SANTO TOMAS DE AQUINO.

Santo Tomas “A nadie le esta permitido tocarle”

Santo Tomas de Aquino, figura maxima teologica en la Iglesia,en donde es basada toda la doctrina y fundamentada, en la Suma teológica – Parte IIIa – Cuestión 82 , hablando sobre la distribucion de la Eucaristia dice:

” Corresponde al sacerdote la administración del cuerpo de Cristo por tres razones. Primera, porque, como acabamos de decir , consagra in persona Christi. Ahora bien, de la misma manera que fue el mismo Cristo quien consagró su cuerpo en la cena, así fue él mismo quien se lo dio a comer a los otros. Por lo que corresponde al sacerdote no solamente la consagración del cuerpo de Cristo, sino también su distribución.
Segunda, porque el sacerdote es intermediario entre Dios y el pueblo (Heb 5,1). Por lo que, de la misma manera que le corresponde a él ofrecer a Dios los dones del pueblo, así a él le corresponde también entregar al pueblo los dones santos de Dios.

Tercera, porque por respeto a este sacramento ninguna cosa lo toca que no sea consagrada, por lo tanto los corporales como el cáliz se consagran, lo mismo que las manos del sacerdote, para poder tocar este sacramento. Por eso, a nadie le está permitido tocarle, fuera de un caso de necesidad, como si, por ej., se cayese al suelo o cualquier otro caso semejante. ”

Santo Tomas nos deja claro en estos parrafos,que las manos del bautizado no pueden tocar la Eucaristia,porque eso es un privilegio otorgado unicamente a los sacerdotes.

Uno de los frutos de la comunion en la mano, es quitar esta diferencia que hay entre el sacerdocio ministerial y el comun de todo bautizado y es lo que busco Lutero,cuando en sus “liturgias” pidio a sus “ministros” que dieran la comunion en la mano por dos cosas” para quitar la superticion de la Presencia Real y la diferencia que hay entre el sacerdote y el fiel”( luego tocaremos este mas a fondo en otra publicacion,sobre la comunion en la mano y Lutero)

Esta doctrina Tomista siempre ha sido confirmada por la Iglesia,resaltando la division que hay entre los fieles y el sacerdote,el Vaticano II deja claro esta diferencia :

“El sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial o jerárquico se ordena el uno para el otro, aunque cada cual participa de forma peculiar del sacerdocio de Cristo. Su diferencia es esencial no solo gradual. Porque el sacerdocio ministerial, en virtud de la sagrada potestad que posee, modela y dirige al pueblo sacerdotal, efectúa el sacrificio eucarístico ofreciéndolo a Dios en nombre de todo el pueblo: los fieles, en cambio, en virtud del sacerdocio real, participan en la oblación de la eucaristía, en la oración y acción de gracias, con el testimonio de una vida santa, con la abnegación y caridad operante.” (LUMEN GENTIUM )

Para aquellos que apoyan la comunion en la mano y en nombre del Concilio Vaticano II, intruducen abusos en la liturgia y doctrinas modernistas.

Demostramos que el Santo Concilio Ecumenico aprobado por la Santa Sede, deja claro que entre los laicos y los sacerdotes hay una gran linea divisoria y una dignidad mas alta con un llamado especial del Señor.

Volvemos a recordar las palabras del Siervo de Dios y Magno Juan Pablo II:

“Tocar las Sagradas Especies y distribuirlas con sus propias manos es un privilegio de los ordenados”(Dominicae Cenae,11).

http://www.traslashuellasdelcielo.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s