MENSAJE PARA LA ARGENTINA.

MENSAJES URGENTE DE DIOS PADRE Y DIOS HIJO PARA ARGENTINA

Mensaje de Dios Padre a Gustavo

“… doy una oportunidad más a mi amada Argentina, LA ÚLTIMA. Mi pueblo amado se ha alzado en Mí contra, en desobediencia y rebeldía hacia todo lo que bueno que proviene de vuestro Dios; ha despreciado la vida que le he dado…. Pido al Clero argentino, a mis Obispos y Sacerdotes que hagan UN DÍA DE AYUNO Y PENITENCIA POR VUESTRA NACIÓN Y SU PUEBLO, UN DÍA DE SACRIFICIO PARA EXPIAR SUS PECADOS Y DE LOS SUYOS PORQUE LA HORA DE MI JUSTICIA ESTA SOBRE ARGENTINA.”

Domingo, 13 de octubre de 2012 a las 16:00 horas.

Buenos Aires – Argentina

“Hijo mío, doy una oportunidad más a mi amada Argentina, LA ÚLTIMA. Mi pueblo amado se ha alzado en Mí contra, en desobediencia y rebeldía hacia todo lo bueno que proviene de vuestro Dios; ha despreciado la vida que le he dado y la ha convertido en miseria, putrefacción y mortandad. Pide libertad y se ha soltado de Mi Mano Paternal. Vuestro Dios espera un instante más que sus hijos retornen arrepentidos y confiados sabiendo que los amo y perdono todos sus pecados. Cada vida que es maltratada, esclavizada y asesinada pide a gritos Mi intervención divina. Pido al Clero argentino, a mis Obispos y Sacerdotes que hagan UN DÍA DE AYUNO Y PENITENCIA POR VUESTRA NACIÓN Y SU PUEBLO, UN DÍA DE SACRIFICIO PARA EXPIAR SUS PECADOS Y DE LOS SUYOS PORQUE LA HORA DE MI JUSTICIA ESTA SOBRE ARGENTINA.

Mis sacerdotes, han descartado mis continuos llamados de misericordia para que retornen al camino de santidad y abandonen los placeres y gustos terrenales, cuantas veces he solicitado que estuvieran atentos a Mi rebaño, pero se enmarañaron en las redes corrompidas por satanás, redes del mundo que los atan fuertemente, quitándoles la capacidad de moverse.

¡Mírense en que estado se encuentran en la actualidad, abran sus ojos y miren con mucho cuidado y se darán cuenta de la situación de Mi Iglesia amada: desorden, caos y prostitución, colmada de vejaciones y ultrajes, Mis preceptos, doctrinas y Mis Sagradas Escrituras son pisoteados como se pisa la basura en el camino. Vuestra nación fue fundada católica y hoy es tierra de rituales paganos y humillaciones a Mi Amado Hijo en los tabernáculos. A través de los años he observado a Mi amada tierra como la sangre de mis criaturas, hombres, mujeres y niños iba manchando y tiñendo las cosas buenas dadas por Mi Mano. Año tras año, hombres ambiciosos llevaron muerte a esta tierra usando y mancillando Mi Santo Nombre, cuando debían evangelizar con amor y no con sometimiento y muerte. Mi pueblo cristiano fue evangelizado en el tiempo con desprecios y aborrecimientos hacia sus semejantes, su altanería y orgullo lo han elevado sobre sus vecinos como la Torre de Babel, arrogante y desafiante a Dios Todopoderoso. Mi pueblo rehúsa Mis dones y gracias que deposito en sus manos, especialmente en mis sacerdotes, cuyo deber era velar y guiar a los gobernantes junto con sus habitantes por el camino de la rectitud y amor a Dios, pero todos, sacerdotes, gobernantes y pueblo se convirtieron en bestias salvajes y mal olientes por el pecado, persiguiendo a mis ovejas fieles que aún, con sus pocas fuerzas, hay entre mi pueblo rebelde. Pueblo que desea alejarse de Mi mirada cálida para sumergirse en las gélidas tinieblas de la noche.

Pido UN DÍA DEDICADO AL SEÑOR, si vuestras oraciones y ofrendas no son agradables a Mi Mirada y no llegan a pesar igual a la cantidad de atrocidades, errores y pecado en los cuales mi pueblo ha caído, dejaré actuar libremente Mi Mano de Justicia, el grito será escuchado y visto por el mundo. POR PEDIDO DE MI ESTRELLA MAS AMADA, MARÍA y de las almas fieles, que lloran, imploran y rezan frente a Mi Trono día y noche, entrego en sus manos una chance de evitar grande padecimientos que ustedes mismos han cosechado y hoy los frutos están maduros para ser lanzados sobre sus cabezas.

Las leyes de muerte ha sido proclamadas casi en totalidad, cuando envié a Mi Mensajero, Gabriel a hablarles por medio de mi pequeño niño, no fue una simple plática, sino advertirles cual sería el destino de sus vidas si continuaban con sus decisiones y planes oscuros.

No demoren mis sacerdotes amados, almas ungidas, en cumplir Mi pedido porque en el día de Juicio les presentaré las almas que dejaron perderse en el infierno por vuestra falta de compromiso y entrega sacerdotal.

Les repito lo que ustedes ya saben, cuales son las herramientas para el día expiación: SAGRADA ESCRITURA, AYUNO, CONFESIÓN, ORACIÓN Y EUCARISTÍA, QUE ES MI AMADO JESÚS EN LA SANTA MISA.

Hijos míos, si permito una oportunidad más después de ésta, la pérdida de las almas será mayor. ¿Acaso puedo permitir que las leyes infernales sigan su curso impunemente en manos de personas impías y corruptas, poniendo en riesgo la vida de los míos que todavía son fieles?. Cuando se atrevieran a legitimar la última ley mortal: EL ABORTO, entonces MI MANO CAERÁ CON DUREZA SOBRE USTEDES, mi pueblo argentino.

Mis mensajes no han sido leídos ni escuchados, lo poco que han leído no lo hicieron con el respeto que se merecen, solo por arriba, como un escrito más de unos locos suelos por el mundo. ¿No se dan cuenta que son mis mensajeros que hablan en Mi Nombre?. Cuando ellos se callen el mundo llorará y se golpeará el pecho. Almas mías, consagradas y gobernantes, veo todas vuestras acciones, buenas y malas, nada escapa a Mi Mirada poderosa, YO SOY EL QUE SOY, VUESTRO DIOS. Despierten del sueño profundo en el que han desfallecido y ROMPAN LAS CADENAS Y PACTOS CON LOS AGENTES DEL PRÍNCIPE DE LAS TINIEBLAS, LOS MASONES, QUE CON MENTIRAS Y VERDADES, TODAS MEZCLADAS HAN CAÍDO EN SUS TRAMPAS MORTALES DEL ENGAÑO. Lean el Evangelio y oren el Santo Rosario, arma emitida por Mi propia Mano y entregada a Mi hija amada, para que destruya y venza al enemigo y todas sus obras. El que es sirviente que lo sea con amor y espere por Mi Justicia que equilibrará la balanza, el que es amo sea amoroso con sus sirvientes porque Mi Justicia será implacable con las obras hechas a causa de esclavitud. Amado míos, no desprecien el tiempo, es corto, CREAN POR UN INSTANTE, ABRAN SUS CORAZONES Y ME BASTARÁ PARA CORRER EL VELO DE CEGUERA. Soy un Padre que implora hasta el último minuto. ¿También desaprovecharán esta oportunidad?. No sean como Sodoma y Gomorra que taparon sus oídos y corazones y vino sobre ellas el desastre y el dolor. ¿Ustedes también dejan solo a Mi Hijo Amado en el Monte de los Olivos?. Espero vuestra respuesta prontamente, lean este mensaje con el alma y espíritu, verán que es su Dios quien les habla.”

Mensaje de Jesús a Gustavo

“…finalizado el día de ayuno y penitencia, al día siguiente RECITARÁN LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA POR NUEVE DÍAS SEGUIDOS, LOS SACERDOTES LLAMARÁN AL PUEBLO TODO A IMPLORAN EL PERDÓN Y PIEDAD POR MÉRITOS DE MI PASÍON AL PADRE ETERNO, LA MITIGACIÓN DE SU JUSTICIA DIVINA, SOLICITARÁN LA AYUDA DE LA MARÍA, REINA Y MADRE DE LA MISERICORDIA, DE SANTA FAUSTINA, DE TODOS LOS SANTOS Y ÁNGELES DEL CIELO PARA LOS ACOMPAÑENEN Y SE ARRODILLEN FRENTE AL PADRE CELESTIAL. PIDO CON URGENCIA ESTE LLAMADO PORQUE EL TIEMPO PARA DAR UNA RESPUESTA, SE ACABA…”

Martes, 16 de octubre de 2012 a las 20:05 horas.

Buenos Aires – Argentina

“Hermanos e hijos míos, mi Padre Eterno no soporta más ver como sus hijos se desprecian y agravian mutuamente hasta el punto de querer revertir el orden natural de la vida humana y decidir quien vive y no vive. Analicen detenidamente si lo que hacen está bien porque con ese parecer van directo al padecimiento, la última ley es el hilo que marca el destino de la Nación Argentina. Los agentes del infierno se han camuflado en todas las filas de los órdenes de Argentina, políticos, científicos y económicos, todos apoyando la matanza de los indefensos y la desintegración definitiva de la familia, pero también controlan a mi Iglesia, a los cardenales y obispos del Primado Argentino, llamándolos al silencio ante tal atrocidad. Por miedo a ser acusados, perseguidos y quitados de las riquezas y comodidades del mundo se callan dejando que vidas inocentes sean arrebatadas de los vientres maternos. ¡Cobardes! Despierten de una vez y huyan de las garras de satanás, porque es preferible perder la vida en la tierra que en el infierno. Yo, Jesús, el Sumo Sacerdote los exhorta al profundo arrepentimiento y la súplica de misericordia, porque así como Soy infinitamente misericordioso también soy Justo Juez, si no cambian y desprecian los incesantes llamados del Cielo, desparramaré vuestros asientos y monedas como lo hice en el templo con los mercaderes. Mi Corazón Sangra al ver como mis almas consagras me dejan solo nuevamente en el Calvario, me acusan, me escupen y me desprecian llevándome nuevamente al Sanedrín, cuando hacen tales actos contra mis ovejas lo hacen conmigo. Mis amadas almas de toda la Nación Argentina, país rico por donde se lo mire, nación reservada para albergar al rebaño remanente, al pedido de mi Padre sumo uno más, finalizado el día de ayuno y penitencia, al día siguiente RECITARÁN LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA POR NUEVE DÍAS SEGUIDOS, LOS SACERDOTES LLAMARÁN AL PUEBLO TODO, A IMPLORAN POR EL PERDÓN Y PIEDAD POR LOS MÉRITOS DE MI PASÍON AL PADRE ETERNO, POR LA PRONTA MITIGACIÓN DE SU JUSTICIA DIVINA, SOLICITARÁN LA AYUDA DE MARÍA, REINA Y MADRE DE LA MISERICORDIA, DE SANTA FAUSTINA, DE TODOS LOS SANTOS Y ÁNGELES DEL CIELO PARA LOS ACOMPAÑENEN Y SE ARRODILLEN FRENTE AL PADRE CELESTIAL. PIDO CON URGENCIA ESTE LLAMADO PORQUE EL TIEMPO PARA DAR UNA RESPUESTA, SE ACABA.

Pido e insisto a todas las almas a que oren y escuchen cada clamor. Ah! Pobre de ustedes si no hicieren caso al llamado del Cielo!. Lloro por aquello que sucederá si deciden mirar para otro lado como si nada va a pasarles. Muchas almas gritarán desesperadas, las madres y padres llorarán, el hambre será un látigo para la nación y la naturaleza desatará su enojo sobre las cosechas y sembrados como en los poblados. ¡Tantas veces han sido advertidos por mi Madre y no han escuchado!.¿Qué debo hacer para que crean?. No esperen para cambiar cuando sea demasiado tarde, aprovechen este último instante, confiesen sus pecados, ayunen, concurran a la Santa Misa y encuéntrenme que deseo hablarles y tomarlos de la mano y conducirlos al verdadero reino de paz y amor. Mi Amada Madre corre de un lado a otro, y cada vez son menos las almas que la escuchan y desean recibir su mensaje, ese mensaje Soy Yo amados míos, vine al mundo para salvarlos e invitarlos a restaurar el reino, juntos amo y criatura, pero están enceguecidas por las piedras preciosas falsas de satanás, pero pronto sacudieré al mundo con Mi Señal de Victoria en el firmamento, entonces sabrán que realmente existo. Corran amado pueblo y pidan a sus sacerdotes que escuchen Mi pedido, así los echen o desprecien, con solo ese acto habrán salvado vuestro destino, vuestras lágrimas no serán en vano. Oren, oren, oren amados míos, se los pide vuestro hermano Jesús”

4 comentarios sobre “MENSAJE PARA LA ARGENTINA.

  1. Lo primero es dar gracias a Dios por su bondad revelandonos estos mensajes, y lo segundo es que quisiera saber mas de estos mensajes para Argentina y quien es la persona que recibe los mjes. Muchas gracias

    Me gusta

  2. 09-07-97

    Durante la Consagración:

    J. Argentina, eres Mi delicia.
    Ustedes todavía se aman.
    Argentina, prometo que florecerás (Salmo 103 – El Señor te colma de bendiciones).

    M. Hija, ¿puedes prometerme algo?
    F. ¿Qué es?

    M. Que nunca dejarás de rezar el Rosario.
    F. Te prometo.

    M. Con él conseguirás todas las gracias.
    ¿Confías en Mi Corazón Inmaculado, que es Fuente de gracias?

    F. Sí, confío.

    LIBRO DEJATE AMAR. DADO A FABIANA CORRARO.

    Me gusta

  3. El Señor se muestra en la Santa Hostia como un sol en todo su esplendor y María habla – Argentina
    Adoración al Señor durante la exposición del Santísimo Sacramento del Altar – 27 de mayo de 2010 –
    Catedral de San Miguel Arcángel – Ciudad de San Miguel (Partido de San Miguel). (18:00 horas)

    El Señor se muestra en la Santa Hostia como un sol en todo su esplendor; me habla y me pide que no lo deje solo, que le haga compañía. “Quédate hijo Mío, no me dejes solo, acompáñame aunque sea un instante, abrázame, quédate junto a mi este momento, sumérgete en mi Corazón porque tu compañía es un bálsamo y perfume de la flores mas bellas que recorren mi Reino junto con la brisa del Amor.”

    Luego, una visión se hace presente, se puede ver la separación entre un grupo de fieles orando y el Padre, pero entre esta separación se encuentra el Señor Jesús con Su Sagrado Corazón expuesto, el cual tiene una abertura en forma de puerta totalmente abierta y a través de la misma fluye un rayo de luz que se une con estas personas y haciendo de puente entre ambos (fieles y el Padre). Cuando veo esto, le digo al Señor que entrego mi corazón para aquellas almas que no creen, que son herejes y cismáticas, por aquellas que aún no conocen su Amor, para que el puente de luz, que es la Misericordia misma, se mantenga siempre entre estas almas y nunca se apague.

    En ese momento se presenta la Santa Madre bajo la advocación de Nuestra Señora de Luján y dice: “Yo soy tu madre, Yo soy la Madre de Argentina.”. La madona celeste cambia su manto y se transforma su manto en la bandera argentina y de pronto, éste comenzó a brillar tan fuerte, más blanco que la nieve. El brillo era tan fuerte que enceguecía la vista humana. La Madre vuelve a hablar: “Ves como brilla, así haré brillar a tu país”. El manto de la Santa Madre vuelve a ser el original, el de la Virgen de Luján, pero este estaba adornado como algo parecido a una enredadera con hojas bordadas en hilo de oro, cuya planta crecía con brotes nuevos e iban adornado el mano celeste de una manera delicada y de estos brotes nacían preciosas hojas doradas, de la cual una la luz del mismo color salía de éstas. Entonces la Santa Madre dice: “Hijo mío, esta enredadera que tu ves, son las oraciones de mis pequeños, de la cual hacen nacer y crecer nuevos brotes, que luego se transforman en hojas. Estos brotes son las almas salvadas y una vez que dejan entrar en sus corazones el Amor de Dios se transforman en hojas resplandecientes adornando Mi manto. Estas almas me pertenecen y las llevo a cada una de ellas conmigo por siempre, tengo derecho de reclamarlas como una Madre que cuida a sus hijos.”

    De pronto la visión cambia y se ve al demonio como una bestia negra con grandes cuernos, estaba tan enfurecido que destruye una imagen de material de Nuestra Señora de Luján, una vez hecho este tarea horrenda mira hacia el Cielo y se sonríe desaforadamente como desafiando a Dios. Pero cuanto este siente victorioso, se presenta la imagen viviente María de Luján con los brazos abiertos, resplandeciente y detrás de ella un gran sol, que es Dios Padre, de éste surge un fuerte viento pasando alrededor de la Virgen moviendo levemente su manto, pero remetiendo con fuerza indescriptible contra la bestia convirtiéndola en cenizas hasta desaparecer. La Santa Madre expresa: “Así, con un aliento destruiré su Reino”. Después, la Santa Madre se muestra con la bandera de Argentina en sus brazos y me pide que la acompañe en la oración que elevará al Padre: “Acompáñame mi pequeño a elevar las oraciones al Padre Eterno”. María levanta la bandera a lo alto y pide a Dios a que la bendiga y que limpie todas sus manchas: “Padre Eterno y Padre Mío, te ofrezco esta bandera de Argentina para que la purifiques y la limpies, no mires sus pecados sino el amor que aún hay en su pueblo. Aquí estoy Padre Mío, Tu pequeña como me llamas junto a este niño tuyo, tómala y haz de ella un lugar donde tu pueblo pueda descansar y alabarte por siempre.” Posteriormente, la Madre me da la bandera y me dice: “Te entrego esta bandera de tú país porque se te ha sido confiado, porque amas esta tierra tanto como Yo la amo, porque amas a cada habitante como Yo lo amo, con el corazón incondicional y desmedido. Cada alma de esta tierra se te ha sido confiada, ora junto a Mí por estas almas y su salvación; acompáñame e imítame para orar por Argentina. No te desanimes por tu pequeñez porque de ella haré grandes cosas, te iré instruyendo en la perfección más de lo que tu puedes imaginar.”

    Consecutivamente, se ve un fuego abrazador proveniente de Europa, un fuego que se desplazaba con gran velocidad consumiendo todo a su paso, ciudades, hogares, seres vivientes de todo tipo, el océano no lo detenía. La Santa Madre en tamaño gigante estaba parada sobre Argentina, mientras este fuego esta por arremeterse contra el país, María extiende sus brazos en ambos costado de su cuerpo y el fuego se detiene como si no lo dejara avanzar una fuerza invisible, el fuego empuja pero no puede penetrar los límites de esta tierra. La Reina del Cielo dice ante tal escena: “No permitiré que las fuerzas del infierno prevalezcan sobre esta tierra, ella me pertenece, Yo Soy la Reina y Soberana de todo lo Creado, Soy la Señora de este suelo, pero deberá pasar por la prueba de purificación porque a través del dolor y sufrimiento es como se acerca al Padre y de este modo, el hombre ve su condición imperfecta de su alma. Te he mostrado a través de los sueños y revelaciones los que sucedería para este país si no cambiaba, pero no supo ver las señales y por lo tanto, aunque me cause mucho dolor, lo previsto sucederá”. Terminada esta imagen, se observa a una gran multitud con banderines celestes y blancos agitándolos con entusiasmo y alegría, cantaban y aplaudían, lo hacían frente a una gran imagen viviente de Nuestra Señora de Luján colocada sobre un pilar, caía sobre ella papel picado y la Santa Madre sonreía felizmente.

    La imagen de Nuestra Señora de Luján cambia a la Virgen del Pilar y dice: “Yo Soy la Virgen del Pilar, donde todo mis hijos cansados y abatidos pueden encontrar un lugar donde sostenerse y descansar, como una columna firme e indestructible sostengo y sostendré a este país. Que todos los hijos de esta tierra bendita vengan a Mí, a una Madre que los mantiene en pie en estos momentos decisivos que se están desarrollando sobre la tierra, momentos en que la humanidad está decidiendo su destino, de un lado o del otro, con Dios o con el enemigo. Por lo tanto, este país al ser parte del mundo no está exento de los azotes de muerte del príncipe de las tinieblas y de su ejército que se ha infiltrado en su pueblo. Los agentes de maldad ya están ocupando sus lugares para entrar en acción sobre mis elegidos, pero como Dios ve en lo íntimo y en especial en los corazones, me anticiparé a cada uno de sus movimientos haciéndolos caer sobre sus propias trampas que han perpetrado hacia mis pequeños hijos, de tal manera que iré desgastando sus fuerzas hasta dejarla en un estado de despojo. Pero esta derrota que irá sufriendo el enemigo, será a través de mis pequeños e insignificantes en los cuales el adversario se alza victorioso, esa victoria será su derrota, hijo mío. Debes saber que los enemigos están a punto de dar su jugada final en el tablero de esta guerra del final de los tiempos causando un gran dolor sobre mi pequeño rebaño, pero no teman que no permitiré que nada les pases, porque los mismos Ángeles los protegerán de toda acción destructiva de Satanás. Los gobernantes de tú pueblo han entregado sus almas al señor de la muerte a cambio de poder y de un buen nivel de vida, llena lujos, sumergidos en el lodo del pecado. Pero esta entrega está acompañada con la entrega de cada unas de mis pequeñas almas de Argentina, haciendo de ellas muertos vivientes. El tiempo se acaba para corregir el daño hecho, porque mucho se les pedirá ante el Trono Celestial. Que los gobernantes se arrepientan y reparen por cada pecado cometido sobre este suelo del Señor, Mí Hijos Amado, porque sus descendientes perecerán por tales actos. Arrepiéntanse gobernantes, porque de no hacerlo permitiré que las fuerzas enemigo se vuelquen sobre Ustedes y sus destinos se sellarán en el fuego eterno donde no hay retorno y será tarde para dar un paso atrás. Hijo mío, que los gobernantes sepan que el lugar en el que se encuentran hoy, es porque Mi Padre Eterno lo permite, así como lo dijo Mi Hijo a Poncio Pilatos en el sanedrín, hoy quiero hacerles llegar las mismas palabras de dos mil años atrás para que recapaciten por las almas que se les han confiando y que en vez de conducirlas a la vida santa, las llevan a la perdición eterna mediante engaños, mentiras y estilos de vidas inexistentes a través de los medios de comunicaciones y del consumo. Han enceguecido a mi pueblo y lo han convertido en mansas ovejas directo al matadero, pero tengan cuidado porque estas supuestas mansas ovejas se pueden volver lobos feroces y todo lo que ustedes han creado con intensiones deshonrosas pueden volverse en su contra con la misma fuerza que lo han hecho sobre estas almas. Yo Soy la Dueña y Señora de Argentina y Mis palabras son verdaderas porque Soy la Virgen Fiel del Señor. Por lo tanto, los insto a que abran sus ojos y huyan de las garras afiladas del enemigo y rescaten a mis pequeños de las redes mortíferas que han colocado encima de ellos, redes de prostitución, droga, promiscuidad, mentiras, vanidades, orgullo, modas, dinero, consumo, homosexualidad y de la cultura de muerte que han instalado para quedarse en la misma sociedad en la cual viven. Cultura vacía y sin Dios. ¿Cómo se atreven en maltar a estos pequeños y privarlos de las maravillas del Cielo?. Pobre de Ustedes mis pequeños hijos, porque el llanto en el fuego que nunca se apaga será eterno. Para vuestro bien, me he manifestado y lo sigo haciendo en tantos lugares de Argentina, en ningún otro país me mostrado con tantas señales, pero esta señales son para los que Ustedes despojan en la miseria y aborrecen, para los débiles e indefensos, para los que no tienen voz o para los que claman a sus puertas y no los escuchan, porque el verdadero conocimiento que viene del Cielo ha sido preparado para ellos, no para los soberbios y duro de corazón. Regresen y miren en sus corazones, allí está mi Hijo Amado llamando a sus puertas, ábranle y déjenlo entrar, limpien sus casas y dejen lugar para el dador de la vida, no lo dejen afuera porque cuando quieran abrir para buscarlo ya no lo encuentren porque se habrá ido. Si hacen oídos sordos al llamado desesperado de esta Madre, que clama por Ustedes en Cielo, dejaré que la purificación se desate con poderío y el reine desorden. Pero desde ya les digo que para vergüenza vuestra, que se refugian en títulos de grandeza, será el pueblo quien les enseñará a gobernar porque a sabido escuchar los buenos consejos del Padre Eterno. Se verán humillados ante el humilde de corazón, ante quien Ustedes despreciaron y dejaron al amparo de las inclemencias del tiempo. Esto es un llamado del mismo Cielo pero no solamente a los gobernantes, sino también a mis sacerdotes predilectos, en particular a los obispos que tienen el deber de cuidar las ovejas de Mi Hijos, Jesús, el Pastor de pastores, de cuidar su rebaño hasta su venida. A los líderes de la Iglesia que dicen decirse católicos pero que en su interior han dejado penetrar a los agentes infecciosos del enemigo y se ha transformado en un cáncer que día a día va destruyendo lo bueno que queda en ella. Yo Soy la Madre de la Iglesia y como tal los llamo con insistencia a defenderla con valentía como verdaderos soldados de Cristo, que si es necesario darían sus propias vidas por tal causa, así como lo hace el pastor por sus ovejas antes el acecho de las bestias hambrientas. Vístanse de las armaduras del cristiano, renueven sus promesas y votos que hicieron ante el Padre, porque cada palabra será pesada en el Juicio de las Naciones, no mancillen el Cuerpo Santo de Mi Hijo, Su Santo Cuerpo personificado en la Santa Hostia, con acciones del llamado modernismo que quiere borrar todo vestigio de la Iglesia única y universal del Dios Viviente. Porque por vuestras cobardías en defender la verdad, hoy se enfrentan ustedes mismos como lobos sedientos de sangre por las cosas materiales del mundo, pero durante estos enfrentamientos arrastran con ustedes a mis pequeños y dispersan el rebaño de Mi Amado Hijo. ¿Qué más puede hacer esta Madre para la escuchen y vuelvan por el camino del Señor?. Si no escuchan Mi llamado será mi propio Hijo quien pedirá cuenta por sus acciones y será El mismo quien los acusará ante el Dios Eterno y nos los reconocerá ante la corte celestial y serán las almas que debían cuidar con celo y esmero como buen cristiano las que dictarán la sentencia. Arrodíllense frente al Santísimo y pongan sus cabezas en el suelo, pidan al Dios del perdón para que los absuelva de todos sus pecados. Denuncien a los agentes de la oscuridad, la masonería, como ha penetrado sus defensas y han dejado en que hagan de Mi Iglesia un terreno de prostitución y paganismo. Defiendan lo poco que queda en pie antes de que sea tarde, porque el enemigo es implacable; cuando se den cuenta y despierten a la realidad, dejará de Ustedes y de mi Iglesia, solo ruinas y escombros luego de una guerra. Vuelvan a las tradiciones y enseñanzas de los Santos, pidan al Espíritu de Vida, mi Esposo Espiritual los dones para ser verdaderos sabios en el Señor para conocer de antemano los posibles ataque del opositor, pero también pidan a mi fiel esposo, San José, para que los ayude a construir esta Iglesia que está casi en ruinas, que los ayude a reconstruir desde los escombro, así como lo hacía José que de la madera virgen iba dando forma preciosa en delicados muebles. Mis amados hijos, no se avergüencen de llevar los atuendos sacerdotales, porque son símbolos del camino elegido, no retrocedan antes la burlas y humillaciones que pudieran padecer porque Mi Hijo también las padeció y ya ven, el triunfó por siempre mediante un camino que hizo con la Cruz acuesta, haciendo más fácil para la humanidad transitar por este mundo. No teman mis amados, porque aquí hay una Madre que no descansa, que está en velas cuidando de Ustedes. Una Madre de madres que los ama y los espera con los brazos abiertos donde encontrarán consuelo y descanso. Sean niños y en mis regazo reposarán y ya no tendrán nada que temer, sino solo tendrán paz y felicidad eterna en sus corazones.”

    ¿Madre mía, como puedo hacer conocer estos mensajes?. Tengo tanto miedo que no sean tomados en serio y que se me diga que esto es solo una vaga locura. Temo tanto de fallar y que todo sea en vano. Te ruego Madre que me ayudes porque no me siento capaz de cumplir Tu cometido, me siento inseguro y lleno de dudas que hacen vacilar todo lo enseñado, me siento indigno ante tal tarea, te lo ruego Madre, ayúdame por favor.

    “Hijo mío, no te preocupes por hacer llegar este mensaje porque seré Yo misma quien lo conducirá a buen puerto y moverá los corazones a aquellas personas que deban recibirlos y sabrán en su interior que Yo te he enviado, sus corazones se conmoverán por cada palabra y confirmarán que es la Madre Eterna quien les habla. Se que tienes miedo de fallar a tan grande tarea, pero te recuerdo que fueron los pequeños los que hicieron inmenso al pueblo de Dios en la antigüedad, aprende de Noé, Moisés, David, Salomón y tantos otros elegidos por el Señor. Yo Soy tu madre protectora y seré tu maestra para lo que fuiste llamado y seré tu guía como la estrella de la mañana cuando llegue el momento que reine la oscuridad total sobre el mundo. Ahora ve y escribe todo lo hablado, no te afanes sino te acuerdas lo dicho, imprimiré en tu corazón cada palabra para que las escribas con fidelidad, Yo seré quien guíe tus manos, no temas, Yo estoy contigo.”

    Terminado este dialogo el Señor se presenta crucificado en el Santísimo Sacramento del Altar y dice: “Pronto los Santos y Ángeles te hablaran y te enseñarán en las cuestiones del Cielo, ve en paz”. Gracias Mi Señor, quisiera quedarme en este estado, junto a Ti pero debo volver a las tareas del mundo, cuando ansió estar ya en el Cielo, pero Tu Voluntad es otra y la acepto con total entrega, mi alma se estremece cuando la Divinidad se manifiesta. No llego entender como los hombres del mundo no se conmueve ante tal maravilla. Ahora me voy mi Amor Eterno, pero quédate junto con Tu Madre en mi corazón y háblame con dulzura como la miel más pura.

    Me gusta

  4. Mensaje de Nuestra Señora, la Santa Madre Dios y Madre de la Iglesia a Gustavo
    Llamado urgente de conversión para su pequeña niña, la Presidente de la Nación y a toda la Argentina.
    Buenos Aires, domingo 10 de marzo de 2013. (A las 09:30 frente al Sagrario)

    “Hijita mía, te habla vuestra Madre Celestial, la Siempre Virgen María, tú me conoces, pero hace tiempo que no recurres a mi como una niña en los brazos de su madre. El tiempo de conversión para tu nación, la cual esta bajo mi amparo, casi ha terminado, está a inicios de transitar el tiempo de la purificación. En tus manos se depositó una nación, su pueblo y todos sus recursos, pero con tristeza veo que mis hijos se matan unos a otros como bestias salvajes que nadie las detiene, son almas errantes, sin orientación, están perdidas. Los recursos y riquezas de mí amada Argentina son saqueados por naciones poderosas, naciones convertidas en parásitos que dejan sin vida a los países incapaces de defenderse. Todo permitido por vuestros gobernantes.. El pueblo llora por la muerte de sus hijos y seres queridos, la violencia es la reina de las calles, pero aún, todo lo que he predicho por medio de mis mensajeros, no ha llegado a su punto máximo. El Padre Celestial me ha dado un segundo de tiempo, es lo que le queda para Argentina, solo un segundo de oportunidad para el arrepentimiento, conversión y abrazo al Amor Santo. Pasado el segundo, la Justicia caerá con fuerza sobre las tierras argentinas.

    Amada niña, te veo tan sola, vuestros ministros y gobernantes, supuestos aliados son solo hienas y aves de rapiñas que acorralan a su pueblo hasta dejarlo exhausto y devorarlo sin piedad. Es lo que hacen, también, contigo pequeña mía. Abre tus ojos y despierta del sueño en el que te han hecho dormir, usan somníferos procedentes del infierno, tus supuestos leales y tus enemigos, realizan rituales dedicados a los demonios para esclavizarte y llevarte al camino de perdición.

    ¡Despierta mi niña!. Vuelve al camino que te enseñaron mis hijas, las hermanas y almas consagradas del Señor, recuerda lo que aprendiste y endereza el camino. ¿No ves que la lejanía y el abandono al Dios de la Vida, te deja indefensa, sin armas para protegerte de los lobos disfrazados de corderos?. Tu lo sabes, pero no quieres despertar porque el poder y el dinero te han enceguecido, deja el trono, ve y camina en medio de tu pueblo y verás la realidad existente, tus asesores te mienten descaradamente, han colocado humo nauseabundo a tu alrededor para poder dominarte y no dejarte ver. Ven hijita mía, ven a mis brazos y al Corazón Maternal, refúgiate bajo mi manto donde encontrarás seguridad, y una vez que estés conmigo te presentaré a Mí Hijo Jesús, tu Dios y Hermano, ambos te mostraremos aquello que tu no ves, aquello que han planeado los sin alma, para llevarte a la perdición con todo el pueblo argentino. Los agentes de satanás, los masones, te encarcelaron, te vigilan constantemente, si no cumples lo que ellos dicen, tu gobierno se destruye. Con ellos no se pacta amada niña. De todas maneras, amada niña, ellos te han usado como a otros gobernantes a través de la historia, para construir una vida ficticia, llevar al pueblo a la matanza y entregarlo al gobierno de satanás. Pero esta tierra, es la tierra elegida por el Padre Eterno para su Plan Divino, que pronto se manifestará en su plenitud. Él no permitirá que sea tierra de demonios y falsos dioses, sino tierra de paz, misericordia, amor y solidaridad. Ya no queda tiempo para volver atrás de lo que comparecerá para esta nación, pero sí hay un escaso tiempo para salvar almas, especialmente la tuya y la de tu familia. Te entrego mi Santo Rosario con las cuentas más bellas del Universo, esas cuentas conforman Mi Maternal e Inmaculado Corazón, Arca de la Alianza que cuida y hace conocer a sus hijos, el tesoro más bello la Santísima Trinidad, en Ella están las Tres Personas, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

    Ora, ora, ora por tus hijos, ora por la salud y cuidado de Máximo, mi pequeño. Es imperante su conversión y salvación, ora por mi diminuta y frágil niña, Florencia, mi delicada florecilla que necesita de la frescura del rocío del amor. Se cuanto extraña a su padre y cuanto te ama, en el silencio llora y desea abrazarte cuando está lejos de ti.

    Ama los que se te dieron en intenso cuidado, ámalos y vive cada instante, porque no sabes niña mía, cuando el Padre te llamará a Su Santa Presencia. Ora por ti, mi amada niña tan necesitada de la Divina Misericordia. Ora por tu salud porque está muy débil, tu entorno no dice la verdad de tu estado, ten cuidado de tus supuestos seguidores, no confíes en las adulaciones humanas, detrás de ellas se esconden los ángeles caídos. Ellos saben que esta tierra será el hogar del Rebaño Fiel, entonces harán su último esfuerzo para torcer el plan trazado por el Señor de la Historia.
    Llama al pueblo a la conversión, habla con la verdad y muchas almas serán salvadas. Es preferible que dejes tu vida terrenal diciendo la verdad y no mentiras. Aliméntate del amor de tu pueblo, que en definitiva es tu hermano, tu hijo, tu padre, tu madre, tu abuelo, tu abuela, toda una familia. Un rey es la personificación e identificación de su pueblo, es la cabeza de un cuerpo, si ésta se encuentra débil y enferma, el cuerpo decae y entra en estado de dolencia. Pero, si la cabeza está bien, fuerte y llena de vida, gozando de buena salud mental, física y espiritual en Dios Nuestro Señor, el pueblo se reflejará en su rey. Al estar saludable, verás aquello que otros no ven, tu accionar será con sabiduría y rectitud, verdad y justicia. Verdad en el amor de Dios, con un corazón de madre y de padre para dar soluciones a las necesidades de tu pueblo, especialmente la carencia del alimento espiritual. Un corazón de una madre y reina para dar caricias y buen consejo a sus niños en el momento adecuado, en la tristeza y en el dolor, pero un corazón de madre justa para corregir, cuando vuestros pequeños se desvían del camino verdadero. Para logar esto, amada niña, debes reconciliarte contigo misma, lograr y alcanzar el perdón, dejar todos aquellos rencores y odios del pasado donde pertenecen, al pasado, de nada sirven, solo conducen al alma a sumergirse en el barro del orgullo y egoísmo. Hija mía, no rechaces mis palabras que dicto a través de mi niño, quien sacrificó su vida por defenderte a ti y a tu esposo años atrás. Te suplica tú Madre Celestial, el Padre me ha dado la última chance de conversión para Argentina, a medida que el pecado avance sobre esta tierra, las almas fieles al Señor corren grave peligro de ser arrastradas a la perdición. Por lo tanto, si el pecado aumenta, con lágrimas en mis ojos y un Corazón sangrante debo decirte, si en el tiempo previsto no hubo un mínimo cambio en ti, el Padre te removerá del trono, ya que estás allí porque Él lo ha permitido, debes cuidar Su pueblo y no dejarlo a la deriva. Si bien es cierto que hay necesidades materiales y opresiones de los poderosos a los más débiles, lo material es secundario, solo es externo. ¡El pueblo está vacío por dentro, carente de vida!. ¡Urge el pronto conocimiento de los valores espirituales, amada niña!. Si no cambias, el Padre sacudirá tu trono y después de tu ausencia, el pueblo argentino entrará en el tiempo de purificación. ¿Piensas que todo lo que digo es mentira?. Soy la Patrona de Argentina, bajo la Advocación de la Inmaculada Concepción del Río Luján, que va hacia a ti para que abraces y reencuentres el camino de salvación que aprendiste en las enseñanzas católicas. Confiesa tus pecados, haz un acto de penitencia y enmienda los errores de tu vida y de tu pueblo, tú eres la responsable del pueblo. A saber amada criatura, tu amado esposo y pequeño niño, era merecedor del fuego eterno y tus sabes porque lo digo, pero por las oraciones de muchas almas víctimas y orantes, se evitó la pérdida del alma en el fuego eterno. De la misma manera, muchas almas, sin importar cuantos errores tienes amada niña, padecen grandes dolores y sufrimientos implorando tu salvación y la de tus hermanos. Se aproxima la hora para Argentina, y en ti recae la mayor carga, la salvación de cada alma. Cuando te presentes al Trono Eterno, el Hijo de Dios medirá cuanto amor pusiste en cada obra, medirá cuanto amor hubo en el cumplimiento del Primer y Segundo Mandamiento. Abandona todos tus bienes y entrégalo al pueblo necesitado, aprende de mi niña Evita, revisa su vida y aprende de ella antes de que sea tarde. No temas niña mía, porque un hijo de Dios nada teme, sino todo lo espera y confía en Su Infinita Misericordia, por más pecados que arena tiene el mar, si te arrepientes y arrodillas con un corazón contrito, nada se te negará. Mi Hijo amado te abrazará y te convertirá en un perla bella y brillante. Entrega cada una de tus acciones, desde que te levantas hasta que duermas, al Dios de la Vida y verás que liviana es la carga para el otro día. No cargues sola lo que no puedes llevar, no permitas que el orgullo te haga creer que eres omnipotente, solo Dios tiene tal atribución. El alma que se reconoce pecadora y diminuta, pero se confía en su Creador, se convierte con Él en creadora también. ¿Ves que maravilla?.

    La criatura deja de ser cumplidora y pasa ser hacedora junto al Divino Querer. Lee las Sagradas Escrituras amada niña, allí mi Hijo te enseñará a ser una reina justa y amorosa. Sobre tu espalda embarcas la vida de cada ciudadano. Corre a buscar un sacerdote santo y reconcíliate con el Señor, que es inmensamente compasivo y lento para el enojo. Despierta y corta las redes de engaño que tejió el enemigo en tu entorno. Como Nuestra Señora del Santo Rosario dejo mi Rosario para que sea tu escudo, tu protección y el camino de salvación que conduce al Cielo, a la Vida Eterna y como Madre de la Iglesia del Señor, te entrego los alimentos que nutren el alma, le dan vida, para ser verdadera hija de Dios al servicio de sus hermanos, que son las doctrinas y sus preceptos. Amada niña, cuantas veces mis enviados alcanzaron a tu esposo y a ti, sacramentales e imágenes del Señor y Mía. Solo se conmovieron un instante y luego se olvidaron. Esos regalos fueron enviados por Nosotros, los Sagrados Corazones, para llamarlos al sendero correcto, al sendero de luz. Apresúrate que tienes algo de tiempo, lo que vendrá para Argentina, vendrá y será por la obstinación de todos los gobernantes y de su pueblo, ya no puedo detener el brazo de Justicia, pero si salvar a las almas. No desprecies este mensaje, porque puede ser el último, si desechas el llamado celestial ya no habrá otro, pero si decides cambiar el rumbo de tu vida y de la nación, el Cielo abrirá su boca al ver que su niña desea escuchar las enseñanzas que provienen de lo Alto.

    El que desee ser el primero que sea el último. En este tiempo de Cuaresma y durante la Semana Santa, contempla como mi Hijo, siendo el Señor de Señores, se hizo sirviente de la criatura, lavó los pies de los suyos. ¿Tú harías lo mismo por tu pueblo?. El rey es uno con su pueblo y el pueblo es uno con su rey. Pido al pueblo argentino, a cada uno de mis niños, que oren por sus gobernantes, no caigan en críticas que destruyen y dividen, el que maldice a su hermano y hermana, merece que se le coloque una piedra en el cuello y sea arrojado al fuego que nunca se apaga, así lo ha dicho el Señor. Arrepiéntete pueblo amado, que si no oras por tus gobernantes, por tu salvación y la de ellos, no escaparás de la Justicia Divina, todo lo que se construyó con la mentira, el engaño y el derramamiento de sangre inocente, será tirado al suelo y convertido en polvo. Mira a tu alrededor Argentina mía. ¿Dónde está tu mano piadosa y caritativa con el más necesitado?. Das vuelta la cara, te avergüenzas del hermano pobre, enfermo y abandonado. Si das algo, lo haces por conveniencia y no por amor al prójimo, recuerda que en cada pequeño necesitado, es a Jesús a quien rechazas, es a tu Dios.

    Cuando Dios Todopoderoso haya hecho cumplir el tiempo previsto, solo se escucharán lamentos para las almas soberbias y viles, el hambre y la pobreza azotarán a la nación por largo tiempo, el rico será igual que el pobre, porque la carestía no mide condición social. La Iglesia de mi Hijo no escapará de Su mano y llorará desconsoladamente, al ver que todo lo que rechazó, se cumple. Pero luego del tiempo de purificación, la nación será entregada en manos de mis niños de los Triunfantes Sagrados Corazones y gobernarán con sabiduría y amor para el bien del prójimo, será una nación de amor y ejemplo para el mundo. Abre tu corazón pueblo mío y no hagas padecer más a tu Madre que tanto te ama. Gracias por haberme recibido en tu corazón, vuestra Mamá Celeste y Patrona de Argentina, María.”

    Nota: La Santa Madre pide que este mensaje sea dado a conocer sin demoras, por todos los medios posibles, que el escrito llegue a nuestra Presidente, urge la salvación de las almas. Unamos nuestras oraciones junto a María, así se salve o se convierta un alma, el Cielo habrá triunfado. Que Dios los bendiga y colme de abundantes gracias. Amén.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s