Todo en Mí es infinito, Mi mente, Mi presencia donde quiera, Mi amor por la humanidad son infinitos puesto que Yo soy infinito.

250. [338]‑ ¡Amar al mundo en Mi significa dar, tolerar, nunca juzgar! DADO A GULIANA CRESCIO  AÑO 1974

¡Mis criaturas!

Llevad la Palabra para dar testimonio así de Mi existencia: DIOS en la Trinidad, amor infinito e infinita justicia.

Todo en Mí es infinito, Mi mente, Mi presencia donde quiera, Mi amor por la humanidad son infinitos puesto que Yo soy infinito.

Vosotros, mentes limitadas, finitas mientras estéis en la materia, no podéis comprender lo que es el infinito, pero podéis comprender porque para ello os he dado los medios, Mi existencia.

Después, en el infinito, también vosotros espíritus libres y podréis comprender lo que es infinito, puesto que el hombre está en la tierra a prueba y para la conquista de la vida sin límites: la vida infinita.

Mis suspiros, los tiempos son breves, todos los hombres tienen necesidad de hacer respirar el alma y este respiro solamente lo da la fe.

Dad entonces testimonio de Mi, hablad y dad ejemplo, porque no se puede solamente hablar sino que se debe vivir, sobre todo vivir en Mi nombre y después como consecuencia, dar testimonio de esta vida vivida verdaderamente en Mí.

¡Mis luciérnagas! Pequeñas luciérnagas que dan luz a la oscuridad de la noche terrena.

Como una noche del alma, en estos tiempos en que el odio es tan grande que muchas veces oscurece la tierra.

Y entonces, Mis luciérnagas!

Ellas obran en Mí, y el que obra en Mí puede hacer grandes cosas, puesto que el que actúa soy Yo, Jesús, y Yo puedo hacerlo todo.

El que os escucha comprende y luego actúa. El que no escucha sabe que no quiere escuchar.

Vosotros probad, hablad una, dos, tres veces; después, limpiad el polvo, de vuestros pies y seguid adelante, donde aquellos que os escucharán.

¡Quien os escucha Me conocerá, Me amará, y luego amará al mundo en Mí!

Amar al mundo en Mí significa dar, tolerar, nunca juzgar...

Amar al mundo en Mí significa tenerme en el corazón y mirarlo con Mis ojos.

¡Y Mis ojos miran vuestro pensamiento!

Yo os conozco desde siempre, formáis parte de Mí, sois Míos y soy vuestro: soy el amor del Padre ofrecido a la humanidad.

7 de Julio de 1977

251. [150]– “Un samaritano que iba de camino llegó junto a él, y al verle tuvo de él compasión”. (Lc 10, 33)

¡Mis criaturas!

¡Sed Mis samaritanos!

¡Y entonces, amad en Mí al prójimo! ¡A los hermanos!

Sois hombres, sois imperfectos pero, almas Mías, sois también susceptibles de llegar a ser mejores, de crecer en el espíritu, de perfeccionaros.

Pedídmelo, Yo, Jesús, en verdad os digo: os ayudaré siempre a crecer en el espíritu.

¡El espíritu! La única cosa que no tiene fin, que os hemos regalado en un soplo de amor infinito.

El amor Nuestro, verdadera perfección.

¡Mis suspiros! Respirad Conmigo para amar a los hermanos.

¡No os pido una cosa fácil, os pido que Me sigáis!

¡Y el camino para seguirme no es fácil ni llano: es empinado, pedregoso…

¡Sin embargo, sabéis que si Me seguís tendréis la Vida!

¡Esa vida futura que Yo os he dado por amor, y os he dejado en libertad de seguirme o abandonarme, pero os he dicho, desde los tiempos en que vine a la tierra, que solamente para los que Me sigan será la Vida!

Para amar al prójimo debéis vivir Mi Palabra.

Mi Palabra os exhorta al amor, a la piedad, al sacrificio, a la caridad.

¡Vale la pena, Mis almas, cada sacrificio vuestro hecho en Mi nombre!

Vale la pena cierto que sí, ya que tendréis la vida

Yo soy el camino, la Verdad, la Vida.

Vuestro camino, vuestra Verdad, vuestra Vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s