UN ALMA EN CRISTO. DOLORES AVALOS.

DE LOS ESCRITOS DADOS A DOLORES AVALOS….

QUIEN QUIERA SALVAR SU VIDA, LA PERDERÁ

Le dice la Santísima Virgen a Dolores Avalos:

“A menudo, el que más cerca se cree estar, es el que más lejos está y el que más ayuda necesita”.

Aquí pasa como la oración del publicano y el fariseo. Necesitamos ser humildes como el publicano, conscientes de nuestro pecado y de nuestra miseria, y pedir a Dios que nos salve, pues nosotros solos no podemos. Todos somos muy ricos, y buscamos apoyarnos de alguna manera en nuestra riqueza personal para sentirnos seguros. Por eso el Señor nos dice:

“Quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí, ése la salvará” (Lc. 9, 24)

Jesús habla de perder la vida, es decir, de perder todo lo que ata nuestro corazón y nos hace incapaces de seguir a Dios y de cumplir su voluntad. Es la actitud del mendigo del evangelio, que comprende que nada puede por sí mismo y que todo lo que recibe es gracia de Dios. Es la actitud del publicano que tiene presente su pecado ante Dios, y Dios lo perdona, lo justifica.

Son muchas las cosas que pueden ser objeto de nuestro apego o falsa seguridad: los bienes materiales (dinero..), nuestra posición social o el ambiente en que vivimos, la salud o las capacidades. Sin embargo, también pueden serlo los bienes espirituales. Todo esto constituye el capital material, intelectual y espiritual, en el que continuamente tratamos de encontrar nuestro sentimiento de seguridad, de estabilidad y de nuestro propio valor. Esto aumenta nuestro orgullo y nos da una falsa seguridad, que sin darnos cuenta nos aleja de Dios.

Dios nos visita para recordarnos que no somos propietarios de estos bienes, que todo lo que tenemos es don suyo, que se lo debemos todo a Él. ¿Qué tienes que no lo hayas recibido? (1 Cor 4, 7). ¿Por qué te glorías de tus habilidades, cualidades, y logros, aunque sólo sea interiormente, en lugar de agradecer todo ello a Dios?. Cristo desea librarnos del tormento del orgullo, es decir, de la inquietud de buscar apoyo en todo lo que, de hecho, es tan inseguro e inestable.

Le dice el Señor a Dolores:

“El hombre, cuando es feliz, pocas veces se acerca a Dios, pues entonces no lo necesita. En general sólo se acerca a él en el sufrimiento”.

Y, en otra ocasión, dice Jesús:

“El hombre que no ama a Dios, se acerca a él cuando sufre. El sufrimiento purifica y hace que Dios y el hombre se acerquen entre sí. Dios se acerca al hombre con su misericordia, y el hombre a Dios por necesidad”

Y concluye:

“Lo que quiero que tengas claro, hija mía, es que, en este mundo, donde abunda tanto el pecado, el hombre ha de sufrir las consecuencias de su pecado. Dichas consecuencias, que son el mal que ha de sufrir, no son producidas por Dios, sino por el hacer del mismo hombre. Dios va a socorrerle y le ayuda con un amor salvífico, pues acoge sus sufrimientos para acercarlo a su Corazón, amarlo y perdonarlo: es el gran perdón de Dios”

11 comentarios sobre “UN ALMA EN CRISTO. DOLORES AVALOS.

  1. El GMA es un grupo de voluntariado social, sin ánimo de lucro, laico, cristiano y humanista, cuya finalidad es ayudar y acompañar a los enfermos.
    Actividades, Servicios
    Salud
    Otras enfermedades

    Datos de contacto

    Dirección
    Calle San Carlos, 14, àtic 1a
    08921 – Santa Coloma de Gramenet
    El Barcelonès – Santa Coloma de Gramenet – Cataluña – España

    Teléfonos
    933864847

    Fax
    936656735

    Email
    gmauxiliadora@tinet.org

    Web
    http://www.usuaris.tinet.org/~davalos

    Persona de contacto
    Dolores Avalos Melero

    Me gusta

  2. LIBRERIAS DONDE COMPRAR LOS LIBROS DE UN ALMA EN CRISTO.

    Querida Angelica, por fin tenemos una librería en Madrid que disponen de los libros, según el Sr. Casals ya hay una librería en la calle Serrano nº 80
    La librería se llama Nebli se ve que es una cadena y hay librerías por toda España.

    Según este señor si se venden libros costaría muy poco que esta cadena los distribuya por toda España

    En Barcelona hay dos librerías una se llama librería Claret y la otra Librería Balmes.

    Me gusta

  3. De los cinco tomos de Dolores Ávalos que llevan por título “Un alma en Cristo”, los tres primeros se pueden adquirir en cualquiera de las librerías de cadena Troa al precio de 10 euros. También se pueden encargar los dos siguientes. Ver http://www.troa.es/busqueda/listaLibros.php? tipoBus=full&tipoArticulo=L&palabrasBusqueda=dolores+avalos&boton=Buscar Hay librerías Troa en Barcelona, Cáceres, A Coruña, Girona, Granada, Madrid, Navarra, Sevilla, Valencia, Vizcaya y Zaragoza. Para conseguir un libro en una de estas librerías, se puede pedir antes que lo tengan, bien pidiéndolo en al propia librería, o bien llamando antes por teléfono. También se pueden adquirir a través de la librería on-line: http:// http://www.troa.es

    Me gusta

  4. En oración en mi habitación.

    Señor, hoy es la Misa de Consagración. Tendremos la reunión después de la Misa. Voy a apuntar a todos los que vengan y controlar por dónde va el Grupo. Últimamente pienso que no está bien controlado. Sé que no necesitan control las personas. Son buenas y responsables, pero yo soy la que necesito saber si todo está en su sitio. Últimamente me lleno de angustia y pienso que no lo hago bien, que se me escapa de las manos.

    Hija mía, mi santa Madre va en cabeza del Grupo. Yo así lo he querido y así es. Mi santa Madre es quien dirige y Ella da su gracia en cada momento.

    Sé tu estado de ánimo y te diré que este sentimiento es normal. Tu corazón dice: “Tengo que hacer”. Tu mente dice: “Tengo que trabajar por mi Dios”, y las horas y tu cansancio ya no dan más de sí. Por ello te sientes como atrapada. Tu voluntad es grande y tu cuerpo pequeño y yo te digo: Calma, alma mía. Todo está previsto por tu Señor. Debes darte cuenta de los tiempos en que estamos, en los cuales todo va en contra de Dios aparentemente. El hombre quiere vivir sin Dios y la Bestia destila hiel en la cual mis hijos se revuelcan atrapados, poseídos, viven sin el conocimiento del mal, pero en el plan de Dios está la esperanza de la salvación. Es vuestro Padre celestial, quiere salvar a sus hijos y pone en marcha su amor y su caridad para salvarlos, y lo que el hombre ve como desgracia, para muchas almas es salvación. Donde el hombre ve tragedia, ahí está Dios. No por ello debe el cristiano abandonar a su Dios, pensando que Él, Dios, salvará al hombre porque sí. El cristiano debe, en la medida de sus fuerzas y conocimientos, entrar en el plan de salvación divina, ayudar a la Redención con Cristo, y es aquí donde toda obra es válida para Dios. Es aquí donde Dios exige, suplica a sus hijos que ayuden al plan de salvación. Sólo así serán hermanos en Cristo, hijos de Dios. ¿Comprendes, hija mía?

    Hija mía, diles a todos cuánto les amo, cuánto espero de ellos. Uno a uno está en mi presencia. Uno a uno están en mis manos donde yo les acaricio, donde yo les hablo a su corazones. Lo que espero de ellos es grande, es colaboración con su Dios, entrega única y total a la gracia que reciben, entrega a sus hermanos y amor. Que piensen que con amor se salvan, que por amor se entregan y deben entregarse a los mayores sacrificios.

    Hijos míos, a vosotros todos os pido que sacrifiquéis un poco de vuestra libertad para trabajar por vuestro Dios. Sé que hacéis todo lo que podéis, pero buscad nuevos voluntarios, buscad entre vuestras personas conocidas. Es importante que esta obra se agrande para que dé más frutos, para que se salven más almas. El tiempo corre contra nosotros y las almas cada día están más enfangadas. El sentido de los valores humanos se ha perdido, o casi están perdidos y ya todo es libertinaje; separados de Dios obedecen a la Bestia y caen como moscas en lo que ellos consideran libertad. Ayudadme a salvar almas. Es importantísimo para vuestro Dios la salvación de una sola alma. Por ello yo me repito y os digo y vuelvo a decir: mi Corazón sufre de nuevo una crucifixión cada vez que un alma se pierde, mi amor sufre tanto… Hijitos míos, ayudadme. Esta salvación del hombre debe ser compartida por el hombre que cree, debe ser colectiva para que alcance un valor de unidad con Dios. Dios puede prescindir del hombre para salvar a sus hijos, pero os ama tanto que quiere que conmigo compartáis todo: la entrega, el sufrimiento aceptado, el amor, la caridad y así poderos llamar hijos de Dios. (24 – 1 – 1999)

    Posted 4th April 2009 by G.M.A.

    Me gusta

  5. 14/10/2012

    En oración,

    Señor, el domingo es la tercera misa de consagración, la última de este año, todos los voluntarios esperan de tus palabras, y esta vez con la necesidad de saber qué se avecina pues todo está muy mal.

    Amada hija de Dios, el consuelo viene del Señor que hizo el cielo y la tierra, y es por esa razón, que la fe debe ser ahora más fuerte que nunca, pues el ser humano la va a necesitar.

    No deseo asustaros hijos míos, pero el mundo y los gobernantes están locos, cada uno va por caminos diferentes, incluso en mi Iglesia hay conflictos internos.

    Ha llegado la hora de la verdad para esta humanidad tan hostil contra Dios y la naturaleza. Ha llagado el momento de orar por todos los que no creen, por todos los que pasan hambre y tienen sed de justicia, ellos se levantarán como una sola voz y hundirán la tierra con sus gritos. Está llegando la hora de la verdad, es por ello que no puedo daros palabras de consuelo. Sí digo a mis creyentes: caminad con las sandalias atadas, prieto el cinturón y el cayado en la mano.

    Yo, hijos míos, vuelvo a gritar en el desierto de las almas muertas, y digo: trabajad para vuestro Dios que os está utilizando para derramar a través vuestro Gracias Santificantes, no sólo en los enfermos, sino en vosotros mismos, pues siendo portadores de mi Gracia la tenéis en vosotros.

    No os digo que tengáis miedo, el miedo lo habéis de tener al pecado que corrompe el alma, al egoísmo y a la falta de caridad, miedo a ofender Dios, pero todos los que me amáis y cumplís mis mandatos, estáis protegidos contra el mal y Yo os ayudaré siempre que me necesitéis.

    Hijos míos, no penséis que este escrito es derrotista, es todo lo contrario, os aviso, os digo que a vuestro Señor lo tendréis siempre a vuestro lado pase lo que pase. Yo estaré entre vosotros pero no os podré evitar la lucha entre el bien y el mal.

    En esta situación debéis prepararos, así como los soldados cuando van a la guerra se preparan para la batalla. Vosotros, hijos de Dios, debéis hacer lo mismo, pues el momento es crítico para el mundo, sólo la caridad del Padre puede impedirlo y hacerlo está en su voluntad.

    Sabed que estoy con vosotros hasta el último día y para toda la eternidad.

    Proclamad mi Santo Nombre, amaos los unos a los otros como Yo os amo hijos míos.

    No deseo hablaros en estos términos, pero es la verdadera situación en la que se encuentra la humanidad.

    Yo os bendigo.

    Me gusta

  6. Angélica , no tengo palabras para agradecer lo que publicas … gracias …
    Una verdad detrás de otra … dichas por quien es el Camino la Verdad y la Vida …
    Mira que oración más preciosas de los Franciscanos de María …

    Jesús.
    TE QUIERO (eres el primero en mi corazón),
    TE ADORO (eres más importante que mi
    trabajo, el dinero y cualquier cosa).
    TE DOY GRACIAS (por haberme criado,
    por haberte hecho hombre.
    por haber muerto y resucitado por mí.
    por la Eucaristía y la Confesión,
    por la Iglesia, la Virgen y los santos,
    por las cosas que he tenido.
    por las que tengo,
    porque puedo ayudar a los demás.
    por el afecto que recibo)
    TE PIDO PERDÓN (por el mal que he hecho,
    por el bien que he dejado de hacer)
    TE PIDO GRACIAS (espirituales -como la
    superación de los defecto personales-
    y materiales -para uno mismo, para
    los demás, para la sociedad
    ME OFREZCO A TI (puedes contar
    conmigo para los que quieras).

    La acabo de cambiar un poco (solo para hoy , espero y la he rezado también así)
    Jesus, TE QUIERO (eres el primero en mi corazón), aunque siga siendo un BORRICO PECADOR , TE ADORO (eres más importante que mi trabajo, que el dinero y que cualquier cosa),aunque siga siendo un BORRICO PECADOR, te doy gracias, aunque sigo siendo un BORRICO PECADOR, TE PIDO PERDON , aunque siga siendo un BORRICO PECADOR, TE PIDO GRACIAS Y ME OFREZCO A TI, aunque sigo siendo un BORRICO PECADOR.

    Un abrazo en Cristo, María y José
    DTB , Javier HDMA

    Nota:
    Le dice la Santísima Virgen a Dolores Avalos:
    “A menudo, el que más cerca se cree estar, es el que más lejos está y el que más ayuda necesita” …
    Madre yo no quiero ser de esos … de los que más cerca se creen estar …
    Un beso muy fuerte con mi vida entera a mi Madre de MI CORAZÓN

    … pues ya me he desahorador .. garcias gracias graciasida entera a la Madre

    Me gusta

  7. UN ALMA EN CRISTO

    En oración en mi habitación.

    Señor, le he rogado varias veces a mossèn Roura que me quite la carga de los martes. Él dice que no, y yo lo entiendo. Yo lo pido por puro egoísmo y porque sufro mucho. Cuando puedo ayudar, soy feliz. Pero cuando no, y según las personas que vienen, me pongo nerviosa. Los hay que vienen por curiosidad; otros que quieren concreciones, tú contestas con ambigüedad. Yo soy, como tú sabes, muy fiel a tus palabras y me ponen en verdadero aprieto.

    La semana pasada lo pasé muy mal, había un señor que te pedía concreciones yo diría que más bien te exigía, y dudaba de mí cuando se fue. Yo estaba muy mal, pensé que su actitud se debía al dolor y sufrimiento que estaba pasando, pero me pareció muy altivo y exigente.

    Hija mía, sé lo reacia que eres y has sido a la imposición de tus manos. Sé cómo te continúa costando y el gran esfuerzo que supone para ti. Es tu entrega a tu Dios, es la obediencia a tu director espiritual, es tu inmolación a mi servicio, pero yo te diré que no sabes el bien que tu Señor hace a través de tus manos. Yo, hija mía, hago según mi voluntad y disposición a la gracia del que viene a ti buscando mi consuelo. Yo, tu Dios, penetro en sus corazones y en sus sentidos por la voluntad del que se pone en tus manos buscándome y buscando mi consuelo, y hago y digo según mi voluntad.

    Claro que sufres hija mía, claro que te sientes utilizada, no ya por tu Dios, sino por las personas que vienen, cada una con una manera de entender y comprender. Ellos buscan concreciones ellos buscan que tú o yo solucionemos sus problemas ya; ellos sufren y tú los acoges en el Nombre de Dios, haciendo la voluntad del Altísimo y dando amor, sometiéndote a mi voluntad y dándote por ella a todos los que vienen buscando consuelo, unos endiosándote, creyéndote medio santa, lo cual te molesta enormemente; otras mirándote como curandera loca; otros sonriéndose llenos de escepticismo y contradicciones, se preguntan: ¿Por qué no curas? ¿Por qué no soluciona? ¿Por qué siempre habla de entrega y amor, sin casi nunca dar soluciones? Que lean el Evangelio y miren a mis apóstoles. Ellos curaban y predicaban y la mayoría de las veces sólo hablaban del Reino de Dios.

    Tú, hija mía, haces lo mismo. No saben que están enfermos porque hay muchos enfermos del alma y el alma no les duele casi a nadie pues se conforman con justificarse ante ellos mismos y después se tranquilizan y empiezan de nuevo y cada día caen más bajo. Cada día se sienten más insatisfechos y me culpan a mí de sus negligencias, de sus egoísmos. En definitiva de todos sus males.

    Tú, hija mía, tranquila. Ofréceme tus sufrimientos, todos, sea por los motivos que sean. Tú me has dicho sí, un sí seguro y generoso. Tú me has entregado tu vida, tú te has sometido voluntariamente a mi voluntad, pues déjame moldearte a mi gusto. Déjame mirarte cuando sufres por mi causa, déjame sentir ternura por ti y me enamore de tu alma, pues cada día estás más luminosa, más cerca de mí. Pues yo te miro y veo a mi pequeña cada vez más diminuta, cada día más insignificante. En cambio, tu Dios ha crecido, es grande en ella. Déjame hacerte como niño recién nacido, para que mis cuidados te sirvan de alimento y sólo vivas de mi gracia hasta el fin de tus días. ¡Qué importa cómo te traten los hombres! ¡Qué importa el concepto que tengan de ti y de lo que tú haces! Lo que importa en verdad es el concepto que tiene de ti tu Dios, ese te elevará por encima de ti misma, por encima del mundo, por encima de todos, para ser hija de Dios, hermana en Cristo y lo demás no importa. Ven, yo te consuelo. Ven, sigue siendo como eres, pequeña hija de Dios. (5 – 10 – 2003)

    Me gusta

    1. que preciosidad de palabras; Bendita María ,Madre de la Esperanza; que alivio leerla,que consuelo …Bendita seas Madre, por Madre de Dios y Madre nuestra … Medianera, Corredentora, Inmaculada,Gracia Divina , Pulmón del que se Ahoga y Salvación del Hombre por amar como amas, por luchar como luchas; que valiente mi Madre del Cielo ¡¡Viva mi Inmaculada Emprendedora¡¡;Mundo Mariano, mundo salvado …DTB

      Date: Sun, 24 Aug 2014 11:39:36 +0000 To: topcorreo@hotmail.com

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s