Jesús: Amada: Puedes ir viendo cómo, en la Iglesia, soplan vientos de tempestades y, entre los intelectuales (católicos), empieza a darse el miedo y la voz de alarma: “Esto se tambalea”

28-05-2012
Jesús:
Amada: Puedes ir viendo cómo, en la Iglesia, soplan vientos de tempestades y,
entre los intelectuales (católicos), empieza a darse el miedo y la voz de alarma:
“Esto se tambalea”. Ven que puede perderse la estabilidad lograda y que, lejos de
ser una Primavera, como se anunciaba, parece que ha llegado al Ocaso. Que todo
va muy rápido. Más de lo que se pensaba.
En España tu (nuestro, Mi) Libro tendrá un resonado eco entre los intelectuales. Se
basarán en él para hacer muchas de sus advertencias. Pero quiero que lo miren y lo
hagan siempre bajo la óptica de Dios. Pueden llegar a decir muchas cosas como
venidas de mi parte o dichas por Mí, cuando Yo no he dicho nada de eso. Y esto
puede llevar a confusión. Esto es inevitable.
Todo intelectual que no se deje llevar por mi Espíritu, cometerá graves desatinos.
Como casos los ha habido en la historia de la humanidad. Tú, que denuncias, ¿no te
encontrarás metido también, con tus actitudes, entre la Falsa Iglesia? Estad atentos
y vigilad, porque el enemigo os ronda como león rugiente buscando a quién
devorar.898
Nadie, aunque sea conocedor “de todo lo que ha de pasar”, está exento de poder
caer en el otro bando. Si se confía y baja las armas, que son oración y sacrificios,
puede caer perfectamente y desviarse hacia el peligro.
Miradlo todo, estudiad y escudriñadlo todo, pero bajo la Luz del Espíritu. Sin el
Espíritu: nada.
Querida: pero en medio de todo este mar de tempestades, Yo te llevaré amainada en
esta barca de mi Espíritu. Tú verás otras barcas zozobrar y caer y hundirse, pero no
la tuya, que navegas como afianzada sobre roca. Aunque todo se mueva y
tambalee, tú no. Porque he querido dejar un baluarte en quien confiar. Pero tú debes
seguir siendo muy fiel para esto. Oración, sacrificio, y sacar tus horas al
ordenador899. Unas horas diarias. Las que Yo te he puesto. No más. Ni menos.
Todo lo demás transcurre al margen de ti. Tú sólo debes procurarte esto. Luego,
todo va solo. Sin ti. Tú no debes procurar en mover nada. Es mi Espíritu el que lo
hará, y suscitará de aquí, de allí. Tú sólo debes confiar.900 Confiar en que aquello
que te propongo es lo mejor para ti. El esfuerzo lo debes poner en hacer
exactamente lo que Yo te he dicho.

898 Cfr. I P 5,8.
899 Pasando a limpio los Mensajes.
900 Cfr. Mt 6,33-34.
El Triunfo de la Inmaculada | Tomo 2

http://vdcj.org/wp-content/uploads/2016/08/El_Triunfo_De_La_Inmaculada_Tomo_2.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s