CIEN VIDAS CULPABLES.

Mensaje de Jesús sobre los pro-aborto.

En verdad Yo te lo digo, por una vida inocente segada desde su concepción por la mas monstruosa iniquidad, cien vidas culpables pagaran por este crimen con su eternidad.

En nombre de la justicia y el derecho que ellos invocan, asesinan impunemente la obra del Creador en su criatura, el pequeño ser, en el seno de su madre, culpable ésta misma por su consentimiento en el mas horrible crimen, colocándose mas abajo que las bestias que conservan fielmente el instinto materno, en toda belleza y abnegación.

Ya nada vibra en estas almas entregadas al culto de su cuerpo, destinado este a la podredumbre. ¿Como podría el amor echar raíces en este envilecimiento del ser que vino a salvar y que se corrompe voluntariamente por una abyección incalificable? Reza, hija mía, por esas victimas del infierno.

* Mensaje del Amor Misericordioso a las Pequeñas Almas
el 18 de julio de 1973

CUANTAS ALMAS VAN AL INFIERNO POR EL AMOR PROPIO..

22 de marzo de 2014

¡CUÁNTAS ALMAS VAN CAMINO DEL INFIERNO POR EL AMOR PROPIO!

Almas de Dios, muchas de vosotras sois almas que Me consuelan el Corazón por la entrega que Me tenéis, por lo sufridas que sois, por el esfuerzo que tratáis de hacer de perseverar hasta el fin y por la fe que ejercéis en las cosas reveladas por Mí y en el Antiguo Testamento. Yo, Jesús, os hablo. Quien cree lo que ha sido revelado desde años inmemorables, son almas que Nos agradan sobremanera en el Cielo, porque hijos, cuando alguien pretende saber más de lo que está dicho, comprobado, corroborado y estudiado, esas almas son retorcidas que se aman a sí mismas tanto, que no pueden aceptar otros criterios que no sean los propios. Yo, Jesús, os hablo. Ay hijos, ¡cuántas almas van camino del Infierno por el amor propio! Es el que más almas condena, y ahí está el primer ejemplo de Satanás que tanto se amó que se perdió a sí mismo eternamente arrastrando con él miríadas de Ángeles y de almas. La humildad debe alcanzar a todas las personas y en todos los campos. Si no os planteáis ninguna duda de lo que han dicho los historiadores sobre personajes históricos como Cristóbal Colón, Nerón o Calígula, ¿por qué os planteáis dudas sobre lo que el Magisterio de la Iglesia dice y que consta en las Sagradas Escrituras? Os negáis de esta forma a vosotros mismos, hijos queridos, la salvación y la sana doctrina que os ayudará a tener paz, la paz que Dios da que no es como la da el mundo, y que os ayudará a tener valor y fortaleza en los días de tribulación ¿Quién soporta bien la pruebas? Aquellas almas que tienen fe, que creen en lo revelado y que lo esperan todo de Dios. ¿Quién tiene esperanza? Aquellas almas que se alimentan de Mi Palabra divina, que creen en Mí y que lo esperan todo de Mi divino Corazón. Por tanto hijos, no os dejéis engañar por criterios humanos como los vuestros que son desacertados y, que ellos os llevarán por caminos erróneos y opuestos a los de la Vida Eterna. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.

COMO TENER FE..

The Rev. Fr. Melvin Doucette, African Missionary/ 1704 Palmer Road, RR 2

Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ

Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@bellaliant.net

 

 

PADRE MELVIN DOUCETTE

 

Jueves 27 de marzo de 2014

 

“La Verdadera Familia de Jesús.”

 

(Lectura del Evangelio de San Mateo 12: 46–50)

 

“Mientras estaba aún hablando a las turbas, su madre y sus hermanos estaban fuera, intentando hablarle.  Alguien le dijo: -‘Mira, tu madre y tus hermanos están fuera y desean hablarte.’  Él, respondiendo, dijo al que le hablaba: -‘¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?’.  Y tendiendo la mano hacia sus discípulos, dijo: -‘He aquí mi madre y mis hermanos;  porque quien hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es para mí hermano, hermana y madre’.”

 

Queridos amigos:

         Ayer pude ir a Summerside y no nevó durante el viaje.  Llegué a casa a la 1:30 p.m.;  comenzó a nevar y a soplar el viento alrededor de las 2:30 p.m.  En un minuto no se veía nada más que nieve volando pero ya estaba en casa.  Gracias por las oraciones.

 

(A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador entregado al Padre Melvin.   Jesús le habló con estas palabras:)

“Os saludo, Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos que vivís cerca de Mí.  Si Me seguís, realmente sois Mis hermanos.

Un día, en Mi vida, cuando estaba enseñando, Mi Madre y Mis hermanos (vosotros los llamaríais primos) vinieron adonde estaba porque querían hablar conmigo. Habían oído historias en Nazaret sobre Mí que, por supuesto, eran exageradas o falsas.  Es por ello que Mi Madre quería saber si eran verdad o no.  Puede haber sido la historia de que eché espíritus malignos por el poder de Belcebú.  Eso que habían dicho los fariseos, por supuesto no era verdad.

Después de escuchar que Mi Madre quería hablarme, usé esta oportunidad para enseñar a los presentes acerca de quiénes son verdaderamente Mi Madre, Mis hermanos y Mis hermanas.  Señalé hacia Mis Apóstoles porque creían en Mí y estaban haciendo la voluntad de Mi Padre del cielo.  Es así que todos los que creen en Mí y hacen la voluntad del Padre se convierten en parte de Mi familia.  Estoy con aquellos cristianos que caminan conmigo todos los días.  Por lo tanto, si deseáis ser parte de Mi familia, haced lo que os he dicho, especialmente amaos los unos a los otros, ayudad a los pobres, enfermos y mayores, y rezad por los que no creen para que abran sus corazones para recibir el don de la fe.  A todos Mis hermanos les gusta ir a la Santa Misa, especialmente todos los domingos, arrepentirse de sus pecados y recibirme en la Sagrada Comunión.  Si creéis en Mí, tenéis que hacer buenas obras para probar que tenéis fe.  Sin obras, vuestra fe está muerta.  Os exhorto a todos a venir a Mí, a cargar vuestra cruz, y a seguirme todos los días.  Si lo hacéis, seréis salvados.  Os bendigo a todos.”

 

Padre Melvin

 

Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo

Sitio Web: http://www.ourladyofpei.com

- El sitio puede aceptar donaciones online a través de tarjetas de crédito, pedidos de libros, etc. – También recibe información.

 

El Pequeño Santuario está abierto en general durante el día, pero recomendamos llamar con anterioridad.

 

Para suscribirse a los grupos del padre Melvin Doucette:

(English) http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters

(French) https://groups.google.com/group/Le-Ciel-nous-parle?hl=fr

(Español) http://groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla

 

SOY VUESTRO PADRE HIJOS.

JESUS. DEL LIBRO LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS. DICTADOS A MARGA.






SI, SOY YO , SOY YO, ESE PADRE, SOY ESE ESPOSO BUENO QUE PERDONA LA INFIDELIDAD DE SU ESPOSA, Y LA VE PULCRA, AUNQUE ESTA MANCHADA, PORQUE LA HA CUBIERTO CON SU MANTO, QUE ARREBATA DE UN GOLPE TODAS LAS FEALDADES Y LA HACE PULCRA Y HERMOSA. ¡VENID A RECIBIR MI MANTO! QUE OS LIMPIARA DE TODO PECADO Y OS HARÁ LIMPIOS, IRREPROCHABLES ANTE DIOS, LIMPIOS Y DE TODO PECADO.
¿NO SABIAS QUE ESE ERA YO? …SI ESE ES DIOS: EL PADRE AMOROSO Y DADIVOSO, QUE SE DERRAMA DE AMOR EN SU CRIATURA, QUE SE DESVIVE POR SU AMOR, QUE BUSCA SOLO LA COMÚN-UNIÓN CON ELLA.
¿ES QUE NO OS LO HABÍA DICHO NADIE? POR ESO BAJO YO HOY HASTA VOSOTROS PARA DECÍROSLO, PORQUE HAN CALLADO LA BOCA A MIS ARQUITECTOS (PROFETAS) Y HABLAN LOS PEONES (LOS QUE NO SABEN) LOS QUE NO SABEN HABLAR, Y OS DICEN Y LES VEIS QUE HACEN COSAS QUE NO SABEN HACER, Y LO HACEN MAL Y ME TRASMITEN MAL. PORQUE YO NO SOY NI EL VIEJO TONTO QUE SE EQUIVOCO AL HACER EL MUNDO, NI EL TIRANO QUE OS MANTIENE DENTRO DE SU CÁRCEL. SOY EL PADRE. SOY VUESTRO PADRE HIJOS Y OS AMO, OS AMO CON TODO EL AMOR DEL MUNDO, COMO NADIE OS HA PODIDO NUNCA AMAR. Y CUANDO ME CONOZCÁIS VERDADERAMENTE, VENDRÉIS IRREMISIBLEMENTE A MI, PORQUE NO SE PUEDE CONOCER MI AMOR Y NO QUEDAR ADHERIDOS A EL, PORQUE ES COMO UN POTENTE IMÁN DE AMOR QUE ATRAE TODO LO QUE LE RODEA Y QUE NO DESEA MAS QUE FUNDIRSE CON SU CRIATURA.
JESÚS. DEL LIBRO LA VERDADERA DEVOCIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS. DICTADOS A MARGA.

PEDIDME LA GRACIA DE SUPERAR LA PRUEBA. LIBRO DADME DE BEBER.

29 de marzo de 2014

SERÍA UNA SANTIDAD ENGAÑOSA SI NO PASARAIS POR TRIBULACIÓN

Hijos Míos, cuan doloroso es para Mí que os tenga que visitar con la cruz. Yo, Jesús, os hablo.Pero hijos, sería una santidad engañosa si no pasarais por tribulación, pues en tiempos de bonanza hasta los paganos Me ensalzan. Yo, Jesús, os hablo.Aquel que padece pruebas o cualquier clase de tribulación, sea económica, de salud, de profesión o familiar  y la sobrelleva sin mermar su amor hacia Mí, aquel alcanza en poco tiempo un grado de santidad muy perfecto y elevado, si bien, ante sus ojos y los ajenos parecerá la misma persona, no así ante los ojos de Dios, de los Ángeles y de los bienaventurados. Yo, Jesús, os hablo.Todo el que Me ama debe cargar con su cruz y no solo cargarla sino abrazarla y, aun darme gracias por haberle visitado con ella. Yo cojo la cruz y la llevo a almas que se que Me van a responder, pero si alguna falla, Mi dolor es más grande que los pecados de mil pecadores, porque hijos, de los que Me aman lo espero todo, y ellos, también deben esperarlo todo de Mí, dado que el verdadero amor es confianza en el Amado y no tiene condiciones.Pedidme hijos  la gracia para superar la prueba, no Me pidáis que os la retire (1), sino que os de la gracia para superarla, porque es riqueza espiritual para vosotros y se tornará en grados de gloria en el Cielo si la superáis y si al veniros vivís en estado de gracia.  Y si cuando os llegue estáis en pecado grave, esa prueba que os traigo será canal o medio para reconvertiros y volveros antes a Dios si la superáis o la sufrís pacientemente. Yo, Jesús, os hablo.Se hijos que sin Mí nada podéis (Jn 15,5), por eso, aunque no Me veáis o no Me sintáis, también en el dolor estoy a vuestro lado, no os abandono y adolezco de ver lo que os tengo que hacer para que crezcáis en santidad. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Paz a todo aquel que leyendo este mensaje lo cree y lo pone en práctica.(1) Jesús pidió que pasara de El ese cáliz, pero antepuso la voluntad de Su Padre a la de El. Así nosotros.

NO TEMAS RECIBIRME EN LA EUCARISTIA.

Mensaje para hoy: 24 de Marzo de 2014 
Comparte el Amor
     
Facebook Twitter

15-08-01

P. No temas recibirme en la Eucaristía; cuando te enojaste ayer Yo estaba esperándote para complacerte, en tu entrega personal. ¿Acaso no haría Yo lo mismo si estuviera en tu lugar? ¿Acaso no comprendería Yo los hechos de la misma manera que lo hiciste? ¡Cuánto te costó aceptar Mi voluntad!

F. Es que no me queda otra, hay situaciones que no puedo modificar y me causan tremenda ira.
La verdad es que a veces sos tan incomprensible… Bueno, prefiero no pensar tanto y aceptar lo que me toca.

UNA MADRE SUFRIO LA OUIJA QUE HIZO….

Una madre narra desde Chile su dramática experiencia con el demonio y la ouija: La víctima fue su bebé

SANTIAGO, 06 Feb. 14 / 06:51 am (ACI/EWTN Noticias).- Una madre defamilia chilena narró la dramática y dolorosa experiencia que le tocó vivir al tener que enfrentar la posesión demoniaca de uno de sus hijos cuando era bebé, luego que sus hijas jugaran a la ouija.

El relato fue publicado originalmente en el sitio web Portaluz.org y lo presentamos a continuación:

Con su esposo habían optado por sentar las bases de su matrimonio y familia en una cotidiana vida de fe, señala Teresa B. a Portaluz. Los sacramentos, las actividades pastorales y espirituales que compartían les daban una base, “que creíamos sólida para nuestras dificultades personales, las alegrías y debilidades, como pareja y familia”. Teresa y Roberto tenían tres hijas y anhelaban concebir un varón.

“Vivimos la noticia como un regalo de Dios que todos celebraban, cuando se supo que estaba embarazada esperando a Miguel. Fue tan deseado, querido y bienvenido este niño… que incluso los vecinos de mi sector enviaban saludos y regalos por montones”.

Ya en los primeros meses de gestación Teresa sintió que este era un niño especial, porque sin buscarlo empezaron las bendiciones. Estaba en su tercer mes de embarazo cuando el Papa Juan Pablo II llegó a Chile y por el vínculo activo que ella mantenía en la Iglesia, tuvo la oportunidad de estar físicamente muy cerca de él.

“Recuerdo que en un determinado momento el Papa me miró la barriga, sonrió, y me dio una bendición. Me estremecí de emoción, fue muy impactante. Ese mismo año además, dos obispos visitaron mi parroquia. Cada uno de ellos, en fechas distintas, nada más llegar, también me bendijeron el vientre. En algún momento me dije, ¡qué extraño esto!, tantas bendiciones para este bebé…”.

Una agresión oculta e inesperada

Miguel, confiesa esta madre, “era un niño que emanaba paz” y su bautizo fue celebrado, comenzando así su camino como hijo de la Iglesia… “Disfruto ir amisa cada día y por eso siempre llevaba al niño conmigo. Cierto día del año mil novecientos ochenta y nueve me comprometí para colaborar un par de horas en un retiro de oración guiado por unos sacerdotes amigos de nuestro cura párroco. Miguel tenía poco más de un año y como era una salida breve, no vi inconveniente en dejarle junto a sus hermanas al cuidado de una tía, hermana de mi padre, que me ofreció recibirlos aquella tarde”.

Cuando pasó a recogerlos Teresa notó a su hijo muy extraño. “Estaba inquieto, lloraba y lloraba”. Pensó que pronto se calmaría, pero la intranquilidad del pequeño continuó. Pasaban los días y el niño seguía muy llorón y casi no dormía por la noche. Los médicos no encontraban explicación, pero Teresa, por su sensibilidad espiritual captó que “algo” grave ocurría… “Comenzó a ponerse agresivo, especialmente cuando iba con él a misa. Luego de comulgar, teniéndolo en mis brazos… me agredía, mordía mi cara, me arañaba. Violento casi, todo era muy extraño. Me angustiaba no saber cómo ayudarlo, oraba más por él y continuaba llevándolo a misa conmigo. Pero lejos de variar su conducta se iba poniendo más agresivo y más llorón. Entonces yo decía, ¿qué pasa aquí?”

Fue su cura párroco quien después de la misa se me acercó. ¡Él también se había dado cuenta del cambio repentino de Miguel! y al saber que tampoco los médicos tenían explicación le refirió el nombre y dirección de dos sacerdotes que tal vez podrían ayudarles.

Suplicando al cielo

“Las distancias en Chile son bastante grandes y aunque estos sacerdotes vivían aproximadamente a tres horas de mi casa, decidí ir a conversar con ellos, el Padre Carlos Aldunate y el Padre Agustín Sánchez. Nada más llegar el Padre Carlos llamó al Padre Agustín y en ese momento el niño, cuando vio a este sacerdote, se puso llorón, llorón, ¡tremendo!, sin control. Me sentí horrible. Sereno, el Padre Agustín me hizo un gesto con la mano para que me acercase, al tiempo que se alejaba un poco; así es que le entregué a mi esposo el niño y fui con él… «Mira, yo no puedo ayudar en este momento a tu hijo», me dijo. «¿Pero Padre por qué, qué pasa?», repliqué. Y agrega… «Hay algo dentro de tu hijo, pero yo no lo puedo ayudar aún. Piensa Teresa, ¿con quién se quedó tu hijo, a cargo de quién, qué ha pasado en este tiempo? Mira, trata de averiguar y a la hora que sea, el día que tú te enteres, me llamas y lo traes»”.

Con el corazón apretado, muy triste, el matrimonio regresó a su hogar. Al llegar sus hijas estaban esperándolos en la puerta. Apenas se bajaron del auto les preguntaron cómo había ido todo con su hermano. Teresa les contó lo que el sacerdote Agustín Sánchez les había dicho…

“Ese día decidimos acostarnos temprano, tipo nueve y media. Estaba entrando el invierno, ya estaba frío y comenzábamos a dormirnos cuando escuchamos un par de golpes suaves en la puerta de nuestra pieza. Eran dos de nuestras hijas, las mayores… «Mamá, Papá, nosotras sabemos lo que pasó con mi hermano», fue lo primero que dijeron al entrar”…

El secreto

Teresa y su esposo se incorporaron en un segundo pidiéndoles que se explicaran…

“Nerviosa, una de ellas hizo el relato: «Bueno, ocurre que… ¿te acuerdas ese día cuando ustedes nos dejaron en la casa de la tía porque tenían un retiro y tú nos permitiste invitar a unas compañeras para hacer juntas las tareas?». Asentí, intentando mantener la calma. «Bueno –continuó narrando mi hija-  cuando terminamos los deberes nosotras nos pusimos a jugar… Es que una de nuestras amigas llevaba la tabla de la Ouija, esa con las letras, con el vasito, para hablar con los espíritus… y empezamos a ver si nos resultaba. Estábamos en el comedor, abajo, y pusimos todo ahí en el piso, al lado del calefactor que tiene la tía…». Poco a poco, algo temerosas, casi arrepentidas diría, fueron narrándome su secreto. Nos dijeron que llevaban pocos minutos con lo de la Ouija y a su parecer todo iba bien, alguien o algo estaba allí, afirmaban. Pero repentinamente, sin darse apenas cuenta por lo concentradas que estaban en sus preguntas como en las respuestas que iban surgiendo, apareció su hermanito y sin tiempo de reacción para detenerlo, el niño con la inocencia propia de la edad, pasó corriendo por encima del tablero, que estaba en el suelo, desbaratándolo todo. Nuestras hijas nos miraban acongojadas mientras terminaban el relato confesándonos que en un primer instante sintieron mucha rabia con su hermanito por lo sucedido. «¿Pasó algo más hijas?», pregunté. Y me aseguraron que eso era todo.

Sin demora el matrimonio llamó al sacerdote Sánchez quien les indicó que la familia completa fuera de inmediato a verlo. “Partimos todos y nuevamente, nada más entrar al jardín de la casa de los sacerdotes, mi hijo se puso a llorar, se revolvía en mis brazos, estaba claro que no quería entrar allí, el corazón me dio un vuelco”.

Liberación

El Padre Agustín –cuenta Teresa- conversó con cada una de las niñas, las confesó, luego las ungió y con firmeza como lo haría cualquier papá, las reprendió por su imprudencia. En eso estaban, dice,  cuando apareció también el Padre Carlos y el Padre Agustín tomando de los brazos de Teresa a su hijo se lo entregó al recién llegado… “Miguel lloraba a todo pulmón cuando ambos sacerdotes ingresaron en la capilla del recinto llevando a mi hijo. Yo, instintivamente les seguí para entrar con ellos, pero el Padre Agustín me detuvo y dijo… «No hija, tú te quedas fuera»”.

La angustia, los nervios, pero también la esperanza de que todo se resolviera por fin, formaban un torbellino en la mente de la atribulada madre, padre y hermanas. “Yo lo único que sentía era la voz fuerte del Padre Agustín adentro exorcizando a mi hijo y como no conocía del tema la inquietud me aguijoneaba pensando… ¿pero qué le están haciendo a mi hijo?”.

Cuando Teresa estaba al límite de estas emociones “¡salieron de la capilla y traían a mi hijo, dormido, con ese rostro plácido que siempre había sido tan característico en él y que en las últimas semanas había perdido!”.

Al entregarle –dice la madre- al pequeño Miguel, el sacerdote Agustín Sánchez se dirigió nuevamente a las niñas, al tiempo que acariciaba sus cabezas, diciéndoles: «¡Y ustedes no jueguen más con tonteras… ¡porque miren lo que pasó con su hermano, se le había metido un ‘espíritu inmundo!».

Aún tuvieron que llevar al niño nuevamente en varias ocasiones con el sacerdote, según él mismo se los indicara. “En esos momentos el padre Carlos lo ungía con aceite –que supe era para exorcizar- en la frente, en sus manitos y otros lugares del cuerpo. Luego oraba por el niño pidiendo a la Virgen María que lo protegiera. Aún recuerdo que sería luego de la tercera o cuarta de esas liberaciones que mi hijo comenzó a estar envuelto en un aroma a flores, que se podía percibir en los lugares donde había estado y esto siguió ocurriendo varios días después que terminó todo el ciclo de unción y oraciones. Yo también rezaba cada día con ahínco por mi hijo y al finalizar, este buen sacerdote me enseñó una oración de protección que hasta hoy es una de mis devociones cotidianas; es la conocida Coraza de San Patricio, pero en versión adaptada por este exorcista.”

Con el paso del tiempo, agradecida de Dios, esta experiencia llevó a Teresa a participar hasta hoy en un pequeño grupo de laicos que colaboran con sacerdotes para liberar a otros que son atormentados por el demonio. “En un comienzo me provocaba algo de temor el saber que estaba decidiendo servir a Nuestro Señor Jesucristo enfrentando a su enemigo. Pero Jesús gracias a la vida sacramental me da su gracia y ya no temo. Si Cristo está contigo ¿quién contra ti? La clave está en mantener una vida coherente con la fe. Miguel, mi hijo, volvió a ser el mismo de siempre. Cuando comenzó a hablar, sin proponérselo nosotros, pedía él mismo ir a misa e incluso prepararse para la Primera Comunión. La hizo a los siete años y el Padre Carlos se la dio. El quería recibir a Jesús. Continuamos orando juntos por su protección. Es importante que él y todos quienes han vivido algo semejante tengan conciencia que si una vez te pasó, puedes ser vulnerable a que te ocurra de nuevo si olvidas estar en comunión con Dios… Padre, Hijo, Espíritu Santo y como mediadora poderosa la Virgen María, Madre, que siempre acude en nuestra ayuda”.

Nota del editor: Por expresa solicitud de la madre al editor de Portaluz, a quien entregó su testimonio (el cual se encuentra debidamente registrado), hemos cambiado los nombres de las personas señaladas en el relato, con excepción de los nombres de ambos sacerdotes. Los sacerdotes Carlos Aldunate y Agustín Sanchez, efectivamente atendieron y acompañaron en Chile a las personas que el relato refiere, en los hechos que se narran.

Puede leer el artículo original en http://portaluz.org/una-madre-narra-desde-chile-su-dramatica-experiencia-con-el-demonio-423.htm

DESEO QUE TODOS LOS CATOLICOS RESPETEN EL DOMINGO COMO DIA DEL SEÑOR

The Rev. Fr. Melvin Doucette, African Missionary/ 1704 Palmer Road, RR 2

Tignish, PE (Prince Edward Island) COB 2BO / CANADÁ

Tel: 902-882-2004 / E-mail: melvin.doucette@bellaliant.net

 

 

PADRE MELVIN DOUCETTE

 

Viernes 21 de marzo de 2014

 

“Juntar Granos en día Sábado.”

 

(Lectura del Evangelio de San Mateo 12: 1–8)

 

“En aquel tiempo, iba Jesús de camino en día de sábado por los sembrados.  Sus discípulos tenían hambre y comenzaron a arrancar espigas y comérselas.  Los fariseos, al verlo, le dijeron: -‘Mira que tus discípulos hacen lo que no está permitido hacer en sábado.’  Y Él les dijo: -‘¿No habéis leído lo que hizo David cuando tuvo hambre él y los que le acompañaban?  ¿Cómo entró en la casa de Dios y comió los panes de la proposición, que no les estaba permitido comer ni a él ni a los que con él iban, sino sólo a los sacerdotes?  ¿O no habéis leído en la Ley que en día de sábado los sacerdotes en el templo violan el descanso sabático sin hacerse culpables?  Pues yo os digo que aquí hay algo mayor que el templo.  Y si entendierais qué quiere decir: Misericordia quiero, que no sacrificio, me condenaríais a los inocentes.  Porque el Hijo del hombre es señor del sábado.”

 

Queridos amigos:

         Ayer fue el primer día de la primavera.  Sin embargo, aquí no parecía primavera.  Nevó por la tarde y la temperatura estuvo por debajo del punto de congelación.  Espero que el tiempo cambie en unas semanas y que desaparezca la nieve.

 

(A continuación encontraréis el mensaje de Nuestro Señor y Salvador entregado al Padre Melvin.   Jesús le habló con estas palabras:)

“Mi hermano Melvin y todos Mis hermanos, conocéis la ley del sábado.  El Padre dio este mandamiento: ‘Santificad el sábado’.  Para los judíos el ‘Sabat’ era el sábado, pero para los cristianos el ‘Sabat’ es el domingo.  Cambió porque resucité de entre los muertos un domingo y el Día de Mi Resurrección se convirtió en un día muy importante.  Desde el tiempo de los Apóstoles, se mantuvo el domingo como el Día del Señor, en que los cristianos van a la Iglesia y no trabajan.

Un sábado, estaba caminando a través de un campo sembrado con los Apóstoles, ellos tenían hambre, juntaron las espigas y las comieron.  Para los fariseos esto era pecado porque no era legal hacer eso un día sábado.  Les tuve que enseñar que no hacían nada malo porque tenían hambre.  También les dije que Yo era el Señor del Sábado.

Realmente, deseo que todos los católicos respeten el domingo como el Día del Señor.  Es un día para ir a la iglesia y a la Santa Misa.  También, si os habéis arrepentido de vuestros pecados, es un día para recibirme en la Sagrada Comunión.  La Santa Misa es la oración más importante en la que podéis participar.  Por lo tanto, todos estáis llamados a ir a la iglesia para estar junto al sacerdote en la Celebración Eucarística.  Debéis dejar de hacer el trabajo que hacéis durante la semana.  Si sois pescadores, no debéis pescar el domingo.  Si sois granjeros, no tenéis que trabajar en la granja.  Si tenéis un trabajo en cualquier compañía, no debéis trabajar.

Sin embargo, hay ciertos trabajos que la gente debe hacer en domingo.  Un ejemplo de esto son las enfermeras.  Deben ocuparse de los pacientes aunque sea domingo. También hay otros que tienen que trabajar los domingos por la naturaleza de sus trabajos.

La mayoría de los católicos pueden y deberían respetar la ley de Dios del domingo.  El domingo es un día de oración, un día para leer la Biblia, un día para visitar a los enfermos, a los mayores y a los miembros de vuestra familia.  Os bendigo a todos.”

 

Padre Melvin

 

Pequeño Santuario de Nuestra Señora de la Isla del Príncipe Eduardo

Sitio Web: http://www.ourladyofpei.com

- El sitio puede aceptar donaciones online a través de tarjetas de crédito, pedidos de libros, etc. – También recibe información.

 

El Pequeño Santuario está abierto en general durante el día, pero recomendamos llamar con anterioridad.

 

Para suscribirse a los grupos del padre Melvin Doucette:

(English) http://groups.google.com/group/father-melvin-doucettes-letters

(French) https://groups.google.com/group/Le-Ciel-nous-parle?hl=fr

(Español) http://groups.google.com/group/el-cielo-nos-habla

 

 

NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE.

DIÁLOGO ENTRE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

 

Y SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

 

3 DE MARZO DEL 2014

 

 

 

 

 

Cristo:

 

 

Amada Mía, Mi Pueblo permanecerá a Mi Lado, y en cumplimiento de Mi Voluntad, Me retornará la Tierra que les fue dada en heredad. Entonces Yo reinaré sobre toda criatura humana y la paz habitará en cada uno de Mis hijos.

 

 

 

¿SABES AMADA MÍA, CÓMO MIRO A LOS MÍOS EN ESTE INSTANTE?

 

 

 

Les miro disfrutando del libre albedrío, como aquél que cree no ser mirado por quien todo lo mira…

 

Les miro desligándose de Mí, entregándose a la perdición y a todo aquello tan mundano que les lleva a ser cadáveres deambulantes, sin conciencia de lo que pierden…

 

 

 

Yo deseo el bienestar de Mis hijos, y recibo el rechazo de la humanidad que en medio de las sombras,  elige libremente,  el gozo momentáneo.

 

 

 

¿SABES, AMADA, CUÁL ES EL PECADO DE LA HUMANIDAD?

 

 

 

Luz de María:

 

 

Mi Señor, ¡son tantos…!

 

 

 

Cristo:

 

 

Amada, la INCONSCIENCIA ES EL PECADO DE ESTA GENERACIÓN; no se detienen a meditar en sus actos, en sus obras, en cómo retomar el camino para reencontrarse Conmigo. El hombre camina despacio como si el tiempo continuara y no se hubiese detenido….  Esta generación no cree en Mis Llamados ni en los de Mi Madre. Aquellos que se llaman a sí mismos cristianos, son copias deformadas de Mis Leyes y de Mi Voluntad.

 

 

 

No es verdadero el que dice amarme,  y habiéndose adentrado en Mí, permanece con su corazón invadido por la falta de amor al hermano.

 

 

No es verdadero el que dice amarme, y sus manos se encuentran vacías; éstas no tienen actos, ni buenas obras a favor de todo cuanto le rodea por Voluntad Divina.

 

 

 

“La fe sin obras es muerta”. Las creaturas aún no son conscientes de que sólo Yo Soy Verdad,  Libertad y Vida.  No son conscientes, ya que, sumergidos en lo banal, continúan en un camino equivocado que les lleva a perderse en manos de satanás, pasando a formar parte de su botín.

 

 

 

Diles a tus hermanos que Yo Soy Misericordia para los que Me buscan con prontitud, luchando contra su propio egoísmo humano, para liberarse del querer propio, contaminado por la vanidad, soberbia, ira, hipocresía y por la mentira.  Se miente a sí mismo el que Me llama Padre, y olvida que Yo les llamo a ser uno en Mí.

 

 

 

LA FRATERNIDAD EN ESTE INSTANTE, ES EL ARMA PARA QUE SATANÁS NO PENETRE en los que en Mi Nombre y en el de Mi Madre, se congregan en Mi Voluntad preparándose en el espíritu y siendo acción para testimoniar Mi Palabra, alertando a sus hermanos sobre el instante presente y sobre la inminente cercanía del cumplimiento de los acontecimientos que purificarán a la humanidad y que Mi Madre por amor a Sus hijos ha transmitido.

 

 

 

¡AY DE AQUELLOS, QUE COMO PIEDRAS IMPENETRABLES, SEAN MOTIVO DE DIVISIÓN!

 

 

Cristo:

 

 

Amada, ¿SABES CÓMO SUFRO POR LOS MÍOS?

 

 

 

Luz de María:

 

 

Te miro Mi Señor en la Cruz, expiando los pecados de la humanidad, sangrante y dolorido…

 

 

 

Cristo:

 

 

Esta Mi Sangre es por aquellos consagrados que se pierden, amando a la sociedad más que a Mí, esclavizándose al dinero y perdonando pecados a quienes les proveen de un mayor estatus, e ignorando las necesidades de Mi Pueblo. Estas Mis heridas, son por ellos, que cierran Mis Templos y no alertan a los que, ignorantes, continúan en el pecado ofendiéndome una y otra vez.  Hija, Mis consagrados deben ser a imagen Mía; la pobreza eleva el espíritu, la opulencia lucha contra el tiempo que no es tiempo, los compromisos sociales no dejan cabida para la oración, y sin la oración ¿cómo van a guiar a Mis ovejas?

 

 

 

Esta Mi Sangre es por aquellos hermanos tuyos, que desprecian Mis Llamados y luchan en contra de estos mismos Llamados, por los que persiguen a Mis instrumentos. Esta Mi Sangre es por aquellos instrumentos que han guardado silencio por temor y cobardía.

 

 

 

¿Sabes, hija Mía, cómo vendré a buscar a los Míos en Mi Segunda Venida?

 

 

 

Con Mis Legiones, con Mi Poder…. estremeciendo cuanto existe, pero el hombre de ciencia  y muchos de Mis propios hijos fingen desconocerlo y hasta lo niegan. Los Cielos se abrirán,  y cuanto ha sido creado, exultará de gozo al mirarme; los elementos se agitarán, y el hombre que ha vivido lejos de Mi Voluntad, se aterrorizará y se arrepentirá por no haber escuchado a su debido tiempo Mis Súplicas, para que retornaran a Mí.   Antes de Mi Segunda Venida, llegaré a lo profundo de la consciencia de las criaturas humanas, para que se escudriñen a sí mismas y se miren tan cual son.

 

 

 

Amada Mía, continúo siendo el Amor que suplica Amor, y en esta súplica miro con dolor el padecer de Mis hijos…

 

Oren por Brasil, el agua le purificará.

 

 

 

Soy Rey despojado de Su Reino.  Amados:

 

 

 

Oren por Chile, la tierra se estremecerá causando dolor.

 

La Tierra se estremecerá con mayor potencia en uno y otro lugar del mundo.

 

 

 

Miro a Mi Pueblo… ¡y son tan pocos los que mantienen una verdadera conciencia de lo que es ser Cristiano!

 

 

 

Oren hijos Míos, oren; la guerra se acerca causando destrozos, mutilando a los inocentes, con armamentos fuera del control humano; será el hombre de ciencia, el verdugo de su propia raza.

 

La energía nuclear es el gran Herodes de este instante.

 

 

 

Diles a Mis hijos  que no decaigan, que no teman el ser señalados por alertar a los que Me desconocen e ignoran el devenir de esta generación.

 

 

 

Diles que Mi Pueblo será triunfante y junto a Mí, le levantaré para que no sufra, mas la conciencia debe permanecer dispuesta a donarse por Mí.   No todos los hombres ignoran cuanto acontecerá, pero  lo dejan de lado para no perturbarse al tener que luchar por ser mejores.

 

 

 

La tecnología es el látigo que continuamente golpea la mente de Mis hijos, hasta dejarles en la inmovilidad total y sin voluntad para prepararles a la violencia, con la que combatirán en contra de sus hermanos.

 

 

Luz de María:

 

 

Continuando Mi Señor en la Cruz, exclamó:

 

 

 

Cristo:

 

 

Pueblo Mío, mantente alerta, que los falsos ídolos han usurpado cuanto es Mío; disfrazados de corderos, los lobos conviven dentro de sus hogares contaminando las mentes de los inocentes.

 

 

 

Pueblo Mío, retorna a Mí, que el instante se agota.

 

 

 

YO LES PROTEJO, USTEDES DECÍDANSE,  Y CON VALENTÍA ENTRÉGUENSE A MÍ, RENUNCIANDO A LO QUE LES SEPARA DE MÍ.   LES BENDIGO.

 

 

 

Luz de María:

 

 

Al retirarse Nuestro Señor con una bendición para toda la humanidad, medito y comparto con ustedes:

 

 

 

“No sólo de pan vive el hombre…”

 

 

 

Vemos cómo la violencia aumenta sobre la Tierra, invadiendo los territorios y causando sufrimiento a nuestros hermanos.

 

 

 

La Naturaleza no da tregua. Y aún así, se continúa sin meditar en la Palabra Divina.

 

 

 

¿Dónde está la inteligencia, la consciencia y la disposición del hombre que ignora la realidad,  por una equivocada conveniencia?

 

 

 

Cristo es el mismo de ayer, de hoy y de siempre; Sus Leyes son para todos, sin distingos y para todos los tiempos.

 

 

 

El Amor nos llama a ser unidad, respetándonos como hermanos de un Mismo Padre.

 

 

 

No seamos pasivos en la Fe, sino al contrario, seamos activos, llevando a la praxis las enseñanzas de Cristo a todos nuestros hermanos.   Que el Cielo nos juzgue por exceso de obras, no por permanecer en silencio, a sabiendas de que el instante presente es el preludio de la total invasión de satanás y de su engendro, el anticristo.

 

 

 

Oremos, sí, meditemos, sí, y a la vez seamos acción en favor de las almas para despertar a los dormidos.

 

 

 

Amén.

MENSAJE DE LA VIRGEN A UN ALMA ANGUSTIADA.

Mensaje de la Virgen a un alma angustiada

 

–Querida hija mía, es penoso para mí que tú dudes. Confía en mí aún al grado de parecer tonta. Yo no te dejaré caer. ¿No soy yo una Madre amorosa? ¿No soy yo mejor que tú? Sé contenta y feliz con el destino que mi Hijo ha marcado para ti. Pon tus propios planes dentro de mi Corazón maternal. De esta manera tú serás agradable a mí y a Jesús. Como ustedes quieren a sus hijos y los cuidan, Yo los quiero aún más y cuido de ustedes. Yo te llevo en la palma de mi mano y te baño con mis gracias, en proporción de como tú te aferres a mí.

–En respuesta me gustaría pedirte que sonrías siempre cuando tú me hables a Mí, a tu familia y a todos los que encuentres. Podría ser este el pan de gracia diario hasta tu muerte. Siempre que tú sonríes a alguien yo te sonrío a ti. Este será el secreto de amor entre nosotras dos. Tú debes leer mis mensajes, especialmente cuando la amargura de la vida te llegue al corazón.

(“La Victoriosa Reina del Mundo” – Sor Natalia Magdolna)

 

3-1-84 Oración para el angustiado.

Siento necesidad de decirle a mi Virgen María:

“Madre mía Celestial

qué me tienes reservado:

no sé si es dolor o alegría;

pero sé que en este día

en que me siento agotada,

solo pienso en tu Hijo

que llevó su cruz a cuestas,

que cargó todo el dolor

sin expresar una queja.

Cuánto sufrió Jesús

por el mundo y sus pecados.

Y también pienso por Ti,

tu dolor no se compara;

nada ni nadie en la tierra

sufrió lo que tú sufriste

y siento que yo, Virgen mía,

tendría que estar llorando

no de pena, sino de alegría,

por la carga que me das.

Madre, perdón por tener

estos malos pensamientos.

Ahora me siento aliviada,

sé que estoy iluminada

y me siento resguardada

con toda tu protección.

Amén”.

Esta oración no es solamente para ti, también es para todo aquel que está angustiado por algún motivo, debéis leerla y os aseguro que se aliviará. Hazla conocer.

(Mensaje de María del Rosario de San Nicolás, Argentina)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.120 seguidores