YO NO FUI CON LOS RICOS.

Abr 24_13 No os imagináis…de dónde os va a venir ésa falsedad, vendrá de donde menos os imagináis. Imprimir E-Mail

Rosario vespertino

Temas:

•Os vine a enseñar los valores Divinos, los valores Celestiales, vosotros, cuando los realizáis, realmente estáis haciendo Mi parte, aquí en la Tierra ayudando a vuestros hermanos.
•Vosotros debéis reflexionar en lo íntimo y ayudados por Mí, por vuestro Dios, para que realmente os deis cuenta si estáis llevando a cabo vuestra misión en una forma correcta.
•Cuando vosotros Me seguís a Mí y seguís exactamente lo que Yo os he pedido, vivís la santidad de vida que Yo os vine a pedir a cada uno de vosotros.
•Desgraciadamente os habéis acostumbrado a la maldad que os rodea, os enojáis, criticáis, señaláis a aquellos que están obrando en el mal, pero no os dais cuenta que vosotros estáis igual.
•Tened esto presente, Mis pequeños, para que no Me echéis la culpa de vuestros males, cuando vosotros mismos los estáis acarreando, porque no estáis pidiendo Mi protección ni Mis cuidados.

Mensaje de Dios Padre a J. V.

Primer Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo.
Sobre: Os vine a enseñar los valores Divinos, los valores Celestiales, vosotros, cuando los realizáis, realmente estáis haciendo Mi parte, aquí en la Tierra ayudando a vuestros hermanos.
Hijitos Míos, vosotros os dais cuenta, en las Sagradas Escrituras, cómo es que Yo fundé a la Iglesia y es lo que Yo quiero también en estos tiempos.

¿Quiénes eran los apóstoles? ¿Por qué los escogí así, sencillos, pobres? Era gente buena, sencilla, pobre, para que tuvieran necesidad total de Mi Ser Espiritual. Yo no fui con los ricos, Yo no fui con los sabios, para que se dieran cuenta, aún los más grandes, de que toda ésa capacidad que ellos iban a tener, venía de Mi Santo Espíritu, venía de Mis Enseñanzas, venía del Poder Divino de Nuestra Santísima Trinidad.

Yo, Jesucristo, caminé en la Tierra y fui escogiendo a los que debían ser los primeros representantes de Mi Iglesia, y ésa es la sencillez que Yo quisiera que se mantuviera, porque, cuando entran los intereses humanos, no solamente en Mi Iglesia, sino a nivel Universal, todo se echa a perder, Mis pequeños, porque también os dije que no se puede servir a dos amos o estáis con el mundo o estáis Conmigo.

Cuando os llenáis de los bienes del mundo, Yo ya no existo porque las almas debieran llenarse de lo espiritual. Cuando vosotros estáis Conmigo, vivís realmente la vida espiritual que Yo quiero que todos vosotros viváis, porque ése va a ser vuestro futuro eterno.

Mis pequeños, claramente vosotros os podéis dar cuenta cómo está Mi Iglesia, lo que ha sufrido. Cómo están los gobiernos de la Tierra, porque solamente ven por sus propios intereses, lo veis a todos niveles. Cuando alguien tiene superioridad sobre vosotros, se les olvida vivir en la Caridad, en el Amor, en las Virtudes, que son respeto a la persona, y en ellas Me debéis estar viendo a Mí, vuestro Dios. No hay respeto, no hay vida espiritual y todo se echa a perder.

Mis pequeños, debéis regresar a ésa vida sencilla, a ésa vida que os va a asegurar vivir realmente Mi Vida aquí en la Tierra, Yo Soy vuestro Dios Jesucristo, que os vine a enseñar los valores Divinos, los valores Celestiales, vosotros, cuando los realizáis, realmente estáis haciendo Mi parte, aquí en la Tierra ayudando a vuestros hermanos.

Satanás se ha encargado, no solamente a nivel mundo, sino Universo, de echar a perder lo que Yo hice, en un Principio, perfecto y, vuestra misión, Mis pequeños, es restaurar todo aquello que está echado a perder por el pecado y, eso, es la falta de la vida espiritual, la falta de las Virtudes, la falta verdadera del Amor entre hermanos. Esa es vuestra misión, Mis pequeños, restaurar lo que está echado a perder, pero también vuestro interior está echado a perder. Si lo estáis viendo en vuestros hermanos, lo debéis ver primeramente en vosotros, porque no podéis criticar a vuestros hermanos, sino que primero os debéis criticar a vosotros mismos. Cuando vosotros estéis libres de culpa, entonces podréis criticar a vuestros hermanos y eso difícilmente lo lograréis y especialmente si no estáis Conmigo.

Empezad pues en vosotros mismos, mostrándoles a vuestros hermanos que sois verdaderos hijos Míos, que sois seguidores de Mis Palabras y de Mis Ejemplos y, luego, ayudados por Mi Gracia, empezaréis a crecer en perfección, para que vosotros dejéis también una estela, una estela Divina, como Yo la dejé, Mis pequeños, porque vosotros sois Mis seguidores y debéis dejarMe a Mí, entre vuestros hermanos.

Os amo, Mis pequeños y dejadMe vivir nuevamente en vuestra vida, dejadMe seguir salvando almas a través de vuestro ejemplo y de vuestras palabras. DejadMe Ser Dios todavía en estos tiempos, que ya se Me ha rechazado y que pocos, muy pocos Me buscan, para que Yo los guíe los proteja, los ame y sean Mis verdaderos ejemplos en este mundo.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Vosotros debéis reflexionar en lo íntimo y ayudados por Mí, por vuestro Dios, para que realmente os deis cuenta si estáis llevando a cabo vuestra misión en una forma correcta.
Hijitos Míos, ya os he hablado de las obligaciones de estado que cada uno de vosotros debéis tener, ya sea en vuestra familia, en vuestro trabajo, con vuestros hermanos, con los ancianos, con los más pequeños. Todos vosotros tenéis obligaciones tanto dentro de vuestra familia como con vuestros hermanos a vuestro alrededor. Todos vosotros sois hermanos y os debéis de ayudar, tanto en lo económico, pero también de lo espiritual. Estos tiempos son de gran lucha espiritual, Mis pequeños, en donde se os tratará de quitar lo que Yo os he enseñado, lo que se os ha enseñado a través de la Vida de Mi Hijo sobre la Tierra y de todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras.

Mis pequeños, una gran mayoría de vosotros no estáis atentos a lo que realmente está sucediendo a vuestro alrededor. Se os está atacando fuertemente en lo espiritual, se está haciendo a un lado todo aquello que realmente os va a hacer crecer espiritualmente y que os va a asegurar la entrada al Reino de los Cielos, pero vosotros estáis tan distraídos en las cosas del mundo, que no os dais cuenta de ésta realidad y la pasáis como si nada estuviera sucediendo a vuestro alrededor.

No oráis, no vivís de cerca Mis Sacramentos, no estáis ayudándoos vosotros mismos con la oración, con Mi Alimento Divino, no estáis en ésa vida espiritual, Mis pequeños, que Yo quisiera que cada uno de vosotros tuviera Conmigo, una vida íntima, de amigos, de hermanos, de Padre a hijo. No lo estáis haciendo, Mis pequeños y no os estáis protegiendo contra todo el ataque que estáis teniendo y el que vais a tener en breve de parte de satanás. Acordaos, Mis pequeños, que él es el gran engañador y él os tratará de engañar de una forma muy sutil para que os alejéis de Mis Enseñanzas y de todo lo que Yo os he dado para que crecierais y que pudierais alimentar nuevamente al Mundo con el Amor y con las Virtudes que Yo os enseñé.

Vosotros debéis reflexionar en lo íntimo y ayudados por Mí, por vuestro Dios, para que realmente os deis cuenta si estáis llevando a cabo vuestra misión en una forma correcta y veréis que, si realmente hacéis esta meditación interior, sincera y honesta, os daréis cuenta que no estáis haciendo lo correcto. Satanás, os repito, es muy astuto, os tratará de quitar lo más bello que tenéis en vuestra alma, que es Mi Presencia, Mi ayuda, Mi Amor.

Mis pequeños, orad, orad intensamente, dejadMe que Yo esté con vosotros en vuestra oración, para que os guíe y os haga ver en dónde os está atacando satanás, para que no caigáis en sus mentiras, en sus trampas y de esta manera, os pueda llevar a la condenación eterna.

No os imagináis, Mis pequeños, de dónde os va a venir ésa falsedad, vendrá de donde menos os imagináis, por eso os pido que oréis y que seáis honestos con vosotros mismos, para que os deis cuenta, os repito, que no estáis haciendo bien vuestra tarea aquí en la Tierra.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo.
Sobre: Cuando vosotros Me seguís a Mí y seguís exactamente lo que Yo os he pedido, vivís la santidad de vida que Yo os vine a pedir a cada uno de vosotros.
Hijitos Míos, Yo Soy vuestro Dios y no hay ningún otro Dios fuera de Mí. Mis pequeños, Yo vine a la Tierra a traer el Conocimiento, las Enseñanzas, la Presencia Divina que Me ordenó Mi Padre, vuestro Padre. Yo caminé entre vosotros, Yo os di todo lo que Le he visto a Mi Padre y las Enseñanzas que Él Me dio. Tuvisteis a un Dios entre vosotros, A UN DIOS, Mis pequeños y os di toda una Doctrina perfecta, Santísima.

Mis pequeños, cuando vosotros estáis Conmigo y seguís lo que Yo os di, entráis en perfección porque lo que Yo os di, por ser Divino, es perfecto. Cuando vosotros Me seguís a Mí y seguís exactamente lo que Yo os he pedido, vivís la santidad de vida que Yo os vine a pedir a cada uno de vosotros.

Cada uno de vosotros estáis destinados a vivir en la perfección y, al vivir así, automáticamente es la santidad del ser humano.

Estos son tiempos de confusión, ya estaban profetizados en las Sagradas Escrituras. Hay muchas sectas o religiones, hay mucha, mucha necesidad espiritual, pero Yo vine a atraer a todos hacia Mí, porque Soy el Perfecto y porque lo que Yo os di es lo Perfecto.

Yo no os pedí ir a buscar el Conocimiento en otras sectas o religiones, porque no tienen la perfección que Yo os di, Yo Soy vuestro Dios y los autores de las otras ideologías religiosas, no son dioses, no son perfectos, no son santos, entonces ¿por qué buscáis por otro lado, Mis pequeños?, ¿por qué os rebajáis a buscar en otro lado que no os va a llevar a la perfección ni a la santidad?

Debéis estar conscientes de esta realidad y además, de este engaño a donde os quiere llevar satanás. Os quiere quitar lo Mío, lo Perfecto, lo Santo, que son Mis Palabras, Mis Acciones, todo el Ejemplo que Yo os di durante el tiempo que estuve con vosotros aquí en la Tierra.

Mis pequeños, no os dejéis engañar por esas falsas ideologías, o por esos pensamientos modernos que os llevan a buscar en otras religiones o ideologías religiosas, lo que no vais a encontrar de ninguna forma, porque, os repito, Yo Soy vuestro Dios y aquellos autores no son dioses y no os van a dar lo que Yo os di. No perdáis lo que ya ganasteis, no busquéis falsedades, cuando tenéis lo perfecto ya en vuestro corazón.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Desgraciadamente os habéis acostumbrado a la maldad que os rodea, os enojáis, criticáis, señaláis a aquellos que están obrando en el mal, pero no os dais cuenta que vosotros estáis igual.
Hijitos Míos, vosotros, los que estáis en el mundo, pero tenéis buen corazón, os dais cuenta que debéis proteger a los indefensos, a los débiles, a los enfermos. Esto se ha hecho como una regla general entre los seres humanos, y es bueno, Mis pequeños, que lo hagáis así, pero también lo debéis hacer en lo espiritual y, os puedo asegurar, Mis pequeños que si en lo humano veis debilidad, enfermedad, pobreza, en lo espiritual, estáis peor, Mis pequeños. Hay mucha debilidad espiritual, no estáis protegidos espiritualmente, Mis pequeños, os he dicho que todos vosotros estáis enfermos y por eso lo dije así, que Yo vine a sanar a los enfermos, no a los que se creen sanos.

Pero a lo que voy, Mis pequeños, y os lo quiero repetir, es que es una gran mayoría, en el mundo entero, los que estáis muy enfermos, espiritualmente hablando.

Habéis hecho a un lado de vuestra vida todo lo espiritual, dais lo menos posible, lo mínimo que podéis dar en lo espiritual, cuando realmente vinisteis a la Tierra a servirMe a Mí, vuestro Dios y vuestra tarea debiera ser de veinticuatro horas de vida espiritual, de ayuda espiritual, de sanación espiritual, tanto para vosotros como para vuestros hermanos. Y os digo veinticuatro horas, porque aún en la noche podéis seguir orando, si venís a Mí para que Yo os ayude, pero, realmente, ¿cuánto dais de todo ese tiempo para una intimidad espiritual, para una vida espiritual, para una ayuda espiritual para vuestros hermanos, que están tan necesitados de Mi ayuda? Yo Soy vuestro Dios y Yo Soy el Único que os puede ayudar a que podáis dar lo que debéis dar, en vuestra misión, tanto para vuestro crecimiento, como para vuestra ayuda en conversión y salvación para tantas y tantas almas que lo necesitan.

Sí, Mis pequeños, son muchísimas las almas que necesitan de vuestra oración, de vuestra intercesión para que no se pierdan.

No os podéis imaginar cuántas almas se pierden. Mi Hija, la Siempre Virgen María, en Fátima lo decía, que eran como las hojas que caen de los árboles en otoño las almas que se condenan y, vosotros conocéis ésa analogía, porque habéis visto cómo caen las hojas de los árboles en otoño, son muchísimas y así, van cayendo almas al Infierno y muchas más también al Purgatorio y tardan mucho tiempo para salir del Purgatorio también, porque no hay suficiente oración de todos vosotros.

Mis pequeños, no estáis haciendo bien vuestra tarea, estáis en el Mundo perdiendo el tiempo que Yo os concedí de vida para servirMe. No estáis actuando como verdaderos enviados Míos, no sois ejemplo de vida, no sois ejemplo de Mi Amor.

Ciertamente, también, de muchos de vosotros, Me avergüenza vuestra actuación en la Tierra. Tened en cuenta, Mis pequeños, que Yo Soy vuestro Padre y Creador, que Yo he confiado en vosotros, que os envié a la Tierra y os di todo lo necesario para que cumplierais con vuestra misión. Confié en vosotros y vosotros debierais estar dando en la Tierra un ejemplo santo, un ejemplo de vida en Dios y, ¿cuántos de vosotros realmente lo estáis haciendo? Tampoco estáis viviendo en familia, ayudándoos los unos a los otros en todo lo que necesitáis. Son tantas las necesidades del hombre y el hombre necesita de otros más para tener un apoyo espiritual, un apoyo humano, un apoyo económico, un apoyo, a veces de compañía y no lo estáis haciendo, Mis pequeños.

Vivís con temores, vivís destruyéndoos los unos a los otros, aprovechándoos de vuestros hermanos. Muy pocos de vosotros realmente vivís una vida de ejemplo espiritual y humano.

Ciertamente, si no lleváis una vida espiritual bella en vuestro interior, vuestras acciones no serán buenas. Debéis vivir primeramente una vida espiritual santa, para que todos vuestros movimientos, palabras, acciones, sean de ejemplo, os lo vuelvo a repetir, y no sois ejemplo de vida, no os estáis ayudando, entonces ¿cómo queréis cambiar a éste mundo de maldad en un mundo de bien?

Desgraciadamente os habéis acostumbrado a la maldad que os rodea, os enojáis, criticáis, señaláis a aquellos que están obrando en el mal, pero no os dais cuenta que vosotros estáis igual.

Si queréis, realmente, un cambio debéis empezar por vosotros mismos, tanto os lo he explicado y pedido, Mis pequeños, pero no queréis cambiar. Se os hace tan difícil ése cambio personal, preferís solamente señalar a los demás, criticándoles, hablando mal de vuestros hermanos pero, vuestras acciones y vuestra forma de ser no la cambiáis en absoluto.

Debéis poner un “hasta aquí” a todo lo malo que veis a vuestro alrededor y de lo que sale de vosotros mismos, para que éste mundo vaya cambiando y para que Yo pueda bajar a la Tierra a reinar entre vosotros. Ese es el gran regalo que tendréis, Mis pequeños, pero debéis luchar contra vosotros mismos, quitando de vosotros todo aquello que no Me gusta.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Dios Padre.
Sobre: Tened esto presente, Mis pequeños, para que no Me echéis la culpa de vuestros males, cuando vosotros mismos los estáis acarreando, porque no estáis pidiendo Mi protección ni Mis cuidados.
Hijitos Míos, cuando estáis débiles, fácilmente las enfermedades atacan a vuestro cuerpo. Debéis tomar medicamentos para que la salud de vuestro cuerpo se equilibre nuevamente y regreséis a la salud, la que todos buscáis, para sentiros bien y seguir haciendo vuestro trabajo y cumplir con vuestras obligaciones de estado.

También en lo espiritual, hay enfermedades y, también, a veces, muy graves, Mis pequeños. Si vosotros no os alimentáis correctamente, si vosotros no cumplís con lo que debéis cumplir para que vuestra alma esté protegida y, sobre todo, fuerte para resistir a las enfermedades, que son los ataques de satanás, sucumbís y os enfermáis.

Hay enfermedades muy graves, en donde se ataca Mi Obra, Mis Palabras, Mi Ejemplo y aún Mi Existencia, Mis pequeños. Aún a pesar de todo lo bello que veis a vuestro alrededor, de todo lo Creado, muchos piensan todavía que es obra de la casualidad, que es obra de la evolución e inventan tantas teorías para tratar de explicar lo que no es explicable, y que es una realidad, que Yo, vuestro Dios y Creador, os lo di para vuestro bien.

Pero hay tantas otras enfermedades, Mis pequeños, que os atacan y os llevan a la enfermedad espiritual, os engañan y os apartan del verdadero camino y esto es, porque no estáis vosotros fuertes espiritualmente.

Vosotros, en lo humano, os alimentáis correctamente y vuestro cuerpo está bien alimentado y está fuerte para luchar contra las enfermedades, que continuamente os están atacando. Hay microbios a vuestro alrededor que continuamente os atacan, pero si vuestro cuerpo está fuerte, no pueden haceros daño.

En vuestra alma, es lo mismo, Mis pequeños, los ataques de satanás, las tentaciones, vuestra debilidad espiritual, vuestros deseos impuros, vuestras fallas personales, críticas, ataques contra vuestros hermanos, infinidad de pecados y de faltas que vosotros cometéis, éstas son vuestras debilidades, pero vosotros bien podríais defenderos de ellas, acudiendo a los Sacramentos, acudiendo a actuar en las Virtudes y en el amor hacia vuestros hermanos. Si vosotros no ponéis de vuestra parte, Mis pequeños, Yo no os puedo obligar, vosotros tenéis el Libre Albedrío y podéis actuar como queráis. Podéis estar en el bien y estar sanos, tanto de cuerpo como de alma, pero también podéis escoger vivir en el mal y el mal también acabará con vosotros, con vuestra salud de cuerpo y de alma, con vuestras acciones y de todo aquello bueno que Yo os podría dar, pero que no recibís, porque os alejáis de Mí.

Sabéis que, cuando estáis Conmigo, Yo Me derramo en Bendiciones continuamente, porque vuestro corazón, vuestro ser, vuestro pensamiento, todo lo tenéis hacia Mí, lo tenéis dirigido hacia Mi Divina Providencia y Voluntad. Cuando no os alejáis de Mí, Yo os estoy cuidando, estoy protegiendo lo vuestro, lo material, lo espiritual, vuestra familia, todos vuestros intereses, pero si os alejáis de Mí y no Me tomáis en cuenta para vuestra vida y para todo lo que hacéis en vuestra existencia, entonces quedáis a merced de los poderes malignos.

Sabéis que satanás es el príncipe de éste mundo y él continuamente os está atacando, así como os atacan los microbios, virus y demás males en vuestro ser que os están enfermando, pero si vosotros no os protegéis en lo espiritual, también vuestra alma va a sucumbir, vuestro cuerpo va a sucumbir, todo aquello que vosotros hacéis, ya sea en vuestras cosas materiales, vuestro trabajo, vuestros intereses, no van a estar protegidos por Mí, porque no Me los estáis poniendo en Mi Corazón, no los estáis poniendo a Mis Pies. ¿Cómo queréis que todo os salga bien, cuando vosotros mismos no estáis buscando ése bien?, no Me lo estáis pidiendo, no estáis pidiendo Mi ayuda, protección, cuidados, no Me estáis pidiendo a Mí, que os dé los Consejos necesarios para que vuestra vida y todo lo que tenéis en vuestra vida vaya en el Bien.

Vosotros mismos estáis cerrando las puertas a ése Bien porque no Me estáis tomando en cuenta.

Tened esto presente, Mis pequeños, para que no Me echéis la culpa de vuestros males, cuando vosotros mismos los estáis acarreando, porque no estáis pidiendo Mi protección ni Mis cuidados.
Gracias, Mis pequeños.

TENDREIS DOLORES INIMAGINABLES.

Mensaje de Dios Padre a J. V.

Primer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: Espero, Mis pequeños, que seáis como el hijo pródigo, que haya humildad en vuestro corazón, que aceptéis vuestro error, que entendáis Mi Misericordia Infinita.
Hijitos Míos, una voz estoy escuchando, una voz en vuestro corazón, una voz que clama Justicia, Misericordia, Amor para los hombres pero, Mis pequeños, son voces aisladas las que escucho y éstas se tienen que unificar para que tengan fuerza. Espero ésa voz unida y fuerte de la gran mayoría de vosotros y espero que sea pronto, Mis pequeños, para que Yo pueda, en Mi Misericordia Infinita, ayudaros.

El mundo se siente ahora libre, el mundo se siente sin compromiso hacia Mí, porque satanás ha llevado a la humanidad a éste libertinaje mortal que estáis viviendo. Pero no os dais cuenta que esto os va a ir destruyendo poco a poco. Muchos de vuestros hermanos se han corrompido tanto, que están causando destrozos morales y espirituales en toda la humanidad, y esto va causando que los pueblos se vayan enfriando en espiritualidad, ya no acuden a Mí, ya no piden ayuda, ya no piden crecimiento espiritual. Hay una depravación total y no os queréis dar cuenta de que lo malo siempre os va a llevar a una destrucción muy grande y de eso tenéis ya ejemplo en la historia pasada y no queréis entender. No queréis ver lo que ha pasado en otros pueblos cuando se ha vivido en tal corrupción y depravación moral y espiritual. Los pueblos que han padecido esto han acabado destruidos de una u otra forma y vosotros ya estáis al borde de ésta destrucción mundial.

Habéis querido hacer vuestra propia vida, Me habéis hecho a un lado, no queréis seguir Mis Leyes de Amor y, os recalco y repito, son Leyes de Amor, porque éstas os van a llevar a crecer espiritualmente y a vivir realmente el Amor Divino, que es Mi Amor y que os ha estado cuidando desde vuestra concepción a cada uno de vosotros.

Sois ésos hijos pródigos que se han apartado de la casa paterna y de las obligaciones de ella. Queréis vivir vuestra propia vida y os está sucediendo exactamente igual que al hijo pródigo. Yo os di Mis riquezas, que era el Amor, principalmente, Mi Amor, Virtudes, Bendiciones, Gracias exquisitas, estabais llenos de Mí y de todo lo que viene de Mí, pero habéis preferido vivir en el mundo, habéis desperdiciado toda ésta herencia que Yo os di. Habéis entrado en la etapa de destrucción espiritual, de pobreza espiritual y, así como al hijo prodigo le fue, también vosotros sufriréis lo que él sufrió, él perdió todo, quería quitarle el alimento a los puercos, porque no tenía nada y así estaréis vosotros en poco tiempo, habréis perdido todo. Faltará lo más esencial, sufriréis, pero tal y como le pasó al hijo pródigo, no murió, sufrió, pero se acordó que tenía un padre amorosísimo y se encaminó nuevamente hacia él, a pedirle perdón y su ayuda y vosotros tendréis que comprender esto también. Yo no hubiera querido que pasara todo esto, pero seguís siendo necios. Vuestra vida es absurda, pudiendo haber tenido todos Mis cuidados y bellezas, Bendiciones y Gracias especiales, habéis despreciado todo esto que venía de Mí, preferisteis hacer vuestra propia vida y ahora veis lo que está sucediendo a vuestro alrededor y esto es el resultado de vuestro libertinaje absurdo. Vivir para el mundo, es vivir para satanás y nunca os va a dejar algo bueno.

Tendréis dolores inimaginables, pero os los merecéis, porque eso buscasteis y los encontrasteis. Serán dolores que os harán madurar y os harán regresar a la Casa Paterna, si realmente hay humildad en vuestro corazón, porque las almas soberbias, aún a pesar de que hayan caído no se arrepienten y prefieren seguir tercamente en el camino del mal y mueren eternamente por su pecado.

Espero, Mis pequeños, que seáis como el hijo pródigo, que haya humildad en vuestro corazón, que aceptéis vuestro error, que entendáis Mi Misericordia Infinita para con todos vosotros y sabed que Yo estoy a las Puertas del Reino esperándoos a todos vosotros, para que recuperéis vuestra dignidad de hijos de Dios. Llenaos pues de ésa humildad santa que necesitaréis para recuperar la vida que Yo os doy, la cual valoraréis muchísimo más cuando la recuperéis. Os amo inmensamente, Mis pequeños, venid a Mí y unid por fin ésa voz, que sea mundial, en donde Me pidáis Mi Regreso, Mi Misericordia y Mi Perdón.
Gracias, Mis pequeños.

ORACION AL PADRE.

“Padre Justo, yo quisiera hacer
Tu Santa Voluntad. Yo quisiera progresar
y ser agradable a Tu Corazón tan Sensible,
reemplazar las espinas con mi amor,
espinas que hay todavía en Ti. Amén”.
- Ven, Yo te enseñaré otra oración de reparación muy eficaz.
Di después de Mí estas palabras:
“Yo creo, yo adoro, yo espero y yo Te amo. Amén” Jesús de Nazareth

“Todo el bien que hagamos, hay que hacerlo por amor a Dios,

y el mal que evitemos hay que evitarlo por amor de Dios”.

San Francisco de Sales

DIGANME QUE ME AMAN

DIGANME QUE ME AMAN (JESUS) LA HIJA DEL SI A JESUS.

¿Por qué tener miedo de mí? Diganme SÍ.
Jesús Amor
Mi querida hija que amo, yo, Jesús Amor, te hago empezar de nuevo tu escritura para que las palabras sean claras en ti.
Tú estás escuchándome. Te amo y te quiero completamente en mí. Hija mía, te amo. Todo viene de mí, todo está en mí, Jesús, tu Dios Todopoderoso. Te amo tanto. Escribe todo lo que es de mí. Yo soy bueno, claro, no complicado. Soy simple y humilde de corazón. Tú eres mía, yo soy tuyo. Todo es la Voluntad Divina.
Los hijos que mi Padre del Cielo me ha dado, los quiero a todos en mí, como estoy por completo en esta hija.
Hijos míos, yo respeto su carácter, sus costumbres de “demasiado” o de “no suficiente”. No exijo nada que no puedan darme. ¡Yo soy tan bueno, tan puro! ¿Por qué tener miedo de mí? Su SÍ es necesario para su abandono en mí. Yo tengo las manos atadas cuando su SÍ al abandono no ha sido pronunciado. Su actuar es el de ustedes, no el mío, hijos míos.
¡Cuántos entre ustedes navegan solos, sin mí, su Jesús Amor! Ustedes van por caminos demasiados difíciles; encuentran tantos peligros. Vean por ustedes mismos cuántas desdichas hay a su alrededor. La violencia y los muertos los hacen estremecerse. Ustedes tienen miedo. Por la noche, ustedes cierran con cerrojo sus puertas, tienen miedo de los ladrones que se llevan sus bienes y sobre todo que ataquen sus cuerpos.
Sí, hijos míos, ustedes no están seguros en esta tierra. ¿Saben por que? Porque están solos. Saben hijos míos, que cuando se está solo, se corre el riesgo de encontrarse en un impase en donde todo es oscuro, en donde nada va bien; se es desdichado sin el amparo del amor.
Hijos míos, sus puntos de apoyo y su amor son tan frágiles. Todo puede venirse abajo en el momento en que ustedes no lo esperen. Yo, Jesús su Salvador, su Liberador, quiero tomarlos en mis brazos para hacerles avanzar en su camino, el de ustedes, no el del otro. Es conmigo, Jesús Amor, que deben de avanzar.
Yo soy el Camino en donde todo es fácil, claro, sin trampas. Yo soy la Luz que esclarece sus pasos. Soy la Verdad que les ayuda a no cometer demasiados errores. Hijos míos, más su SÍ es sincero, puro y noble, más avanzan en la felicidad. Todo se vuelve para ustedes tan simple: no más miedo, no más errores. Sus angustias, sus fobias, sus defectos, ya no existen; !ustedes aman! Sí, hijos míos, ustedes se convierten en lo que eran desde hace mucho tiempo: el amor.
Es el pecado que les ha quitado el amor. El amor no puede cohabitar con el pecado, él lo combate. El pecado es falso, mentiroso, violento, egoísta, tan vano, tan perverso. Todo en él es tan negro, tan frío, tan solo; todo en él es maldad. Yo les hablo del Maligno. Él toma la confianza en ustedes sin que se den cuenta, hijos míos. Él ata sus cuerpos con cadenas que les hacen tanto mal.
¿Cuántos se reconocen en la enfermedad, en el suicidio, en la violencia, en la dominación por el dinero, para colmar su falta de amor? Ustedes están dispuestos a forzar su prójimo para que les dé esta felicidad que les falta en su interior. El amor no se compra, hijos míos. No puede ser forzado, ni maltratado. ¡Él es tan bueno, tan dulce!
Hijos míos, cuando ustedes se sienten agredidos por otra persona, el Maligno aprovecha y busca hacerlos reaccionar violentamente contra su prójimo. Es él que los hace reaccionar por la cólera; ustedes no pueden controlar su miedo, su pena o su desesperación.
El amor no es así: él es gratuito, libre, puro, verdadero, dulce; él da, él ayuda, él es tan bueno. El Amor perdona. Cuando ustedes dan su sí al Amor, ustedes se dan la oportunidad de ser felices. Es tan bueno de saber que ustedes no están solos, que tienen a un amigo: Jesús.
Soy yo, el Amor, que camina con ustedes, en ustedes, en su vida. Por mi poder, ustedes están seguros. Díganme que me aman y que me entregan sus preocupaciones, sus esperanzas de amor. Yo los colmaré, les daré lo que les falta, el amor. Este amor les procurará la felicidad en ustedes mismos y con su prójimo.
Hijos míos, yo estoy en cada uno de ustedes. Yo estoy en ti, en cada uno de todos ustedes. Quienquiera que sean, yo los amo, hijos míos, poco importa que seas el peor del rebaño. He venido a la tierra por el peor del rebaño, por el más desdichado. Yo estoy en ustedes. No lo duden, hijos míos, que yo los amo. Jesús, el Rey del amor, los quiero a todos conmigo. Ustedes son mis personas, más bien mis amigos del Reino.
Vengan, mis amigos, su lugar está allí que los espera en mí, yo soy la Vida eterna. Nadie muere en mí. Yo soy la Vida que jamás termina. Amen, yo les digo, quien muere en mí tiene la vida eterna. Amen.
Fuente: Amor para todos los míos, Jesús Volumen 1, mensaje n° 116 de 23 de mayo de 2001. Por La hija del sí a Jesús, Les Éditions FJ Libro editado (en francés) en Sherbrooke, Canadá, versión traducida al español por Sabino y Sulema Alas.

EL AMOR NO DICE..RESPONDE.

Ana Garcia de Cuenca

——————————————————————————–

Este Amor no tiene precio ni te exige cantidad

Posted: 18 Jul 2014 03:46 PM PDT

En Sueño Profético decían:

Esto son Palabras Divinas, Sentencias y Pensamientos profundos:

Si amaras como dices, querrías como debes.

Si dices que amas, no amas, porque el Amor no dice, responde.

Hubo quien dijo que amó,
y el Amor no respondió.

El que ama ya no puede vivir
sin seguir amando
porque el Amor se lo encuentra
donde el hombre ve el fracaso.

Este Amor no tiene precio
ni te exige cantidad.
Este Amor, lo que sí quiere
es que tú lo quieras amar.

¡Qué Grande es este Dios,
que te deja que Lo ofendas
y te espera “pa” el Perdón!

Si Dios “El Dios” se quitara,
cinco minutos “na” más,
sobraban de estos minutos
“pa” acabar la humanidad.

El Diluvio fue una gota
comparado con lo que puede mandar.

El hombre habla de Dios
sin temor y sin amar.

Si la carne se le enferma
Lo llama pidiendo cuentas.

Piensa y medita esto bien
y aprenderás a querer.

Date prisa en aprender
“pa” que luego estés con Él.

Si la clase ahí no das,
Aquí no vienes jamás.

Desperté, oí:

Este Dictado de hoy
ya lo puede repasar
el hombre que ahí en la Tierra
se tenga por literato
y por gran intelectual.

No te dirá esta palabra
aquí sobra y allí va.

Son Palabras, son Sentencias
que te hacen el pensar
en esta Gloria tan Grande
que el hombre quiere callar.

Parece juego de niños
el tanto a Dios llamar,
y luego le habla a uno
y dicen: ¡Qué loco está!

Cada vez que Dios elige
se queda en peor lugar
aquel que dice que ama
y vive en tranquilidad,
sin saber lo que Dios manda
de esta Gloria Celestial.

El que ama se conoce
porque no deja lugar
en su espíritu y materia,
a lo que no es Gloria
donde Dios está.

Medita lo que hay escrito
y a la Gloria te vendrás.

***

Libro 1 – Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno – Tomo I -Pág. 215-216-217

CAUSAS DE POSESION DEMONIACA.

El Catecismo de la Iglesia Católica también explica que todas las prácticas de

magia o de hechicería son gravemente contrarias a Dios. Estas prácticas son

más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar, o

cuando recurren a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también

detestable ante el Señor. El espiritismo implica con frecuencia prácticas

adivinatorias o mágicas.

Un experto en el tema, Domenico Mondrone escribe: “El Diablo es el mayor

maestro de los engaños, es un embustero de incomparable astucia, que no actúa el

descubierto, sino en lo escondido; trabaja en la sombra, y siempre considera como

inteligentes a quienes no creen en sus artimañas, e incluso niegan su existencia.

Así, los primeros en caer en sus redes son precisamente los sabiondos, los llamados

“espíritus fuertes”, los grandes iluminados de la ciencia de este mundo. «La astucia

más perfecta del Demonio, ha escrito Charles Baudelaire, consiste en persuadirnos

de que él no existe».”.

Al exorcista José Antonio Fortea le preguntan: ¿Cuáles son las causas de la

posesión diabólica? Y contesta:

Las causas de la posesión son:

  1. El pacto con el demonio.
  2. Asistir a sesiones espiritistas, a cultos satánicos o a ritos esotéricos.
  3. Que un hijo haya sido ofrecida por su madre a Satanás
  4. El maleficio, el hechizo…

Y continúa: “Hay que decir que las personas que practican maleficios contra la

salud de otras personas o para que queden posesas no suelen hacerlo durante

mucho tiempo, ya que este tipo de personas suelen encontrar el castigo divino

muy pronto. Pocas cosas atraen tanto el castigo divino como practicar

maleficios o hechizos contra otros. Este tipo de personas pueden practicar sus

malas artes por poco tiempo antes de que Dios les reclame la vida y los llame

a su juicio terrible.

Las sesiones de espiritismo son otra de las causas citadas, y probablemente la más

  1. Las posibilidades de tener al demonio aumentan si se va a una sesión de
  2. El demonio se queda contigo, aunque no siempre dentro, pero en

algunos casos fuera. Prácticamente todo el mundo que ha hecho la ouija (que es un

tipo de espiritismo) tiene los demonios muy cerca o dentro de ellos. Y si se abusa

de ese juego ritual es peligroso, porque el demonio puede actuar luego en ellos. Y

la prueba son esos casos satánicos horribles, macabros, que aparecen en la prensa

y que tanto nos impresionan”.

Page 3

¿Causas de las posesiones? El Padre Fortea insiste en que está creciendo la

demanda de exorcistas “porque cada vez hay más gente que invoca a fuerzas

ocultas, desconocidas, ya sea con la ouija, pactos con el demonio, sectas satánicas,

maleficios, hechizos…, y eso hace que cada vez haya más casos de posesión”. “En

los años sesenta comenzó el interés por el espiritismo, después las cosas fueron a

más y empezó a haber brujas y sectas satánicas. Esto ha tenido un despegue

impresionante y lo seguirá teniendo, como la santería afrocubana, que produce

posesión”.

A muchos jóvenes Satanás los ha seducido con la lujuria, con la droga, con el

espíritu de revolución; pero a la mayor parte la ha ganado con el lazo del marxismo

Es oportuno recordar algunos principios, dice el Cardenal Georges Cottier, Pro-

teólogo de la Casa Pontificia: El mal del pecado es realizado por una voluntad libre.

Sólo Dios puede penetrar en el corazón profundo de la persona; el demonio no

tiene el poder de entrar en este sagrario. Actúa sólo en el exterior, sobre la

imaginación y sobre los afectos de raíz sensible (…). El demonio es mucho más

peligroso como tentador que a través de signos extraordinarios o manifestaciones

exteriores asombrosas, porque el mal más grave es el pecado. No por casualidad

en la oración del Señor pedimos: No nos dejes caer en la tentación.

Santo Tomás y San Juan de la Cruz afirman que tenemos tres tentadores: el

demonio, el mundo (lo reconocemos ciertamente en nuestra sociedad) y nosotros

mismos, o sea, el amor propio. San Juan de la Cruz sostiene que el tentador más

peligroso somos nosotros mismos porque nos engañamos solos.

EL FIN DEL MUNDO VENDRA UN DIA…

The Rev. Fr. Melvin Doucette, African Missionary/ 1704 Palmer Road, RR 2

Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ

Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@bellaliant.net

PADRE MELVIN DOUCETTE

Miércoles 21 de mayo de 2014

“Predicción de la Destrucción del Templo.”

(Lectura del Evangelio de San Mateo 24: 1–14)

“Salió Jesús del templo y, cuando se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle las construcciones del templo. Pero Él les dijo: -‘¿Veis todo esto? En verdad os digo que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida.’

Estando sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos a solas, diciendo: -‘Dinos: ¿cuándo será esto y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?’. Jesús les respondió: -‘Mirad que nadie os engañe, porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo, y engañarán a muchos. Oiréis hablar de guerras y rumores de guerras; mirad no os alarméis, porque así tiene que suceder; mas no es todavía el fin. Se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá hambres y terremotos en diversos lugares; mas todo esto es el comienzo de los dolores.

Entonces os entregarán a malos tratos y os matarán, y seréis odiados en todos los pueblos a causa de mi nombre. Entonces se escandalizarán muchos, y unos a otros se harán traición y se aborrecerán. Surgirán muchos falsos profetas y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la iniquidad, se enfriará la caridad de muchos. Mas el que perseverare hasta el fin, ése se salvará. Será predicado este Evangelio del reino en todo el mundo para que sirva de testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin’.”

Queridos amigos:

No temáis el futuro sino que permaneced cerca de Jesús. Son los que no tienen fe y siguen la senda del pecado los que deben temer porque el fin vendrá rápido, sin que ellos se den cuenta, y sufrirán. Si seguís a Jesús, Él estará a vuestro lado para ayudaros y os protegerá. Algunos morirán mártires pero otros tendrán paz y podrán ir a predicar la Buena Nueva. Mirad lo que sucedió durante la persecución romana en los primeros días. Sí, muchos murieron mártires, pero otros siguieron viviendo como cristianos y fueron protegidos. Jesús nos ama.

(A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador entregado al Padre Melvin. Jesús le habló con estas palabras:)

“Os bendigo, Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos que Me amáis y sois luz para mucha gente en el mundo. Os exhorto a todos a difundir la Buena Nueva a todos los que encontréis. Sí, el fin del mundo vendrá un día pero no os preocupéis por lo que vendrá. Tened fe en Mí, cumplid los mandamientos y estaréis llenos de gozo cuando llegue el fin del mundo porque sabréis que estaréis conmigo eternamente. Arrepentíos de vuestros pecados y pedid las gracias que necesitáis cada día para evitar el pecado en el futuro. Estad en guardia contra Satanás y los espíritus malignos y sed amigos Míos rezando todos los días. Si rezáis, os protegeré, os llevaré por la buena senda e iré delante de vosotros. Amad a todos vuestros hermanos y estad dispuestos a ayudar a los necesitados. Nunca olvidéis que os amo y que nunca os daré la espalda. Soy vuestro amigo siempre.”

Padre Melvin

Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo

Sitio Web: http://www.ourladyofpei.com

- El sitio puede aceptar donaciones online a través de tarjetas de crédito, pedidos de libros, etc. – También recibe información.

El Pequeño Santuario está abierto en general durante el día, pero recomendamos llamar con anterioridad.

Para suscribirse a los grupos del padre Melvin Doucette:

(English) http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters

(French) https://groups.google.com/group/Le-Ciel-nous-parle?hl=fr

(Español) http://groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla

LA SANTA COMUNION ES MISERICORDIA DIVINA…

EN CADA COMUNIÓN ESTÁ LA MISERICORDIA DE
DIOS HACIA SU CRIATURA
CS-45 16-Ago-97 Jesús DADO A CATALINA RIVAS.
1) (Desde el momento que recibí la S. Comunión, Jesús me
repitió a cada momento por varias horas: “Dame mucho
amor”. Luego, en la adoración del Santísimo.)
2) Hijos Míos tan amados por su Jesús… ¿Por qué se
resisten a Mis inspiraciones? Les He dado como tarea
que saquen y escojan los Mensajes de Misericordia y
Eucaristía. Vamos por puntos:
3) Ayer lo dijiste tú, hijita, Misericordia es todo lo
que les He dado a través del Evangelio y que He
desmenuzado luego en tantos libros. ¿Cómo podría
el hombre resumir ni en mil libros toda Mi
Misericordia?
4) Y en cuanto a la Eucaristía, ¿qué les He enseñado
al darme en Comunión a ti, hija y en presencia tuya,
hijo Mío? Que hoy como ayer estoy vivo, que Soy
alimento verdadero y consolación absoluta para el
hombre.
5) Que en cada Hostia está el Milagro y el Misterio
de Mi amor infinito: la Misericordia de Dios hacia Su
criatura.
6) Ahora escuchen, pequeños. Requiero de su valor,
su entrega y su amor. Van a corregir los libros, en
cuanto a errores y en cuanto a Mensajes personales
—de los libros fotocopiados— van a preparar 40
juegos de libros para entregarlos en el Congreso. Un
juego enviarás al Santo Padre con una carta que Yo te
dictaré.
7) Trabajarán para MR (con RC) en un documento
cuyo resumen es como sigue: Jesús y María son un
manantial que derrama Misericordia sobre el
mundo para conducirlo, a través de una gran
Cruzada, hacia la verdad que es el descubrimiento
del Arca que contiene los tesoros de la Nueva
Alianza: Mi Pasión, La Eucaristía, Mi Madre…
8) Pequeños, ya han podido comprobarlo. El hombre
con toda su inteligencia, si no hace carne en sí de
todas Mis Palabras, difícilmente podrá asimilarlas y
menos enseñarlas. ¿Resumir Mis Mensajes? No, no
pierdan tiempo, eso no es posible sin perder la
dulzura que encierra cada uno de ellos, aun en
aquellos en los cuales llamo la atención o pareciera
que amenazo.
9) Debía hacer esto para que juntos leyeran los
Mensajes ordenadamente, para que tuvieran la
certeza de que no puede resumirse el contexto de un
tema que desarrollo.
10) Hijos amados, manos a la obra que el tiempo
apremia, no duden cuando sientan una inspiración
de Mi Espíritu. Yo estoy con ustedes… ¡Oh, cuántos
años Ha esperado Mi Amor para derramarse en
ustedes!
11) Cuántos ojos abrirán, cuántos corazones más
franquearán sus puertas a esta Misericordia divina…
Quiero que relean todos los libros y esperen a ver
qué trabajo es el que han hecho Mis otros hijos… ¡A
veces son tan ingenuos como niños! Yo estoy
complacido con el esfuerzo suyo, no teman Mis hijos,
defiendan con valor Mis verdades, porque en el cielo
no habitan los cobardes, los que no dan testimonio
de Mí…

PROMISES OF OUR LORD.

PROMISES OF OUR LORD TO THOSE DO NOT RECEIVE THE COMMUNION IN THE HAND.

Introduction
Being submerged in profound prayer, a privileged soul was revealed the next promises from the Lord, to those persons who may not receive His sacred body in their hands.
For the time being, it has being decided to safeguard the identity of that person, because this event is very recent.
Preliminary note.
These revelations because of its newness haven’t been officially approved yet by the ecclesiastical hierarchy. Due to this situation, having faith on them is not requirable. We just want to give evidence of a reality. And at all times, we submit to the judgment and report of our Holy Mother Catholic Church, in accordance with the decree of Urbano VIII, the Pope.
(I myself, Angelica, have read this document which I took from Marques de Vadillo’s Church (Madrid). It’s about the Words that the Lord told to Guliana Grescio. In the book “The Word Volume III”, it is said that Jesus says to this woman that He doesn’t want to be received in our hands, because He is the nourishment for our soul, not for our body. Furthermore, our hands aren’t consecrated, we are not worthy of touching Him, only priests can do that… I’ll continue with the leaflet).
Warning.
Should be perfectly understandable that promises will be invalidated to anyone who takes Communion in mortal sin, since nobody laughs at God. In the same way, anyone chewing or crushing with the teeth the Host on purpose, will commit a crime.
Promises of our Lord Jesus Christ.
1. To those who refrain from receiving My body, blood, soul and divinity with their hands. I promise to fulfill them with greater blessings on their hands, heart, soul and their whole essence.
2. I promise them a lot more Graces during their pilgrimage on Earth. With the resulting greater guarantees of Salvation and the increase of essential and accidental Glory, for their whole eternal living that they will shared with Me in the celestial dwellings.
3. When taking the Communion, they will feel My presence in their whole being, so strongly and with such a full of height that they will lose their natural wish for touching Me.
4. To those who may act like that, with perseverance, will receive My greater graces and important benefits for their homes.
5. I promise as well, to those who may properly do what I mostly wish, especial powers in their hands to go against the enemies of the soul. And I will give healing powers to many of them.
6. I promise that, if they proceed with perseverance they will achieve everything with bigger intensity, to look only for My greater honor and glory and I will eulogize them for eternity.
7. I will give as well, to those who for the love to carry out all My intentions, may refrain from receiving Me in their hands, for greater worship, humility and holy respect, the gift of discernment of spirit with bigger intensity.
8. Their names will be especially written in My heart, if they, to give Me greater pleasure, may properly take the Communion in their tongue and not in their hand.
9. I promise as well that I’ll increase all their virtues as a reward to that greater humility that supposes that a person would never recognize their own hands to be clean to touch Me.
10. I furthermore promise that they will faithfully spread My doctrine and that they will overcome all kind of temptations easily.
11. Those who may receive Me in their tongue and not in their hands won’t separate their souls from Me, as long as they do this with the proper reverence and they live this way every single day of their lives.
12. I promise as well that those who, moved by tactfulness to My pleasure, may give Me consolation receiving Me properly always in their tongue and never in their hands, won’t find the doors closed for My love.
13. If they persist that way, in order to please Me, taking the Communion in their tongue, I promise they will reach to act only for My heart, with My heart, in My heart, to My Divine heart.
14. I promise as well, to those who may honor Me in this way, to be pleased and intensely listened by My heart.
15. If in this matter so important for me, they give Me the biggest pleasure, they will always be pleased, for My love, the fact of following My divine motions and I will especially recreate them as a sign of My satisfaction in the fact of taking the Communion always directly in the their tongue and never in their hands.
16. This actions will do a lot of good for the souls. However, those who insist on the wish of just touching Me in their hands, they will harden in many things towards My will. And they will be darkened about My own liking, My own preaching and My own teaching.
17. Quite the opposite, those whose hands may shake and don’t touch the consecrated form of the Communion, may be especially prepared in their whole being and at the time of having Me through the Communion may ask to be only Me and nothing them, I promise the grace of shortly reach to a very high Christian perfection. They will look for My face with greater love; they will forget about themselves easily; they will always have My comforted heart thanks to this gesture; they will receive greater celestial lights and they will have greater joy from My heart for ever and ever.
Promises to those who may spread these messages:
1. I promise the gift of the knowledge of the hearts to those who spread these promises.
2. They will reach a sublime Glorious in Heaven.
3. They will have a long spiritual life, although not always materialist, but in very few years, as if they had lived a lot of years of saintliness.
4. I will fulfill with big blessings to their family members.
5. I furthermore promise that the most they announce these promises, the most I will pour upon them.
6. I will make possible that they feel Me in an ineffable way, in a growing height.
7. I will not let them undertake those ventures that are not My liking.
8. I will put enough light in their way, so that with a very much from My help they may avoid the wrongdoing and do not only the good deeds but what it is My liking.
9. I will even give them greater Graces, countless ones, if they spread them fervently: consider being a very important omission not to spread My own promises.
(With proper authorization)

CARTA DESDE EL CIELO.

Carta desde el Cielo

Los testimonios publicados en esta sección son responsabilidad de quien los firma. Al publicarlos http://www.benditasalmas.org no está emitiendo ninguna opinión sobre la veracidad de los dichos, sino que sólo ha entendido que sus contenidos no contienen nada que atente contra las verdades de la fe y la moral y sí entiende que pueden ser favorables para el crecimiento espiritual de nuestros lectores. El juicio final sobre los hechos publicados corresponde a la Iglesia, a la que nos sometemos. La redacción de Benditas Almas

Testimonio de una lectora de Reina del Cielo, sobre las palabras de su hermano fallecido, palabras desde el cielo.

Carta desde el Cielo

Hace catorce años murió Alfredo, mi segundo hijo. Iba paseando en moto por Colonia el 8 de diciembre, día de la Virgen, donde lo atropella un camión, quedando en coma.

Lo vamos a buscar con mi marido y lo traemos a Buenos Aires para que muera acá pues ya nos habían dicho que no había nada por hacer. Yo se lo encomiendo a la Virgen de San Nicolás, prometiéndole rezar todos los días el Rosario si lo salvaba. El 10 a la mañana Alfredo se muere.

Hasta que no se vive la muerte de un hijo no se puede ni siquiera imaginar la profundidad e intensidad de ese dolor. Parece que la propia vida se acaba, que todo se termina, sólo deseaba morirme

yo. Sentía que me hallaba en un pozo de dolor, negro, oscuro y profundo. Cuando pasaron los días y pude decir ” Hágase Tu Voluntad ” la oscuridad empezó a disiparse; seguía el dolor y la tristeza, y allí en el fondo del pozo encontré el Amor y la ternura de Dios. Así pude ver los signos y señales que nos enviaba Alfredo para decirnos que estaba bien. Mis hijos soñaban con él y en todos los sueños había un mensaje de Esperanza; “Decile a mamá que estoy muy bien. Que no llore. Que ahora no entiende, pero más adelante va a entender”. Experimenté que se puede sentir el más profundo de los dolores, junto a una gran alegría.

El broche de oro de todos los sueños fue la carta de Alfredo. En agosto de 1993 Clara con su marido Javier y los chicos, Estanislao y Catalina, va al campo de unos amigos. Es de noche, los chicos duermen mientras suena una música suave en el auto. Clara se pone a rezar y pensar como extrañaba a su hermano, y de pronto siente que Alfredo le habla y termina su mensaje nombrando a Santo Tomás. Guardó en su corazón estas palabras, sin contárselo a nadie, y a los tres días al volver a su casa, pidiéndole a Alfredo que le ayude a escribir su mensaje, escribe así:

Carta de Alfredo

Si te pudiera contar como se vive el tiempo acá. Antes, cuando vivía en la vida terrena siempre había un momento para esperar, un viaje, una fiesta, un día por el que cada uno espera. Acá no es necesario esperar, esos días están en el momento. Dios nos hace tan limitados al principio para después mostrarnos lo que es ser libres realmente.

Ahora, no puedo creer haber visto el mundo por dos agujeritos tan chiquitos como son los ojos. Acá podés mirar todo sin límites y no es como allá que al mirar te encontrás con cosas tristes, acá mirás y es todo un placer. Nunca vi nada en La Tierra tan lindo como esto. Yo puedo ver, no solo este paraíso sino a cada uno de ustedes, en el mismo momento, puedo verlos aunque estén en lugares diferentes.

También quería contarte que tengo un jardín, ¡tan lindo!……..y que cuando pase este tiempo que están viviendo y estén acá en Dios y conmigo vamos a poder recorrerlo juntos, te voy a mostrar cada flor que tengo, las tengo gracias a los actos de amor de la gente que quiero, cada vez que hacen un acto bueno de amor florece una flor y yo se cual es de cada uno y las riego, las cuido y las vigilo para que siempre estén ahí y no desaparezcan. Ya vas a entender cuando estemos juntos y podamos abrazarnos como sé que tanto soñás.

NO TE GUARDES TODO ESTO.

Tenés tanta Fe cuando te hablo, que se me hace más fácil, hacé de cuenta que te llamé por teléfono, por el teléfono del alma. Y si alguien cree que todo esto es ridículo, no importa…..es tan corto ese tiempo que enseguida van a descubrir la verdad.

Ahora que conozco la vida de Jesús, no hagas como Santo Tomás. Los ojos y el ver, no te confirman nada, SOLO EL ALMA LO HACE.

Alfredo Correas

Y haciendo caso a Alfredo que nos pedía que no nos guardáramos todo esto, lo contamos y hoy sabemos que la carta de Alfredo ha sido consuelo para muchos que como nosotros creemos sin haber visto. “Los ojos y el ver no te confirman nada. Sólo el alma lo hace.”

M. Roberta Mallea de Correas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.349 seguidores