DOMINGOS.

13 abril, 2011 LIBRO DADME DE BEBER.

Espero el domingo para teneros ante Mi Sagrario ofreciéndome el Sacrificio de la Misa, pero no podéis emplear una hora en darme culto

Hijos Míos, hoy domingo es un día que se debería emplear para glorificarme y darme lo que durante toda la semana no Me podéis dar por vuestras obligaciones, pero ved hijos Míos, que los jóvenes esperan tener reuniones obscenas y viciosas y las familias emplean su tiempo en todo menos en darme culto. Yo, Jesús, os hablo.

Luego queréis que Yo, Dios Eterno, sea condescendiente con vosotros y os ayude en vuestros problemas, y no Me recordáis más que para pedir cosas y en vuestras amarguras, en los demás días del año no os acordáis de Mí para nada. ¿Cómo creéis que Me siento? La ingratitud siempre ha sido algo que Me ha dolido amargamente, ved que hasta en Mi Evangelio los leprosos que fueron curados no volvieron a darme las gracias, solo uno lo hizo y ya no se acordaron más de Mí, porque ya no Me necesitaban. Yo, Jesús, os hablo.

Toda la semana espero que llegue el domingo para teneros ante Mi Sagrario orando y ofreciéndome el Sacrificio de la Misa, pero vosotros hijos Míos, no podéis emplear apenas una hora en darme gloria y culto porque os falta tiempo para vuestro relax y vuestras actividades extras, no profesionales, como son el deporte, o las reuniones familiares. Me tenéis arrinconado en vuestras vidas, como se arrincona un trasto viejo y así pasan días, semanas, meses y años enteros, esperándoos a que vengáis a Mí para daros toda clase de gracias y bendiciones y para relacionarme con vosotros que tanto, tanto, os amo. Yo, Jesús, os hablo.

Hijos Míos, muchos de los que leen estos mensajes habrán probado las amarguras de la ingratitud, otros las probaran en su momento, y así veréis como un Dios que os reclama, que pide de vosotros veneración, se ve con un NO total como respuesta. Hijos, cuanto duele a Mi Corazón y al de Mi Santa Madre estas composturas. Ya va a comenzar la Semana Santa y muchos ya están haciendo planes para pasar unas vacaciones paganas y pecaminosas, sin que Yo, ni Mis misterios, entren en esos planes, y así educan a sus hijos en la ausencia de Dios, y así educarán luego sus hijos a los suyos, porque esto es lo que han visto desde pequeños, Yo, Jesús, os hablo y os amonesto.

Mi paz sea para todo aquel que leyendo estos comunicados los ponga en práctica y los acepte. Yo, Jesús Vuestro Redentor, os hablo y os bendigo

Un comentario sobre “DOMINGOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s