JUVENTUD…SOIS COMO SOMBRAS ERRANTES QUE CAMINAIS….SIN AMOR SIN DIOS. (JESUS)

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org . 2010

¡OH JUVENTUD REBELDE, VOLVED A MÍ, O PERECERÉIS!

Agosto 9 de 2011 – 8:30 a.m.

¡LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA JUVENTUD!

Hijos míos, paz a vosotros.

¡Oh juventud rebelde, volved a Mí o pereceréis!. Os hago un llamado a vosotros jóvenes que vagáis por este mundo, sin Dios y sin ley. Si continuáis dándome la espalda y haciendo caso omiso a mis llamados a la conversión, os aseguro que no entraréis por la puerta de mi Nueva Creación.

Me duele y entristece vuestra ingratitud para con el único y verdadero Dios que puede salvaros y daros la libertad; me duele ver cómo mancilláis mis mandamientos y mi Santo Nombre, me duelen vuestras blasfemias, soberbia, modas indecentes, tatuajes, rebeldía, pecados de la carne y vuestros bajos instintos. Sois como sombras errantes que camináis por este mundo de pecado, sin amor y sin Dios. Mi adversario os mueve como marionetas y os conduce como ovejas al despeñadero.

La falta de amor, diálogo, comprensión y carencia de Dios en vuestros hogares, os está llevando a la muerte. ¡Recapacitad juventud rebelde y dejad de pecar!; el cielo llora conmigo viendo perderse tantas almas y especialmente tantas almas de jóvenes; despertad y quitaos la venda de pecado que mi adversario os ha puesto, para que podáis ver la luz y el camino que os llevará a vuestra salvación. No sigáis caminando por el sendero ancho, pues éste conduce a la muerte eterna. Buscadme y me encontraréis y así como al hijo pródigo, os perdonaré y colocaré en vosotros nuevas vestiduras y haré una gran fiesta por vuestro regreso.

Mis jóvenes, vosotros sois la esperanza, volved a Mí; me desvivo de amor por vosotros, el cielo os espera. Si me decís sí, yo os salvaré. Laceran mi cuerpo, vuestras fornicaciones, me duele veros perdidos en la droga, en la música satánica; ¡ay hijas mías, cuánto dolor me produce veros destruir la vida en vuestros vientres, hacéis de ellos, sepulcros vivientes! Os pregunto: ¿Qué me responderéis mañana, cuando os presentéis ante Mí?. Yo soy la vida y ningún mortal tiene derecho a interrumpirla. Vuestra conciencia será vuestro peor juez; arrepentíos e implorad misericordia por vuestro pecado, pues la sangre de los inocentes clama justicia al cielo.

Os digo, jóvenes rebeldes, que el tiempo ya no es tiempo, no sigáis dándome la espalda, mi Aviso está cerca y es la última puerta de misericordia abierta; no sigáis malgastando el poco tiempo que os queda para ir en búsqueda de la maldad; acordaos que yo soy: El Camino, La Verdad y La Vida, vida que quiero daros en abundancia; ¿qué esperáis para volver a Mí?. Yo Jesús, vuestro Maestro y Pastor, aguarda por vosotros; si supierais cuánto os amo y sufro por vosotras, mis pequeñas ovejas rebeldes; recapacitad y volved a Mí, lo más pronto posible y os prometo que no me acordaré de vuestros pecados, por muy grandes que estos sean. Acordaos: A mayor pecado, mayor misericordia, si venís a Mí, con corazones contritos y humillados.

Buscad a mis ministros y no tengáis miedo, yo soy el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas, que abandona las noventa y nueve, por ir en búsqueda de la oveja perdida; apresuraos, no tardéis, porque ya la barca de mi misericordia está por partir, hasta el último segundo os esperaré. Os amo y no quiero seguir viéndoos perder. Soy vuestro Padre, Maestro y Amigo, Jesús de Nazareth. Dad a conoced este mensaje a mis jóvenes del mundo entero.

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org . 2010

4 comentarios sobre “JUVENTUD…SOIS COMO SOMBRAS ERRANTES QUE CAMINAIS….SIN AMOR SIN DIOS. (JESUS)

  1. Hermanitos del mundo entero, vusquen la sabiduria como quien busca piedras preciosas.
    Reciban esta oportunidad y no sigan pensando que un mobil, una computadora un partido de futbol, un concierto de musica satanica, o de regueton , una lipo, o unas estenciones en el pelo nos va a salvar la la vida y la eternidad.Nuesro PADRE CREADOR Y ETERNO NOS ESTA LLAMANDO A GRITOS. POR FAVOR CONCIENCIA ( HANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE)
    NUESTRO DIOS ETERNO LOS PROTEJA Y GUARDE. AMOR PARA TODOS.

    Me gusta

  2. Hola soy Lupita, queridos hermanos, no desespereis, buscas a la Madre, que ella con los brazos abiertos los espera para curar vuestras heridas y amaros como una madre sabe amar, renuncia a y ti mismo y date por entero a ella ,nuestra Santisisima Virgen Maria, ofrecele todo cuanto tengas, ponte en sus benditas manos y jamas te arrepentiras. Ora como El en el Huerto de los Olivos “Padre para Ti todo es posible: aparta de mi este trago, pero no se haga lo que yo quiero, si no lo que quieras Tu”. San Pablo dice: “Si nosotros pedimos algo conforme a su voluntad, El nos escucha y mas si lo haces a traves de Maria porque El nada a su Bendita Madre le ha de negar. El demonio te quiere quitar lo que tanto a El le costo, el dio su preciosa vida por ti, y por todos nosotros. Suplica a esta bondadosa Madre que te preste su corazon para recibir en El a su Hijo con sus propias disposiciones. Ella les ensena los caminos de la vida eterna, les hace evitar los pasos peligrosos, los lleva de la mano por senderos de la justicia, los sostiene cuando estan apunto de caer, los levanta cuando han caido. No temais , pues , ningun hijo de Maria sera enganado por el espiritu maligno, si ella os sostiene, no caeras. Dios los bendiga y la Virgen los guarde. Amen

    Me gusta

  3. MENSAJE ESPECIAL PARA LOS JÓVENES
    MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO NUESTRO DIOS DADO A TRAVÉS DE LA HERMANA GUADELUPE

    Guatemala, 1 de julio de 1989

    Amadísimos hijos míos, os bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Hijos míos, os habla Jesús de Nazaret el Hijo de la Virgen María, el Dios del Amor, el Dios que murió clavado en una cruz por amor a vosotros.

    Hoy hijos queridos, hablaré sobre la JUVENTUD. Yo siempre he hablado a mis hijos, les he advertido pero no me escuchan. Y en estos días tan oscuros y amargos, cuando la juventud no tiene una meta hacia Dios, porque los malos ejemplos les han quitado la fe, les ha tocado vivir una época dura y difícil, pues la mayoría de los jóvenes se mueven entre el vicio y los desvíos de una mala generación, y en su debilidad muchos también han caído. Buscan la felicidad y no la encuentran, y si alguna vez creen tener alegría muy pronto se les convierte en tristeza. Su amor nace y muere en un instante, porque hay tantas tinieblas a su alrededor, sus sentidos están embotados y su espíritu está reprimido en medio de tanta oscuridad y pecado. ¿Cuántos jóvenes han sucumbido y se han entregado al vicio a causa del mal ejemplo de los adultos?

    Yo os dije: “Es inevitable que haya escándalos (pecados), sin embargo, ¡HAY DE AQUEL POR QUIEN VENGAN! Mejor le fuera que le atasen al cuello una rueda de molino y le arrojasen al mar, antes que escandalizar a uno de estos pequeños.” (niños y niñas).

    Hijos amados, el reloj está marcando la llegada de la noche, pero la noche pasará y dará paso a un nuevo amanecer. Por eso hago esta última llamada a los jóvenes para que escuchéis y meditéis mis palabras, porque mis palabras son verdad y vida.

    Vosotros hijos queridos, habéis nacido en el siglo de la maldad suprema predicha por mí, por esto estáis en grave peligro si no estáis preparados para luchar contra los enemigos del alma. Pues serán días de tribulación tal como no la hubo desde el principio de la Creación que Dios creo hasta ahora, ni la habrá. Y si yo no abreviase esos días nadie sería salvo.

    ¡Pobre juventud si no está preparada! Desdichada juventud si seguís a los malos y cerráis vuestros ojos para no ver los males de los tiempos que os acechan. ¿Y cuáles son esos males? EL OLVIDO DE DIOS Y EL CULTO AL CUERPO. Sodoma y Gomorra fueron quitadas de la faz de la tierra por sus pecados y quedaron como un testimonio de que Dios sí castiga a los que olvidándose de su alma, destrozan con horrendos pecados su cuerpo. Muchos jóvenes siguen las máximas del mundo: “¡vive y deja vivir y no molestes con sermones, que quiero ser feliz, reir y cantar aunque mañana me muera!” ¿Y si vosotros morís adonde creéis que iréis habiendo muerto sin arrepentiros de vuestros pecados? El lugar que os corresponde si morís impenitentes será el infierno, para toda la eternidad.

    Jóvenes, hijos míos, si vosotros de verdad queréis ser felices, reir y cantar y utilizar el talento que yo os dí, debéis escuchar mis consejos, que son consejos que os llevarán a la felicidad eterna, a la felicidad verdadera, al verdadero gozo.

    En este mundo, por mucho que os afanéis, nunca conseguiréis la verdadera felicidad; pues la felicidad que existe en el mundo es falsa y corta. Es la senda ancha que al final os conducirá al infierno y allí vuestro penar y sufrir no tendrá fin.

    La palabra del mal se ha enseñoreado del hombre, la prensa, la radio, la televisión. Hay violencia en el cine, en la televisión, en la calle, en los hogares hay mucha violencia, pues padres e hijos viven en constante pelea.

    Por eso mi mensaje llamando a todos a la verdadera conversión debe ser escuchado por hombres, mujeres, niñas, niños y adolescentes, porque en ellos está la esperanza del Padre Eterno para formar la generación del amor, para formar a la nueva juventud, para darles el paraíso en el Reino de Dios.

    Escuchad mis consejos, para que estéis preparados y logréis entrar en el REINO DEL AMOR. Escuchad pues, hijos queridos, jóvenes. “De aquel día y de aquella hora nadie sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la aparición del Hijo del Hombre. En los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrebató a todos. Así será a la venida del Hijo del Hombre. Entonces, uno será tomado y el otro dejado.”

    El fin llegará repentinamente y uno será tomado y otro dejado. Por eso debéis estar preparados para este gran acontecimiento. Y en donde os encontréis yo iré en busca de mi oveja. Os digo, jóvenes, vosotros estaréis estudiando, otros trabajando, pero cuando digo que estéis preparados no quiere decir que lo abandonéis todo, sino que estéis preparados en que el estudio que adquiráis debe ser para redimiros no para condenaros. Y los que estéis trabajando en una profesión en donde pongáis en peligro el alma y la condenación sea segura debéis abandonar este trabajo. Si estáis estudiando una carrera inútil para vuestra salvación debéis abandonar estos estudios y estudiar otra de más provecho para el alma y que no perjudique vuestra salvación eterna.

    Si continuáis con una vida normal, tratando de evitar el pecado, rezando el rosario, llevando en vuestro cuerpo el escapulario y la medalla de la Virgen o mías y os colocáis bajo el manto protector de vuestra Madre Santísima la Virgen María, y seguís mis consejos, estaréis preparados para cuando venga la tribulación suprema, yo me acordaré de vosotros, os protegeré y ayudaré; pues sois mis hijos y os daré los medios para que esperen confiados mi Segunda Venida.

    Pero aquellos jóvenes en cuyos corazones y mentes exista únicamente el deseo de triunfar, de ganar dinero, fama y honores, porque os habéis propuesto triunfar, y vuestra meta es la riqueza y el poder a cualquier precio, tened cuidado, porque estos deseos son la ambición en toda su fuerza y la ambición es un lazo demoniaco, el más peligroso en estos tiempos.

    Cuidado jóvenes, pues por conseguir el triunfo, os olvidáis de Dios y os inmoláis en un ateísmo bárbaro. Que si en estos momentos el Padre Eterno os manda llamar y os llega la muerte como un ladrón a arrebataros todo, y por haber sido ambiciosos os olvidasteis de Dios, a la hora de rendir cuentas no llevaréis frutos ni en las manos ni en el corazón y por eso jóvenes, por no haber amado a vuestro Dios, lloraréis eternamente.

    Me dirijo también a aquellos jóvenes que han caído en el vicio y se revuelcan en el cieno de la inmundicia, del sexo mal entendido y mal practicado, el diablo ha hecho que vosotros os comportéis como animales ávidos de sexo. No entendéis que al entrar en el pecado de la fornicación, estáis pecando contra el sexto Mandamiento que dice: “No fornicar”. Y este mandamiento se dio a mis hijos e hijas para que con este pecado no se destruyeran ellos mismos; porque los que fornicáis, estáis destruyéndoos y destruyendo a otros y si vosotros pecáis y hacéis pecar a otros, habéis llenado de escándalos la tierra.

    Y vosotras jovencitas hijas mías, que desgarráis mi Corazón cada vez que a causa de vuestra lujuria os convertís en asesinas de vuestros propios hijos: Yo os pediré cuenta de estos pequeños que vuestra lujuria asesinó. Pediré cuenta porque en mi Primera Venida vine a entregarle a la humanidad Amor, pero en mi Segunda Venida vendré a traer mi Justicia. Si tenéis en vuestras conciencias este horrendo pecado, arrepentíos y haced penitencia porque vienen tiempos en que aquellos que no se arrepientan de sus pecados llorarán y se lamentarán.

    Os digo hijos e hijas que los pecados que más almas lleva al infierno en estos tiempos son los pecados de la carne.

    Cierto es que cuando venga la tribulación, muchos serán probados; porque el demonio ha puesto su horrible mirada en la juventud, pues son los que más le obedecéis y trabajáis para él sin muchos problemas.

    Muchos jóvenes están en mayor peligro, porque no sabéis la verdadera Doctrina que yo dejé para vuestra salvación; pues la que hoy el mundo conoce no es la verdadera Doctrina. Por eso tened cuidado, mucho mal se ha infiltrado en la Iglesia, mucho mal. Por eso os advierto, porque muchos de mis hijos sacerdotes se han ido detrás de los impíos y ahora en lugar de enseñar mi doctrina pura y santa, enseñan a los jóvenes doctrinas falsas que los desorientan y confunden más. El pecado ha aumentado porque mis hijos olvidaron predicar el verdadero Evangelio del amor a toda criatura, y a abservar todo lo que yo ordené, y yo ordené el Mandamiento del Amor; que mis hijos amen a Dios sobre todas las cosas, con todo su corazón, con toda su alma, y al prójimo como a sí mismo. Por eso mis verdaderos sacerdotes, deberán instruir a estos jóvenes, enseñándoles la verdadera Doctrina que yo dejé. Las madres, los padres y los sacerdotes que poseen la verdadera Doctrina que yo deposité en mi Iglesia, seréis los indicados para instruir a estos jóvenes en el camino de Dios para que no se pierdan.

    Yo me ocuparé de vosotros en el tiempo de la angustia y el dolor, pero para llevar a cabo este Plan de Redención, pido la colaboración de los padres y de las madres, necesito que ellos hablen a sus hijos de la verdad, del verdadero Dios. Pues los padres son los primeros educadores de sus hijos. Y a vosotros padres y madres os pediré cuenta de las almas de vuestros hijos, si hablasteis a ellos de Dios, si educasteis a vuestros hijos en la fe y en el amor a su Dios. A vosotros padres os pediré cuenta del alma de vuestros hijos, si se pierden y se van con el Anticristo. Vosotros tendréis que responder, si habéis pecado por haberlos abandonado y no haberlos educado en el amor y la fe. Pedid perdón, arrepentíos de vuestro pecado que es inmenso, ahora que todavía hay tiempo, ahora que os ofrezco mi perdón, porque después no escucharé.

    Arrepentíos y haced penitencia por vuestros pecados, padres y madres que habéis hecho con vuestra negligencia que vuestros hijos trabajen para el Anticristo, pecando ellos y haciendo pecar a otros.

    Arrepentíos y haced penitencia, que la hora de la justicia se acerca y aquellos que sean encontrados culpables, serán castigados.

    Jóvenes, queridos hijos, la batalla de los dos reinos ha comenzado ya, y hoy os hablaré al corazón para que comprendáis y veáis que porque os amo me dejé crucificar para así poder rescataros de la opresión del demonio, por eso os digo: Yo he implantado mi Bandera y mi Bandera es la del verdadero amor, yo pido oración, sacrificio y penitencia. El demonio también ha implantado su bandera y su bandera es la del falso amor, falsa alegría, falsos cantos y bailes y borracheros sin fin, porque esto es lo único que puede dar. Y os envuelve en una música estridente que os aturde y os vuelve locos. Pero lo hace para que vosotros, con los sentidos embotados, no veáis claro y no os déis cuenta que os está engañando. Vosotros, confiados en este falso amor y falsa alegría le seguís; después, por haberle servido, como paga os llevará al infierno; pues él es el rey de las tinieblas y el infierno es su reino. Este será el premio que os dará por haberlo servido. En el mundo os halagará vuestros sentidos, os dará falsos placeres, falsas riquezas, falsa felicidad; pero que no os engañe porque todo esto es efímero y únicamente os dejará un amargo sabor de boca y mucha tristeza en el alma y en el corazón.

    Hijos amados, os hablo ahora, porque es tiempo de que escuchéis mis consejos y estéis preparados para mi Segunda Venida. No imitéis a los cantantes de rock, ni a las estrellas de cine, no admiréis a los productores de películas que fabrican pecados a granel; que pecan y hacen pecar, porque no se conforman con su propia inmundicia, sino que llevan sus lacras a otros y con sus horrendas películas contaminan a mis hijos.

    Por eso repito: es inevitable que en el mundo haya escándalos; sin embargo ¡Ay de aquel por quien vengan! ¡Ay de aquellos que dejaron entrar el pecado en el mundo! ¡Ay de aquellos productores, actores y actrices que ayudaron con sus cuerpos desnudos a que la obra del demonio se esparciera sobre la humanidad! ¡Ay de aquellos hombres y mujeres que con sus cuerpos desnudos mostraron la lujuria de su corazón y la podredumbre de su alma y escandalizaron a mis pequeños, los jóvenes! ¡Ay de ellos, porque con su desvergüenza e inmundicias mancharon la faz de la tierra! Si no se arrepienten y hacen penitencia, los demonios serán los dueños de sus cuerpos para toda la eternidad.

    ¡Ay de aquellos hombres y mujeres que trocaron su naturaleza, pues yo dije: “No llevará la mujer vestido de hombre, ni el hombre vestido de mujer porque los que lo hacen son una abominación.”! Escuchad hombres y mujeres que habéis desviado vuestro sexo, y os habéis convertido en homosexuales y lesbianas: pues si no queréis el sexo que yo os dí, seréis llamados a juicio; porque yo soy vuestro Creador y al cometer este pecado os estáis rebelando contra mí; pues habéis sido desobedientes a la voz de vuestro Dios, si no os arrepentís y hacéis penitencia el castigo caerá sobre vuestras cabezas. Por eso hijos e hijas, no sigáis la moda, porque la moda es el primer escalón para cambiar la naturaleza de vuestro cuerpo; mujeres no uséis pantalones, porque al hacer esto os degradáis, no uséis maquillaje en vuestros rostros, no desfiguréis vuestros cuerpos. Hombres no uséis vestidos ni adornos de mujer en vuestras orejas, no os dejéis crecer el pelo, que la cabellera larga se dio en estos tiempos exclusivamente a la mujer. Y aquellos hombres que lucen en estos tiempos cabellera larga, están deshonrando su cabeza. Tened cuidado, no sea que por seguir la moda, seáis pillados en la maldad y en el desenfreno. Hijos e hijas, no sigáis la moda, porque con vuestras modas ofendéis a vuestro Padre Eterno, pues los verdaderos hijos de Dios no deben ir con las máximas del mundo.

    Madres y padres que con vuestros vicios y pecados escandalizasteis a vuestros pequeños hijos y no disteis buena enseñanza, vuestro pecado no quedará sin castigo.

    Hijos míos, no admiréis a los cantantes de rock que con sus gritos y bailes, distorsionan el verdadero arte y el talento que Dios dio al hombre, no améis la moda en la música, en el arte, no améis las tinieblas, no admiréis lo cursi, lo ridículo, lo grotesco, lo oscuro, lo feo y lo diabólico, porque esto pertenece al demonio. Mirad cuántas películas mostrando al mundo la cara del demonio y cuántas canciones alabando el mal y el pecado y no os dais cuenta. Mirad cuántas mujeres y hombres mostrando la cara sucia del sexo. Amad la belleza, el amor, lo limpio, el verdadero arte. Amad la música hermosa, el baile dulce y suave, amad las cosas bellas que son de Dios y seréis felices.

    Aquellos jóvenes hombres y mujeres que utilizaron sus talentos y habilidades para el mal, y se corrompieron ellos y corrompieron a otros, si no se arrepienten y hacen penitencia, llorarán y se lamentarán en el reino de las tinieblas. Porque ellos son los jóvenes que el demonio utilizó para atraerse a otros al pecado y al mal. ¡Ay de aquellos jóvenes que no escuchéis mi advertencia!

    ¡Ay de aquellos jóvenes que con sus cuerpos ayudasteis al demonio a corromper a la juventud! Si no os arrepentís de haber corrompido a vuestros hermanos y hermanas, seréis enviados al infierno para que alimenten las llamas del fuego del suplicio infernal para toda la eternidad.

    Hijos e hijas, que no escuchasteis los buenos consejos de vuestros padres y no quisisteis caminar en la senda recta que ellos os marcaron, por haber pecado contra el cuarto mandamiento seréis llamados a juicio.

    Escuchad hijos queridos, no sigáis a los malos, seguid a los buenos y lo que tanto anheláis que es poseer la alegría, cantar, bailar y reir, lo tendréis, pero solamente lo tendréis conmigo; yo sí puedo daros lo que vuestro corazón anhela, la felicidad y el amor; porque yo soy la alegría y el amor y puedo regalarlo a mis hijos. Pero el demonio no puede daros todo esto, porque él no es el dueño de la felicidad ni del amor; él es el dueño del odio, de la angustia, del penar, y eso os dará si vosotros trabajáis para él.

    Abrid los ojos y mirad que si de verdad queréis la felicidad verdadera, si de verdad queréis gozar, vosotros decidiréis porque con mis palabras os guiaréis, dichosos aquellos que las escuchen. ¡Dichosos aquellos que escuchéis mis consejos y los pongáis en práctica!

    Hijos amados, usad vuestro talento para el bien, este talento que Dios os dio, usadlo para la salvación de los demás. Y cuando a vosotros os llame el Padre Eterno a descansar, llevad vuestras manos llenas de frutos de salvación, y no os presentéis ante el tribunal de Dios con las manos vacías.

    Pues si os gusta cantar, cantad; pero cantad las maravillas del Señor, su Misericordia, su bondad con la humanidad. Si os gusta estudiar, estudiad y sacad provecho de todos los talentos que se os dio. Si os gusta hablar, hablad; predicad la Palabra del Señor, pero la verdadera. Si os gusta enseñar, enseñad las cosas buenas que salvarán a las almas, enseñad la verdadera Doctrina del Señor, enseñad el camino de Dios, enseñad cómo llegar al cielo. Si os gusta curar, curad las llagas de vuestros hermanos que tienen tanta necesidad de este consuelo. Si os gusta rezar rezad y enseñad a otros a rezar. Si esto hacéis y lo hacéis con amor, seréis hijos míos por toda la eternidad y nadie, nadie podrá quitaros esta felicidad.

    Hijos queridos, aprended para que os guiéis, que los hechiceros y hechiceras, los homosexuales, las lesbianas, los adúlteros, fornicadores, homicidas, idólatras y todos los que aman y practican la mentira, no tendrán parte en el reino de los cielos.
    Hijos queridos, apartaos de los malos,
    no bebáis con ellos, no hagáis alianzas con los mentirosos, no os unáis a los asesinos, no os hagáis amigos de los demonios. Cuidaos de aquellos que aparentan ser buenos y no lo son, sino hipócritas. Cuidaos de los lobos con piel de oveja, apartaos de estos engañadores, porque estos son los peores, apartaos de ellos porque usan mi nombre para engañaros. Mirad que al pecador se le reprende y se le regaña, porque si a él se le hace gracia no aprende la justicia. Y en la tierra de lo recto hace mal, y no ve la majestad de Dios.
    Uníos a los buenos, a los que son de verdad mis hijos y me aman con obras y con palabras; por sus frutos los reconoceréis.

    Vosotros hijos e hijas si queréis ganar el cielo, mortificad vuestros cuerpos, no forniquéis, no seáis impuros, refrenad el lenguaje torpe y obsceno, dejad vuestras miradas altaneras. Obedeced a vuestros padres en todo lo que sea grato a Dios. Evitad las discusiones necias y sin sentido, porque son inútiles y vanas. Aprended a ejercitaros en la virtud. No seáis pendencieros, no améis la violencia. Quitad de vuestra boca la calumnia, que en vuestro corazón habite el verdadero amor. No deis entrada al diablo con vuestra violencia; aquellos que seáis coléricos volveos mansos y humildes, para que el demonio no tenga poder sobre vuestros cuerpos y vuestras almas.

    Amados hijos, me despido de vosotros diciéndoos que los malos tiempos que estáis viviendo, son los tiempos del Misterio de Iniquidad, que debe completarse para poder arrancarlo, quitarlo de la faz de la tierra. Por eso vosotros manteneos firmes hasta que sea quitado de entre la gente. Amad la justicia, la verdad, seguid los consejos de vuestra Madre la Virgen Santísima y míos. Porque todos aquellos que améis el pecado, la mentira, la maldad y la injusticia seréis castigados severamente porque estuvisteis en contra de mí, que soy el amor, la verdad y la justicia. Y aquellos que no están conmigo están contra mi.

    Aquellos hijos e hijas que a pesar de los malos tiempos, habéis sido firmes, me amáis y también amáis a vuestra Santísima Madre la Virgen María y os amáis entre vosotros, mostrando mi Doctrina, obedeciendo mis mandamientos y poniendo en práctica mis consejos; oh hijos amados, de vosotros es el reino de los cielos.

    Amados hijos, desde el fondo de mi Sacratísimo Corazón os bendigo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Vosotros estáis viviendo en una época sumamente peligrosa, donde los lazos del demonio abundan por doquier, tened cuidado, no vayáis a caer en algunos de ellos y os perdáis para siempre.

    ¡Oh! amados hijos, seguid mis huellas, seguid mis consejos, seguid a los verdaderos apóstoles de los últimos tiempos, seguid a mis verdaderos sacerdotes, a mis verdaderos hijos y no os perderéis porque ellos llevan mi doctrina en sus corazones y cumplen mis mandamientos y me aman de verdad y aman a vuestra Madre la Virgen Santísima.

    Comunidad de Desagravio a Los Dos Corazones Ofendidos
    del Inmaculado Corazón de María y
    del Sacratísimo Corazón de Jesús

    ADORADORES DE LA DIVINA MISERICORDIA DEL SEÑOR

    Me gusta:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s