LA GRACIA SANTIFICANTE.

SI ALGUNO ME AMA, GUARDARA MIS PALABRAS (JESUS) ANTONIO.SEVILLA.

LA GRACIA SANTIFICANTE
Es un don sobrenatural de Dios, que se adquiere por el Bautismos cristiano, y es la Vida Divina en el Alma cristiana, para que por ella la persona pueda vencer las malas inclinaciones que le llevan al PECADO, pueda hacer la voluntad de Dios y ganar la VIDA ETERNA, Sin ella y sin Mi, Jesús, no podéis hacer ninguna obra buena con merito para la VIDA ETERNA, y no podéis vencer el mal y el pecado, dentro y fuera de vosotros (Juan 15,5). El Alma la pueden perder por el PECADO MORTAL, pero la pueden recuperar por la penitencia y el sacramento de la Reconciliación.

Esta GRACIA SANTIFICANTE la puede AUMENTAR el alma por la frecuencia de los sacramentos, en especial de la penitencia (Confesión) y la Santa Comunión de mi Cuerpo y mi Sangre Sacramento en la Eucaristía, y así AUMENTAR GRADOS DE GRACIA Y DE GLORIA inefables,

De aquí, la gran DESGRACIA para millones de almas que toman la Comunión en la mano, porque poco a nada avanzaran en la vida espiritual cristiana, a lo más podrán mantener la constancia y un tibio fervor en las prácticas, pero no grados de gracia y de Gloria y un progreso espiritual. La Comunión en la mano es como una tisis para la almas y para la fe en mi Iglesia, y Yo, Jesús Sacramentado, no puedo hacer nada, les he dado el poder administrarme a mí pueblo, y ellos se lo están dando a quienes les parece, cuando se den cuenta tendrán que llorar Conmigo. Si alguno me ama, guardara mis palabras y hará REPARACION con esas dos ORACIONES (1) que os he dado para ello, ya que la mayoría de Ministros y fieles no se corrigen ni le dan importancia. Pero en mi Reino de la Paz seré escuchado y amado, esperadme hijos míos, debéis desear mi Venida Gloriosa e Intermedia y decir: “¡Ven, Señor Jesús!, muchas veces.

Hijos míos todos sois pecadores y todos pecáis hasta el más justo, pero la PENA TEMPORAL que merecen vuestros PECADOS, aun los perdonados en la Confesión y después de haber cumplido la Penitencia ordenada por el Confesor, que hoy los modernistas y protestantizados no le dan importancia, se puede ir PAGANDO PURIFICANDO Y REPARANDO con la CONVERSION a mi Evangelio, llevando una vida cristiana devota y santa, cumpliendo los DIEZ MANDAMIENTOS y la VOLUNTAD DE DIOS…, pues estando en GRACIA DE DIOS todas vuestras oraciones, Misas, indulgencias, jubileos, trabajos, penas y alegrías, enfermedades y dolores, fríos y calores, penitencias y ayunos, buenas obras y limosnas y mas, todo vale y son méritos a la hora de “DESGRAVIAR” la PENA TEMPORAL que merece vuestra alma por vuestros pecados, en el momento de vuestro JUICIO PARTICULAR ante Dio, a la hora de la muerte. Con esto comprenderéis lo importante que es vivir en Gracia.

Os tengo que hablar así, con palabras de hoy, para que me entendáis mejor en estas cosas espirituales, que son de vital importancia conocerlas, hijos míos, y que poco o nada se enseñan hoy en mi Iglesia, pero es pura Doctrina Católica.

*************

(1) ¡”Señor, perdón, conversión, Luz y Misericordia, para los que dan y toman la Santa Comunión en la mano”!

¡”Cuerpo y Sangre de Jesús y María, os quiero, os amo y os adoro, y os pido perdón y Misericordia por tantos sacrilegios”!

AMIGOS DEL DIABLO.

Ana Garcia de Cuenca

——————————————————————————–

Vergüenza y remordimiento

Posted: 18 Jun 2014 03:21 PM PDT

En Sueño Profético decían:

Este Mensaje le va a hacer pensar al hombre, cada uno cómo es.

A unos les entrará remordimiento cuando lo oigan leer o ellos lo lean, y a otros vergüenza. Vergüenza de haber perdido un tiempo, que para malo empleó, para las cosas de la Tierra. Que si éstas son para decir “yo”, Aquí en Gloria no cuentan. Aquí cuenta el interés que tú pongas cuando el Elegido cuenta.

Que este interés lo ponen pocos, porque de envidia se llenan, y ya le ponen defectos. Que si pensaran en el favor que el Instrumento les hace tan sólo con su presencia, no podían estar de pie el tiempo que el conversar tuvieran.

¡Cuántas enfermedades se retiran a su presencia! Otras quedan en silencio. Otras veces mandan Aquí que sea el mal retirado, no para el que tiene el mal, es Premio al Instrumento mandado.

Desperté, oí:

¡Pocos, pocos, muy pocos,
no pueden decir esto!

Pues si esto lo pensaran,
pronto algo recordaban
y de vergüenza se llenaban.

¿Quién no ha recogido un bien,
para el espíritu o para la carne,
de sus palabras o de su acción?

Si esto lo piensan,
ven la razón y se avergüenzan.

Y no podrían oír de pie
estas Sentencias.

¡Hombres que creen que después
les puede el Instrumento servir!

¡Hombres que tienen
el espíritu de piedra
y el cuerpo de carroña!

¡Hombres que los sentimientos están mohosos
y la lengua los espíritus del mal les engrasan
para que al Instrumento ofendan!

Sin saber que son apuntes
que Aquí tú mismo estás mandando.

Haz una buena confesión
y ciérrala con grande llanto,
y ya duerme tranquilo,
que has desterrado al diablo.

Todo lo que a contra hagas
de lo que lleve este Mando,
considérate amigo
del mismísimo diablo.

Porque Creer y Obediencia,
recogen estas Palabras
con Amor y sin protestas.

***

Libro 19 – Dios Manda en su Gloria que Enseñen – Tomo III – Pag. 17-18-19

AQUI ESTOY SEÑOR PARA HACER TU VOLUNTAD.

Ene 25_01 Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad. Imprimir E-Mail

Mensaje.

       

Mensaje dado por Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

 

Habla Nuestro Señor Jesucristo,
“Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”. Esta frase, hijitos Míos, es la frase que sale del corazón de todos aquellos que ya Me encontraron.

Esta frase es la frase de la reciprocidad en el Amor. Nadie que reciba y acepte Mi Amor se mantiene estático, porque el Amor es dinámico.

Esta frase es la que realiza la separación ó la unión conmigo, vuestro Dios. Aquél que no se ha dejado llenar de Mí, no puede darse a su Dios ni a sus hermanos, pero aquellos que se han olvidado de sí y Me dejan a Mi tomar el lugar privilegiado de sus vidas y en su corazón, ya han aprendido a ser verdaderos hijos Míos.

 “Aquí estoy Señor, para hacer Tú voluntad”, ha sido la frase de los antiguos y modernos profetas y de todos aquéllos hermanos vuestros a los que la Iglesia ha nombrado santos por sus méritos ejemplares. Fue, también, la frase que separó al Antiguo del Nuevo Testamento, cuando fue expresada por Mi Madre Santísima, que quien estando llena del Espíritu Santo, aceptó, con docilidad, Su Misión. Al encarnarMe en Ella, Yo mismo aceptaba Mi Misión, aunque Yo ya había aceptado la Voluntad de Mi Padre desde el momento en que se llevó a cabo el Pecado Original, donándoMe para la Salvación de todo el género humano.
       
Esta frase marca la división entre la soberbia con la humildad. De la total donación con el egoísmo. Entre el ver la necesidad del hermano, con el verse a sí mismo.
       
Gracias a ésta frase se han dado los grandes cambios en vuestra historia, marcados por Mis pequeños, quienes se han donado como instrumentos de Mi Amor. Yo no puedo actuar en un alma si antes no ha aceptado el que Yo haga Mi Voluntad en ella.
       
Sólo las almas valientes, las almas que tienen sus ojos puestos en Mí, en Mis necesidades, que son las vuestras, las almas que buscan su perfección en el Amor, las almas donadas, hasta si es posible, al martirio, las almas escogidas que han aceptado su misión perfectamente, son las que pueden decir, sin titubear, ésta frase. Son almas que se dan en totalidad, sin poner restricciones ni condiciones de alguna especie, simplemente se dan completamente a su Dios, porque han sabido amar y confiar perfectamente en su Dios, sabiendo que, a pesar de que en la donación puedan suceder cosas no muy agradables a su comodidad humana, saben que su Dios estará en todo momento guiándolas y cuidándolas y también saben que el premio prometido a ésas almas, será MUY grande en el Reino de los Cielos.

Hijitos Míos, cómo quisiera escuchar, no de vuestros labios, sino de vuestro corazón, ésta frase de parte de todos vosotros, si así sucediera, vuestro mundo cambiaría radicalmente, sería un mundo como nunca lo habéis imaginado, un mundo en donde vuestro Padre Dios habitaría perfectamente y proveyéndoos de Sus regalos excepcionales os satisfarían.

La muerte, el dolor, la corrupción, el pecado y todas sus consecuencias, desaparecerían, porque vuestro Dios no puede habitar y reinar en donde el mal habita. Por eso, al decir, de corazón, ésta frase, es vuestro Dios, en Nuestra Santísima Trinidad, los que inmediatamente entramos a habitar ésa alma y así su Cielo comienza desde ésta vida.

No hay alma que se haya arrepentido de haberse donado con ésta frase tan hermosa, “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”, porque Yo, vuestro Dios, también respondo a vuestra frase con Mi frase, “Si, gracias, hijito Mío y aquí estoy Yo, Tú Dios, para habitar en ti”. Desde ése momento el alma  recibe el Gran Tesoro que todas las almas anhelan desde que son creadas, el ser tomadas plenamente por su Dios. No hay nada más grande que un alma anhele, que el ser consumida por el Amor de su Creador.

Esto no lo entendéis ahora muy bien, porque tenéis un cuerpo, pero cuando vuestra alma se separe de él, lo entenderéis perfectamente, cosa que ya entendíais antes de bajar a servirMe.

El deseo del alma en el Cielo, antes de que os encarnéis para tener una misión en la Tierra, es la de hacer Mi Voluntad, pero es la carne, ya afectada por el Pecado Original, la que os hace cambiar de opinión por las múltiples tentaciones que el maligno os pone. Por ello debéis luchar afanosamente para hacer y triunfar a vuestra alma sobre el cuerpo, con sus pasiones desordenadas, para que logréis alcanzar nuevamente el grado de espiritualidad que teníais antes de bajar a la Tierra y podáis retomar la donación que prometisteis a vuestro Dios, para hacer Su Voluntad.

Por eso, el alma que ya puede decirle a su Padre, “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”, es un alma que ya ha alcanzado, nuevamente, su vida espiritual, su vida primaria, su vida de Cielo, que ya luchó contra las fuerzas del mal y sus tentaciones y triunfó.

Esta frase, hijitos Míos, es la voz de triunfo que sale de los corazones que aprendieron a escoger la mejor parte, que aprendieron a seguir a su Dios y no al mundo; que aprendieron a base de caídas y que saben que el Único que puede devolverles su dignidad espiritual, Soy Yo, vuestro Dios.

Rogad, hijitos Míos, por vuestro crecimiento y por vuestro triunfo personal, para que podáis alcanzar la Vida que os tengo prometida, tanto para vosotros como para vuestros hermanos, para que, tan pronto escuche de vuestro corazón el “Aquí estoy Señor, para hacer Tú Voluntad”, Yo, inmediatamente vuele, a hacer morada en vuestro corazón.

Yo os bendigo en Nombre de Mi Santísimo Padre, en Mi Santísimo Nombre y en el Santísimo Nombre de Mi Espíritu de Amor.
       

 

24 OCTUBRE. SAN RAFAEL ARCANGEL.

ARCÁNGEL SAN RAFAEL

cropped-image149.jpg

24 de octubre San Rafael Arcángel

Por: P. Felipe Santos

Arcángel

Es el nombre propio de uno de los siete ángeles que están ante la presencia de Dios (Tob 12,15; Apc 21,9; 22,8). En hebreo Réja-el significa “Dios ha curado” o “medicina de Dios”.

Rafael en la tradición bíblica.

cropped-image150.jpgEn la historia de Tobías el oficio de Rafael aparece con toda su magnitud y sencillez. Da su nombre: “Yo soy el Ángel Rafael, uno de los siete que asistimos delante del Señor” (Tob 12,15; cfr. Apc 1,4; 5,6; Le 1,11; 9,8; Apc 4,5; Act 10,3). Manifiesta que su presencia en casa de Tobías ha sido por voluntad del Señor (Tob 12,18). Declara su naturaleza espiritual: “parecía a la verdad que yo comía y bebía con vosotros, pero yo me sustento con un manjar invisible y una bebida que no puede ser vista de los hombres” (Tob 12,19; cfr. Mt 4,11; lo 4,13; 6,31; Sap 16,20). Indica su oficio propio: “El Señor me envió a curarte a ti, y a liberar del demonio a Sara, esposa de tu hijo” (Tob 6,14). Se aparece a Tobías cuando éste debe viajar hasta Regues de Media y no tenía quien le acompañase ni conocía el camino: “Fuese en busca de uno, y se encontró con Rafael, que era un ángel”, que le manifiesta ser “Azarías, hijo de Ananías, grande entre tus hermanos” (Tob 5,12). Azarías significa “Dios socorre”, y así es en efecto, Rafael acude en ayuda de Tobías; Ananías significa “Dios da gracia”. Tobías baja a bañarse al río Tigris y sale un enorme pez a devorarlo (Tob 6,2), interviene Rafael y lo salva; entonces le ordena atrapar al pez, que luego comen, indicándole que le extraiga el corazón, el hígado y la hiel para utilizarlos como medicina. Le elige a Sara, mujer bella y discreta, por esposa, siendo única heredera (Tob 6,9 ss.). Un demonio llamado Asmodeo impedía que Sara consumase su matrimonio matando a los maridos la noche de bodas. Rafael aconseja a Ragüel que no niegue la mano de su hija a Tobías (Ragüel temía que el demonio lo matase como había matado a los siete maridos), pues “Saya ha sido elegida por Dios para esposa de Tobías” (Tob 7,12 ss.). Sobre la palabra del ángel, Tobías tomó el hígado y el corazón del pez y lo puso sobre las brasas de los perfumes la noche de bodas, venciendo así al demonio (Tob 8,2). La hiel sirvió para untar los ojos de quien tuviera cataratas, cosa que de regreso al hogar hace Tobías, curando así la ceguera de su padre (Tob 11,13; cfr. Mt 20,34; lo 9,5 ss.).

En la tradición y en la liturgia.

La tradición identifica a Rafael con el ángel que el Señor enviaba periódicamente a remover las aguas de la piscina de Betseda (casa de la misericordia; cfr. lo 5,2 ss.; en el himno litúrgico del arcángel Rafael se canta una fórmula que fue extraída de la tradición y que se refiere a este mismo hecho).

La invocación a Rafael se encuentra en algunos Padres de la Iglesia: S. Ambrosio (De fide 111,20: PL 16,618), S. Beda (cfr. DACL 1,2087), etc. En la iglesia copta, donde la angeología alcanzó un gran desarrollo, Rafael fue honrado desde la antigüedad.

imageEn Occidente se encuentran diversos testimonios del culto tributado a los tres ángeles, Miguel, Gabriel y Rafael, sobre todo en inscripciones funerarias, ya que se consideraba que Dios encomendaba a los ángeles la custodia de las tumbas de los fieles. En Venecia existe una iglesia dedicada a S. Rafael que data del siglo VII. El nombre de Rafael se encuentra también en las letanías de los santos y en las preces del Itinerarium clericorum. Las primeras celebraciones litúrgicas en honor de S. Rafael comienzan a aparecer en los Sacramentarios y Martirologios de finales del siglo X o inicios del Xl; a partir de esa época, se celebra la fiesta de San Rafael con fechas muy variadas (Venecia, 22 abril; España, 7 mayo; Francia 7 ó 15 julio; etc.).

A partir del siglo XV, su fiesta entra en muchos Propios diocesanos y en el apéndice pro aliquibús locis del Misal Romano. Benedicto XV la extendió a toda la Iglesia el 26 oct. 1921 (AAS 13, 1929, 543-44), fijando la fiesta el 24 de octubre. Después de la reforma litúrgica de 1969, se celebra el 29 de septiembre, junto con S. Miguel y S. Gabriel.

image

Rafael (“medicina de Dios”) es invocado en las enfermedades del alma y del cuerpo. Es el patrono de los farmacéuticos. Por haber sido guía de Tobías, es patrono en los viajes por tierra y mar. Ha sido también considerado protector de los jóvenes que dejan por primera vez su casa. Es patrono de la ciudad de Córdoba, donde se venera, entre otras imágenes del arcángel, una estatua dorada sobre una columna, obra del escultor francés IVI. Verdiguier (a. 1765).

image

ORACIÓN A SAN RAFAEL

Arcángel San Rafael,
que dijiste: “Bendecid a Dios todos los días
y proclamad sus beneficios.
Practicad el bien
y no tropezaréis en el mal.
Buena es la oración con ayuno,
y hacer limosna mejor que atesorar oro”,
te suplico me acompañes en todos mis caminos
y me alcances gracias
para seguir tus consejos.
Amén

Texto de  Catholic.net

EL DIA DE MI AVISO ESTA MUY CERCA.

EL DIA DE MI AVISO ESTÁ MUY CERCA, PREPARAOS ESPIRITUALMENTE HACIENDO BUENAS CONFESIONES DE VIDA, PARA QUE PODAIS SOPORTAR VUESTRO PASO POR LA ETERNIDAD!

23 DE OCTUBRE DE 2014 – 8:15 A.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD

Paz a vosotros, hijos míos.

El día de mi Aviso está muy cerca, preparaos espiritualmente haciendo buenas confesiones de vida, para que podáis soportar vuestro paso por la eternidad. Acordaos que llegaré como ladrón en la noche, permaneced en vela con vuestras lámparas encendidas para que podáis recibirme y vuestra alma descanse en mi paz y en mi gozo.

Llevo anunciándoos con insistencia este acontecimiento espiritual para que no os coja por sorpresa y no digáis que no estabais avisados, porque en la eternidad ya no hay marcha atrás. Cuando lleguéis a mí, seréis juzgados en el amor y la verdad por el Tribunal Supremo; se os juzgará como si hubiera sido vuestra hora y sentiréis en vuestra alma todo el dolor que produce el pecado y el haberme ofendido. Se os enviará al lugar que os corresponde ir de acuerdo a vuestros pecados; sentiréis en vuestra alma el dolor que produce la ausencia de Dios y veréis a las almas que están purificándose por los mismos pecados que vosotros habéis cometido. El fuego que las purifica sentiréis para que al regresar a este mundo, cambiéis vuestra forma de vida; son muy pocos y se pueden contar los que verán la gloria de Dios e irán al paraíso. Muchos irán a los diferentes lugares del purgatorio y la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora irá al infierno.

A todos aquellos que los sorprenda mi Aviso en pecado mortal, irán al infierno y muchos por la gravedad de sus pecados no regresarán más a este mundo. Los obradores del mal que han pactado o vendido su alma en esta vida al príncipe de las tinieblas, tampoco regresarán. Y allí será el llanto y crujir de dientes y se acordarán de todos sus pecados y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de sí mismos por toda la maldad que cometieron.

Cuando lleguéis a la eternidad, conoceréis la verdad y la existencia del único y verdadero Dios, Uno y Trino, para que al regresar a este mundo reparéis y llevéis una vida santa que os permita habitar mañana mi nueva Jerusalén. De nuevo os digo, haced un buen examen de conciencia; pedidle a mi Santo Espíritu que os revele los pecados que habéis dejado de confesar; los de pensamiento, palabra, obra y omisión, porque todas las faltas contra Dios o vuestro prójimo, serán juzgadas por el Tribunal Divino. Todo será cuando lleguéis a la eternidad, inclusive vuestras palabras ociosas o de doble sentido, porque todo esto es falta de caridad para con vuestro prójimo.

Todo el amor que no habéis dado se os tendrá en cuenta, todos los malos actos serán juzgados; todo el abuso y daño a la creación y bienes naturales se os tendrá en cuenta, porque todo esto rompe con el equilibrio y armonía de las cosas creadas. Acordaos que no sois islas independientes y que la esencia humana es una sola; las malas decisiones y actos de desamor afectan el universo entero, porque sois seres espirituales en un universo espiritual. En la eternidad comprenderéis mejor lo que os estoy diciendo, para que al regresar viváis en el amor y en armonía con la creación. Y el perfecto amor que es Dios os conceda la gracia de la salvación. Estoy tocando a la puerta de vuestra alma, ¡abridme y no me dejéis esperando!. Quiero cenar con vosotros, porque la tarde está feneciendo y la noche está que llega.

Soy el Pan de Vida, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

ENOCH

LA COMUNION ESPIRITUAL A LOS DIVORCIADOS?? REFLEXION.

HOLA EN UNA PUBLICACION RECIENTE RECOMENDABAN LA COMUNION ESPIRITUAL A LOS DIVORCIADOS Y ESTO ES LO QUE YO LES AVISO GRACIAS.

LO PRIMERO CRISTO

Y LO QUE DIOS QUIERA.

ES MEJOR VER SI TIENES NULIDAD Y PEDIRLA

Y PODER COMULGAR

QUE NO SER UNA PERSONA SIN MERITOS PARA EL CIELO.

LA COMUNION ESPIRITUAL SOLO VALE EN GRACIA DE DIOS

Y ES MAS SOLO EN OCASIONES DONDE NO SE PUEDE IR A COMULGAR POR EJEMPLO  POR ENFERMEDAD.

NO PARA REIRSE DE DIOS. OJO CON ESTO……Y COMO SE ENSEÑA….NO VAYA DIOS A PEDIRNOS CUENTAS DEL PECADO EN NUESTROS HERMANOS. DTB

NOTA: LA COMUNION ESPIRITUAL ES UNA ORACION PARA RECIBIR A JESUS DE FORMA ESPIRITUAL. SOLO VALE EN SITUACIONES EXCEPCIONALES NO COMO SUSTITUTIVO DE UNA COMUNION REAL.

ES DECIR YO NO PUEDO DECIR:: NO VOY A MISA Y HAGO UNA COMUNION ESPIRITUAL…

IGUAL DE MAL ESTA.

SANTO TEMOR DE DIOS.

SANTO TEMOR DE DIOS

(Mensaje de Jesús al Padre Michelini – 10 de Diciembre de 1976)

Hijo mío, escribe,

Si Dios pudiera cambiar sus enseñanzas, no sería ya Dios; la Palabra de Dios no se muda, no cambia ni cam­biará jamás; ella es eterna como Dios. Ahora bien, Dios ha dado a los hombres una norma de vida, el mandamiento del amor, pero también ha dicho que el amor a Dios debe estar unido al Temor de Dios.

Así como el amor es un don que es preciso pedir sin interrupción, así también es un gran don el te­mor de Dios. ¡Teme al Señor que pasa! Pero los hombres de esta generación verdaderamente perversa han alterado todo e intentan demoler todo.

Del temor de Dios hoy no se habla ya, se habla del amor de Dios, pero del temor no, porque dicen que el temor no se concilia ni puede conciliarse con el amor así como encuentran inconciliable en su necedad la Justicia y la Misericordia, encuentran inconciliables el Amor y el Temor de Dios. En suma hoy se aceptan las cosas que son cómodas y se rechazan las que son incómodas.

Esta es la absurda postura que pastores, sacerdotes y cristianos han adoptado con relación a Dios y en esta absurda postura es evidente la insidia del enemigo que se propone demoler a Dios en el ánimo de los hombres, sirviéndose de la necedad de ellos mismos, demoler el edificio de la Iglesia, desmoronando piedra por piedra; ¿quién habla hoy del Temor de Dios? ¿Quién habla ya de la Justicia Divina? ¿Quién habla de la presencia de Satanás en el mundo, que con sus legiones rebeldes guía la lucha contra Dios y contra los hombres, encontrando por desgracia colaboradores entre estos últimos, aún en­tre almas consagradas no excluidos los Obispos?

Ay de aquellos que desafían la ira de Dios

Dios es terrible en su ira, ay de aquellos que desa­fían la ira de Dios guareciéndose en la cómoda concepción de que en Dios sólo hay amor y misericordia.

Muchos condenados quisieran poder volver atrás para reformar sus conceptos ahora que ven y comprenden con toda claridad el astuto engaño de Satanás y de su feroz maldad.

Hay una voluntad permisiva que explica sumamente bien la indignación del Señor por su pueblo infiel: guerras, revoluciones, epidemias, terremotos y tantas otras innumerables calamidades vienen del demonio, pero permi­tidas por Dios, por Sus providenciales y sapientísimos fines.

Los setenta años de esclavitud babilónica fueron per­mitidos por la indignación que los muchos pecados del pueblo hebreo habían provocado; la destrucción de Sodo­ma y Gomorra no fue de Dios, ningún mal viene de Dios jamás, sino siempre del infierno con la complicidad y perversión humanas. Sodoma y Gomorra y otros innumerables castigos, fueron puniciones no promovidas, sino permitidas por Dios para el arrepentimiento de los hombres. El mismo diluvio universal fue provocado por el infierno con la com­plicidad de los hombres corruptos.

El amor no puede permitir el exterminio de la humanidad

Los hombres dicen que no temen a Dios; esto es una tremenda blasfemia cuyas terribles consecuencias se purgan en esta tierra y más allá de la vida terrena como en los tiempos pasados.

Tiempos de ceguera, tiempos de oscuridad, porque son tiempos de soberbia. Este hombre, menos que gusano que se arrastra en el fango y en el polvo de la tierra, que tiene la duración de un día, osa desafiar enorgullecido por su ciencia y su tec­nología al Creador y Señor del universo. ¿Hasta cuándo, hijo mío?

Yo soy el Amor. El Amor no puede permitir el desastre de la humanidad querido por Satanás. Yo soy el Amor Eterno e inmutable, por lo que no puedo que­rer la ruina eterna de las almas.

El infierno será derrotado; mi Iglesia será regenera­da; mi reino que es reino de amor, de justicia y de paz, dará paz y justicia a esta humanidad sojuzgada por las po­tencias del infierno que mi Madre derrotará.

El sol luminosísimo resplandecerá sobre una humanidad mejor; ánimo pues, no temas a nada.

Reza y repara, ofrécete a ti mismo a Dios. Te bendigo

Visite: http://www.santisimavirgen.com.ar

CONSAGRACION A LA VIRGEN.

CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN

(Mensajes de María del Rosario de San Nicolás, Argentina)

 

7-9-84          275

 

“¡Oh Madre! Quiero Consagrarme a Ti.

Virgen María hoy Consagro mi vida a Ti.

Siento necesidad constante de tu presencia en mi vida,

para que me protejas, me guíes y me consueles.

Sé que en Ti mi alma encontrará reposo

y la angustia en mí no entrará,

mi derrota se convertirá en victoria,

mi fatiga en Ti fortaleza es”.

Amén.

 

A todos mis hijos que se Consagren a vuestra Madre, os digo: Mi corazón recibe gozoso esa entrega, ese amor que ofrecéis porque son almas que se salvan de las garras del mal mereciendo la Gloria Eterna, la Gloria del Señor. Amén. Amén.

Dadlo a conocer.

Que esto sea meditado, quiera Dios iluminar vuestros espíritus para que lleguen a comprender el valor de la Consagración.

 

9-7-87          1223

 

Quiero la conversión de los hijos a Dios y la consagración a Mi Corazón de Madre.

Tengo urgencia sí, más, también deseo, que la consagración sea realizada, luego de un conocimiento profundo de las cosas de Dios  y de un amor profundo a Dios.

Quieran mis hijos, ser totalmente Míos; eso hará que sean fieles al Señor, porque Yo, los conduciré a El.

Amén, amén.

 

21-8-87          1242

 

Hija mía, como Auxilio de los Cristianos, quiero rescatar a mis hijos, pidiéndoles la conversión y luego la Consagración a Mi Corazón de Madre.

Yo les digo: Responderé a vuestra consagración con Mi Protección, es decir, os defenderé de toda adversión.

Haceos pequeños e interiormente humildes y entraréis en Mi Corazón.

Gloria a Dios.

Predica a todos tus hermanos.

 

23-11-87          1305

 

Hijos míos: Dad vuestra prueba de que amáis a esta Madre, consagrándoos a Su Corazón.

En la Consagración, el hijo se entrega a la Madre y Ella a su vez, será su Refugio y su Consuelo, porque es el Arca, donde los hijos depositan el corazón.

Responded a Mi llamado, responded a Mi pedido, veréis que tiernamente seréis conducidos por Mí.

Amén, amén.

 

25-5-88            (Día de Peregrinación)          1426

 

Gladys, no desaparecerá jamás, la presencia de la Madre de Cristo, en este lugar.

Desde aquí pido a mis hijos: La Consagración a Mi Corazón.

Esa Consagración, que no requiere papeles ni fórmulas, porque esa consagración irá directamente a Mi Corazón; será única y exclusivamente para Mi Corazón y será recibida por Mi Corazón. 

Debéis tener amor y devoción a María; oración constante del Santo Rosario y participación diaria en la Santa Eucaristía.

En el amor a la Madre, hallaréis el Amor del Hijo; en la oración a la Madre, estaréis en unión con el Hijo y en la Santa Eucaristía, os encontraréis con el Hijo.

Bendito sea Jesucristo.

Hazlo conocer.

Hoy velo especialmente por tu Patria.

 

26-8-88          1500

 

Mi amada hija: Hoy como nunca Mis mensajes deben ser difundidos; hoy como nunca debe el mundo conocer Mis palabras, Mi urgente llamado a la conversión, Mi pedido de Consagración a los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Aún aguarda el Señor a las almas.

Gloria al Señor.

Predícalo.

OFRECIMIENTO DE LA COMUNION AL PADRE ETERNO.

Después de Comulgar: DADO A AGUSTIN DEL DIVINO CORAZON

Ofrecimiento de la Comunión al Padre Eterno:

Padre Eterno me ofrezco como hostia viva y alma víctima de amor, a imitación de Jesucristo, por la conversión y la salvación de todas las almas sacerdotales y religiosas, por la conversión y la salvación de todas las almas del mundo entero, por la conversión y la salvación de mi familia y de todos los que amo.

Tomadme en inmolación y holocausto para que todas las almas de XII 472

la tierra Adoren Vuestro Divino Corazón y veneren el Inmaculado Corazón de María. Amén.

 

CONSAGRACION A LA DIVINA VOLUNTAD.

CONSAGRACIÓN A LA DIVINA VOLUNTAD DADO A AGUSTIN DEL DIVINO CORAZON.

Adorable Jesús mío, imprimid en mi corazón el sello de la Divina Voluntad e inscribid mi nombre con tinta indeleble en vuestro adorable Corazón como alma ardiente y celosa de vuestro divino querer.XII 460

Os consagro mi mente para que vuestra Divina Voluntad actúe en mis pensamientos.

Os consagro mis ojos para que vuestra Divina Voluntad purifique mis miradas y os adore eternamente.

Os consagro mis oídos para que vuestra Divina Voluntad me someta por completo a vuestro eterno querer.

Os consagro mis labios para que vuestra Divina Voluntad opere en mis palabras.

Os consagro mi respiro para que vuestra Divina Voluntad sea un continuo suspiro de amor a vuestro divino querer.

Os consagro mi corazón para que vuestra Divina Voluntad tome mis latidos como himnos de alabanza a vuestro Fiat Supremo.

Os consagro mis movimientos para que vuestra Divina Voluntad reine en todo mi ser. Amén.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.631 seguidores