¡Oh, amados hijos!, ¡qué equivocados estáis!, ¡qué equivocados! Esta Jornada de la Juventud en España, tampoco será aprovechada, tampoco.

17-10-2010 Virgen:

http://vdcj.org/wp-content/uploads/2016/08/El_Triunfo_De_La_Inmaculada_Tomo_2.pdf

¡Oh, amados hijos!, ¡qué equivocados estáis!, ¡qué equivocados! Esta Jornada de la Juventud en España, tampoco será aprovechada, tampoco.396 Y haréis venir al Papa, y desplegaréis todos los medios humanos que podáis, y no escatimaréis esfuerzos físicos… pero será en balde. Porque el esfuerzo, los medios, los tenéis que poner en otra cosa:

1.- Preparad el corazón. 2.- Convertíos de todo corazón al Padre. 3.- Haced penitencia por vuestros pecados y vuestra vida licenciosa anterior. 4.- Y volveos en verdad, en espíritu y en verdad a Dios Creador, Señor de todas las cosas. 5.- Ofreced así estas Jornadas a Él.

394 Cfr. I Co 12,31ss. 395 Cfr. Lc 14,7-11. 396 El Papa Benedicto XVI iba a venir a Santiago de Compostela y Barcelona del 6 al 7 de noviembre de este año 2010. Y del 18 al 21 de agosto del 2011 para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. El Triunfo de la Inmaculada | Tomo 2 247 6.-

Sólo así tendrá éxito. Amada, que a ráfagas te viene el pecado de ingratitud de tu Iglesia y tú, como inspirada por Mí, apartas tus ojos de él por rechazo. ¡Míralo! Quiero que lo mires y lo contemples y luego dejes obrar a mi Corazón en ti, que quiero hacer maravillas contigo por medio de esa contemplación.

¡Oh, los jóvenes!, que les echáis a esa vida de pecado, igual que se echa a los puercos a una pocilga. ¡No os dais cuenta, amados, que sois responsables de ellos y que Dios os va a pedir cuentas de lo que hicisteis con sus almas! ¿Os creéis acaso vosotros libres de todos esos pecados que veis que les atenazan a ellos? Decidme qué son los responsables de la juventud que les lanzaron al Abismo, sino demonios disfrazados de padres y educadores buenos y santos. Sobre vosotros llevaréis el cetro del Abismo, ¡impulsores de su reino en la tierra! Yo os digo, ¡imposible salir de ese maremágnum sin oración y penitencia! Cambiad de vida397 y vestíos de sayal y de cilicio398 si queréis que Su Reino vuelva a reinar entre vosotros. Madre, ¿qué hago? Primero, amada mía: quiero-que lleves- a todos tus hijos – a la salvación. (Remarcó la frase así, por partes) No, hija mía, no hables más. Tan sólo haz. Que en haciendo, se irá viendo. Y al verse, servirá de ejemplo.

20-10-2010 Virgen:

Muchos, a través de tus escritos, encontrarán la Luz. Eres pobre, pero esa pobreza es lo que al Señor le agrada. No pretendas ser como los grandes santos, pues no lo eres. No tienes esa grandeza de alma. Tu alma es minúscula y diminuta, pero así, tal y como eres, poniendo toda tu Confianza en el Señor, el Señor hará maravillas. Tan sólo ponte. Ven, y ponte en su Corazón. No tengas miedo. 397 El cambio de vida o conversión es el mensaje más insistente en la Sagrada Escritura, en la Tradición y en el Magisterio de la Iglesia: Dt 4,30; 30,2.10; I S 7,3; I R 8,35; 2 Cro 15,4; 30,9; Jl 2,12; Sal 32; 51; 130; 143; Is 31,6; 45,22; Dn 9,13; Ez 33,11; Mt 3,2; 4,17; Mc 1,15; Lc 3,7-14; 13,3.5; Hch 2,38; 3,19; 17,30; 26,20; Rm 12,2; 2 Co 5,16-17; Ef 4,22s; Col 3,9-14; Ap 2,5; 2,16; 2,21; 3,3; 3,19. CEC 1427-1439. Juan XXIII: Encíclica “Paenitentiam agere” (01-07- 62); Pablo VI: Const. Apost. “Paenitemini” (17-02-66); Juan Pablo II: Exhort. Apostólica “Reconciliatio et Paenitentia” (01-12-84); Benedicto XVI: Especialmente en: 21-02-07; 22-04-07; 17-06-07; 10-03-2011; etc. 398 2 S 3,31; I R 20,31s; 2 R 6,30; 19,1; Is 22,12; 37,2; I Cro 21,16; Jon 3,6.8; etc.

Mensajes a la Humanidad | http://www.vdcj.org 248

Marga amada: tu Camino es el de los grandes santos, ¿y cómo hacerlo si eres de los pequeños? ¿Cómo pretender alcanzar y llegar a los méritos de los grandes santos, si intentas merecer, y no levantas del suelo? ¿Es eso lo que ha de permanecerte triste y cabizbaja? ¿Quiero eso de mi Marga? No. No, amada. (¡Qué Dulzura inefable!) Lo que quiero es que, con la audacia de Teresita, te olvides por fin de ti misma y sepas, confiada, que es Dios quien hará en ti todo eso. Sí… sí… ves y atisbas tu futuro, todo a lo que Yo te llamo, y te sientes incapaz.

No des vueltas a cómo lo harás, porque ya te digo desde ahora que sí: eres incapaz. ¡Pero es precisamente eso lo que Le atrajo a Dios! Tu impotencia y tu nada. ¡Y alábale y dale Gracias a Dios por eso, por ese Don de la nada que eres, porque por ese Don, Él se fijó en ti y quiso bajar a hacer maravillas! No… no dudes y temas, amada. ¡Sonríe! Marga amada: ¿quieres ser cauce? ¿Qué es el cauce, sino un canal por donde fluye el río? El cauce nunca se atribuirá a él el ser agua del río. Sin embargo, se presta para que fluya. Sin su ayuda, el agua no podría llegar de las montañas al pueblo. Si el cauce está ahí, si tiene ese recorrido, es porque Dios lo ha puesto así. Si el cauce llena su cauce con arena, con piedras, el agua no podrá fluir. Sólo fluirá si está solo, desprovisto de todo, limpio. ¿Tiene que preocuparse de algo? No, sólo de tener limpio su sitio. La limpieza de la buena voluntad, la pureza de alma. ¿Algo más? Sí: dejar actuar a Dios. Él, cuando quiera, llenará ese cauce, mucho, poco, según le parezca y según sea la necesidad de su pueblo. Unas veces el agua bajará incluso desbordada y rápidamente. Otras, transcurrirá tranquila. Otras, será limpia y cristalina. En otras habrá que purificar. Pero toda vendrá de Dios. Si, un día, el agua deja de fluir, no creas que Dios te ha abandonado. Simplemente: el pueblo no lo necesita.

Él ve las necesidades del pueblo y Él ve cómo y dónde dar de su Agua. ¿Cómo ves que tu cauce es tan grande y tan poderoso? Porque Dios lo hizo así. Pero, si no lo llena Dios con su Agua, ese cauce no sirve de nada. Dime: ¿qué vida es la que tú deseas, amada Marga, qué vida que no sea ésta de ser Cauce para Dios? Sabes que Dios hará por ti los grandes milagros que tú ni te atreves siquiera a pedir. Jesús: Amada, has de ir y decir a tu gente que se conviertan a Mí de sincero corazón. Has de ir a decirles que no me bastan sus vanas obras que me ofrecen, como partículas de su día, acordándose salteadamente de hacer una referencia a Mí. Lo quiero TODO. Amada: todas las obras que no me están teniendo a Mí como centro, Yo las voy a hacer desaparecer. Para que sólo queden las Mías. Esto es así y esto va a pasar. Confiad en que esto vendrá, en que llegará un día que vendrá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s