Yo descenderé en plena fuerza con Mi Espíritu para desenmascarar a los mentirosos y expulsar a los comerciantes que se han infiltrado en Mi Santuario

INICIO INDICE BUSQUEDA

A LA GENTE POBRE LE SERÁ DADO MI REINO
VASSULA DE MI SACRADO CORAZÓN

18.09.90

-Mi Señor. Tú que me guardas del mal y que rodeas mi alma con Tus Canciones de Amor, haz que Tu Sagrado Rostro sonría a todos los que Te aman. Enseña a la juventud de hoy a seguirte e imitarte. Muéstrales los Tesoros de Tu Sagrado Corazón y enséñales, a los que todavía no comprenden y vacilan indecisos delante del Nombre Santo que Tú has elegido: Sagrado Corazón, que sepan que eres Tú, el Cristo. Haz que aquellos que se diferencian a sí mismos a causa de su terminología teológica, y que no obstante están bajo Tu Santo Nombre, recobren su sano juicio y se den cuenta de cómo ellos alientan esta División de la Cristiandad y de cómo no están haciendo Tu Voluntad, concediendo así a Satán un asidero más para mantenernos separados, debilitando de esta manera a Tu Iglesia. Tú eres Jesucristo, el Hijo Bienamado de Dios y Salvador, el Sagrado Corazón, la Palabra, el Alfa y la Omega, la Luz, el Redentor, el Pantocrator. Tú eres UN SOLO Cristo. ¡Tú no estás parcelado! Así yo Te ruego a Ti, quien quieres que estemos unidos, para unirnos de nuevo en amor, en el corazón, en nuestras creencias y prácticas.

-Esto, hija, es lo que les tienes que enseñar a creer y persuadirles que hagan. Sin embargo, Mi niña, habrá quienes no te van a escuchar, por su presunción. Esta gente es una carga pesada para Mi Corazón, les falta humildad y Sabiduría verdadera. Únicamente están llenas de creencias antagónicas del “conocimiento”, que no es en absoluto Conocimiento. A la hora de juzgar, condenan y discuten sobre las palabras y no dejan de plantear cuestiones, sin darse cuenta de que son presa del Tentador.

Oh, niña Mía, carga con estas penas por Mí. Todas ellas no son en vano: un día verás la Luz cara a cara… Ven y goza ahora de Mi Amor y de Mi Ternura. Reposa tu cabeza en Mi Corazón. Regocíjate en Mí, en Mi Esplendor y en Mis Riquezas. He guardado Mis riquezas para ti, generación, para llevarte hasta Mí con cadenas de Amor. Si Me dices: “¿cuánto tiempo pasará hasta que ocurra esta maravilla?”. Te diré que ya está teniendo lugar, y algunos de vosotros ya habéis oído Mis Pasos. El Señor, al que buscáis, vendrá de repente sobre vosotros; el que anheláis está viniendo. Por tanto Yo os digo: no os resistáis a Mi Santo Espíritu, que vendrá ahora con toda Su fuerza para deshacer el sudario que cubre vuestras naciones y os impide ver la Luz.

Yo descenderé en plena fuerza con Mi Espíritu para desenmascarar a los mentirosos y expulsar a los comerciantes que se han infiltrado en Mi Santuario.
Vuelve los ojos a Mí, generación, y ve la Alegría que pronto te llegará. Mi Santo Espíritu descenderá en plenitud no sólo para salvar a los desdichados, sino que Yo descenderé para juzgar, para dar la vista a los ciegos y quitarla a los que dicen ver; y a los que se llaman a sí mismos sabios e instruidos, Yo les voy a confundir de tal modo, que no sabrán ni quiénes son ni de dónde vienen.

Solemnemente te digo: instruiré al indigno, y a los que llamáis estúpidos y despreciables, los elevaré e instruiré con Mi Conocimiento, haciéndolos discípulos devotos de la Verdad, para avergonzar a los que apartan Mi Reino de ellos. Yo te digo: “los muertos llegarán a Mi Reino antes que tú” 1 .

Mi Espíritu de Gracia llegó a ti, hasta tus puertas, pero no quisiste creer en Mis Maravillas, ni en Mis Milagros, y los que tú consideras despreciables y que son el desecho de tu sociedad, creyeron con humildad, fervor y amor. Por esto es por lo que haré regresar a los pecadores y resucitaré a los muertos como columnas de luz. Sin embargo, tú, para Mi mayor dolor, aun después de ver estas grandes maravillas, todavía te negarás a pensarlo mejor y creer en Mis Obras Divinas del presente. Así es que te digo:

Se te quitará Mi Reino
para dárselo a un pueblo pobre,
un pueblo que no sabe distinguir
su mano derecha de la izquierda;
y será a estos infelices
a los que otorgaré Mi Nombre Nuevo.

Más tarde:

-Vassula de Mi Sagrado Corazón 2 , no permitas que nadie te quite el don que te he dado.
-¡Señor! Impídeles que me hagan esto. Yo, por mí misma, no puedo hacer nada y, como sabes, ¡soy limitada!
-No temas, Vassula, hija Mía. Dominaré a Mis enemigos, que son tus enemigos, y Mis enseñanzas convertirán a muchos más. ¿Ves? ¿Cuántas veces te he rescatado de la boca del león? ¿Cuántas veces te he iluminado, niña Mía? ¿Cuántas veces te he mostrado el Camino? ¡Ay Mi dulce alumna! 3 . Ten confianza en Mí, fíate de Mí. Pide y recibirás. Ven, evangeliza con amor para el Amor, gana almas para Mí. Deséame, ámame y confía en Mí.
¡Ecclesia revivirá!


19-09-90

-Señor, toma mi alma y mi corazón y colócalos en medio de Tu Sagrado Corazón.
-¡Ah, Mi niña! ¡Cuánto anhelaba oírte decirme estas palabras otra vez! ¡Cuánto ansío escuchar estas palabras desde el corazón de todo el mundo!


1 el “sabio”
2 aquí, yo estaba pensando que probablemente soy la primera Ortodoxa de nombre: “Vassula del Sagrado Corazón”
3 Jesús estaba tan lleno de alegría que gritó estas palabras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s