, continuad la transmisión de la fe a través de la familia, que por eso es tan atacada hoy. Permaneced en mi voluntad, que es la misericordia misma; permaneced en la tradición de la iglesia para no ser confundidos ni defraudados; seguid la verdad del evangelio pues es vital para la fe; invocad al Espíritu Santo a través de la oración, el ayuno y  el Santo Rosario;  llamad a mi Madre y al glorioso san José, a los santos Ángeles, a san Juan (precursor de Cristo), a las benditas almas del purgatorio y a los santos y santas del cielo, pues muchos regaron con su sangre  la cruz para que diese su fruto en el presente eterno de Dios. Porque sin cruz no hay gloria, convirtiéndola  en la Santa Cruz Gloriosa ; todo el cielo está deseando ser llamado por vosotros, ellos os aman y están esperando vuestra llamada.
  • No os demoréis pues el tiempo apremia; construid con vuestras manos la Santa Cruz Gloriosa porque cuando no tengáis sacramentos, deberéis  recordar el significado que tiene para el cristiano la veneración de la Santa Cruz  el  Viernes Santo . Yo pondré mi llamada en el corazón de los hombres, incluso en el de los que no me conocen. Yo no rechazo un corazón contrito y humillado que se dirige a Mí con confianza; no los rechacéis vosotros tampoco. Reuníos al pie de la cruz y con el rezo del Santo Rosario, estad a la escucha de la inspiración que, como guía, Dios os envía para pasar este tiempo de tribulación. Nadie saldrá en soledad de este tiempo de maldad, confusión y muerte, que a Satanás se le ha concedido;  tendréis que aprender a vivir en comunidad, cosa que no sabéis, y a soportaros unos a otros por amor.
  • Mirad a Moisés, y cómo fue rescatado el pueblo de Dios; leed el Éxodo donde Dios se cubrió de gloria a costa del faraón, y que fue escrito para estos tiempos. Ahora Dios, en esta tribulación mundial, se volverá a cubrir de gloria a costa de Satanás, pues su orgullo es tan grande que no sabe que siempre ha estado trabajando para Dios. Dejad a Dios ser Dios, pues Dios todo lo hace bien.
  • La cruz hace huir al mal, por eso Satanás y sus esbirros la odian y la temen; la atacan a muerte, pues ni conocieron ni conocen lo que es la piedad; su mundo está gobernado por el odio. Vosotros en estos tiempos  sed pequeños y humildes, orad y ayunad en todo momento y lugar, y recordad que Dios gobierna todo, pero la oración gobierna a Dios.  La protección y  fuerza vienen de Dios; lo importante no es que vosotros me amáis a Mí, sino que Yo os amo a vosotros. Vuestra Madre y Yo caminamos junto a vosotros, todo un Dios os acompaña. No temáis por el cuerpo; esta guerra no es por el oro y la plata, es por la recompensa de la eternidad de vuestras almas. Ni en esta vida ni en la otra entenderéis el amor infinito de Dios por sus hijos; la Misericordia divina no se os da para entenderla, sino para aceptarla, agradecerla y venerarla, Dios es amor.
  • Yo haré aparecer la Cruz Gloriosa en cielo, esplendorosa, brillante e impoluta como mi propia gloria; todos, hasta los ciegos tanto de carne como de espíritu, la verán; su luz traspasará todo corazón, alma y espíritu. Dios os concederá la gracia de entender la señal del Hijo del Hombre y por qué el amor deberá ser amado; el velo que la velaba será quitado y sin tocar un ápice de vuestra libertad vendréis a Mí. Yo esperaré vuestro  sí, ni siquiera miraré vuestros méritos; este es el sí de un consentimiento   que espero desde la eternidad y mi Cruz Gloriosa os justificará en todo momento y lugar, porque el amor es la fuerza que mueve las almas y el mundo. Dentro del plan de la redención de Dios, Yo soy el amor y el amor tiene que volver a ser amado por los hijos de Adán; a los que sentís resonar las humildes palabras del  Mendigo de amor en vuestro corazón, confiad y actuad pues Dios es fiel y Él todo lo hace bien.

EN DIOS ESTÁ LA PAZ Y EL AMOR

victor deus est

et crux mea

gloriosa vincet.

Dios es vencedor,

mi Cruz

Gloriosa vencerá.

AMÉN

+

SEGUNDA PARTE

Construid

la Cruz Gloriosa.

Abrid con la llave de la victoria.

Levantad el báculo de la cruz

y encended su luz gloriosa

Mi Madre os dijo: “Haced lo que Él os diga”,  y Yo os digo:  “Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que Yo os mando”.

Tres son las personas de la santísima Trinidad, y tres son las cruces, que Dios desea entregar al mundo;

-La primera, la Gran Cruz de 738mts., que ha sido pedida a Mi Iglesia y representa el amor de Dios Padre por sus hijos.

– La segunda, la Cruz Gloriosa de Amor de 7.38mts. , que ha sido pedida a los hombres y representa todo el amor de Dios Hijo a la redención, porque sin crucifixión no hay resurrección.

-La tercera, La Cruz Gloriosa de la Victoria, luz , báculo y llave que abre el camino hacia los nuevos tiempos, de 1,23mts. Y ha sido pedida a aquellos que han sentido en su corazón, la llamada del Mendigo de Amor, y representa al Espíritu Santo, que con la inspiración atraves de sus dones, será el guía en esta gran tribulación.

Construid y levantad con vuestras manos la Cruz Gloriosa, es una advertencia; pero también es locura y escándalo para el mundo, pues ¿quién entiende que por la cruz le place a Dios salvar el mundo?

Si no construís las cruces y oráis por vuestra falta de fe, cuando no tengáis la facilidad actual de los sacramentos, ¿qué os quedará?, vuestra fe desfallecerá,  Satanás se os apoderará y él, con el sonido de sus campanillas, os velará los ojos, os quitará la fuerza y, finalmente,  os inoculará su veneno para paralizaros; y  en vuestros pensamientos quedaréis inutilizados para hacer la voluntad de Dios, que es la misericordia misma. Luchad y venced la pereza, la apatía, el desánimo y todos los venenos que trae Satanás. En vuestro corazón tendréis que dar lo mejor de vosotros mismos, donde la moneda de cambio no será oro ni plata sino amor a cambio de amor, porque  un mundo sin amor no sobrevivirá.

Os suplico no rechazar la Cruz Gloriosa; Construid lo mandado  y respetad sus medidas pues en ellas va la grandeza de Dios.

  • Construid la Cruz Gloriosa que fue pedida a mi iglesia, respetando la altura del Gólgota sobre el nivel del mar (738 metros.) porque ahí fue donde Jesús reconcilió al mundo con el Padre. No empleéis ni la sabiduría ni la reflexión y escuchad la locura del mensaje por el cual a Dios le complace salvar el mundo, no seáis como los judíos que piden signos. Llegó el momento de derramar mi Misericordia sobre los hombres, pero ¡ay de aquellos que me lo impiden y dejan al mundo en la ignorancia, qué gran responsabilidad se pone ante ellos! Mis palabras son duras y no para condenarlos, sino al contrario, para salvar a ellos y al mundo.

Este es el legado de mi cruz. Jesús, con la mano izquierda, aparta el vestido de su pecho.; de su corazón brotan rayos rojos y blancos; su mano derecha está tendida hacia nosotros.  “Las llamas de mi corazón me queman- dice Jesús- más que nunca las quiero derramar sobre cada uno de vosotros”. He aquí lo que prometo a la humanidad entera cuando conozca mi mensaje y lo lleve a la práctica:

– Suavizaré la amargura en que se hunde el alma de los pecadores.

– Multiplicaré las gracias en el alma de los sacerdotes, religiosos y religiosas porque a través de ellos ha de ser conocido mi mensaje.

– Guardaré junto a mi corazón las almas piadosas y fieles pues ellas me han confortado en el camino al calvario.

– Derramaré  rayos de mi gracia  sobre los paganos  en el momento en que conozcan mi mensaje.

– Atraeré a la unidad de la iglesia el alma de los heréticos y de los apóstatas.

– Recibiré en la morada de mi corazón a los niños y a las almas de los humildes, para que guarden un afecto especial a nuestro Padre de los cielos.

– Concederé gracias de todo orden a los que, conociendo mi mensaje, perseveren hasta el fin.

– Aliviaré las almas del purgatorio; mi sangre apagará sus quemaduras.

– Recalentaré los corazones más endurecidos, las almas heladas y aquellas que hieren más profundamente  mi corazón.

– Prometo a todos los que vengan a arrepentirse al pie de la Cruz Gloriosa y digan cada día  la oración (1)  que les he enseñado, que en esta vida Satanás no tendrá más poder sobre ellos, y que por un tiempo de inmundicia, en un instante, se volverán puros y serán hijos de Dios para la eternidad.

Mi Padre, cuya bondad es infinita, quiere salvar a la humanidad, que está al borde del abismo. Por este último mensaje, tenéis que prepararos. Sabed que se cumplirá el mensaje, pero no sabéis ni el día ni la hora en que volveré glorioso.

  • Como el mensaje se demora por quienes tuvieron la obligación de darlo a conocer y el tiempo pasa, el Señor pidió a los hombres construir miles de cruces gloriosas de Amor a la centésima parte (7,38 metros de altura) para, con su promesa, protegerlos. “Construid millares de cruces pues ellas serán como la serpiente levantada por Moisés en el desierto; los brazos de la cruz os envolverán y cerrarán las puertas al mal. La cruz lo ahuyenta siempre”

Tengo elegidos a las personas que han de levantar cada cruz de Amor, incluso a los sacerdotes que las tienen que bendecir; ningún lugar será elegido por mano humana, todos estan elegidos por Dios y desde la eternidad.

  • Para todo hombre que ha sentido en su corazón la llamada del Mendigo del Amor, le digo: “Ven y sígueme” “No eres tú quien me ha elegido a Mí, soy Yo quien te ha elegido a ti”. Fui Yo quien te creé, te protegí, te probé y confié en ti, por eso te envío con una misión de amor a este mundo y te pido construir con tus manos  miles de Cruces Gloriosas de la Victoria, luz, báculo y llave  que abre los nuevos tiempos. Mirad cómo Dios probó con actos de fe a Adán, a Noé, a Abrham, a Moisés, a san José, incluso a María en la Anunciación, y a otros muchos personajes a través de la historia; y porque todos somos hijos del mismo Padre, démosle nosotros también nuestro sí en el acto de fe  que nos pide en este tiempo,  porque Dios escoge lo más pequeño para hacer ver que todas las cosas grandes vienen de Él. En la humildad de la cruz está su grandeza.

En la Cruz Gloriosa de la Victoria estará representada, la primera, segunda y tercera persona de la Santísima Trinidad, y en honor a Ella será de 1,23 mts. de altura, más 7 centímetros, correspondientes al remate de la cruz por donde se apoya en tierra, y quedarán diferenciados del resto. Porque siete son los sacramentos y siete son los dones del Espíritu Santo que entrelazados, son como las potencias del alma para caminar aquí en la tierra.

Los brazos medirán  23 centímetros cada uno, pues dos más tres son cinco. Si sumamos cinco más  cinco nos da diez, y diez son los Mandamientos de la Ley de Dios que rigen nuestro mundo.

El grosor de la cruz será de 4 centímetros, porque cuatro son los evangelistas que proclaman al mundo la palabra de Dios encarnado.

Las caras frontales de la cruz serán de color blanco, en honor a Jesucristo resucitado y en espera de su segunda venida.

Los lados laterales de color azul, en honor a la Virgen María, porque María siempre está junto a la cruz y  en la cruz. Ella también es corredentora.

El material de  construcción de la cruz deberá ser  noble y resistente para que  perdure  como testimonio de este tiempo,  para las generaciones futuras. El “Lignum Crucis” de Santo Toribio de Liébana es de “Cupresus  sempervivens”, es decir madera de ciprés, y significa la unión del cielo con la tierra; esta madera lleva unos componentes naturales de protección.

Si se desea,  en el centro de la cruz,  por donde se cruza   el stipes (palo vertical) con el patíbulo (palo horizontal), se podrá poner la imagen de ”Jesús en Ti confío”  (el Sagrado Corazón de Jesús). Y en la cara posterior, la imagen de “María Mater Misericordiosa” (Imagen de la medalla Milagrosa) con los dos corazones unidos y la vara de san José que fue el protector de la Sagrada Familia  aquí en la tierra; no olvidemos que “lo que él pida, el cielo y María nada le niegan.”

A la Cruz Gloriosa de la Victoria, luz, báculo y llave que abre los nuevos tiempos no es que le falte nada, pues ella aparecerá sin mancha y brillante en el cielo como señal de la segunda venida de Jesús a la tierra. Pero en este tiempo de apostasía que atravesamos, los hombres necesitan ver y tocar, y Jesús nos vuelve a decir: “Ven y pon tu mano en mi llaga, porque has visto has creído”, pues Yo te digo: ”No seas incrédulo sino creyente”.

Finalmente en esta llamada del Mendigo del Amor a nuestros corazones, a través de la Cruz Gloriosa de la Victoria, tendrán que ser bendecidas según la tradición de la iglesia por la mano del santo sacerdote, que en su corazón entenderá la fuerza de la cruz gloriosa y  que Dios, en su eterno amor, le habrá concedido esa gracia.

Dios exalta a los humildes

que lo esperan al pie de la cruz,

porque la grandeza de lo grande

está en lo pequeño.

(1) ORACION COTIDIANA

– Piedad, Dios mío, por aquellos que Te blasfeman, perdónales, ellos no saben lo que hacen.

-Piedad, Dios mío, por el escándalo del mundo, líbrales del espíritu de Satanás.

-Piedad, Dios mío, por aquellos que huyen de Ti, dales el gusto de la Santa Eucaristía.

-Piedad, Dios mío, por aquellos que vayan a arrepentirse al pie de la

Cruz Gloriosa, que allí hallen Paz y Alegría en Dios nuestro Salvador.

-Piedad, Dios mío, para que llegue tu Reino, pero sálvales, están a tiempo todavía, porque el tiempo está próximo, y he aquí que Yo vengo

… Amén…

Ven, Señor Jesús.

“Señor, derrama sobre el mundo entero los tesoros de tu infinita

Misericordia”

“VOS AMICI MEI ESTIS

SI FECERITIS

QUAE EGO PRAECIPIO VOBIS”

“Vosotros sois mis amigos

si  hacéis lo que Yo os mando”

“IESUS TIBI CONFIDO”

“Jesús en Ti confío””

AMÉN.

HIJITOS MIOS VOLVED A MI CORAZON.

Dic 09_99 Para someter nuestra carne y las pasiones desordenadas. Imprimir E-Mail
Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J.V.

Habla Dios Hijo,
Sobre: Someter nuestra carne y las pasiones desordenadas.

Hijitos Míos, Mi Vida es Amor. Yo he nacido entre vosotros para mostraros el Amor de Mi Padre y para traeros Su Luz al Mundo.

Estabais en las tinieblas, en manos de Mi enemigo y vine a vencerlo, al mostraros como él, ante Mi Presencia, ante Mi Palabra, ante Mis Obras, ante la Luz de Mi Corazón, no puede seguir actuando. Os he dado la Luz en el conocimiento del camino que debéis seguir todos vosotros. Os he dado ejemplo claro de cómo os debéis comportar unos con otros. Os he mostrado a Mi Padre y Sus Designios de Amor. Os he dado vida con Mis Enseñanzas. El camino sólo se podrá recorrer hasta el final con la negación de uno mismo, o sea, negación a todo aquello que se deriva de los deseos malsanos de la carne; debéis vencer a la carne y sus pasiones desordenadas con la ayuda de Mi Gracia, Gracia que proviene de Mi Padre y que todo lo envuelve.

Venid, hijitos Míos, al regazo de Mi Amor. ¿Por qué buscar la infelicidad, el desasosiego, el temor, la muerte espiritual al vivir en contra Mía, al vivir atacando Mis Preceptos, al vivir con odios y egoísmos, si podríais tener Paz, Amor, vida plena en Mi Padre al cumplir Su Voluntad?

Os hacéis bolas vosotros mismos tratando de encontrar secretos escondidos para alcanzar la felicidad del Mundo, felicidad sin bases firmes, que al romperse os traerán mayor tristeza y, sobre todo, soledad de corazón, ya que pusisteis toda vuestra voluntad en algo pasajero, algo sin futuro, algo superfluo. Aquellos que cimientan su vida, sus deseos, sus ideales de acuerdo a Mi Voluntad y a Mis Deseos de Amor sincero, pase lo que pase, subsistirán.

Habéis convertido una vida espiritual, en vida material. Vuestra misión en la Tierra es espiritual y os habéis dejado engañar por el mal al buscar lo material antes que lo espiritual. Os habéis dejado engañar por ése materialismo y convertís el recuerdo de Mi Venida a la Tierra, en un puro intercambio de regalos, sin tratar de profundizar en la Misericordia y en el Amor con que vuestro Padre Celestial os quiso regalar al permitirMe venir a la Tierra para lograr vuestra redención y apartaros de las fuerzas del mal que os tenían sojuzgados. ¿No os dais cuenta, hijitos Míos, en el error en el que estáis viviendo? Este tiempo de la Navidad, es tiempo de alegría, de agradecimiento, de amor fraterno espiritual, no material, recordando al Amor que bajó para ayudaros a salir de las tinieblas y del error en que se vivía.

Es tiempo de alegría, en donde ésa alegría se debe unir a la del Cielo. Alegría Divina, porque se os dio al Salvador y la Palabra de Dios. Al no profundizar en éste os estáis perdiendo de mucho. Lo tomáis todo muy a la ligera. ¡Es vuestro Dios el que se ha encarnado para traeros Vida, Luz y Camino de Salvación! ¡Es Su Misericordia y Su Amor, por todos vosotros, lo que por Su Humildad Infinita logra que Yo, Su Hijo, Me encarne para vivir entre vosotros!

Este acto de infinita bondad y de humildad, es poco agradecido, ¡todo un Dios haciéndose pequeñito para vivir con Sus hijos!

Vosotros os sentís alagados cuando un rey, un presidente, ó aún Mi mismo hijo predilecto, el Santo Padre, el Papa, caminan entre el pueblo, se dejan tocar, abrazar, saludar y, si recapacitáis, ellos, a pesar de su cargo, siguen siendo humanos, que también han bajado a servirMe. Siguen siendo pequeños, insignificantes. Yo, vuestro Dios, he hecho lo mismo, he bajado de Mi Trono Celestial a convivir con todos vosotros. Os dí sólo Amor, enseñanzas de Vida Eterna, curación de cuerpos y almas y no lo habéis apreciado, a tal grado vivís en el error y en vuestro Yo mísero, que no apreciasteis a vuestro Dios entre vosotros y me crucificasteis. Me he quedado con vosotros como alimento espiritual en la Sagrada Eucaristía y ni aún así, éste regalo de Mi Amor Omnipotente, apreciáis. Si pudiérais ver cómo Mis ángeles y los santos, ya en Mi Gloria, alaban, agradecen, venera, respetan Mi Santo Cuerpo en todos los Sagrarios de la Tierra si pudiérais verlos, vergüenza os daría por la forma en como Me tomáis, la forma en como Me tratáis.

Hijitos Míos, es Mi Presencia Viva, Divina, la que se ha quedado entre vosotros. Es el Verbo Encarnado que se ha quedado para daros vida espiritual y ayuda en vuestra misión terrena. Es el Amor Infinito en Su máxima humildad que se ha querido quedar entre vosotros, para que os sintáis acompañados, como lo estuvieron vuestros antepasados, que Me vieron, Me tocaron, Me escucharon. Yo Me he quedado a velar por todos vosotros y cada vez que Me tomáis, os doy nueva vida, ya que Mi Amor tiene tantas facetas, que aquél que Me busca y está Conmigo, siempre experimenta, en forma diferente, el tomarMe en la Sagrada Eucaristía.

Hijitos Míos, os pido una vez más, haced vida espiritual, de recogimiento, de unión sincera y amorosa entre Mi Padre y vosotros en ésta Navidad. Por favor, no dejéis pasar ésta fecha, en que se conmemora el Amor Pleno del Padre Celestial para con vosotros, en puro intercambio de regalos materiales, superfluos y, en la gran mayoría de los casos, hasta poco agradecidos, porque os dieron un regalo sin gusto ó inservible y así, lo que debiera ser una reunión de amor, de recogimiento y agradecimiento hacia vuestro Padre, termina en pleito familiar al recordarse odios, envidias, celos, rencores y egoísmos fraternos en las reuniones familiares.

Os repito, vuestra vida sobre la Tierra tiene una función de salvación y de enseñanzas de amor y no de obtención de bienes materiales ni de gozo humano simplemente. El vivir en el gozo espiritual, el vivir bajo la Voluntad del Padre, os dará un gozo inmenso de alma y cuerpo, gozo que nunca será igual, que sobrepasa y por mucho, al puro gozo carnal ó material.

Hijitos Míos, volved a Mi Corazón, volved al Amor que se ha volcado por cada uno de vosotros, al permitirMe venir a la Tierra a salvaros y para enseñaros la senda que debéis seguir para que regreséis a vuestro verdadero hogar en el Reino de los Cielos.

Compartid el gozo de Mi Madre, la Siempre Virgen María y de Mi Santo Padre de la Tierra, San José. Uníos a la alegría de los santos ángeles al verMe en el pequeño pesebre mostrando Mi Divinidad a todos aquellos de corazón sencillo y humilde que se acercaban a conocer a Su Salvador. Acercaos todos vosotros al pequeño pesebre, para agradecer, de corazón, a vuestro Dios, en Sus Tres Divinas Personas, pero éste acto tan grande, de Su Amor Divino, para con cada uno de vosotros al permitirMe venir a la Tierra a salvaros, a traeros la Verdad, a protegeros del mal y sus tinieblas. Os he traído la Luz, no la desperdiciéis. Os he traído vida, no Me volváis a matar. Os he traído el Amor Celestial que os enaltece y os hace verdaderos hijos de Dios, no os quedéis en el amor intrascendente e inservible de la carne, Yo os he dado Vida no busquéis la muerte, la cuál os acecha continuamente. Tenéis en Mí la salvación eterna, eterna, hijitos Míos. Recapacitad y meditad bien ésta palabra, vuestra vida terrena os puede dar vida plena eterna ó muerte dolorosa eterna.

Yo os busco a cada uno, muevo vuestros corazones de muchas formas para alcanzar vuestro arrepentimiento y vuestro deseo de salvación. No os dejaré morir e insistiré por vuestra salvación aún en el último segundo de vuestra vida, pero ojalá podáis comprender lo que Mi Misericordia de Amor significa. Sólo vuestra necedad y vuestra traición al Amor Verdadero os pueden dar la muerte eterna.

Buscad y pedíd en ésta Navidad, en éste Nacimiento de vuestro Salvador, la humildad de corazón para que podáis apreciar lo que el Amor Omnipotente y Eterno ha dado a toda la humanidad de todos los tiempos al permitirMe Mi Encarnación y Nacimiento entre todos vosotros. Meditad la escena de Mi Nacimiento. A pesar de la pobreza del lugar, la de Mis padres, la sencillez de los que ahí estaban y de los que Me visitaban, nada les faltaba, porque Yo llenaba todo. No es lo material lo que satisface al hombre, es la vida en Mi lo que lo plenifica. Cuando os abajéis, cuando os humilléis de corazón, cuando os hagáis pequeños y busquéis hacer sólo la Voluntad de Mi Padre, os encontraréis con los verdaderos tesoros que he dejado en vuestro corazón, tesoros que compartiréis entre los vuestros en vez de los regalos materiales y sin valor que ahora os intercambiáis.

Vivid en familia, pero en familia con la del Cielo. Buscar los bienes Divinos y no los humanos, que de nada os servirán para vuestra vida eterna.

Os espero, hijitos Míos, a cada uno de vosotros y os bendigo con todo Mi Amor, para que podáis pasar ésta fecha Divina, con las Gracias que de Mi Corazón brotarán para todos aquellos que Me las pidan y las busquen.

Vivid en paz, en amor y en el servicio pleno y desinteresado hacia vuestros hermanos, buscando su crecimiento espiritual y su salvación eterna y así Mi Próximo Advenimiento será bellísimo y glorioso, porque vuestros deseos de amor así lo lograrán.

Que Mi Paz y Mi Amor queden con todos vosotros y sus familias.

DIOS NO NECESITA AL HOMBRE.

Ana Garcia de Cuenca


Dios no necesita al hombre

Posted: 20 Nov 2013 03:57 PM PST

En Sueño Profético decían:

Dios no necesita al hombre, y el hombre Le guarda el tiempo y grandes ingresos que tenga.

Dios no necesita al hombre: ni a su espíritu, ni a su cuerpo. A su espíritu Aquí lo espera para darle este Sitio. Y a su cuerpo, ¿cómo va a necesitarlo Dios, siendo Creador de los dos mundos?

¡Dios no necesita al hombre!

Dios es Padre, y es Amor lo que les pide. Amor que el hombre Le niega cuando en el Prójimo vive, porque en la Tierra ésta es su vivienda.

¡Negar al Prójimo: a Él Le niegas!

Para esto quiere Dios al hombre: para que el hombre se quiera.

El hombre pone de intérprete al mal que existe en la Tierra, y enseña que se practique.

Desperté, oí:

Repetían muchas veces las palabras:
“Dios no necesita al hombre”.

El hombre Le exige a Dios
porque Amor de Dios no siente.

Dios, siendo Dios, no exige.
Dios pide Amor
para que vuelva a su Gloria
el espíritu que Él mandó.

Dios no necesita al hombre,
siendo Él el Creador.

A Él Lo busca el que sabe
que su Presencia ensució
con el maldito pecado:
mundo, demonio y carne.

El que odie esta presencia,
Dios ya sale a buscarle.

Dios no necesita al hombre.
Él lo llama,
pero su Amor va delante.

Primero te da la Mano,
para que tú te levantes.

***

Libro 20 – La Palabra del Creador – Tomo II – Pág. 176-177-178