Amada niña: Hay muchos que ríen, burlones, acerca de las advertencias de Dios. Otros, sin confiar en la Providencia y presos de ansiedad, se dedican a lanzar las advertencias sin tino, y sin discernimiento, pudiendo así hacer mucho daño.

31-05-2012
Jesús:
Amada niña: Hay muchos que ríen, burlones, acerca de las advertencias de Dios.
Otros, sin confiar en la Providencia y presos de ansiedad, se dedican a lanzar las
advertencias sin tino, y sin discernimiento, pudiendo así hacer mucho daño. Ni lo
uno, ni lo otro.
Tened una lectura sosegada de las advertencias de Dios. Y hacedles caso como
hijos sumisos, pero no acabéis presa de los nervios, como los paganos, cuando se
les avisa que su emporio del bienestar toca a su fin.
Amada Marga, ¡si supieran que el destino de las Naciones, se marca aquí más, en el
Sagrario, que en las reuniones y plebiscitos de los políticos!
Llévame ya contigo.
¿Cómo te voy a llevar ya conmigo y dejar sin hacer tu Obra, tu contribución a la
humanidad?
Tu Obra, además de la Trilogía más influyente en los corazones de los Últimos
Tiempos, son tus hijos.

910 Enfermedades.
El Triunfo de la Inmaculada | Tomo 2
523
No existe el país de Dios ni el partido político de Dios. En unos y otros,
actualmente, los encuentro regidos por mezquinos intereses egoístas, y aún es más:
dominados por un oscuro poder superior, que es el brazo ejecutor a nivel mundial,
de una política y una labor de aquiescencia frente al mal y promotora del pecado.
Donde se lucha a favor de eliminar la vida, eliminar vidas humanas y borrar del
mapa del mundo la vida de la Gracia.
Querida: ven, y muéstrales al mundo cómo es tu trato conmigo, como el de una
joven núbil, porque así quiero y veo Yo a mi Iglesia, para desposarme con ella. Que
es lo que quiero. Háblales. Este medio de la palabra escrita, que penetrará en los
corazones.
¿No amas, cada vez más, tu misión? No ha sido mi deseo revelártela entera, ni aun
hoy lo es. Porque Yo así también te protejo. Te protejo de curiosos. Y te protejo de
ti misma, que serías tu mayor enemigo si llegaras a engreírte.
¿No te valoran? ¡Oh, Tesoro de los Últimos Tiempos!
Otros profetas advierten de Castigos. Otros les tengo asociados humildemente a mi
Pasión. Otros conducen movimientos y combatientes todavía fieles. Y otros,
desgraciadamente, se desvían.
A ti te quiero conducir la primera por las sendas de la Gran Tribulación. Para que tú
sepas llevar al Resto.
Margarita: mi amor.
Jesús mío, ¡sigamos así hasta que me muera!
No. Yo contengo mis Ternuras para contigo,911 porque no te quiero ya en el Cielo,
sino todavía en la tierra batallando mucho.

http://vdcj.org/wp-content/uploads/2016/08/El_Triunfo_De_La_Inmaculada_Tomo_2.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s